Jerjes Aguirre Avellaneda
¡Para el debate por Michoacán!
En 2017: la difícil construcción del futuro
Viernes 13 de Enero de 2017

A- A A+

El Año Nuevo ha comenzado y las circunstancias de Michoacán sólo permiten efectuar pronósticos difíciles para la sociedad michoacana. De una parte, los problemas estructurales prevalecen, en tanto que la economía crece poco, por abajo de la tasa de crecimiento demográfico, haciendo retroceder el ingreso y el bienestar. A su vez, la inversión productiva disminuye en lugar de crecer y el mercado laboral sigue siendo preponderantemente precarizado, cuya característica básica consiste en que con los salarios vigentes el trabajador no alcanza a cubrir las necesidades básicas de su familia.

La pobreza y sus consecuencias de todo tipo siguen prevaleciendo entre los michoacanos con desempleo y migración, rezago educativo, corrupción e impunidad, inseguridad galopante, reconstrucción y surgimiento de nuevas organizaciones delincuenciales, robos, asaltos, secuestros y asesinatos con increíbles formas de crueldad, que anuncian el establecimiento de una nueva era en el ejercicio de una violencia que parece no tener fin.

La pobreza y sus consecuencias de todo tipo siguen prevaleciendo entre los michoacanos con desempleo y migración
La pobreza y sus consecuencias de todo tipo siguen prevaleciendo entre los michoacanos con desempleo y migración
(Foto: José Luis Ceja Guerra)


Como si fuera poco, 2017 se ha iniciado sin que la crisis de las finanzas públicas se haya resuelto con soluciones de fondo, en lugar de los simples diferimientos en el pago de la deuda y la cancelación definitiva de los déficits con que opera la administración pública. La falta de recursos es tan grave que el nuevo año ha sido recibido por los trabajadores de la Universidad Michoacana, por los del Sector Salud y del Ejecutivo del estado, con pagos pendientes de quincena y prestaciones legales en ocasión del fin de año anterior. De lo anecdótico se ha pasado a lo dramático de la propia realidad.

¿Qué decir de la confianza en las instituciones y el Estado de Derecho?, ¿qué decir de las dudas en la democracia y en el prestigio de la política, los partidos y los políticos mismos? Los ciudadanos se preguntan reiteradamente, ¿sirven para algo la democracia y la política? A pesar de que en la segunda mitad de este año habrá de iniciarse legalmente el proceso electoral de 2018, las grandes dudas y desconfianzas en la política, la democracia y las instituciones no logran disiparse.
Por otra parte, el contexto nacional e internacional para 2017 no será favorable en modo alguno para los michoacanos. Internamente, en el último tercio de un sexenio presidencial, su estrategia de “Mover a México” con reformas estructurales ha carecido de un “pacto” con la sociedad que lo respalde, y el “pacto” entre partidos y el gobierno no tuvo la capacidad de lograr que los ciudadanos pudieran apoyar en sus causas y efectos, las alianzas de México con los grandes capitales transnacionales, en una época en que la globalización muestra sus debilidades y rupturas en todas partes.

“Mover a México” ha significado elevación de precios e inflación, que amplían y profundizan las desigualdades internas, tensando las relaciones entre la sociedad y el gobierno. Sin resultados inmediatos había que pedir prestado hasta el límite en que el país podía mantener reconocimiento de solvencia. Después los ajustes son inevitables y para 2017 habrá un Presupuesto de Egresos federal que será desfavorable para las entidades federativas y Michoacán no será la excepción. Menos inversión y menos gasto federal se esperan para el año que comienza.

Internacionalmente el panorama es de sombras. Trump anuncio la construcción de un muro fronterizo y la deportación masiva de migrantes indocumentados. Estas medidas serán un golpe significativo para la sociedad michoacana, acostumbrada a resolver sus presiones de nuevos empleos, disimulando deliberadamente la válvula de escape de la emigración, hasta convertir a Michoacán en el exportador nacional número uno de fuerza de trabajo. Lo mismo que tratándose de las remesas en dólares a cargo de los migrantes, destinadas a resolver los apremios y angustias de familias michoacanas, antes de que lleguen a representar riesgos de exigencias y gobernabilidad importantes. En el nivel de salidas, retornos voluntarios e involuntarios y envíos de dinero son previsibles impactos relevantes para Michoacán en el corto plazo.

Aparte está la anunciada revisión del Tratado de Libre Comercio de América del Norte, con importantes implicaciones para las exportaciones michoacanas y las posibilidades de inversión, junto al proteccionismo que busca impedir el establecimiento de empresas norteamericanas en el exterior, además de la vulnerabilidad de las exportaciones agrícolas, expuestas siempre a las objeciones de todo tipo por las autoridades de ese país. Con todo ello, más el concepto de migrante que Trump tiene de los mexicanos, permiten anticipar un futuro de conflictos inevitables con el nuevo gobierno de Estados Unidos, de acuerdo con los valores básicos de patriotismo y dignidad.

Ante este contexto de amenazas y peligros, ¿qué es lo que corresponde hacer a los mexicanos en general y a los michoacanos en particular? En el contexto michoacano, el primer paso consiste en la identificación de las causas que actúan en la realidad y que provocan los peligros. No de causas inventadas a conveniencia, sino de las causas sustentadas en hechos irrefutables, por incómodos que sean para algunos. Abandonar la espontaneidad que sustituye la explicación por la ocurrencia es lo primero que hay que hacer.

Sigue la definición de objetivos, con claridad y comprensión, como condición para que todos los compartan y constituyan el vínculo entre el pasado, el presente y el porvenir, uniendo voluntades en un proceso que reconquiste optimismo y esperanza. Si la certidumbre no es capaz de sustituir la duda y la convicción ocupe el lugar de la desconfianza, entonces nada podría hacerse para evitar lo peor.

