Jerjes Aguirre Avellaneda
¡Para el debate por Michoacán!
Sin titubeos, la ZEE de Lázaro Cárdenas debe establecerse
Viernes 20 de Enero de 2017
A- A A+

El entonces secretario de Hacienda, Luis Videgaray Caso, expresó en entrevista con la prensa a fines de abril de 2016 que en ese año se instalarían las primeras empresas y que la Zona Económica de Lázaro Cárdenas
El entonces secretario de Hacienda, Luis Videgaray Caso, expresó en entrevista con la prensa a fines de abril de 2016 que en ese año se instalarían las primeras empresas y que la Zona Económica de Lázaro Cárdenas
(Foto: Cuartoscuro)

A finales del mes de septiembre de 2015 el presidente Peña Nieto presentó a la Cámara de Diputados la iniciativa de la Ley de Zonas Económicas Especiales, que una vez concluido el proceso de aprobación legislativa fue promulgada por el propio presidente en el Puerto Lázaro Cárdenas, el 31 de mayo del 2016.
Sin embargo, la vigencia de la Ley de ZEE y su reglamento eran condición fundamental pero no suficiente para concretar la puesta en marcha de la Zona de Lázaro Cárdenas. Hubo de crearse primero la instancia operativa de las Zonas, denominada Autoridad de las Zonas Económicas Especiales, nombrándose como su titular al empresario Gerardo Gutiérrez Candiani.

Posteriormente, a principios de noviembre del año pasado fue firmada la carta de intención por el gobernador del estado y el presidente municipal de Lázaro Cárdenas, adquiriendo el compromiso para realizar las acciones de su competencia, en los aspectos de adecuaciones administrativas y establecimiento de incentivos y estímulos para la operación de la Zona de Lázaro Cárdenas.

Paralelamente fue anunciada la inversión de 17 mil millones de pesos en la Zona y la creación de 50 mil nuevos empleos en los próximos quince años, incluyendo la construcción de la primera etapa de la Terminal Especializada de Contenedores, prácticamente terminada, con una inversión de más de cinco mil millones de pesos, que permitirá la creación de 30 mil empleos directos e indirectos.

Por su parte, el entonces secretario de Hacienda, Luis Videgaray Caso, expresó en entrevista con la prensa a fines de abril de 2016 que en ese año se instalarían las primeras empresas y que la Zona Económica de Lázaro Cárdenas, “tenía potencial para atraer empresas del sector automotriz, agroindustrial, textiles y de electrónica”, con las reservas de precisión y ampliación de las “potencialidades” que pudiera contener el plan maestro para el desarrollo de la Zona.

No obstante, la ruta para establecer el marco legal y operativo de la Zona seguía apareciendo prolongada para ese tiempo. Se decía que “el cronograma previsto para el corto plazo indica que en enero de 2017 se debe culminar por completo el diseño y aprobación del marco legal institucional. En marzo serían aprobados los programas de desarrollo por parte de las Comisión Intersecretarial de las Zonas, firmándose los convenios con el estado y los municipios, en tanto que para junio deberán estar listos el dictamen, declaratoria y otorgamiento de permisos y asignaciones. En octubre de 2017 empezarán las obras de construcción y operación de las Zonas y para septiembre de 2018 deberán existir ya empresas ancla que comiencen con sus operaciones”.

Aparentemente habrá coincidencia y certidumbre en que para el mes de diciembre anterior sería emitido el decreto que declare a Lázaro Cárdenas y La Unión, Guerrero, como Zona Económica Especial, con sus límites, organización y funcionamiento, así como el conjunto de medidas que hagan atractiva la inversión en su perímetro, de igual modo que las ventajas para sus áreas inmediatas de influencia. Gutiérrez Candani fue categórico al decir, en su visita a Michoacán en noviembre pasado, lo siguiente: “El decreto de las ZEE está próximo a salir a fin de acelerar todo lo que se requiera para impulsar este proyecto, al igual que los incentivos fiscales que ya se armaron, para las empresas que se interesen en invertir en ellas”.

