Gerardo A. Herrera Pérez
Debatamos Michoacán
Museo Béjar de Jiquilpan
Miércoles 18 de Enero de 2017

A- A A+

Las nuevas generaciones observan en el ir y venir en su vida cotidiana la espectacular casona de los Béjar, en el Centro Histórico de Jiquilpan. Ahí se alberga hoy el Museo Feliciano Béjar, cuidado magistralmente por su curador y personal operativo que han hecho de este museo un espacio para la recreación artística y el desarrollo cultural de Jiquilpan.

¿Pero quién fue Feliciano Béjar Ruiz?, bueno, él fue un autodidacta, pintor, escultor, escritor y primer ecologista mexicano. Nacido en Jiquilpan el 14 de Julio 1920 y muerto el 1º de Febrero de 2007 en la Ciudad de México, sus restos reposan en el Estado de México.

Museo Feliciano Béjar ubicado en el Centro Histórico de Jiquilpan
Museo Feliciano Béjar ubicado en el Centro Histórico de Jiquilpan
(Foto: Especial)

Feliciano Béjar es una figura importante para la vida cultural de México y de su terruño, Jiquilpan. En su niñez fue muy cercano a la Iglesia católica, ayudaba a su familia en tareas de mercería y trabajaba limpiando una carpintería. En este negocio, como pago por sus servicios, recibía madera de desecho con la que construía juguetes.

Al igual que muchos niños y niñas sin la atención médica correspondiente, a los ocho años sufrió de poliomielitis, por lo que tuvo que usar muletas hasta los trece años; esto no fue impedimento para que fuera miembro fundador del equipo Atlas de Guadalajara, una leyenda debido a su pata de palo.

Durante la Guerra Cristera (1926-1929), Feliciano Béjar supo distinguir entre la visión humanista y de destrucción del ser humano (“el hombre es el lobo del hombre”), por ello se pronunció en contra de la destrucción. Muchos seres humanos nos hemos declarado como humanistas y en contra de la destrucción, siguiendo esta vocación humanista y de respeto a la vida por la que optó Feliciano.

Por aquellos tiempos Jiquilpan se convirtió en centro de diversas actividades relacionadas con el arte. “Así contempló al muralista José Clemente Orozco, quien plasmó sus ideas sobre la Revolución Mexicana en la biblioteca del lugar”, importante acercamiento que le marcó para toda la vida.

Feliciano Béjar recuperó he hizo suyas diferentes técnicas para fortalecer su propuesta artística: pintura, dibujo, grabado, escultura (en madera, cerámica, metales soldados, bronce, piedra, acero inoxidable, cristal y plástico), tapices, escenografía teatral, construcción de casas, diseño y realización de jardines y paisajes, prácticamente en todo aquello que fuera susceptible de expresar arte, generosidad por lo visual.

El contenido de su obra está presente en más de un centenar de museos y colecciones institucionales por todo el mundo. Feliciano Béjar es y será un embajador de la cultura y el arte en México, Brasil, Francia, Inglaterra, Israel, Iraq, Estados Unidos y Canadá; Feliciano Béjar, de Jiquilpan para el mundo.

Feliciano Béjar fue reconocido por las autoridades de la política pública cultural en México, así en 1998 en el Instituto Nacional de Bellas Artes le rindió homenaje con una retrospectiva de su obra en el Museo de Arte Carrillo Gil, a 50 años de su primera exposición.

Feliciano se abre al mundo artístico con una primera exposición en 1948 en la ciudad de Nueva York y desde entonces presentó 150 muestras individuales y cerca de 100 en forma colectiva, en recintos nacionales y extranjeros, muchos de los cuales han adquirido su obra para sus colecciones permanentes.

Feliciano Béjar se constituye como un instrumento de política social en favor del arte y del cuidado del medio ambiente.

Béjar se sobrepone a la depredación del ser humano a su medio ambiente, impulsó acciones para el cuidado y la protección del suelo, del agua y de todo aquello que es fundamental para la preservación de la especie humana y de los seres vivos que ahí habitan.

Uno de los reconocimientos a este trabajo proteccionista fue su participación y trabajo con muchos grupos ecológicos, y en 1963 formó una de las primeras agrupaciones para la protección del medio ambiente del Distrito Federal.

Así, Feliciano Béjar expresa hoy en el museo que lleva su nombre su calidad de hombre comprometido con su tiempo y con su futuro, cuidó de las bellas artes pero también se comprometió con la esperanza de vida, del cuidado del medio ambiente.

A unos días de un aniversario más de su muerte, en el Museo Feliciano Béjar se le honrará como un gran artista, cuyo legado queda para las próximas generaciones y está al servicio de los niños, quienes podrán disfrutar de una magnifica y diversificada obra artística que nos enorgullece porque se trata de un michoacano de clase mundial.

Agradezco que espacios como este sean públicos, gratuitos y nos permitan fortalecernos en la apreciación de la cultura.

