Carlos Enrique Tapia
Migración México-EU
¿Confianza, unidad?
Miércoles 4 de Enero de 2017
A- A A+

Confianza y unidad piden los gobiernos en tanto la ciudadanía protesta, bloquea, reclama por medidas que han pulverizado cualquier “estabilidad” económica que la propaganda gubernamental ha pretendido ocultar, tergiversar, mentir. Los gobiernos del PRI-PAN-PRD, suponen que sus mentiras ya se han normalizado.

 Los analistas, quienes están divididos en cuanto al gasolinazo, se pierden en aparentes explicaciones técnicas, sin argumentos sólidos, unos. Otros cuestionan con otras evidencias técnicas la situación.
Los analistas, quienes están divididos en cuanto al gasolinazo, se pierden en aparentes explicaciones técnicas, sin argumentos sólidos, unos. Otros cuestionan con otras evidencias técnicas la situación.
(Foto: TAVO)

Supina hipocresía de los gobernantes federal y estatales llamar a la “unidad”, la “confianza”, cuando el país se hunde en las mentiras, el golpe neoliberal y la tecnocracia que solamente atina a mentir sobre las ingentes consecuencias de los gasolinazos. México no sólo naufraga por los políticos corruptos, también por los mexicanos estúpidos.

Los gasolinazos, a pesar de las mentiras del secretario Meade, mediocre personaje calderonista-peñista, tienen efectos inflacionarios y en todos los aspectos de la economía. Enrique Peña Nieto le paga, con nuestros impuestos, para mentir, hacer como que sabe de lo que habla, ser incongruente, como en todos los cargos que ha tenido.

No es el mejor inicio del año en más de una década. Desabasto, presionan los dueños de las gasolineras, “denuncien” cita el gobierno, pues afirman las autoridades que nada pasa ni pasará. La cuesta de enero colapsó, se convirtió en metáfora de los supuestos y engaños de los gobiernos federal y estatal.

¿Quién puede aludir a la unidad?, ¿confianza en qué? 2017 no necesita más propaganda, es necesario que la ciudadanía tome las calles, no solamente para protestar por la pifia de las “reformas estructurales”, en particular la energética, sino de las mentiras y los fallidos gobiernos federal y estatal que no han resuelto los ingentes problemas.

El alza de los combustibles sí tiene un efecto inflacionario a pesar del mediocre Meade. La fragilidad de la economía mexicana no solamente es golpeada por estos incrementos, sino por una cascada de aumentos: gas LP, luz eléctrica, nuevos impuestos locales, canasta básica. ¿Supone Meade, el mentiroso PRI-PAN, que vivimos una fantasía?

Al parecer el gobierno federal y el estatal suponen, acorde con sus amañadas y costosas encuestas electoreras, que la vida cotidiana seguirá en la ignominia. Pues sí, ya a Enrique Peña Nieto no le importa políticamente; en los últimos dos años su popularidad cayó vertiginosamente y el gasolinazo continuará esa tendencia.

Es probable que a este país no le convenga que un presidente de la República sea tan rechazado. Un sexenio que finalizó abruptamente. El regreso de un partido que no cubrió las expectativas de sus votantes. Un presidente y su partido que repartieron –y lo siguen haciendo– privilegios y el afán de concentrar la riqueza en pocas manos.

Al escribir esta colaboración de inicio de año siguen las protestas. Los analistas, quienes están divididos en cuanto al gasolinazo, se pierden en aparentes explicaciones técnicas, sin argumentos sólidos, unos. Otros cuestionan con otras evidencias técnicas la situación. El problema es que la tecnocracia neoliberal no le interesa la gente.

En Michoacán, aumentó el transporte público; el gasolinazo pega a las finanzas públicas, los precios de los alimentos van al alza y en los medios, locales y nacionales, se anuncian más impactos. La imposición de la “confianza” y la “unidad” es un agravio más de los políticos mediocres, nada transparentes y sospechosos de corruptelas.

Los supuestos argumentos de Hacienda –gasolinazo o más impuestos– únicamente dan cuenta de la imposición y de la debacle económica y social que sigue. Todo en un contexto de inseguridad cotidiana y violencia delincuencial. Las “reformas estructurales” no sólo son una farsa para favorecer a las élites económicas, son un fracaso estridente.

Y estimados lectores, saludos y abrazos. Un inicio de año en el que la imposición y la mentira están provocando la movilización de la gente. 2017 ¿será el año que vivimos en peligro? Amigos, ojalá en las elecciones locales de este año y las federales de 2018 los mexicanos no sigan cometiendo más errores. Es la hora del cambio. ¡Felicidades!

