Samuel Ponce Morales
La Conspiración
Reestructura, entre lo legal y…
Jueves 26 de Enero de 2017
A- A A+

Tanta fue la presión que ejerció el presidente de la Mesa Directiva del Congreso del Estado, Pascual Sigala Páez, para que las comisiones unidas de Hacienda y Deuda Pública y la de Programación, Presupuesto y Cuenta Pública se reúnan y dictaminen la iniciativa para autorizar la reestructura de una parte de la deuda pública, que hizo reventar a Miguel Ángel Villegas Soto, presidente de esas comisiones.

Luego de cinco semanas de hacer llamados, exhortos y hasta amenazar con no esperar su convocatoria a la reunión y sacar el dictamen por mayoría, orilló al diputado del Partido Acción Nacional a salir a decir que si tanto le urge al Ejecutivo la reestructura, que la haga, ya que de acuerdo con el artículo 12 de la Ley de Hacienda no requiere la autorización del Congreso.

El guacamole en el Super Bowl
El guacamole en el Super Bowl
(Foto: Especial)

Y de pasada recordó que, según la Ley Orgánica y de Procedimientos del Congreso del Estado, las comisiones tienen hasta 90 días hábiles para analizar y dictaminar las iniciativas que se les turnan.

Tiene razón el diputado por el Distrito de Morelia Suroeste en el supuesto de que con la iniciativa del gobernador Silvano Aureoles Conejo únicamente se buscará reestructurar diez mil 906 millones de pesos de la deuda pública bancaria, que en total asciende a los 18 mil millones de pesos.

La cosa es que la Ley de Hacienda también especifica algunas condiciones que no cumple la iniciativa, como que no se incremente el remanente del saldo insoluto y no se amplíe el plazo de vencimiento original de los financiamientos respectivos y, por lo tanto, sí requiere de la autorización del Poder Legislativo.

Además, ya lo dijo el diputado Sergio Ochoa Vázquez, el contrato de la deuda en Unidades de Inversión (UDIs) vence hasta el 31 de julio de 2037, y como es irrevocable no se puede reestructurar. Legalmente lo único que se puede hacer es tomar previsiones desde ahora para que el 31 de enero de 2018 se pueda liquidar el saldo insoluto de ese contrato que al pasado mes de octubre era de cuatro mil 155 millones 390 mil 802 pesos.

Pero la legalidad puede ser burlada ya que en la negociación se está chantajeando a los tenedores de los certificados bursátiles para que acepten modificar el contrato a cambio de no divulgar sus nombres, los cuales se mantienen en secreto y lo más que se sabe es que hay funcionarios de las administraciones perredistas que contrataron esa deuda.

Cómo pagar el muro



De acuerdo con datos del diario El Economista, encontrar la forma de financiar el muro entre los límites de Estados Unidos y México es un problema real para el mandatario estadounidense Donald Trump.

Ante ello señala la posibilidad de que dicho pago sea través de los mexicanos vía un impuesto a las remesas, lo cual sería la manera más práctica.

En eso sitúa que en el equipo de Trump han hecho cálculos de diez por ciento. Sobre la base de 25 mil millones de dólares de envíos, tardaría 20 años en recuperar la inversión.

“Existe un antecedente de un impuesto a las remesas. El estado de Oklahoma lo estableció en 2009. Se trataba de uno por ciento para todos los envíos hacia fuera del estado. Si en vez del diez por ciento el porcentaje fuera el uno por ciento, el periodo de recuperación sería de 200 años”.

Nada es lo que parece



1- Y durante el año pasado, de acuerdo con datos gubernamentales, pese al incremento en las muertes dolosas en el país, Michoacán se sitúa como el estado más seguro, más que en años anteriores, y aunque lo primero es una realidad insoslayable, la información se utiliza como un pretexto por los antigubernamentales para darle un cariz político.
2- Por el efecto Trump hay psicosis en México, hasta la detención de un embarque de aguacate hacia Estados Unidos provocó una serie de especulaciones, incluso estableciéndose no que habría guacamole en el Super Bowl, lo cual fue desmentido por la Asociación de Productores y Empacadores Exportadores d Aguacate en México (APEAM).
3- “El presidente debe tener claro que por cualquier cosa que haga se le van a manifestar los ciudadanos en la calle, que no le van a estar perdonando mucho, cualquier cosa que haga mala le van a reclamar. Ese es aprendizaje del presidente, pero también tiene que aprender a no subestimar a los ciudadanos”: Roy Campos, presidente de Consulta Mitofsky.

Conjuro



Y ahora a esperar a los ilegales, a los inminentes deportados…

Sobre el autor
Samuel Ponce Morales Michoacano por residencia, periodista empírico, posee dos premios estatales en crónica y en entrevista; ha sostenido charlas con la escritora Elena Poniatowska, el pintor Alfredo Zalce, el futbolista Diego Maradona, el fotógrafo cubano Alberto Korda, y el comandante sandinista Tomás Borge; ha transitado como reportero en Excelsior y El Universal, así como corresponsal de La Jornada; ha sido jefe de Información, de corresponsales y de multimedia, así como columnista de Cambio de Michoacán...
Comentarios
Columnas recientes

Encesta Michoacán y desafía a EU

El juego por el fiscal general

Morelia, el temor con Morón

Catapulta

TEEM, tiempo, tiempo…

La lucha de Cherán en letras

La prisa de los diputados locales

PRI, más que el PRD…

Morena, los ante precandidatos

AMLO, líneas gubernamentales

UMSNH, elecciones 2018

De trompetas y Trump-Etillas

Taretan

El debate anunciado

Morena, candidato de armas

Nurio, tambores de guerra

El perverso orgullo morenista

El polémico Morelos post mortem

PT, ¿jugando con fuego?