Y sin embrago, los michoacanos son merecedores de la satisfacción de construir lo que se proponen, convirtiendo en realidad sus grandes ideales.

Sobre el autor
Comentarios
Columnas recientes

¡El grito desesperado de la ideología!

En el año que comienza, tiempos para cambiar

Enajenación, ciudadanos y política

Fenómenos nuevos en la democracia mexicana

Clase política y elecciones

Diferencias sociales y elecciones

Las ideas y los intelectuales en la política

Hacia una tipología de candidatos

¿Todo para el mercado o todo para el Estado?

Los mexicanos: ¿por qué luchar?

Las Zonas Economicas Especiales y el desarrollo regional

En política: los jefes y los líderes

¿Por cuál camino: derecha o izquierda?

Pobreza estructural, el tener y el hacer

En marcha, Frente Amplio Democrático… ¿contra quién?

Cuando gana el PRI, ¿gana México?

La globalización en crisis

Reflexiones sobre México y el mundo

¡El Balsas se seca, la población también!

Democracia y cultura

¿Frente anti PRI o anti López Orador?

Resolver los problemas de fondo

Las ZEE y el corredor de pobreza Michoacán-Chiapas

La fuerza histórica de la comunidad indígena

Gobernadores ladrones

Efervescencia y preparativos políticos

Zapata, ¿individuo o comunidad?

Algunas referencias de la izquierda mexicana

¿Hay todavia izquierdas y derechas?

La lectura de las realidades políticas

México, el vacío de liderazgos

¿Oponer el sueño mexicano al sueño americano?

¡Para el debate por Michoacán!

Acelerando los tiempos políticos

En memoria del doctor Robles Garnica

Sin titubeos, la ZEE de Lázaro Cárdenas debe establecerse

En 2017: la difícil construcción del futuro

Corrupción y legitimidad política

Profesionistas: “Ciencia y tecnología para una patria libre”

En su aniversario: Revolución muerta, principios vivos

Ante el fenómeno Trump, lo necesario y a tiempo

¡Para el debate por Michoacán!

¿Todavía sirven los líderes?

Hacia el Centenario de la Constitución

Morelos: el pasado desde el presente

Presupuesto, austeridad y confianza

El Informe: lo dicho y lo no dicho

En la unidad de la izquierda, ¿cuál proyecto?

Violencia estructural, soluciones estructurales

Plan de Desarrollo, intenciones y realidad

CNC michoacana: renovación de liderazgos

En busca de la equidad

Migración michoacana, entre la forma y el fondo

¡Como son los candidatos es la democracia!

¿Se puede reformar la cultura?

(¿) Demostrar que el PRI está de pie (?)

La ZEE de Lázaro Cárdenas: enfoque regional y desarrollo territorial

En estos tiempos: ¿desarrollo o decadencia democrática?

La ZEE de Lázaro Cárdenas: el desarrollo compartido

Los modelos de análisis político y 2018

La ZEE de Lázaro Cárdenas: entre la idea y la realidad posible

Repensar la cultura y el desarrollo

Entre la demagogia, los medios y la insatisfacción democrática

Creencias y cambio de creencias

Lázaro Cárdenas: De Sicartsa a Zona Económica Especial

Relevos en la CNC michoacana

La clase empresarial michoacana

Aniversario: el modelo zapatista de lucha

Silva Tejeda: ¿Nuevo líder, nuevo PRI?

¡Para el Debate por Michoacán!

Desocupación y empleos emergentes

Remesas y problema migrante

Para entender la sociedad: ¿Sirve la teoría?

Absurdos sin corrección del campo michoacano

El Papa, los problemas y las soluciones

El ejido: Entre la ignorancia y la mala fe (Cuarta parte)

El ejido: el más grande despojo de la historia (Tercera parte)

El campo michoacano: Diez temas pendientes Segunda parte

Lo hecho y no hecho en el campo michoacano (primera parte)

Lo nuevo en el campo michoacano

Gobierno, presupuesto y política

Poder, plan, desarrollo y modelo

Foros de Consulta y Plan de Desarrollo

La costumbre de vivir con violencia

Revolución Mexicana hoy, frustraciones y hartazgos

Las Truchas, frustraciones y posibilidades

Belisario Domínguez ennobleció a la patria

Plan de Desarrollo, método y compromiso

Año difícil: presupuesto 2016

Zonas Económicas Especiales y regiones pobres de Michoacán

El nuevo comienzo, sólo con pueblo y gobierno

¿Es posible un gobierno sin mitos?

El reto de organizar al pequeño productor rural

Secretaría para la ciencia y la tecnología

Nueva administración para nuevo gobierno

Nuevas visiones para los nuevos ayuntamientos

Por un equipo de gobierno sin vicios y con rumbo

En el PRI, ¿sólo cambio de dirigentes?

La pobreza, organización y nueva cultura

La pobreza y sus retos, ¿es lo mismo explicar que medir la pobreza?

Cuba-Estados Unidos; una nueva historia

Los michoacanos, principio y fin del desarrollo

¿Es posible un programa del nuevo gobierno?

¿Organización política y candidaturas independientes?

¿Las mayorías nunca se equivocan?

La Tierra Caliente de Huetamo

Darle rumbo al campo

Replanteando estrategias: Michoacán y sus regiones

Los debates y la cultura política

Algunos de los muchos pendientes

Campañas: agotamiento de los viejos proselitismos

El vacío de liderazgos

Elecciones 2015: ¿para creer en la democracia?

¡Para el debate por Michoacán!