Samuel Ponce Morales
La Conspiración
AMLO: El experimento michoacano
Miércoles 7 de Diciembre de 2016
A- A A+

1- Cierto, las visitas de AMLO a diez de las doce cabeceras distritales federales de Michoacán todavía no son los grandes mítines. Y no tendrían por qué serlo, pues sólo son reuniones del tabasqueño con su estructura, lo que los morenos llaman CPCV, es decir, su estructura territorial, comités de base o seccionales, y para no parecer un acto anticipado de campaña, que en estricto sentido sí lo es, la dirigencia morenista en Michoacán convocó como conferencias de la situación socioeconómica de México, con lo cual se han blindado jurídicamente, pero son esencialmente actos de suma para el tabasqueño. Y en general, los eventos fueron aceptables.

Adriana Hernández Íniguez coincidió con Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano, en la Feria Internacional del Libro de Guadalajara 2016
Adriana Hernández Íniguez coincidió con Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano, en la Feria Internacional del Libro de Guadalajara 2016
(Foto: Especial)

2- De todos los eventos, destacan sustancialmente dos: el mitin de Morelia, capital del estado de Michoacán, donde los morenos pasaron la prueba de fuego teniendo tres cuartos de plaza llena, la Melchor Ocampo, con puros morelianos. Destaca el músculo y la ovación hacia el regidor Osvaldo Ruiz, quién desde el 6 de julio se morenizó y apoya en la construcción de la estructura. El otro evento es el de Zitácuaro, la tierra del gobernador Silvano Aureoles Conejo, que también fue de los mejores por la movilización mostrada.

3- Más allá del diputado perredista Fidel Calderón y su corriente del FAP y que comparte trinchera con el diputado local Juan Pablo Puebla, quien no debería representar a sus pares en el Congreso del Estado, la diputada Nayelli Pedraza, los secretarios del CEE del PRD, Bárbara Ramírez y Apolinar Álvarez; los presidentes municipales de Coahuayana, Pastor Ortiz y otros que también se tomaron fotos con el tabasqueño, que hizo todo un despliegue mediático de apoyo al tabasqueño; más allá de ellos, también fueron decenas más de perredistas que llamaríamos los sin corriente o independientes, pero que ya fueron alcaldes, regidores, diputados locales o federales, los que abiertamente hacen causa con Morena, entre los que destacan Mario Cruz, Mario Vallejo, Sergio Vergara y otros muchos más.

4- Por cierto, Andrés Manuel López Obrador (AMLO) comió y platicó detenidamente en Puruándiro con el ex senador de la República Jesús Garibay García. ¿Qué cosas hablaron?, ¿Garibay fue a título personal?, ¿fue enviado del gobernador o de los Cárdenas?

5- Y, ¿qué platicaron en el cónclave del gobernador con las cabezas de las corrientes del PRD?, acaso, entre otras cosas, empiezan a aceptar que para el PRD es mejor ir con AMLO... al tiempo.

6. Se rumora de un posible acercamiento de Lázaro Cárdenas Batel con AMLO y parece que al tabasqueño le tiene aprecio al nieto del general Lázaro Cárdenas del Río, y algunos de sus cercanos hasta lo presumen como candidato a senador.

7. El domingo 28 de enero de 2017, cuando AMLO realice su Asamblea de la Unidad con los militantes de "abajo" de todos los partidos y con la sociedad civil, se podrá comprobar si el experimento michoacano le funcionó al Peje, aunque claro está, mal no le irá.

Más allá del PRI



No sólo las figuras perredistas pueden presumir de su acercamiento, aunque sea cercano o simple y llanamente mediático, con su ex compañero partidista, Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano, sino también de otros institutos políticos.

Lo anterior es el caso de la líder de la fracción priista en el Congreso del Estado y hasta presidente de la Junta de la Coordinación Política del mismo Poder Legislativo local, Adriana Hernández Íñiguez.

El acercamiento fue en el marco de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara 2016, donde la también ex diputada federal estuvo presente en la presentación de varios textos, no sólo del hijo de Lázaro Cárdenas del Río.

Bueno, a ella, a diferencia del perredista Juan Pablo Puebla, no la pueden acusar de jugar doble carta política con miras a las elecciones presidenciales de 2018, toda vez que, como se sabe, Cárdenas Solórzano ya no pertenece al sol azteca.

Nada es lo que parece



Y bueno, el actual gobierno moreliano, al igual que su antecesor, se tardó en actuar contra los invasores –por muy artistas que sean– de la vieja Central de Autobuses; una acción relacionada con una cultura de la legalidad, no alejada de intereses de corte empresarial, al tiempo.

Conjuro



Más poses en la lucha contra la corrupción que nada…

Sobre el autor
Samuel Ponce Morales Michoacano por residencia, periodista empírico, posee dos premios estatales en crónica y en entrevista; ha sostenido charlas con la escritora Elena Poniatowska, el pintor Alfredo Zalce, el futbolista Diego Maradona, el fotógrafo cubano Alberto Korda, y el comandante sandinista Tomás Borge; ha transitado como reportero en Excelsior y El Universal, así como corresponsal de La Jornada; ha sido jefe de Información, de corresponsales y de multimedia, así como columnista de Cambio de Michoacán...
Comentarios
Columnas recientes

De trompetas y Trump-Etillas

Taretan

El debate anunciado

Morena, candidato de armas

Nurio, tambores de guerra

El perverso orgullo morenista

El polémico Morelos post mortem

PT, ¿jugando con fuego?