Candidatos, renuncias y sustituciones

La Nahuatzen se incendia

Mesa de Gobernabilidad, dos puntos, dos…

UMSNH, secuelas

ZEE de LC, otro mundo

Comunidad modelo

Los candidatos pendientes…

Meade, oxígeno puro

Tras los incendiarios…

Rumbo a las campañas locales

Plurinominales, tambores de guerra

Paridad de género, una relación tortuosa…

Candidatos, el juego de la Auditoría

El ladrón que dejó de ser perredista

PRD, escupir para arriba

Salud, escupir hacia arriba

Un intento de debate senatorial

Fausto, con todo

Fausto sabe que tendrá que enfrentar una permanente guerra sucia

Lo mío no es necedad de seguir en la política: Fausto Vallejo

“No quiero saber nada del PRI”: Fausto

Maribel, focos rojos intempestivos

CNTE, ni a Zapata

Juntos hubiesen hecho historia

Gobernabilidad, independientes sin lugar

Campañas pálidas

Judicial, el otro poder…

De coaliciones y candidaturas comunes

Vuelta a la hoja del “matón”

¿El Loco Mireles?

Galimatías del PRI en Morelia

Violencia, esa percepción

Viene la guerra sucia

Cemide, sin tregua

¿Y los golpes financieros al crimen?

SPUM, el otro nepotismo

El plantón del IEM

Relevos en el gabinete, sin problemas: Gobernador

Tiripetío, carne de cañón

AMLO, cobijo al viejo PRI

Opera CJNG en Michoacán a través de franquicias

Orden en huertas de aguacate; no contra la producción sí contra del caos: Silvano

Mujeres en la política

Vandalismo partidista

Sobre los diputados chapulines

UMSNH, alerta roja

La perversión de los ex autodefensas

De polos a polos

El cinismo de Pichardo

El dilema del alcalde moreliano

En defensa del alcalde

Alfonso Martínez, arriba

El llamado del aplacado Silvano

Meade en Michoacán

PRD, hasta las de la casa

PRI, golpe al estilo castillista

Quién en la política interior

Marko, actitudes porriles

Independientes, la exclusión

Torres Piña vs García Conejo

Fausto, contracorriente

STJE, el amago sindical

La Conspiración

CNTE, las cifras que dicen más que las marchas

Un Vallejo contra Felipe Calderón

Yankel, el primero

CNTE, la lucha en redes

El Mosh

Un acuerdo incompleto

De Ostula a Paracho

El ocaso de Manuel Guillén

CNTE, métodos obsoletos

Sin vergüenza ante la Copecol

PRI en Michoacán, la lucha interna

“Si no se la comen, se la llevan…”

CNTE, bonos de qué, por qué…

El regreso de Fausto

Michoacán 2017, en finanzas el atorón

PRI, la lucha por Morelia

De Cristóbal a Godoy, pasando por Morón

PRD, la disputa por el Senado

UMSNH y el humo blanco

Morelia independiente

Congreso, reponer proceso

Las claves de la Ley de Seguridad Interior

Seguridad, hablar por hablar…

SPUM, la nomenclatura ataca

UMSNH, auditoría forense

Cabildo de Morelia, bajo la lupa

El reto del IEM, una App funcional

AMLO en tierras michoacanas

Michoacán, nadie con Meade

INE, menos recursos

Relatoría silvanista de un viaje a China

El Balsas, el otro bastión del crimen

STJE, la intromisión del Legislativo

Y nada de aquel martes…

UMSNH, la partidización

Nahuatzen, jugar con fuego

El aspirante presidencial michoacano

Represión elevada al amarillismo

PRI, por la joya de la corona

El STASPE, rehén de la CNTE

PRD, entre la limpia y la purga

Noche de Muertos, tradición y tecnología digital

Rumbo a 2018

Fiscal Anticorrupción, los sin padrinos

La gira en Estados Unidos

Universidades en crisis

El Frente, estocada a Morena y al PRI

Altozano

Protección a periodistas

De las autodefensas de Castillo a los “sicarios” de la Cocotra

¿Por qué a El Colegio de Michoacán?

El segundo hombre

Los cambios en el gabinete

El ABC de las candidaturas independientes

Cocoa, de la noche a la mañana

Descuidos de alcaldes

Ricardo Anaya, un peligro para el Frente

Pasalagua, tambores de guerra

Uriel López, independiente

Crimen en Altozano

Reaparecen los independientes

El manoseado puerto LC

Contra el IIFEEM

Congreso, el inesperado frente

Silvano, a buen entendedor…

IEM, los nuevos perfiles

El mensaje del gobernador

Michoacán, sismo tras sismo