Samuel Ponce Morales
La Conspiración
Reestructura del Ejecutivo al Congreso
Jueves 15 de Diciembre de 2016
A- A A+

1- Mientras que en 2002 la deuda en bancos del gobierno de Michoacán era de 150.2 millones de pesos, con los años ese monto se disparó hasta alcanzar hoy en día los 17 mil 187 millones de pesos divididos en once créditos.

2- La cifra representa casi una tercera parte del presupuesto estatal ejercido este año, de 57 mil 800 millones de pesos, y el gasto conjunto de dependencias estratégicas en la administración estatal.

Aspecto de una sesión en el Congreso del Estado
Aspecto de una sesión en el Congreso del Estado
(Foto: Especial)

3- De ese tamaño es la presión financiera que actualmente ejerce el endeudamiento adquirido por las administraciones de Lázaro Cárdenas Batel (2002-2008), Leonel Godoy (2008-2012) y Fausto Vallejo (2012-2015), al grado de poner a Michoacán en riesgo de incumplimiento de pago por el servicio de la deuda.

4- Los números colocan a Michoacán entre las once entidades con mayor deuda pública en el país y su condición exige medidas urgentes, efectivas e inteligentes, que permitan estabilizar sus finanzas y evitar el colapso.

5- La propuesta que el gobierno de Michoacán hizo llegar esta semana al Congreso del Estado contempla la reestructura de cinco de esos once créditos por un monto de once mil 478 millones de pesos, que equivalen al 63.5 por ciento de la deuda total que se tiene con la banca.

Cuatro de esos créditos fueron adquiridos en 2013, cuando el priista Fausto Vallejo gobernaba la entidad y que después tuvo que ser sucedido por Jesús Reyna y Salvador Jara por motivos de enfermedad.

El otro es una emisión bursátil por tres mil 500 millones de pesos que contrajo la administración del perredista Cárdenas Batel en condiciones sumamente onerosas para el gobierno estatal.
La tasa de interés de ese financiamiento se estableció conforme al incremento inflacionario y, hoy en día, pese al pago –casi– puntual de las mensualidades durante los últimos nueve años, aún se deben ¡cuatro mil 300 millones de pesos!

A eso se agrega que la tasa de referencia con la que el Banco de México regula los créditos bancarios, se incrementó en cuatro ocasiones durante 2016 debido a la inestabilidad en los mercados, ocasionados por fenómenos nacionales e internacionales.

Entre esos fenómenos se destaca la caída en los precios del petróleo o los improperios, amenazas y posturas de Donald Trump, el hoy presidente electo de Estados Unidos que amaga con colocar un muro entre ambas naciones.

Esos incrementos provocaron, por ejemplo, que si el gobierno del estado tenía proyectado destinar mil 500 millones para el pago de deuda en 2016, terminó pagando mil 800 millones de pesos.
Peor aún: bajo esas condiciones, en 2017 la administración estatal tendrá que destinar dos mil 290 millones de pesos para el pago de deuda si los diputados decidieran no aprobar la reestructura de los créditos que fueron contratados con altísimas tasas de interés.

El balón está ya en la cancha del Congreso local y sus 40 diputados, quienes están obligados a analizar y razonar el proyecto de decreto sin más límites que el interés común de los michoacanos, la estabilidad financiera y la legalidad en el proceso de reestructuración.

Contaminar la discusión con reyertas políticas o intereses electorales sería un error con alcances catastróficos para las finanzas públicas, o al menos es lo que deslizó ayer el secretario de Finanzas, Carlos Maldonado Mendoza, en un careo con reporteros sobre el escenario que se avecina de no contener la espiral de la deuda, de no detener la avalancha destructora de pago.

Nada es lo que parece



No es una la lucha digna la de los trabajadores del Sector Salud en demanda del cumplimiento de adeudos, quienes paralizan los servicios casi de todo tipo, demostrando que, como muchos otros pares, no tienen conciencia de carácter social. Y es que la gran mayoría de los afectados, en términos literales, son gente de escasos recursos y no precisamente los funcionarios de cualquier nivel gubernamental. No, no tienen consideración, tanto como otros sindicalizados, pero bueno, sus intereses son personales, ambiciosos y de corto alcance.

Conjuro



CNTE, de ataques a las vías de comunicación a la de sabotaje, a ver si ahora sí la procuración de justicia federal prepara adecuadamente el expediente para sancionar a quien o a quienes van más allá de una simple protesta…

Sobre el autor
Samuel Ponce Morales Michoacano por residencia, periodista empírico, posee dos premios estatales en crónica y en entrevista; ha sostenido charlas con la escritora Elena Poniatowska, el pintor Alfredo Zalce, el futbolista Diego Maradona, el fotógrafo cubano Alberto Korda, y el comandante sandinista Tomás Borge; ha transitado como reportero en Excelsior y El Universal, así como corresponsal de La Jornada; ha sido jefe de Información, de corresponsales y de multimedia, así como columnista de Cambio de Michoacán...
Comentarios
Columnas recientes

IEM, los nuevos perfiles

El mensaje del gobernador

Michoacán, sismo tras sismo

Frente Ciudadano

PGR en el banquillo

La PGR echó a perder la investigación sobre el 15-S

Sin voto no hay dinero

Aborto, a debate

¡Arranca!

