Gerardo A. Herrera Pérez
Debatamos Michoacán
La era Trump y lo diverso
Miércoles 25 de Enero de 2017
A- A A+

Donald Trump, presidente de Estados Unidos desde el pasado 20 de enero del presente año, ha generado indignación y escozor entre diversos sectores de la población en el mundo: mujeres, minorías sociales (indígenas, ambientalistas, feministas) y, desde luego, la llamada comunidad diversa sexual LGBTTTI (lesbianas, gay, bisexuales, transexuales, transgéneros, travestis, intersexuales).

Las manifestaciones del presidente Trump en muchas ocasiones han sido misóginas, machistas, clasistas, racistas, xenofóbicas, homofóbicas, lesbofóbicas, transfóbicas, neocolonialistas, y ello ha impulsado a que se lleven a cabo manifestaciones y acciones colectivas de protestas, muchas de ellas totalmente pacíficas. Así, en algunas partes del mundo y de Estados Unidos, como en Chicago, Utah y Nueva York, expresan su descontento prácticamente a partir de su toma de posesión.

Donald Trump, presidente de Estados Unidos desde el pasado 20 de enero del presente año, ha generado indignación y escozor entre diversos sectores de la población en el mundo: mujeres, minorías sociales (indígenas, ambientalistas, feministas) y, desde lue
Donald Trump, presidente de Estados Unidos desde el pasado 20 de enero del presente año, ha generado indignación y escozor entre diversos sectores de la población en el mundo: mujeres, minorías sociales (indígenas, ambientalistas, feministas) y, desde lue
(Foto: TAVO)

Las redes sociales, así como otros instrumentos de comunicación electrónica, han dado a conocer la indignación y el rechazo a la actitud altamente discriminatoria y excluyente a amplios sectores de la población derivado de su condición de género, migratoria, étnica, de orientación sexual o identidad de género, pero también de los ambientalistas, y de una falta de oficio con los cuerpos diplomáticos y los organismos internacionales.

Con respecto a la diversidad sexual, con derechos ya reconocidos en el periodo del ex presidente Obama, el mismo día de la toma de posesión del presidente Trump fue retirada de la página web de la Casa Blanca el sitio de los derechos LBGTTTI, ya ganados por la Unión Americana.

Para el caso de la comunidad diversa sexual, este posicionamiento le complica el escenario y la lucha por la defensa de sus derechos humanos; con este posicionamiento la diversidad sexual recibirá exclusión y discriminación de Estados Unidos (pero también de América Latina y el Caribe, tal como lo señala desde 2015 la Comisión Interamericana de Derechos Humanos a través del estudio “Violencia contra las personas LGBTI”). De esta manera la violencia continuará sucediéndose en el continente americano pero con la salvedad de que será legitimado desde la decisión del hombre más poderoso del mundo.

El discurso del presidente Trump promueve la violencia por prejuicio, que es un fenómeno social que se dirige contra grupos sociales específicos tales como las personas LGBTTTI, mujeres, minorías sociales y migrantes, y tiene un impacto simbólico y envía un mensaje de terror generalizado a dichas comunidades, nuevamente el miedo como un instrumento de control.

La preocupación constante de diversos colectivos, principalmente los LGBTTTI, pero en específico aquellos que hoy están solicitando asilo político en Estados Unidos, las comunidades trans, o de aquellas que viven con VIH/Sida, es que se pudieran aprobar de inmediato leyes o políticas públicas que refuerzan los prejuicios sociales y aumenten los efectos negativos que tales prejuicios tienen en las vidas de las personas LGBTTTI, particularmente en contextos donde la violencia por prejuicio es predominante.

Y es que, de aprobarse e instrumentarse las normas o las políticas, podrían ir contra las comunidades LGBTTTI considerándolas como personas dedicadas a la vagancia, a la depravación o a la corrupción de menores, todos ellos elementos que tenderían a fortalecer la protección de la “moral pública” con los efectos que llevaría a criminalizar a las personas LGBTTTI.

Y lo expreso sin temor a equivocarme: la sola presencia de una persona trans en un espacio público puede ser interpretada como una “exhibición obscena” que violenta la moral pública desde la perspectiva de la Policía; lo mismo ocurre en relación con las demostraciones de afecto en público entre parejas del mismo sexo, quienes podrían ser consideradas depravadas y exhibicionistas que atentan igualmente contra la moral pública al oponerse al modelo hegemónico del patriarcado, el sexismo y el androcentrismo.

Lamento que en algunos países como Rusia, y hoy Estados Unidos con el discurso de Trump, se fortalezcan patrones conservadores en contra de la dignidad humana de las comunidades de diversidad sexual.

Como ayer, como lo será hoy, la importancia de mantener unido el colectivo LGBTTTI, o TTTILGB, a efecto de hacer un frente común y no permitir en ningún momento la separación ni de las comunidades ni de los liderazgos, como tampoco del acrónimo. Recordemos que lo que no está no existe, lo que no existe no tiene derechos; la invisibilidad es un mecanismo de opresión para fortalecer el patriarcado, de ahí la importancia de mantener visibles las tres “T”, como hoy ya se hace en la Ciudad de México en su Constitución, aun frente a diversos debates estériles.

Si bien en la Ciudad de México existen nuevas alianzas y reposicionamientos desde el feminismo de mujeres cisgéneros y comunidades trans, entiendo que las comunidades de gay y lesbianas podrían caminar sobre bases de mayor apertura al empoderamiento de las comunidades trans y sus liderazgos de representación; se trata de no colonizar cuerpos como tampoco identidades. Todos en una misma lucha, reconociendo sus diferencias y aceptando los mismos derechos para todos.

