Juan Pérez Medina
De aviadores y otras criaturas partidistas
Martes 6 de Diciembre de 2016
A- A A+

De acuerdo con la nota aparecida en los medios de comunicación, donde se exhibió la nómina de la quincena 21 correspondiente a la primera quincena de noviembre de 2016, donde se dejó ver claramente que el licenciado Roberto Pantoja Arzola es trabajador de la Secretaría de Educación en el Estado (SEE) con una plaza estatal y por la cual cobró más de cinco mil pesos, se presume que se podría tratar de un caso más de personas que cobran sin trabajar y que comúnmente se les conoce como aviadores. Esto no quiere decir que en este caso así sea, pues podría ser una información mal manejada que siendo aclarada restablezca la honradez en duda del trabajador en cuestión.

El dirigente estatal de morena cobra en la secretaría de educación puntualmente, pero no se sabe a ciencia cierta de qué desempeñe sus labores en ella
El dirigente estatal de morena cobra en la secretaría de educación puntualmente, pero no se sabe a ciencia cierta de qué desempeñe sus labores en ella
(Foto: Grecia Ponce)

No sería relevante la nota si no se tratara nada más y nada menos que del presidente del Comité Ejecutivo Estatal del partido Morena en Michoacán, y que se supone trabaja de tiempo completo en las responsabilidades partidarias que ese cargo tan importante le confiere. Pero además, se trata de un hecho que, de llegar a ser cierto, trastocaría la credibilidad del propio partido, cuya consigna ha sido la lucha contra la corrupción, la impunidad y la ilegalidad.

Andrés Manuel López Obrador (AMLO) ha resumido la conducta de los militantes y, sobre todo, de sus dirigentes con estos tres elementos: no mentir, no robar y no engañar.

Trabajar no es un delito, sino una virtud, pero en este caso se trata de una persona que estando en funciones partidarias y por lo cual recibe emolumentos en dinero para llevarlas a cabo, al mismo tiempo es empleado de una dependencia pública estatal, por lo cual recibe un salario mensual.

El caso es que el dirigente estatal de Morena cobra en la Secretaría de Educación puntualmente, pero no se sabe a ciencia cierta de qué desempeñe sus labores en ella. Esa es la cuestión.

Y la pregunta obligada es: ¿qué funciones realiza en la SEE y en qué horario las realiza?, ¿es compatible con las que desarrolla en el partido?, ¿puede esto anterior probarse ante la opinión pública?

De ser cierto que cobra sin trabajar, ¿lo saben las autoridades de la SEE y deliberadamente lo solapan?, ¿quiénes más están involucrados en este hecho de ser cierto?, ¿cómo se sanciona un hecho como este de ser verdadero de acuerdo con la autoridad competente?, ¿cuál es la pena que podría llegar a imponer el propio partido a una actuación como esta?

De acuerdo con Juan Francisco Vázquez Novoa, el presidente de la Barra de Abogados de Durango, “ser aviador o solapar a los que cobran en una dependencia pero no devenga su salario no solamente es incurrir en una falta administrativa; también es un delito que podría tipificarse como fraude desde el hecho de que el que está en esa situación de cobrar sin devengar el sueldo está cometiendo un engaño para lograr hacerlo y, al mismo tiempo, está obteniendo un beneficio económico afectando al sujeto pasivo de este delito que es el erario estatal”, para afirmar después que “pudieran aplicarse, por ende, sanciones de carácter penal no solamente contra la persona de la que se demuestre es aviador, sino también contra el o los funcionarios que solapan esa situación, la encubren e incluso pudieran ser cómplices”. Grave situación en la que se ha metido Pantoja Arzola y que él, solamente actuando con la responsabilidad que tiene, deberá resolver y aclarar; de lo contrario, estaría faltando de manera por demás evidente a los principios de su instituto político y afectando con ello su personal credibilidad y la del partido mismo.

Por otra parte, si las cosas se dejan como están apostándole al paso de los días para que dicho señalamiento quede en el olvido ciudadano, acabaría por dejar constancia de que en todos partidos se cuecen habas y que al dirigente nacional no le importó aclararlo, con lo que dejaría dudas acerca de su bandera de condena y combate a la corrupción e impunidad. Este caso no debe dejarse de lado cuando podría tener repercusiones futuras inmediatas. Debe aclararse ante los ciudadanos.

En sus documentos básicos, el partido menciona en uno de sus fundamentos de construcción que excluirá a “quienes se prueben actos de corrupción, violación a los derechos humanos y sociales y actividades delictivas (artículo 3, inciso I, de sus estatutos), por lo que de llegar a comprobarse que efectivamente el presidente de Morena desde su designación ha venido robando al erario, está en el supuesto anterior del mencionado estatuto y puede ser sancionado hasta con su expulsión por ser esta una falta grave.

