Leopoldo Chassin Ramírez
La palabra andante
¿Y los ladrones?
Lunes 12 de Diciembre de 2016
A- A A+

La semana que recién concluyó estuvo cargada de eventos en los que el gobernador y sus colaboradores hicieron declaraciones sobre los desvíos, robos y corrupción que son de llamar la atención. “Boquete de diez mil millones de pesos en el Sector Salud”, “Urge construir leyes contra la corrupción”, “Michoacán, comprometido con la lucha contra la corrupción”, salió por enésima vez el tema del Teatro Matamoros.

 “Michoacán, comprometido con la lucha contra la corrupción”, salió por enésima vez el tema del Teatro Matamoros.
“Michoacán, comprometido con la lucha contra la corrupción”, salió por enésima vez el tema del Teatro Matamoros.
(Foto: Carmen Hernández )

Me vienen a la mente otros “desvíos” y “omisiones” en los que no hay aún cárcel para algunos de los responsables y que las presentes administraciones del gobierno estatal y municipal se comprometieron a revisar. Un ejemplo es la rúa por la que circulo diariamente y que se encuentra prácticamente en ruinas, la Calzada Benito Juárez; obra millonaria con la que tanto los gobiernos estatal como municipal (que ya cumplieron un año en el cargo), así como la Auditoría Superior de Michoacán, han sido omisos pues no hay aún responsables del fraude. Las empresas responsables de la obra anterior, Tradeco y RYMSA, consentidas de Felipe Caderón, involucradas nacionalmente en varios escándalos, ahora construyen la vialidad de la Loma de Santa María, de sólo cuatro kilómetros y con costo de un mil 300 millones de pesos (costo semejante al de cada uno de los hospitales del IMSS e ISSSTE en Charo), siguen tan campantes disfrutando de su fraude. Los pasos a desnivel de las salidas a Quiroga y Charo corren igual desastre que la Calzada Juárez. ¿Se irán limpios los irresponsables?

La secretaria de la Contraloría de Michoacán, Silvia Estrada, exhortó a los michoacanos a denunciar cualquier acto de corrupción. Bastaría que levantara la vista para que visualice a los reponsables de los “desvíos”. ¿La vista gorda?

El “boquete de diez mil millones de pesos” es equivalente a la construcción de ocho hospitales semejantes a los del ISSSTE e IMSS en Charo.

Por otro lado, “diez mil 800 millones de pesos para el Circuito Interior” de Morelia, equivalen a nueve hospitales y seguramente decenas de clínicas y centenas de escuelas en todo el estado. ¿Prioridad de las vialidades para los autos sobre la salud y educación?, ¿ya ha notado las irregularidades en los tramos recién construidos de Circuito Interior?

Además, 90 millones de pesos para reparar la obra defectuosa e inconclusa del Expocentro y Centro de Convenciones. ¿Y los responsables del fraude? Silbando en la loma. ¿Y los ladrones que se fugaron por los boquetes?

Los pequeños robos, la ley y la “Polecía”



Los miles de robos que se llevan a cabo en las calles a personas, autos, casas, comercios son pequeños robos que pocos rebasan los diez mil pesos. Todos hemos sido víctimas de alguno de ellos o al menos algunos de nuestros cercanos, parientes o amigos los han sufrido. Pequeños robos que no enriquecen y están penados por la ley.

Pero prácticamente todos somos robados bajo todas las de la ley. Los míseros salarios que hoy reciben más del 50 por ciento de los trabajadores asalariados no rebasan los cinco mil pesos mensuales. Los empleadores roban legalmente a su empleados, así lo demostró Carlitos Marx el siglo antepasado, a más de 150 años, los bandidos impunemente lo siguen haciendo. Micro robos que enriquecen y están permitidos por la ley.

El presidente, los gobernadores, legisladores, ministros y demás, reciben salarios desproporcionados e insultantes. Recién un joven arrejuntado y con una criatura procreada comentó con lágrimas en los ojos que se había enterado que el aguinaldo de los 500 diputados federales sería de 140 mil pesos, equivalían a casi cuatro años su salario. Y añadió: “¿Es justo?”, le contesté, también encabronado: “El robo está legalizado”.

Los miles de gendarmes, policías, Ejército, federales, municipales estarían de más, así como los miles de robos en los que el autor del mismo pone en juego su libertad. Si los cacos tuvieran la oportunidad de elegir entre robar y encontrar un trabajo bien remunerado y con seguridad social, seguramente sucedería lo que en muchos otros países: las cárceles permanecen semivacías.

¿Alguien con salario y prestaciones que le permitieran vivir con sus necesidades resueltas robaría algo de diez mil pesos poniendo en riesgo su libertad? Pocos seguramente son los que se encuentran presos con esas condiciones.

