Xuchitl Vázquez Pallares
Hasta siempre, Comandante
Jueves 1 de Diciembre de 2016
A- A A+

Los hechos y los conocimientos sobreviven a la muerte. La grandeza de un ser humano se define no por cuánto dinero tiene en su haber al morir, sino por las obras que en beneficio de los otros realizó en vida, cuánto conocimiento compartió y sembró para alcanzar un mundo con justicia, igualdad y dignidad.

Fidel manejo el arte de la política y la guerra, alimento los ideales y abogo por las causas nobles de la humanidad.
Fidel manejo el arte de la política y la guerra, alimento los ideales y abogo por las causas nobles de la humanidad.
(Foto: Cuartoscuro)

El jueves pasado asistimos a escuchar la palabra de las comunidades indígenas en el foro “Los retos de la antropología jurídica en México frente al neo extractivismo y las nuevas violencias estatales”. Pichátaro, Nurío, Ostula y Donaciano Ojeda hicieron uso de la palabra.

Antes de hacerlo, respetando sus tradiciones, pidieron permiso de hacerlo, y habiéndoseles otorgado, asentaron: “Nuestra palabra es antes que nada la del pueblo y estamos aquí gracias a lo sembrado por Tata Juan Chávez, quien vivió trabajando para esparcir el conocimiento y servir a los pueblos indígenas”.

El conocimiento ancestral es claro y contundente: “La última palabra la tienen los pueblos. El buen gobernante ha de poner sobre sus intereses los de su pueblo”.

Escuchándolos, pensé el artículo de esta semana debería ser sobre lo ahí expresado y compartido. Es de suma importancia lo que está sucediendo en las comunidades, lo que están haciendo y lo que esperan lograr.

A mi memoria vinieron innumerables hechos que conformaron lo que hoy está sucediendo en las comunidades. Las ideas, el conocimiento, germinan en las mentes. Eso es lo que ha de trascender y vencer a la muerte.

Estando ahí y después de haber salido pensé que no todo está perdido, que los pueblos aún en los momentos más oscuros, gracias al conocimiento y las ideas, encuentran la manera de hacer su camino.

Es sumamente importante la palabra de los pueblos originarios, la palabra de nuestros pueblos. Sin embargo, he de dejarlo para otra ocasión, ya que es importante hablar sobre la muerte física de un hombre que vivió para servir a su pueblo, y forma ya parte de la historia de la humanidad.

Fidel Castro Ruz luchó contra el poder imperial y logró lo que se creía imposible: hacer realidad un sistema económico y político al servicio del pueblo a sólo 60 millas del país más poderoso del orbe, regido por un sistema económico y político basado en la explotación de los pueblos y que tenía totalmente sojuzgada a Cuba.

Cuba era el traspatio y el lugar preferido de lavado de dinero de Estados Unidos. Hasta antes de la Revolución cubana, el “desarrollo” era entendido como permitir que los norteamericanos se hicieran de Cuba. Ahí construyeron hoteles, casinos y burdeles, tenían mano de obra barata, mujeres preciosas para prostituirlas, buen ron, buen clima y, sobre todo, gobernantes corruptos y vende patrias.

Fidel, con un puñado de jóvenes sumamente cultos e inteligentes que querían cambiar el mundo, realizaron la Revolución cubana. No fue fácil. Sufrieron persecución, violencia, cárcel, tortura, difamación, muertes en batalla, sin embargo no dejaron de luchar, organizaron a gran parte del pueblo, dieron la batalla con las ideas y posteriormente con las armas hasta tomar el poder.

Fidel Castro, hombre inteligente y de hechos, era y es causa de polémica y sentimientos contrarios. Para unos es el demonio, para otros era y es un hombre en toda la extensión de la palabra, un ser humano que luchó por sus ideales y por el bien de su pueblo. Fidel era un revolucionario.

El poder, refiriéndonos al poder económico, político y social imperante, se encargó de que fuera visto como demonio. Los hechos: lograr que en Cuba todos tuvieran educación de altísima calidad, servicios de salud de excelencia, sin racismo, sin desigualdad, hace ver que fue un hombre que realizó una revolución cultural, política, económica y social en su país, por y para el pueblo.