Pero suponiendo sin conceder que el presidente de Morena haya asistido a trabajar puntualmente todos los días desde que fue nombrado en noviembre de 2015 (hace más de un año), estamos ante el supuesto de que no se cometió falta administrativa alguna y que, por tanto, no hay delito que perseguir (eso deberá mostrarlo con documentos que oficialmente prueben lo anterior y no solamente con su dicho ante la prensa o en sus cuentas de WhatsApp, como lo viene haciendo), por lo que no deberá ser sancionado por la SEE, pero queda la cuestión ética de cómo dirigente del partido, pues el que esté en su chamba mientras debe atender las tareas del partidarias no es un asunto menor, a sabiendas de que el Consejo Estatal le aprobó quince mil pesos mensuales más cinco mil que le autorizó el CEN de Morena para viáticos, ello con la finalidad de que pudiera desempeñar sus labores con el tiempo que se requiera; es decir: de tiempo completo.
Por eso no sería nada ético que a pesar de ello continuara laborando en la SEE desde las 08:00 de la mañana y hasta las 03:00 de la tarde, como lo reza el manual de funciones de la misma dependencia.

En este caso ocurre una de dos: o el presidente utiliza el tiempo del partido para trabajar su plaza administrativa o éste cobra sin trabajar en SEE como aviador, recibiendo además las compensaciones que le otorga el partido y que al final del día son recursos del erario, que le competen a los ciudadanos, a usted y a mí, cuestión que me parece nada positiva para un dirigente de un partido que se dice diferente, ¿no cree usted?

Por otro lado, los militantes de ese partido están obligados a exigir a su dirigente que aclare la nota aparecida en medios y brinde la información fidedigna y bien documentada sobre el hecho a fin de no dejar dudas al respecto, y de no hacerlo, actuar en consecuencia. (artículo 5, inciso H y 53, incisos A, B, C, E, F Y I de sus estatutos).

Sobre el autor
Comentarios
Columnas recientes

Los saldos en la Sección XVIII

Que sea tu cruel adiós mi Navidad

La Ley de Seguridad Interior

De los Panama Papers a los Paradise Papers

El “bloque” electorero

¡Por un congreso de los trabajadores independientes en Michoacán!

El conflicto en el IIFEEM

¿Otro Mezcalito?

Organización popular, plataforma y acción política para enfrentar la actual coyuntura política

Cómo derrotar al régimen y no morir en el intento

Cómo derrotar al régimen y no morir en el intento

Llámenme Mike

Hill Arturo del Río, Gaudencio y sus sindicatos venales de protección

Morena en su laberinto

Los trabajadores ante los contratos de protección: una muestra

¿Por qué la urgente defensa de la FECSM?

¿Y después del día de mañana?

La imposición que viene en 2018 y las vías para evitarla

Por la construcción de un nuevo sujeto político de cambio de los trabajadores

Por la construcción de la unidad política de los trabajadores

El cambio que se necesita

La inviabilidad del capital

El Nuevo Modelo Educativo

El nuevo modelo educativo

El nuevo modelo educativo

A deslegitimar el consenso neoliberal en México

8 de marzo, Día Internacional de la Mujer

Contra los embates del gobierno neoliberal, la urgente organización popular

La manifestación de la contra

Por un nuevo constituyente y una nueva Constitución

A fortalecer la lucha ciudadana y popular en contra del gasolinazo

La insurgencia contra el hartazgo es la lucha por la vida misma

¿Por qué los adultos no respetan los derechos de los niños?

De aviadores y otras criaturas partidistas

Fidel visto por otros

La urgente y necesaria unidad sindical

¿Hasta dónde somos capaces de aguantar?

La encrucijada

Los males del neoliberalismo en la UMSNH

El derecho a exigir justicia y vida digna

En 2017, como siempre los sacrificados serán los trabajadores

Las preguntas sobre los hechos de Ayotzinapa

Lo que sigue

¿De qué independencia estamos hablando?

¡Barbarie capitalista de este siglo!

Las nuevas dimensiones de la lucha

La imposibilidad y complejidad de la construcción de una propuesta consensuada

Lo inviable del modelo neoliberal

Sin novedad en el frente

Los mártires de Nochixtlán

¡El sargento Nuño debe renunciar!, ¡Peña Nieto asesino!

Ante la indolencia del gobierno, la organización y la movilización

Y sin embargo se mueven

¿Cómo prepararse para estallar el paro de labores el 15 de mayo próximo?

La soberbia y el despilfarro que le pagamos al señor gobernador

Los trabajadores ante la conmemoración del 1º de mayo

Paro nacional y represión gubernamental: gobierno vs CNTE.

El Consejo de Participación Empresarial en la educación de Silvano

¡Zapata vive! ¡La lucha sigue!