Hoy lo que vemos en estas acciones colectivas públicas es un acompañamiento de las feministas con las comunidades trans, donde el discurso feminista respalda a los discursos trans para convertirse en un discurso incluyente y de respeto a las diversidades no sólo culturales, sino corporales. Es éste un importante elemento de resignificación no sólo del movimiento feminista, sino de resignificación del discurso para ir construyendo un nuevo movimiento social incluyente, de respeto.

Termino expresando que lo que menos desea seguramente la comunidad diversa sexual es que se vuelva a las múltiples formas de violencia contra las personas LGBTTTI, incluyendo violaciones al derecho a la vida, tales como ejecuciones extrajudiciales cometidas por actores estatales o con aquiescencia de éstos y asesinatos cometidos por actores no estatales; así como invisibilidad, estigma, prejuicio, violencia, discriminación frente a la salud, empleo, justicia, participación política y, finalmente, que se continúe con el habitus, o como le llama Lizárraga Cruchaga, los esclavos del género.

Sobre el autor
Comentarios
Columnas recientes

La agenda de la población LGBTTTI

Violencia por prejuicio LGBTTTI

100 años de ser mujer

100 años de ser mujer

100 años de ser mujer

Sistema nacional antidiscriminatorio

Dignidad humana

Mercancía humana

Trabajo doméstico

Grupos vulnerados

Transexualidad

XLVII Asamblea de la OEA

Orgullo gay 2017

Orgullo o dignidad

Población afrodescendiente

Sistema Nacional de Protección Integral

Migración y derechos humanos, una nueva mirada

Diversidad cultural

Conflictos de pareja

Comunidad trans

Tortura

Transexualidad, transgeneridad y travestismo

Masculinidades, misoginia y machísimo

Cuidado y corresponsabilidad

Afrodescendientes invisibles

Galardón Jiquilpan

Tortura y tratos degradantes

Por la dignidad humana

Cultura de la paz

Educación y género

Discriminación a trans

Jurisprudencia 8/217

Cautiverio

La era Trump y lo diverso

Museo Béjar de Jiquilpan

Elegir

Retos 2017

Debatamos Michoacán: 2017

Diversidad sexual de 2016 a 2017

VIH/2030

Discapacidad

A 33 años del VIH

Identidad de vaquero

Personas jóvenes de Uruapan

Comisión de Puntos Constitucionales

La diversidad somos todos

Derechos humanos en la educación

Construcción de conciencia social

Debatamos Michoacán

Paz

A 40 años de la agenda gay

Los derechos de inculpado y víctima

Diálogo, tolerancia y respeto

San Antonio Molinos

Buenavista

Cartilla LGBTTTI

Osos

Desarrollo humano

Mecanismos de opresión

La muerte

Reforma y matrimonio civil

Derechos humanos y desarrollo

Diversidad y respeto

Cuerpo, mercancía, trata

La diferencia

Marco normativo LGBTTTI

Odio

Arqueología del matrimonio igualitario

Disidentes sexuales

Lo humano, la persona, su dignidad

Derechos humanos

La vejez

Rostros de violencia

Miedo, tolerancia e información

Trata de personas en México

2,500 años de opresión de la mujer

Conflicto cultural por el valor de la diversidad

Matrimonio igualitario, concubinato, familia

Bullying, disciplinar los cuerpos

San Ildefonso

Mujeres Aliadas

Matrimonio igualitario, último prejuicio

Pladiem 2015-2021

Mecanismos de seguimiento, ¿para qué?

Igualdad sustantiva (segunda parte)

Igualdad sustantiva (primera parte)

2016

Plan de Desarrollo Integral del Estado de Michoacán 2015-2021

El derecho a conocer los derechos

Visibilidad social en La Piedad

VIH, tiempo, espacios y cuerpos

Conciencia social

Día Internacional de la Tolerancia

Derechos humanos

Ambiente laboral incluyente

Consejo Estatal para Prevenir la Discriminación

Dirección de diversidad sexual y bisexualidad en Michoacán

Trabajo doméstico

Informar para transparentar

Identidad trans

Agenda legislativa 15-18

Derecho a la diferencia

Lo privado no debe volverse público

La cultura y el desarrollo

Debatamos Michoacán

ITS y el condón

Corte Interamericana, movimiento social y matrimonio igualitario

Silvano y la agenda de la dignidad humana

Laicidad

Afrodescendientes, ¿dónde están?

Hablar de los derechos humanos

Jurisprudencia 43/2015, Iglesia católica y discurso político

Jurisprudencia 43/2015

\"Cuarto Aniversario de la reforma constitucional en materia de derechos humanos\"

Intolerancia

¿El closet institucionalizado?

17 de mayo

Homofobia, democracia sexual o diversidad

Homofobia, democracia sexual o diversidad

El ombudsman

Discriminación racial

¿Quiénes son los grupos vulnerados?

Femicidio o Feminicidio, ¿cuál?

Cero VIH

Bioética, persona y sociedad

Transgresores en Morelia

Armonización

Vasco de Quiroga, salud y ciudadanía

Bando de Buen Gobierno Churintzio

Alondra y Quimi en Arteaga

El liderazgo de la discapacidad

Pedro en Tuzantla

Holocausto

Investigación

Consejo Municipal de Igualdad

Niños y niñas

El odio

La diferencia de trato social

Los derechos humanos

1 y 3 de diciembre

Agenda CNDH 2014-2019

Jóvenes por la Paz en Cuitzeo

Política antidiscriminatoria

Programa Antidiscriminatorio de Michoacán

Día Nacional contra la Discriminación

“Interculturalidad: diversidad y paz”

Federación Iberoamericana del Ombudsman

Presea Vasco de Quiroga

Convenios y seguimiento y evaluación

Discurso de odio en Durango