Gerardo A. Herrera Pérez
Debatamos Michoacán
Cautiverio
Miércoles 1 de Febrero de 2017
A- A A+

El cautiverio es un concepto antropológico que precisa la opresión contra las mujeres en un mundo patriarcal, exactamente como el que vivimos en México; en el cautiverio se mantiene a las mujeres cautivas, privadas de su libertad, controladas por el poder patriarcal.

Las mujeres están cautivas porque fueron privadas de su autonomía, de su libertad, de la independencia de la que goza el hombre justificado en el poder que le da el sistema de género
Las mujeres están cautivas porque fueron privadas de su autonomía, de su libertad, de la independencia de la que goza el hombre justificado en el poder que le da el sistema de género
(Foto: Cambio de Michoacán)

Las mujeres están cautivas porque fueron privadas de su autonomía, de su libertad, de la independencia de la que goza el hombre justificado en el poder que le da el sistema de género, es decir, el patriarcado; las mujeres no pueden tomar decisiones libremente, como tampoco pueden escoger, su vida está marcada por la historia, por nuestra cultura, por los estigmas, estereotipos y prejuicios.

El cautiverio, o mejor dicho en el cautiverio, se gobierna la vida de las mujeres, ya por un intrincada red de sistemas de diseño público generado desde las instituciones y por sus parejas. Ellas están obligadas a cumplir su rol social sin más que aceptar y no oponerse; así, la subordinación de las mujeres está sometida al dominio de su otredad.

La libertad que se les restringe a las mujeres es debido a que la misma es clasista y patriarcal, es una libertad que sólo gozan los grupos sociales empoderados política y económicamente, es una libertad machista, es una libertad misógina, es una libertad heterosexual, pero también es una libertad clasista, racista y lesbofóbica, bifóbica, transfóbica, es una libertad a modo.

Y mire usted, son libres los que pertenecen a espacios dominantes, espacios urbanos, frente a los rurales o provincianos. Pero también aquellos espacios que son altamente rentables y productivos como las zonas aguacateras, freseras, de alta tecnología capitalista, frente a las zonas empobrecidas por sus tierras de bajo perfil productivo agrícola, incluso ganadero.

Libres son los académicos cuyo trabajo es altamente valorizado, frente a aquellos que hacen un trabajo manual. Así, la mujer empoderada podrá ser libre, pero una mujer sin información, sin alfabetización, sin conocimientos, difícilmente podrá ser libre y salir del cautiverio, el cual ha sido un instrumento de control y sometimiento de su cuerpo para la disciplina del mismo.

Por otro lado, quien ejerce el control dentro del cautiverio es el hombre, el esposo, el marido, la pareja sentimental, el que ejerce el patriarcado en ocasiones también como padrastro, como una persona totalmente ajena al cautiverio pero que llega para colonizarlo y someterlo, restringir la libertad y asumir el poder, incluso el poder sobre los cuerpos de la familia.

Quien asume el poder tiene el derecho de castigar sobre malas conductas ejercidas para la mujer y definidas y supervisadas por el patriarcado; tiene también el derecho a prohibir e impedir la realización de actividades que le puedan dañar la imagen al patriarca. El que ejerce el control y poder también enjuicia, sentencia, somete, controla, devasta, humilla, y en ocasiones, con la muerte de la culpable viene acompañada de la absolución, da la sentencia y perdona.

No obstante, también la mujer tiene poder, aun en esas condiciones, un poder disminuido, sometido, controlado, pero al final lo tiene, tal como lo define Marcela Lagarde. Ésta nos comparte que el poder de la mujer está presente en tres momentos: tiene poder toda vez que es objeto del poder, esto es, el menor pero gran poder del dominado consiste en ser objeto del poder del otro (opresión). El dominado confiere por su sujeción poder y existencia al dominador.

Segundo: tiene poder por la especialización alcanzada en su proceso histórico que sólo ella puede hacer (especialización exclusiva), y tercero: poder para satisfacer necesidades propias y trascender a los demás.
No obstante, observamos la existencia de mecanismos de opresión en contra de las mujeres por parte del patriarcado, la violencia, la discriminación, misoginia, machismo, sexismo, van sometiendo a las mujeres de manera permanente mediante la opresión de que son objeto.

En este tenor de los mecanismos de opresión, pero en la época contemporánea, y para ser precisos aquí en Michoacán, durante los pasados días se han cometido diversos homicidios contra mujeres en distintas partes del estado, un análisis de carácter funcionalista nos plantea los siguientes datos.

En los últimos 24 días de enero de 2017 se han registrado crímenes contra mujeres, ello nos conduce a plantearnos si las acciones emprendidas por la Alerta por Violencia de Género no tienen aún los impactos deseables, o bien si debemos esperar aún más tiempo para contar con mejores resultados, derivado de los años de patriarcado, de cautiverio, de sometimiento y control contra la mujer.