Una historia de amor y traición: La Expropiación Petrolera

Los grupos y el protagonismo de la base en la Sección XVIII del SNTE-CNTE

La huelga del SPUM

El Séptimo Congreso Seccional de Bases

Lo que sigue para el magisterio

Un necesario balance a las seis tareas del proyecto político sindical de la Sección XVIII

El Estado laico, el gobierno de Michoacán y la visita papal

La construcción del sujeto histórico en la Sección XVIII del SNTE

Reflexiones iniciales hacia el nuevo congreso sindical de magisterio democrático

Augurios

El discreto encanto de la burguesía local

Las circunstancias actuales y la renovación en la Sección XVIII del SNTE

El fracaso del gobierno en la evaluación del domingo negro

El Congreso Estatal de Morena

El gobierno de izquierda en Michoacán

El flamante gobierno michoacano del “orden y progreso”

Una nueva etapa en la resistencia de los maestros contra la Reforma Educativa

Morena se renueva

Las enseñanzas de las manifestaciones del 26 de septiembre

A 50 años del asalto al Cuartel Madera

15 de septiembre, ¿qué festejamos?

El derecho social y humano a la educación y la toma de la UMSNH

30 de agosto: Día del Detenido-Desaparecido

El camino de concreción de la evaluación docente emanada de la Ley General del SPD

La verdadera oposición que necesitamos

A 120 años de la muerte de Federico Engels, el padre del proletariado mundial

¡No podrán!

Un gobierno que no pasa la evaluación de su desempeño es el gobierno del ignorante Peña Nieto

El magisterio michoacano no dejará pasar la evaluación para la permanencia

La Reforma Educativa, la acción opositora de la CNTE y los imponderables

Todo sigue igual

Silvano, el verdadero candidato del PRI

Incongruencias

8 de marzo, Día Internacional de la Mujer

Para qué aprender en la escuela: concientización o productivismo

En la elección que viene: Morena vs los partidos firmantes del “Pacto contra México”

El Programa de Escuelas de Tiempo Completo: Una reivindicación del magisterio estatal

Escuela Licenciado Juan Ortiz Murillo: El coctel

Las elecciones de 2015 en la entidad

¡Vamos por el cambio, vamos con Morena!

Las razones de mi registro a Morena y los argumentos del CEN para negarlo

En el 2015 los ciudadanos con Morena vamos a construir el cambio verdadero

El que termina, un mal año para los trabajadores de la SEE

Las elecciones del 2015 en Michoacán y las expectativas del campo popular

El Segundo Informe

El país que somos (parte 1)

El derecho social a decidir y las perversiones de la Suprema Corte de (in) Justicia de la Nación

Juan Pérez Medina

El narcoestado y la descomposición social y humana en México

¿Las preguntas sobre los hechos de Ayotzinapa?

¿Elecciones en Michoacán?

En honor a los caídos en Ciudad Madera, Chihuahua, el 23 de septiembre de 1965

¿De qué tipo de fervor patrio estamos hablando?

El año de la evaluación, el año que estamos en peligro

El Estado en quiebra

¡El regreso a clases!

Germán Martínez, el despreciable estúpido y los panistas de la Vela Perpetua

Corrupción en el gobierno y su clase económica ¿Cuál de ellos cerrará la puerta?

Confesos el diputado Ernesto Núñez y el edil Juan Carlos Campos: ladrones, corruptos y cínicos que deberían estar en la cárcel

La contrarreforma energética: regresa 74 años después el petróleo a sus antiguos dueños

2015: El festín electoral que viene

Relevos en SEE, vaticinios de una encrucijada con más de lo mismo

AMLO, el político opositor más importante de México

Fausto: el gobernador que nunca fue

Mentirosos Primero: La manipulación de la conciencia

Fin al abuso, otra vertiente de la estrategia en contra de los maestros

Los trabajadores de la educación vs la LGSPD: miedo, incertidumbre y soledad

Entre el temor, la incertidumbre y la soledad: los trabajadores ante la implementación de la Reforma

Día del Maestro: la precarización sin precedente de la labor del maestro

El robo de las aportaciones pensionarias de los trabajadores de la educación por parte del gobierno del estado

La situación de los trabajadores en 2014 peor que 1886

Día del Niño: entre la pobreza, la marginación y la violencia

Por siempre Gabriel García Márquez

La catástrofe capitalista michoacana

La crisis capitalista: sin salida

Golpes exportados

Venezuela está pariendo revolución

La acción tutorial en educación a través de la historia

Inventario de JEP

2014, otro año que estaremos en peligro

La tragedia de México

¡Malditos!

Desmitifiquemos los dichos sobre la evaluación

Los descuentos que no fueron

La certificación de las escuelas

Morena, la esperanza de México

La autonomía escolar y la escuela empresa

La unidad que necesitamos, a la unidad que todos apelamos y a la que pocos contribuimos

Frente contra reformas de EPN

El Frente Nacional de Lucha en contra del gobierno de EPN y las reformas estructurales

La grandeza de Morelos