Sobre el autor
Antropólogo social, doctor en Historia. Colabora en Cambio de Michoacán desde 1996, con una breve interrupción en 2001-2003. Se especializa en estudios migratorios, en particular la historia y problemática actual de la migración México-Estados Unidos, Michoacán-Estados Unidos, y problemas relacionados con políticas públicas, desarrollo socioeconómico, tendencias políticas y partidistas, participación ciudadana. Por ello dedica también sus columnas a entender y analizar el rumbo social, económico, político y cultural de Michoacán y México en general, desde una perspectiva crítica y ciudadana.
Comentarios
Columnas recientes

Es el patriarcado, estúpido

Dreamers: sueño diferido

Historias interminables

Por la izquierda o la derecha

TLCAN: ¿Renegociar, modernizar o vuelta atrás

Espectáculos, negocios y narco

La vía México-Estados Unidos contra Maduro

Muerte migrante

¿Fe, esperanza y caridad?

Socavones

Murmullos y persecuciones

Migración internacional: el desfasado optimismo de la OCDE

Desvaríos del autoritarismo

Gobiernos fallidos, democracias fraudulentas

Normalizando la corrupción y el fraude

Corrupción, continuidad o alternancia

El otro Michoacán

Morelia, entre la inseguridad y el blof

México, país de feminicidas

Remesas, ¿el mantra de un desarrollo fallido?

Desaparecidos, desplazados y deportados

Abuso de poder

La era Trump: frivolidad y dureza

Pueblos indígenas: pobreza, delincuencia, inseguridad

Mentes aviesas

Neoliberalismo o populismo

Irresponsables

Mando Único, campañas electorales, modelo educativo, mujeres

Retóricas perturbadoras

Movilidad social, salarios y desigualdades

Guerra antiinmigrante

El colapso de un modelo económico y la zanahoria migrante

Patetismo gubernamental y circo mediático

El odio como política y la oscuridad como subordinación

Rise up woman

Muros, austeridades y otras nimiedades

Patéticos y vacíos

¿Confianza, unidad?

Retórica migrante y antiinmigrante

Radicales, canonjías, transparencia, guerra esquizofrénica

Pendientes

Trump, presidente

Trump, presidente

Trump, presidente

La elección del miedo

Jodiendo a México

La migración mexicana en las elecciones estadounidenses

CNTE, normalistas, rechazados

Nuestras violencias cotidianas

Corruptos ¿todos?

Propaganda o estrategia

Propaganda o estrategia

El indiscreto encanto del odio y el miedo

La pifia

El colapso neoliberal

Violencias

Pensiones

Días de encono y mentiras

Un falso debate

Periodismo crítico bajo acoso

Vivir del pasado, mentir sobre el pasado

Autodefensas

Vivir del pasado, mentir sobre el pasado

Autodefensas

Populismo e impunidad

Desgaste local, desgaste global

La respuesta autoritaria de un gobierno agotado

Los peligros para México

Narcocorridos, violencia contra las mujeres, elecciones

Guerra sucia y farsa electoral

La confrontación

Las falacias de la sustentabilidad y la adaptación al cambio climático

Trump ¿presidente?

Mujeres, CNTE, Ayotzinapa, golpismo

Barbarie y esquizofrenia

Parabienes anticipados

Un alcalde “independiente”

Apagando fuegos

¿Peligro de extinción?

Migración México-EU

Oprobiosa utopía

Credibilidad

Clientelismo y populismo

Las ausencias de Bergoglio, las indulgencias gubernamentales

Francisco en el país de las apariencias

Milagros mediáticos

Indefensión

Corrupción y cultura

Chapoaventuras

Incertidumbres

18 de diciembre

Desafíos

Migración y remesas

Cotidianeidades

Barbarie contra barbarie

Pongámonos lúdicos

Ahí viene el lobo

Educación pública: La disputa por un bien público

Desigualdades y reformas

La otra crisis

Buenos (y no tan buenos) deseos del “nuevo comienzo”

Ayotzinapa, la infamia

Congruencias e incongruencias

Refugiados, desplazados, asilados, migrantes

Reformismo o populismo

La propaganda del fracaso

San Fernando, Tamaulipas, cinco años de una masacre

Dos años

Periodismo asediado

Retos

Morelia

¿El “nuevo comienzo”?

Vapuleados

Carta abierta a Silvano Aureoles Conejo

El Apocalipsis que no fue

Carta abierta a Felipe Calderón Hinojosa

México bárbaro

Faltas e incongruencias

Corrupción, ¿problema cultural o institucional?

Viernes de furia

“Uso excesivo de la fuerza”

60 días

Necedades de izquierda y derecha

El desprecio a la ciudadanía

Arrogancia y autoritarismo

Burlar la democracia

¿Ofensiva mediática?

Descrédito o política

Gatopardismo 6

Gatopardismo electoral 4

Gatopardismo electoral 3

Gatopardismo electoral 2

Gatopardismo electoral 1

¿Esperanza, unidad, paz?

Charadas

Élites políticas

Placebos y catacumbas

Otoño de ira

Moviendo a México

Otoño mexicano

26/09/2014 ¡Vivos se los llevaron, vivos los queremos!

El discurso de odio, practicando el odio

El fin del “mexican moment”

Ayotzinapa o los jóvenes bajo sospecha

La política migratoria de EPN ¿Parteaguas?

¿La crisis perpetua?

Educación y suicidio

Una cultura de la violencia

¿Eso es todo?

Michoacán, entre el caos y la debacle financiera