Prácticamente todas las fuentes oficiales señalaban que en el mes de diciembre pasado sería oficializada mediante decreto la Zona Económica Especial de Lázaro Cárdenas; sin embrago, trascurrió el último mes de 2016 y nada nuevo ocurrió en Lázaro Cárdenas, con lo cual ha dejado de cumplirse una meta que ha suscitado importantes preocupaciones no sólo entre los lazarocardenenses, sino en todo Michoacán, considerando la importancia de este fundamental polo de desarrollo.
¿Qué es lo que ha pasado? Algunas respuestas de académicos universitarios están relacionadas con la revisión y futuro incierto del Tratado de Libre Comercio de América del Norte anunciada por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump. Este contexto que destaca los intereses norteamericanos por sobre los intercambios, cooperación y beneficios recíprocos con otros países, alentando el proteccionismo económico y comercial, parece, en efecto, perjudicar la perspectiva de las Zonas Económicas Especiales mexicanas, concebidas como una estrategia fundamental para corregir los desequilibrios regionales y las persistentes y profundas desigualdades sociales en extenso territorio de México.

Ciertamente que las políticas norteamericanas afectan a este país en su conjunto y en proyectos específicos, pero no pueden representar una fatalidad y mucho menos una tragedia para el futuro de los mexicanos. Para eso sirve la soberanía y la dignidad de este gran pueblo. Las políticas de Trump pueden afectar en sus modalidades, operación y orientación de la Zona Económica Especial de Lázaro Cárdenas, pero no puede, ni debe, determinar su cancelación, como podrían suponer algunos.

De una parte están los países de la Cuenca del Pacífico, China en especial, cuyo interés en invertir en México ha sido reiterado. Más de 20 países integrados a la APEC y al Acuerdo Transpacífico, por su importancia en la economía y el comercio mundial, justificarían el cambio de mirada de Michoacán y la ZEE de Lázaro Cárdenas para dejar de mirar sólo al norte y voltear hacia el Pacífico en su enorme potencial estratégico para el desarrollo de México.

Cuando la globalización del mercado y nuevas formas de cooperación surgen en el mundo Estados Unidos decide aislarse y quedarse solo. Ese es su problema y el resultado de una decadencia visible que incluye los aspectos de la vida social y la política, con una democracia que ha hecho posible que la locura norteamericana se exprese a través de Donald Trump.

Lázaro Cárdenas tiene en todo caso otro tipo de problemas como la inseguridad y la violencia que persisten a pesar de todos los esfuerzos realizados. No obstante., la correlación demostrada entre prosperidad y paz social, plena vigencia de la ley, respeto y confianza en los demás y la vida colectiva, habrán de imponerse a las circunstancias de riesgo que algunos interese señalan como insuperables.

La Zona Económica Especial de Lázaro Cárdenas debe decretarse cuanto antes, culminando un proceso de grandes esfuerzos y confianza en el futuro, comenzando con la construcción de las presas Infiernillo y La Villita, carretera y vía ferra, la Siderúrgica Lázaro Cárdenas y el puerto mismo, como antecedentes que muestran la capacidad para realizar proyectos intergeneracionales y que hoy tienen la oportunidad de convertirse en un gran centro de economía y comercio mundial.

Ante este objetivo: ¡ni un paso atrás!

Sobre el autor
Comentarios
Columnas recientes

¿Alguien recuerda a los jornaleros agrícolas?

Elecciones y necesidades de cambio

El futuro que queremos que suceda

Corrupción, discrecionalidad, gabinetes

Política: la convicción contra la creencia

Meade y los nuevos tiempos del PRI

Morena, “el peligro para México” y el proyecto de nación

¡El grito desesperado de la ideología!

En el año que comienza, tiempos para cambiar

Enajenación, ciudadanos y política

Fenómenos nuevos en la democracia mexicana

Clase política y elecciones

Diferencias sociales y elecciones

Las ideas y los intelectuales en la política

Hacia una tipología de candidatos

¿Todo para el mercado o todo para el Estado?

Los mexicanos: ¿por qué luchar?

Las Zonas Economicas Especiales y el desarrollo regional

En política: los jefes y los líderes

¿Por cuál camino: derecha o izquierda?

Pobreza estructural, el tener y el hacer

En marcha, Frente Amplio Democrático… ¿contra quién?

Cuando gana el PRI, ¿gana México?

La globalización en crisis

Reflexiones sobre México y el mundo

¡El Balsas se seca, la población también!

Democracia y cultura

¿Frente anti PRI o anti López Orador?

