Salvador Molina Navarro
Derecho a qué…
“Entre la cobardía y el deshonor”
Martes 15 de Marzo de 2016

“Los hombres no son nada. Los principios lo son todo”.

Benito Pablo Juárez García. Político, pensador y abogado.

A- A A+

En el marco de la visita del Papa Jorge Mario Bergoglio “Francisco”, se dio un acontecimiento que llamó la atención, en los medios trascendió que la cantante conocida como Belinda fue una invitada personal del gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles Conejo, a despedir al Papa en el Aeropuerto Internacional de Morelia ; pues bien, este acto trascendió por diversas causas, entre otras el uso de un helicóptero oficial de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado utilizado para transportar a la invitada referida.

Iniciado el escándalo no se daba con una solución adecuada, según el diario Reforma la cantante externó: “El helicóptero no era de uso exclusivo para mí, era para mucha gente. Lo usamos por seguridad, nadie me lo puso. Yo pagué mis gastos de México a Michoacán”.

Evidenciado el mal uso del helicóptero oficial, empezó una guerra de declaraciones en medios
Evidenciado el mal uso del helicóptero oficial, empezó una guerra de declaraciones en medios
(Foto: Especial)

La anterior manifestación hizo evidente un mal uso de una aeronave oficial, fue utilizada para uso personal, no importa si era uno o varios los pasajeros, la cantante Belinda no es funcionario estatal; por tanto, no es dable utilizar el helicóptero de Seguridad Pública para fines personales, si necesitaba seguridad ella debió pagar por eso, o bien, no acudir al evento, Belinda, como ciudadana, no puede ser beneficiada con un trato privilegiado en comparación con el resto de los michoacanos o de los ciudadanos que acudieron en los diversos eventos con el Papa Francisco, de ahí el mal uso de los bienes del Estado para favorecer indebidamente una ciudadana o un grupo de ciudadanos, sin que mediara el procedimiento legal que, en su caso, debió existir.

Evidenciado el mal uso del helicóptero oficial, empezó una guerra de declaraciones en medios, el gobernador del estado, Aureoles Conejo, negó el uso de recursos públicos para el traslado de Belinda al evento del Papa Francisco, siendo claro que el utilizar los bienes del Estado es destinar recurso público, lo que incluso fue sarcásticamente comentado por el senador Barbosa del PRD, ocasionando una mayor atención al tema.

Debido a lo anterior, Juan Antonio Bernal Bustamante, secretario de Seguridad Pública del Estado, ordenó una investigación a la Comisión de Honor y Justicia, sobre el motivo del porqué una aeronave de la dependencia fue utilizada para trasladar a la cantante.

Al más puro estilo de Virgilio Andrade en su investigación en el tema de la “casa blanca”, se dictaminó la responsabilidad administrativa del piloto de la aeronave, lo anterior fue dado a conocer, por si fuera poco, en el marco de la inauguración del Primer Centro de Atención a Víctimas del Estado, el gobierno dando el banderazo a un Centro Estatal de Atención a Víctimas y sancionando a un piloto por el uso indebido de la aeronave .

Sin embargo, la ciudadanía aún espera los pormenores de la investigación, con qué pruebas concluyeron que el piloto, por sí mismo y sin seguir órdenes superiores, decidió quiénes viajan en el helicóptero y quiénes no, por favor no ofendan la inteligencia de la ciudadanía, es incuestionable que los pilotos o choferes, en su caso, no pueden decidir por sí, quiénes abordan los vehículos que tripulan o manejan, en tratándose de aeronaves, es claro que se designa quiénes abordan por órdenes superiores, si no es que por el propio gobernador, no se puede utilizar un chivo expiatorio, dejarlo sin trabajo, dañarle su honra y perjudicar una familia, por cubrir la cobardía de otros que se niegan a responder por sus acciones, es lamentable hasta dónde llega la falta de honorabilidad de las personas.

El gobernador y la Secretaria de Seguridad Pública del Estado deben hacer pública la investigación realizada en este tema, se trata de una indebida utilización del recurso público, son cuestiones de importancia pública, nos interesa a todos los michoacanos conocer las evidencias recabadas en esta investigación, qué nombres están involucrados, qué papel jugó el propio gobernador, se debe dar muestra de un acto de principios y entregarles cuentas claras y transparentes a los ciudadanos.