Los dreamers

Los acuerdos del IEM

Los cuatro informes

El regreso de Mireles

Hacia el 8 de septiembre

Las 5 sinrazones del SUEUM

SEE, el audio “filtrado”

CNTE, las y el cobarde

Trump, peor que Fox…

UMSNH, toma de nota

SUEUM, nuevo sindicato

A qué fue México al TLCAN

Las diez del informe del independiente

Paliza morenista a “perredistas”

Descuentos al SUEUM

Rafa Márquez, el honor del michoacano

Morelia, ese Yankel

Ese alcalde…

Avanza frente amplio

Ese Congreso…

El FAD en Michoacán

Guerrero y Estado de México, por encima de Michoacán

El inminente réquiem

Un Orihuela en las Islas Fiji

TLC, del pesimismo a la mínima negociación

Silvano, nuevo destape

PRD, la lucha por la dirigencia

El secretario amonestado

Esa CNDH…

Anticorrupción, pecatas

Congreso, una semana ajetreada

Contra depredadores de bosques

Sí, el PRD y Morena…

Otro ex autodefensa libre

Por la libertad de las ex autodefensas

Cambio, el festejo

Cambio, un cuarto de siglo

Frente amplio, hacia 2018

Eduardo Tena, por su salud y la de la Universidad

PRD, la fractura

Mireles inspira a autodefensas del sureste

¡PGR sí, PGJE no!

Adame

Normalistas, ¡todo por 50 mil pesos!

El Cenizo

Alfredo Castillo a la CIDH

PRD, Morena…

Mireles, la inesperada colecta

UMSNH, la diputada instigadora

Más allá del PRD y sin Morena

Ejecutivo contra Judicial

CNTE, aparte de dinero, ¿qué más?

7 de junio sí se olvida

La tertulia de Jara

El ingreso a la UMSNH

Contra la J. Múgica

Protección a periodistas

Mano dura contra los jóvenes

Reunión histórica

Reforma electoral, el atorón

La real posibilidad del voto dividido del PRD

El periodista “vetado”

El periodista “vetado”

Coletazos

¡Jueves negro!

La marcha de los periodistas

STJE, el sutil intervencionismo de poderes

El defensor de Mireles

Al PRI en Michoacán le hace falta cohesión: Daniela de los Santos

PAN, el otro alfil

INE, ¿impunidad partidista?

Apatzingán carga con el ya falso estigma de violento: César Chávez

Crónica de un aniversario perredista

UMSNH, las fortalezas y debilidades de Derecho

La geografía electoral michoacana

Trump, el que nos jodió la vida

Contraataca el crimen

STJE, la carga de la adolescencia

Derecho, la autonomía en juego

Michoacán, a la mitad

De ínsulas criminales a Comunidades Modelo

“Soy un funcionario completo”: Gerónimo Color

Arantepacua, más allá de Capacuaro

La reunión casi secreta del gobernador

Más allá de los relevos

La danza electoral

Designación del fiscal anticorrupción, un conflicto anunciado

La lucha por la autonomía de la Auditoría y de las fiscalías general y anticorrupción

STJE, uno de los peores perfiles

Zona Económica al vapor

El Lico

Poder Legislativo, real contrapeso del Ejecutivo: Carlos Quintana

Alto impacto

Entre presidenciables

UMSNH, segundo round, segundo foro

Michoacán, en la carrera por el INE

El placeo de Enrique Ochoa

SUEUM, fuerza, ¿para qué?

PRD, horas bajas

Legislativo, mirando al Judicial

PRD y los Barbosa

IEM, los primeros apuntados

Relevos en el IEM

La ruta al 2018

La reestructura va

El destape de Silvano

Uruapan, el secuestro en video esclarecido

Cuenta Pública, jauría

Inseguridad, focos rojos

Más allá de la Seimujer

Zambrano en Michoacán

Letargo legislativo

Michoacán, memorias y desmemorias

Antorcha, la media razón

Gabinete a la expectativa

ZEE, Michoacán a la zaga

Lázaro Cárdenas, ¿de gala?

Impunidad en la Costa

Aquila, en la ilegalidad y entre dos frentes

UMSNH, septiembre complicado

CNTE terrorista

Reestructura en Ciernes

UMSNH, sequía financiera

Cristóbal, de nuevo

Focos rojos

Reestructura, entre lo legal y…

PRD, lanzas de guerra

Michoacán y Trump

AMLO debe ver con otros ojos al PRD Michoacán

El PAN en Michoacán

Reestructura, austeridad y denuncias penales

Suárez Inda, el aliado

Tiripetío, la mano del crimen

Diputados, personeros de los constructores

El gabinete

¿Quién extraña al general Gurrola?

Coordinación fiscal desfasada

Diputados contra diputados

Reestructura del Ejecutivo al Congreso

Poder Judicial, el juego de las cifras

PRD, infumable liderazgo