Resolver los problemas de fondo

Las ZEE y el corredor de pobreza Michoacán-Chiapas

La fuerza histórica de la comunidad indígena

Gobernadores ladrones

Efervescencia y preparativos políticos

Zapata, ¿individuo o comunidad?

Algunas referencias de la izquierda mexicana

¿Hay todavia izquierdas y derechas?

La lectura de las realidades políticas

México, el vacío de liderazgos

¿Oponer el sueño mexicano al sueño americano?

¡Para el debate por Michoacán!

Acelerando los tiempos políticos

En memoria del doctor Robles Garnica

Sin titubeos, la ZEE de Lázaro Cárdenas debe establecerse

En 2017: la difícil construcción del futuro

Corrupción y legitimidad política

Profesionistas: “Ciencia y tecnología para una patria libre”

En su aniversario: Revolución muerta, principios vivos

Ante el fenómeno Trump, lo necesario y a tiempo

¡Para el debate por Michoacán!

¿Todavía sirven los líderes?

Hacia el Centenario de la Constitución

Morelos: el pasado desde el presente

Presupuesto, austeridad y confianza

El Informe: lo dicho y lo no dicho

En la unidad de la izquierda, ¿cuál proyecto?

Violencia estructural, soluciones estructurales

Plan de Desarrollo, intenciones y realidad

CNC michoacana: renovación de liderazgos

En busca de la equidad

Migración michoacana, entre la forma y el fondo

¡Como son los candidatos es la democracia!

¿Se puede reformar la cultura?

(¿) Demostrar que el PRI está de pie (?)

La ZEE de Lázaro Cárdenas: enfoque regional y desarrollo territorial

En estos tiempos: ¿desarrollo o decadencia democrática?

La ZEE de Lázaro Cárdenas: el desarrollo compartido

Los modelos de análisis político y 2018

La ZEE de Lázaro Cárdenas: entre la idea y la realidad posible

Repensar la cultura y el desarrollo

Entre la demagogia, los medios y la insatisfacción democrática

Creencias y cambio de creencias

Lázaro Cárdenas: De Sicartsa a Zona Económica Especial

Relevos en la CNC michoacana

La clase empresarial michoacana

Aniversario: el modelo zapatista de lucha

Silva Tejeda: ¿Nuevo líder, nuevo PRI?

¡Para el Debate por Michoacán!

Desocupación y empleos emergentes

Remesas y problema migrante

Para entender la sociedad: ¿Sirve la teoría?

Absurdos sin corrección del campo michoacano

El Papa, los problemas y las soluciones

El ejido: Entre la ignorancia y la mala fe (Cuarta parte)

El ejido: el más grande despojo de la historia (Tercera parte)

El campo michoacano: Diez temas pendientes Segunda parte

Lo hecho y no hecho en el campo michoacano (primera parte)

Lo nuevo en el campo michoacano

Gobierno, presupuesto y política

Poder, plan, desarrollo y modelo

Foros de Consulta y Plan de Desarrollo

La costumbre de vivir con violencia

Revolución Mexicana hoy, frustraciones y hartazgos

Las Truchas, frustraciones y posibilidades

Belisario Domínguez ennobleció a la patria

Plan de Desarrollo, método y compromiso

Año difícil: presupuesto 2016

Zonas Económicas Especiales y regiones pobres de Michoacán

El nuevo comienzo, sólo con pueblo y gobierno

¿Es posible un gobierno sin mitos?

El reto de organizar al pequeño productor rural

Secretaría para la ciencia y la tecnología

Nueva administración para nuevo gobierno

Nuevas visiones para los nuevos ayuntamientos

Por un equipo de gobierno sin vicios y con rumbo

En el PRI, ¿sólo cambio de dirigentes?

La pobreza, organización y nueva cultura

La pobreza y sus retos, ¿es lo mismo explicar que medir la pobreza?

Cuba-Estados Unidos; una nueva historia

Los michoacanos, principio y fin del desarrollo

¿Es posible un programa del nuevo gobierno?

¿Organización política y candidaturas independientes?

¿Las mayorías nunca se equivocan?

La Tierra Caliente de Huetamo

Darle rumbo al campo

Replanteando estrategias: Michoacán y sus regiones

Los debates y la cultura política

Algunos de los muchos pendientes

Campañas: agotamiento de los viejos proselitismos

El vacío de liderazgos

Elecciones 2015: ¿para creer en la democracia?

¡Para el debate por Michoacán!