Fidel Castro Ruz nació el 13 de agosto de 1926 en Birán, antigua provincia cubana de Oriente. Aprendió a leer y escribir en la escuela pública rural de Birán y continuó la enseñanza primaria en colegios católicos privados. Concluyó en el Colegio de Belén, de la Compañía de Jesús, en La Habana, donde se graduó como bachiller en Letras en junio de 1945.

En septiembre de ese mismo año se matriculó en las carreras de Derecho y Ciencias Sociales y Derecho Diplomático en la Universidad de La Habana. Allí se vinculó de inmediato con las luchas políticas en el seno de la universidad y ocupó diferentes cargos en la Federación Estudiantil Universitaria. Fue miembro destacado de diversas organizaciones estudiantiles progresistas y antiimperialistas como el Comité Pro Independencia de Puerto Rico, el Comité 30 de Septiembre, del que fue fundador, y el Comité Pro Democracia Dominicana, en el que ocupó la presidencia. Fidel era un internacionalista.

Como parte de su actividad política en esos años, organizó y participó en innumerables actos de protesta y denuncia contra la situación política y social en su país. Más de una vez fue golpeado o encarcelado por las fuerzas represivas.

Fidel se graduó como doctor en Derecho Civil y Licenciado en Derecho Diplomático en 1950. Desde su despacho de abogado se dedicó fundamentalmente a la defensa de personas y sectores humildes.

Los jesuitas de Belén dijeron: “Fidel Castro se distinguió siempre en todas las asignaturas relacionadas con las letras. Fue un verdadero atleta, ha sabido ganarse la admiración y el cariño de todos. Cursará la carrera de Derecho y no dudamos que llenará con páginas brillantes el libro de su vida. Fidel tiene madera y no faltará el artista”.

Y así fue, Fidel manejó el arte de la política y la guerra, alimentó los ideales y abogó por las causas nobles de la humanidad.

En julio de 1955, ante la imposibilidad de proseguir la lucha contra Batista por medios legales, Fidel partió hacia México para organizar desde el exilio la insurrección armada. Fidel, Raúl, Juan Manuel Márquez, Ernesto Che Guevara, Camilo Cienfuegos, Juan Almeida y otros jóvenes revolucionarios estuvieron entrenándose para el escalamiento de montañas, defensa personal, tácticas de guerrillas y prácticas de tiro.
El Che y Fidel se ganaban lo necesario para subsistir tomando fotos a los transeúntes en las calles del centro de la Ciudad de México.

El 20 de junio de 1956, Fidel, El Che y otros fueron detenidos, y las casas de seguridad, descubiertas y parte importante de las armas fue incautada. Tras lograr salir de la cárcel se aceleró la conspiración revolucionaria. Compraron la pequeña embarcación a la que pusieron por nombre Granma, en la que salieron de Tuxpan, Veracruz, hacia Cuba, en la madrugada del 25 de noviembre de 1956.
Fidel murió justamente el 25 de noviembre pasado, 60 años después.

Hay hechos en la historia que aún no han sido escritos. El general Lázaro Cárdenas del Río y Natalio Vázquez Pallares tuvieron gran acercamiento con los jóvenes revolucionarios. El respeto, admiración y cariño al general Cárdenas en Cuba es enorme.

Viajé varias veces con Natalio Vázquez Pallares, mi padre, a Cuba, yendo él como invitado especial. Gracias a ello tuve la oportunidad y el honor de estrechar la mano de Fidel, ese gigante de la historia. Desde aquí, con gran cariño, admiración y respeto le digo: “Hasta siempre, Comandante”.

Termino con una frase de Fidel Castro: “Ningún arma, ninguna fuerza, es capaz de vencer a un pueblo que se decide a luchar por sus derechos”.

vazquezpallares@gmail.com.

Sobre el autor
Comentarios
Columnas recientes

Vencer a la desesperanza…

A 526 años…

No se olvida…

Tormentas y enseñanzas de septiembre

México tiembla…

Héroes…

Inoperancia, corrupción e impunidad…

Leer, escribir, pensar, son actos de resistencia...

Ya no es ficción

¿Para qué más armas...?

El 8 de agosto de 1879….

Crímenes sin castigo….