Candidatos, renuncias y sustituciones

La Nahuatzen se incendia

Mesa de Gobernabilidad, dos puntos, dos…

UMSNH, secuelas

ZEE de LC, otro mundo

Comunidad modelo

Los candidatos pendientes…

Meade, oxígeno puro

Tras los incendiarios…

Rumbo a las campañas locales

Plurinominales, tambores de guerra

Paridad de género, una relación tortuosa…

Candidatos, el juego de la Auditoría

El ladrón que dejó de ser perredista

PRD, escupir para arriba

Salud, escupir hacia arriba

Un intento de debate senatorial

Fausto, con todo

Fausto sabe que tendrá que enfrentar una permanente guerra sucia

Lo mío no es necedad de seguir en la política: Fausto Vallejo

“No quiero saber nada del PRI”: Fausto

Maribel, focos rojos intempestivos

CNTE, ni a Zapata

Juntos hubiesen hecho historia

Gobernabilidad, independientes sin lugar

Campañas pálidas

Judicial, el otro poder…

De coaliciones y candidaturas comunes

Vuelta a la hoja del “matón”

¿El Loco Mireles?

Galimatías del PRI en Morelia

Violencia, esa percepción

Viene la guerra sucia

Cemide, sin tregua

¿Y los golpes financieros al crimen?

SPUM, el otro nepotismo

El plantón del IEM

Relevos en el gabinete, sin problemas: Gobernador

Tiripetío, carne de cañón

AMLO, cobijo al viejo PRI

Opera CJNG en Michoacán a través de franquicias

Orden en huertas de aguacate; no contra la producción sí contra del caos: Silvano

Mujeres en la política

Vandalismo partidista

Sobre los diputados chapulines

UMSNH, alerta roja

La perversión de los ex autodefensas

De polos a polos

El cinismo de Pichardo

El dilema del alcalde moreliano

En defensa del alcalde

Alfonso Martínez, arriba

El llamado del aplacado Silvano

Meade en Michoacán

PRD, hasta las de la casa

PRI, golpe al estilo castillista

Quién en la política interior

Marko, actitudes porriles

Independientes, la exclusión

Torres Piña vs García Conejo

Fausto, contracorriente

STJE, el amago sindical

La Conspiración

CNTE, las cifras que dicen más que las marchas

Un Vallejo contra Felipe Calderón

Yankel, el primero

CNTE, la lucha en redes

El Mosh

Un acuerdo incompleto

De Ostula a Paracho

El ocaso de Manuel Guillén

CNTE, métodos obsoletos

Sin vergüenza ante la Copecol

PRI en Michoacán, la lucha interna

“Si no se la comen, se la llevan…”

CNTE, bonos de qué, por qué…

El regreso de Fausto

Michoacán 2017, en finanzas el atorón

PRI, la lucha por Morelia

De Cristóbal a Godoy, pasando por Morón

PRD, la disputa por el Senado

UMSNH y el humo blanco

Morelia independiente

Congreso, reponer proceso

Las claves de la Ley de Seguridad Interior

Seguridad, hablar por hablar…

SPUM, la nomenclatura ataca

UMSNH, auditoría forense

Cabildo de Morelia, bajo la lupa

El reto del IEM, una App funcional

AMLO en tierras michoacanas

Michoacán, nadie con Meade

INE, menos recursos

Relatoría silvanista de un viaje a China

El Balsas, el otro bastión del crimen

STJE, la intromisión del Legislativo

Y nada de aquel martes…

UMSNH, la partidización

Nahuatzen, jugar con fuego

El aspirante presidencial michoacano

Represión elevada al amarillismo

PRI, por la joya de la corona

El STASPE, rehén de la CNTE

PRD, entre la limpia y la purga

Noche de Muertos, tradición y tecnología digital

Rumbo a 2018

Fiscal Anticorrupción, los sin padrinos

La gira en Estados Unidos

Universidades en crisis

El Frente, estocada a Morena y al PRI

Altozano

Protección a periodistas

De las autodefensas de Castillo a los “sicarios” de la Cocotra

¿Por qué a El Colegio de Michoacán?

El segundo hombre

Los cambios en el gabinete

El ABC de las candidaturas independientes

Cocoa, de la noche a la mañana

Descuidos de alcaldes

Ricardo Anaya, un peligro para el Frente

Pasalagua, tambores de guerra

Uriel López, independiente

Crimen en Altozano

Reaparecen los independientes

El manoseado puerto LC

Contra el IIFEEM

Congreso, el inesperado frente

Silvano, a buen entendedor…

IEM, los nuevos perfiles

El mensaje del gobernador

Michoacán, sismo tras sismo

Frente Ciudadano

PGR en el banquillo

La PGR echó a perder la investigación sobre el 15-S

Sin voto no hay dinero

Aborto, a debate

¡Arranca!

Los dreamers

Los acuerdos del IEM

Los cuatro informes

El regreso de Mireles

Hacia el 8 de septiembre