¿Gasolina al incendio?



Ahora el titular de la Secretaría de Seguridad Pública, Juan Bernardo Corona Martínez, pidió a los 40 diputados incrementar el presupuesto para tales menesteres. Dinerito para cámaras de video vigilancia, arcos detectores, vigilancia aérea las 24 horas y aumentar el número de “polecías”, que a decir del secretario, estarían coordinados con fuerzas del Ejército, Marina, Gendarmería, federales con los municipales y estatales. Dio las gracias a la presente administración de la compra de 700 patrullas que seguramente cada una nos costó cerca de un millón de pesos, sumando al menos 500 millones de pesos, ¿con esto han disminuido los delitos? El fuego de la delincuencia no se combate con gasolina, se combate con oportunidades de trabajo digno. Así sucede en países donde se pretende cerrar cárceles por falta de clientes.

¿Dinerito para reprimir o contra la delincuencia?



¿Será que el secretario necesita más dinero para reprimir a los trabajadores que piden se les pague su salario, prestaciones y exigen les aclaren el asunto de las plazas duplicadas y asignadas por dedazo? Así lo demuestra la violencia en contra de trabajadores de la salud y maestros que exigían se les pagara lo que se les debe. Los gobiernos deben dinero a trabajadores de la salud (la del boquete de diez mil millones de pesos), a los trabajadores de la Universidad Intercultural Indígena de Michoacán, Telebachillerato, Colegio de Bachilleres, las becas a los estudiantes de Normales… todos dependientes de la Secretaría de Educación que, dicen, tiene un déficit de trece mil millones de pesos.

Los desastres



Sin duda alguna el estado vive varios desastres: el económico, de seguridad, de violencia, de desapariciones, de feminicidios, de confianza, de credibilidad, que en nada cambiarán si se pretende tapar la realidad con declaraciones y notas en prensa, radio y televisión. El clamor del pueblo es que comiencen con meter a la cárcel a los responsables de los diversos desastres y detengan tanta impunidad.

La última y nos vamos



En la Universidad Michoacana las cosas no pintan diferentes, se tiene un déficit de más de 500 millones, pero no se dice nada sobre en qué se gastó o quiénes son los responsables del desastre. De los pormenores, mucho menos.

Sobre el autor
Leopoldo Chassin Ramírez Profesor de medio tiempo de la UMSNH Colaborador de Cambio de Michoacán desde 1997 Inconforme social Simpatizante zapatista desde 1994 Utópico empedernido Amante de la tradición
Comentarios
Columnas recientes

Sin rendir cuentas se va Medardo de la Universidad Michoacana

¿Escucha AMLO?

La Universidad Michoacana ¿Nacional? y el Tren Maya

Los científicos, compromisos y obligaciones

¿Una ocurrencia el aeropuerto en Santa Lucía?

La palabra andante

¿Seguiremos así? ¿Tendremos remedio?

La demencia, la incongruencia y la falta de ética campean en el SPUM

Transparencia, rendición de cuentas y manejo público del presupuesto

¿Decrepitud ética y moral en la Nicolaita?

Gobierno, Congreso y Universidad hechos bolas

A desglosar la “transparencia” en la Universidad Michoacana

La palabra andante

Los olvidados de siempre

¿Sabios irresponsables?

NAICM: ¿Consulta sin haber escuchado a los afectados?

AMLO y los pueblos originarios

¿Habría corrupción si existiera la transparencia?

Hay de gobiernos a gobiernos

La burocracia dorada, la austeridad republicana y la UMSNH

Los 50 proyectos de AMLO

¿Arrancarán nuestros sueños?

¿Ganaron sus candidatos?

¿Y cuándo despertemos....? ¿Lo haremos algún día?

¿Sin deudas la Universidad Michoacana con la sociedad?

Unidad en torno a...

Afrenta, ultraje, mancillación al generalísimo y a la Nicolaita

¿Incongruencia y amnesia en el Consejo Universitario?

¿Idiotizada la intelligentsia en la Nicolaita?

La hidra capitalista y el Peje

¿Autismo en el Consejo Universitario de la Universidad Michoacana?

¡Prometer y prometer hasta vencer, después de los vencidos, nada de lo prometido!

Terrorismo en la Universidad Michoacana

¿Día Internacional de la Mujer? Una vacilada del sistema

¿Nuevamente perderemos once semanas de clase en la UMSNH?

¿Miopía en las micro parcelas del conocimiento?