No señor gobernador, este no debe ser considerado un caso cerrado, no se debe solapar la cobardía y el deshonor, pues de hacerlo se cometería la misma acción, no puede declararse como asunto concluido como así se dio a conocer en prensa , debe tomarse con seriedad para qué se destinan los bienes o recursos del Estado, si el hecho fue suficiente para remover al piloto, debe acompañarse de una investigación seria, transparente y profesional para que los intervinientes, para que quienes hallan autorizado el abordaje de la cantante Belinda también sean reprimidos legalmente, al final del día se ha dicho en diferentes foros que en Michoacán se privilegiarán los derechos humanos y el Estado de Derecho, como así lo anunció el gobernador Silvano Aureoles al pronunciar su discurso de protesta . Señor gobernador, los michoacanos y las michoacanas estamos ávidos de que los discursos no se queden en actos protocolarios olvidados con el tiempo, debemos garantizar los derechos humanos y cumplir con honor y valentía las obligaciones; sin duda, la transparencia, la congruencia, la práctica de la verdad y la honorabilidad, son el mejor camino, caminémoslo juntos todos en pro de nuestra sociedad y en debido ejercicio de nuestros derechos.

Sobre el autor
Comentarios
Columnas recientes

¿Candidatos independientes o una nueva clase política?

La colegiación de la justicia

Competencia contra monopolio

La Benemérita y Centenaria Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo

La política es un interés de todos

Qué nombre le vamos a poner

Nuevo ciclo escolar y nuevo reto educativo

Un avance ciudadano sin tintes políticos

El derecho de las víctimas y la obligación del Estado

Gracias, pero no es una concesión, ¡es un derecho!

Prisión preventiva oficiosa, ampliarse o desaparecer

Justicia en obra negra

La moneda está en el aire

Todos contentos, tenemos reelección

Un andador con sabor a parque lineal

“En espera de una reacción”

El menosprecio al derecho a un medio ambiente sano

La percepción, un tema añejo en Michoacán

¿Procuración de Justicia?

Una evaluación sin convocatoria

En espera de un acto de congruencia política

Hay de prioridades a prioridades

Entre mensajes y la realidad

Una nueva oportunidad

Está Navidad me servirá para…

Lo siento, no hay dinero en las arcas

El feminicidio, entre la espada y el espíritu

El salario mínimo y el mínimo vital

Una ley necesaria

La razón y la política en la Ley Antimarchas

Maestro Cárdenas, un inmortal autor de recuerdos

Derecho a un medio ambiente sano

Las escuelas Normales y el derecho a la educación

El derecho de los reos

A dos años de aquella noche

Sociedad dividida

Un informe con esquema diferente

El verdadero reto de la justicia penal en la actualidad

¿Perdonar y olvidar o una justicia restaurativa?, una decisión ciudadana

Un caso más de un todólogo mexicano

El caótico caso de la educación

Supe de un país lleno de promesas y demagogia

Un perdón con sabor a mentira

Un futuro inmediato

Michoacán ante un nuevo reto

La Alerta de Violencia de Género, ¿necesidad o pretexto?

Independientes ante el desgaste y la pérdida de credibilidad

Foto infracciones, entre argumentos y falacias

El derecho a la vida y la ignorancia legislativa

Una evaluación docente… ¿confiable?

Las decisiones de una madre

¿Qué protege el derecho humano al trabajo?

Los políticos y sus iusmonólogos

Un pueblo sin tribuna

El Estado, la violencia y las políticas públicas

“Justicia o política… una decisión pendiente”

“Entre la cobardía y el deshonor”

“Día Internacional de la Mujer, festejar sin compromiso o comprometerse sin festejar”

Michoacán y su identidad

Comisión Estatal de los Derechos Humanos, ¿sirviendo a la ciudadanía? (Segunda parte)

Comisión Estatal de los Derechos Humanos, ¿sirviendo a la ciudadanía? Primera parte

Derecho a conocer nuestro sistema de justicia penal

El derecho a estar informado, de la letra a su realidad

Una recaptura de Estado

Caminos, acciones y otros vericuetos de un buen ciudadano

Compartiendo mi realidad

Nuestro salario, aguinaldo y otras prestaciones laborales son derechos humanos

Declaración Universal de los Derechos Humanos, concientizando a los ciudadanos

Ser mujer también es nuestra lucha

Una parte de nuestro México, historia vigente que se niega y se esconde

Terrorismo, una crítica distante y una indolencia cercana

Los derechos humanos, de un discurso glorioso a una realidad dolorosa