Vaya desde aquí mi estimación y cariño para quienes al pendiente de este espacio lo han convertido en un icono de la cultura de Jiquilpan, gracias Octavio Meza Ortiz por tu siempre generosa actitud de compartir un pedacito de Jiquilpan y su arte para el mundo.

Sobre el autor
Comentarios
Columnas recientes

Baños todo género

Talla baja

Baston blanco

Las tecnologías de la información y la comunicación

Afrodescendientes mexicanos

Violencia obstétrica

Agenda LGBTTTI

La agenda de la población LGBTTTI

Violencia por prejuicio LGBTTTI

100 años de ser mujer

100 años de ser mujer

100 años de ser mujer

Sistema nacional antidiscriminatorio

Dignidad humana

Mercancía humana

Trabajo doméstico

Grupos vulnerados

Transexualidad

XLVII Asamblea de la OEA

Orgullo gay 2017

Orgullo o dignidad

Población afrodescendiente

Sistema Nacional de Protección Integral

Migración y derechos humanos, una nueva mirada

Diversidad cultural

Conflictos de pareja

Comunidad trans

Tortura

Transexualidad, transgeneridad y travestismo

Masculinidades, misoginia y machísimo

Cuidado y corresponsabilidad

Afrodescendientes invisibles

Galardón Jiquilpan

Tortura y tratos degradantes

Por la dignidad humana

Cultura de la paz

Educación y género

Discriminación a trans

Jurisprudencia 8/217

Cautiverio

La era Trump y lo diverso

Museo Béjar de Jiquilpan

Elegir

Retos 2017

Debatamos Michoacán: 2017

Diversidad sexual de 2016 a 2017

VIH/2030

Discapacidad

A 33 años del VIH

Identidad de vaquero

Personas jóvenes de Uruapan

Comisión de Puntos Constitucionales

La diversidad somos todos

Derechos humanos en la educación

Construcción de conciencia social

Debatamos Michoacán

Paz

A 40 años de la agenda gay

Los derechos de inculpado y víctima

Diálogo, tolerancia y respeto

San Antonio Molinos

Buenavista

Cartilla LGBTTTI

Osos

Desarrollo humano

Mecanismos de opresión

La muerte

Reforma y matrimonio civil

Derechos humanos y desarrollo

Diversidad y respeto

Cuerpo, mercancía, trata

La diferencia

Marco normativo LGBTTTI

Odio

Arqueología del matrimonio igualitario

Disidentes sexuales

Lo humano, la persona, su dignidad

Derechos humanos

La vejez

Rostros de violencia

Miedo, tolerancia e información

Trata de personas en México

2,500 años de opresión de la mujer

Conflicto cultural por el valor de la diversidad

Matrimonio igualitario, concubinato, familia

Bullying, disciplinar los cuerpos

San Ildefonso

Mujeres Aliadas

Matrimonio igualitario, último prejuicio

Pladiem 2015-2021

Mecanismos de seguimiento, ¿para qué?

Igualdad sustantiva (segunda parte)

Igualdad sustantiva (primera parte)

2016

Plan de Desarrollo Integral del Estado de Michoacán 2015-2021

El derecho a conocer los derechos

Visibilidad social en La Piedad

VIH, tiempo, espacios y cuerpos

Conciencia social

Día Internacional de la Tolerancia

Derechos humanos

Ambiente laboral incluyente

Consejo Estatal para Prevenir la Discriminación

Dirección de diversidad sexual y bisexualidad en Michoacán

Trabajo doméstico

Informar para transparentar

Identidad trans

Agenda legislativa 15-18

Derecho a la diferencia

Lo privado no debe volverse público

La cultura y el desarrollo

Debatamos Michoacán

ITS y el condón

Corte Interamericana, movimiento social y matrimonio igualitario

Silvano y la agenda de la dignidad humana

Laicidad

Afrodescendientes, ¿dónde están?

Hablar de los derechos humanos

Jurisprudencia 43/2015, Iglesia católica y discurso político

Jurisprudencia 43/2015

\"Cuarto Aniversario de la reforma constitucional en materia de derechos humanos\"

Intolerancia

¿El closet institucionalizado?

17 de mayo

Homofobia, democracia sexual o diversidad

Homofobia, democracia sexual o diversidad

El ombudsman

Discriminación racial

¿Quiénes son los grupos vulnerados?

Femicidio o Feminicidio, ¿cuál?

Cero VIH

Bioética, persona y sociedad

Transgresores en Morelia

Armonización

Vasco de Quiroga, salud y ciudadanía

Bando de Buen Gobierno Churintzio

Alondra y Quimi en Arteaga

El liderazgo de la discapacidad

Pedro en Tuzantla

Holocausto

Investigación

Consejo Municipal de Igualdad

Niños y niñas

El odio

La diferencia de trato social

Los derechos humanos

1 y 3 de diciembre

Agenda CNDH 2014-2019

Jóvenes por la Paz en Cuitzeo

Política antidiscriminatoria