La transparencia y la huelga en la Universidad Michoacana

La opacidad, la madre de los males en la UMSNH

Ya se fregó el ciclo escolar

Marichuy en Michoacán 20, 21 y 22 enero

El trío de tríadas

Cuarentena en la Universidad Michoacana

Un mes sin clases y sin salario en la Michoacana

Cuatro semanas sin clases en la UM

El INE y el big data

Las incongruencias de los gobiernos y Consejo Universitario

¿Hay un guardadito en la Universidad Michoacana?

Los gobernantes ya se van y las deudas se nos quedaran

Los achaques de la cumpleañera centenaria

¡Nunca más un México sin nosotros!

¿Dónde hallo a los nicolaitas?

Ejecutivo y Congreso agreden a la Universidad Michoacana

Primero transparencia, luego reforma universitaria

El maldito poder

¿Podredumbre e indiferencia en la Universidad Michoacana?

No intervención y autodetermonación

El principio de la sinrazón

Vientos y tormentas sobre la Michoacana

La danza de los millones

Obedecer y no mandar

“Izquierda” domesticada

La domesticación en la Universidad Michoacana

Sigue el fast track en la Universidad Michoacana

Los siete principios del CNI

Entre la indiferencia y la impunidad

Ni izquierda ni derecha, de enterrar al capitalismo se trata

La Michoacana vista desde arriba

La Universidad Michoacana hecha pedazos

La transparencia en la Universidad Michoacana

¿Qué universidad requerimos?

¿Reforma Universitaria a ciegas?

Los partidos y el poder

Con el agredido y no con el agresor

¿Enfermita la UMSNH?

Transparencia sin tapujos

¿Consejo Universitario o Santo Oficio?

Ante jubilaciones y pensiones ¡Primero la transparencia!

Una de muros y grietas

¿Agoniza la Universidad Michoacana?

#VibraMéxico, a temblar México

¿De periodistas y periodiqueros?

Nadie sabe para quién trabaja

¿Cuántos más?

¡No te dejes engañar! El responsable: el capitalismo neoliberal

¿Y los ladrones?

Del dicho al hecho, ¿y para cuándo las acciones?

¿Presidenta indígena o presidente ladino?

Las enfermedades en la UMSNH

Ahora vienen por nosotros, los universitarios

10 semanas sin clase en la UMSNH

¿Qué es ser nicolaita?

Desalojo o capitulación en la Michoacana

¿Mano negra en la toma de la UMSNH?

¿Quién tiene cerrada la UMSNH?

Reprobada, la Universidad Michoacana

¿Es mucho pedir?

¿Los querrán hacer capitular por hambre?

¿Habita la transparencia en la Universidad Michoacana?

¿Educación de calidad?

La “ficha” en la Universidad Michoacana

CompArte Morelia

Los con y contra de la Reforma Educativa

Cuidar a la recién nacida

Se les hace bolas el engrudo

Sangre o tregua?

¿Diálogo o monólogo y retórica?

Mesa nacional de diálogo ¡ya!

¿Reforzar o debilitar al dique?

La Reforma Educativa, Televisa-banqueros contra la razón

Diálogo, ¿es mucho pedir?

Nos arrinconan, ¿y?

De subcultura y cultura

Las catástrofes siguen su marcha antinatural

Los sin tierra, trabajo, salud ni educación

¿Usted confiaría en quien viola la Constitución?

¿A quién sirve la Universidad Michoacana?

La corrupción y las mentiras en el Ramal Camelinas

La crispación ante la impunidad

Del yanquis go home al yankis come in

¿Guadañazo a las pensiones y jubilaciones en la Universidad Michoacana?

¿Hay trampa en la huelga de la UMSNH?

¿Cómo resistimos?

Francisco y Enrique, ¿aliados o en disputa?

Y la transparencia, ¿para cuándo?

¿Cerrarán el changarro de la UMSNH?

Silvano y Poncho, ponchados

¿Y por qué somos así?

A 22 años del “¡ya basta!”

¿Buen fin?

La misma gata nomás que revolcada

Escándalos en la Michoacana (Segunda parte)

Escándalos en la UMSNH

Adherente a la Sexta Declaración de la Selva Lacandona

La barbarie y sus cómplices

Terrorismo de Estado e impunidad

Las promesas y la deuda

¿El arte de la prudencia?

¿Un buen comienzo?

Déficit presupuestal (el desfalco)

Arriba y abajo

¿La UMSNH socialmente responsable?

Nos endeudaron, nos engañaron y se fueron

Y sigue la mata dando, los bancos siguen robando

De arriba, nunca, jamás llegarán la verdad y la justicia. EZLN

Del dicho al hecho hay mucho, mucho trecho

Encuesta de risa de la UMSNH

La hidra capitalista en su apogeo

El mundo al revés

¡Tras el ladrón!

¿La universidad contaminada?