Urge otro tipo de desarrollo…

Sueños que se hacen realidad…

Qué mundo este…

Crónica de un triunfo anhelado…

Tenemos que seguir...

Luz y Oscuridad…

Sin cultura política…

Es cuestión de seguridad nacional…

Porque Nurío…

El amor es la única manera…

21 de mayo…

Fechas memorables…

Desde 1886 para acá…

De interés nacional es saber…

Siria سوريا Sūriya

Mina de oro…

El mejor homenaje es lograr que haya justicia…

Óscar, Natalio y Rafael…

Flores para los grandes hombres…

Aves, flor y canto…

La codicia por el oro y riquezas…

Valorar nuestras raíces ancestrales…

Hagamos historia recuperando este país…

De la luna…

En lo pequeño y en lo cotidiano…

Materia de sobrevivencia y seguridad nacional…

Para prender la luz…

Magia y esperanza…

Sonaja de plata…

Todos somos autodefensas…

Nuestra casa, México…

Dos grandes, un anhelo…

Apuesto por la resistencia y la esperanza…

Recordar el porqué y para qué…

Advertencia a la humanidad…

Hablando del paraíso…

Más allá de la muerte…

A pesar de los pasares…

19 de octubre de 1970…

De despojos e injusticias…

Hemos de aprender…

Los muros hablan…

19 de septiembre de 2017…

Oaxaca no es Miami…

Y seguimos sin hacer nada…

No es ningún secreto…

Claroscuro…

13 de agosto de 1521…

A Emiliano…

¿Dónde quedó la responsabilidad?

Transa redonda…

El volcán que no es volcán…

El 6 de julio tampoco se olvida…

Hasta siempre, Eva…

Ciudadanos trabajando por un mejor país…

Obra de luz…

Parece pesadilla…

Hombres locos…

Por amor al arte…

No se puede matar la verdad…

Día de la Madres…

Motor de la historia

El conocimiento es luz

¿No hay dinero…?

Sobre lo sucedido en Arantepacua

Aprendamos de la historia

Sin concesiones

La desnacionalización

Mujeres

Se desató el capitalismo salvaje…

Hablamos

De lunas, migrantes y mentes luminosas

Queremos que las cosas ya no sean como son

Muros…

¿De verdad creyeron que nos iban a callar?

¿Qué se debió haber hecho?

No hay sueños imposibles

País petrolero sin gasolina ni dinero

Fechas y tradiciones milenarias

Áreas protegidas

Hasta siempre, Comandante

El imperio ataca

El mal sueño ha comenzado

Unirse para lograr otro mundo

El alma de México

La palabra y el arte, armas indestructibles

Cómo quisiera que estuvieras aquí…

Política energética

Sus políticas han fallado

Cuánta falta haces José María Morelos…

En aras de intereses económicos se está devastando al país

Al grito…

Totalmente justo

Derechos no respetados…

Con la misma piedra…

Incentivar el conocimiento

¡A sembrar!

8 de agosto de 1879

México Tenochtitlan, 691 años

La violencia pone en evidencia

La lucha sigue…

6 de julio de 1988…

30 de Junio, la noche de la victoria…

El hilo conductor, el reclamo de justicia

No más antidiversidad

Tenemos que hacer valer la libertad de expresión…

A Sagrario...

La energía que mueve al mundo

Semillas de conciencia…

Anhelo que aún vive…

Sin palabras…

¿Qué traen entre manos?

Esto no puede llamarse desarrollo

Panamá Papers…

Es importante conservar la memoria histórica…

Este 26 de marzo…

Hay muchos 18 de marzo por lograr…

De raíces profundas…

“Spotlight”…

La salud es un lujo

Cada uno de nosotros podemos y debemos cambiar las cosas…

La esperanza puede hacerse realidad…

Imagina la paz…

Arcas vacías…

Con tal de tener ganancias…

Dejemos atrás las telenovelas…

Los 6 de enero

Noche de la esperanza

Desigualdad abismal…

Evitemos su extinción…

COP21…

El respeto al otro es fundamental

Dejemos de tolerar la intolerancia…

Creadores de mundos nuevos…

Michoacán el alma…

¿Quieres ver a los artistas?

Lázaro Cárdenas del Río está vivo…

Mentes y corazones brillantes…