En Michoacán se continúan presentando casos de mujeres asesinadas en diversos municipios de Michoacán, incluso en la capital del estado.

Si bien existe una coordinación interinstitucional que ha permitido implementar acciones de política pública, persiste este fenómeno que atenta contra las mujeres michoacanas.

Con la información obtenida se han presentado los casos de catorce asesinatos, que tendrán que ser analizados por parte de las autoridades de procuración de justicia para darles la connotación de feminicidios, si es que los mismos se apegan al tipo penal.

Del total de los catorce asesinatos de mujeres, un caso pertenece a una menor de edad (17 años), cuatro son de mujeres cuyas edades van de los 21 a los 30 años, tres casos de mujeres de 31 a 40 años y sólo un caso de una mujer de 58 años de edad. El resto de los asesinatos, cinco, los medios impresos y electrónicos no confirman sus edades.

En el análisis que nos ocupa, el primer lugar en la lista de los lugares donde se presentaron estos homicidios fue el siguiente: Apatzingán, 3 casos; Hidalgo y La Piedad, 2 casos cada uno; Tarímbaro, Jacona, Lázaro Cárdenas, Zacapu, Zamora, Morelia y Uruapan, un caso en cada uno de estos municipios. Es importante precisar que si bien Morelia y Tarímbaro, como el caso de Zamora y Jacona, que tienen un solo caso, al ser una zona conurbada se estaría presentando un posicionamiento de dos casos por zona conurbada.

Sobre el autor
Comentarios
Columnas recientes

Baños todo género

Talla baja

Baston blanco

Las tecnologías de la información y la comunicación

Afrodescendientes mexicanos

Violencia obstétrica

Agenda LGBTTTI

La agenda de la población LGBTTTI

Violencia por prejuicio LGBTTTI

100 años de ser mujer

100 años de ser mujer

100 años de ser mujer

Sistema nacional antidiscriminatorio

Dignidad humana

Mercancía humana

Trabajo doméstico

Grupos vulnerados

Transexualidad

XLVII Asamblea de la OEA

Orgullo gay 2017

Orgullo o dignidad

Población afrodescendiente

Sistema Nacional de Protección Integral

Migración y derechos humanos, una nueva mirada

Diversidad cultural

Conflictos de pareja

Comunidad trans

Tortura

Transexualidad, transgeneridad y travestismo

Masculinidades, misoginia y machísimo

Cuidado y corresponsabilidad

Afrodescendientes invisibles

Galardón Jiquilpan

Tortura y tratos degradantes

Por la dignidad humana

Cultura de la paz

Educación y género

Discriminación a trans

Jurisprudencia 8/217

Cautiverio

La era Trump y lo diverso

Museo Béjar de Jiquilpan

Elegir

Retos 2017

Debatamos Michoacán: 2017

Diversidad sexual de 2016 a 2017

VIH/2030

Discapacidad

A 33 años del VIH

Identidad de vaquero

Personas jóvenes de Uruapan

Comisión de Puntos Constitucionales

La diversidad somos todos

Derechos humanos en la educación

Construcción de conciencia social

Debatamos Michoacán

Paz

A 40 años de la agenda gay

Los derechos de inculpado y víctima

Diálogo, tolerancia y respeto

San Antonio Molinos

Buenavista

Cartilla LGBTTTI

Osos

Desarrollo humano

Mecanismos de opresión

La muerte

Reforma y matrimonio civil

Derechos humanos y desarrollo

Diversidad y respeto

Cuerpo, mercancía, trata

La diferencia

Marco normativo LGBTTTI

Odio

Arqueología del matrimonio igualitario

Disidentes sexuales

Lo humano, la persona, su dignidad

Derechos humanos

La vejez

Rostros de violencia

Miedo, tolerancia e información

Trata de personas en México

2,500 años de opresión de la mujer

Conflicto cultural por el valor de la diversidad

Matrimonio igualitario, concubinato, familia

Bullying, disciplinar los cuerpos

San Ildefonso

Mujeres Aliadas

Matrimonio igualitario, último prejuicio

Pladiem 2015-2021

Mecanismos de seguimiento, ¿para qué?

Igualdad sustantiva (segunda parte)

Igualdad sustantiva (primera parte)

2016

Plan de Desarrollo Integral del Estado de Michoacán 2015-2021

El derecho a conocer los derechos

Visibilidad social en La Piedad

VIH, tiempo, espacios y cuerpos

Conciencia social

Día Internacional de la Tolerancia

Derechos humanos

Ambiente laboral incluyente

Consejo Estatal para Prevenir la Discriminación

Dirección de diversidad sexual y bisexualidad en Michoacán

Trabajo doméstico

Informar para transparentar

Identidad trans

Agenda legislativa 15-18

Derecho a la diferencia

Lo privado no debe volverse público

La cultura y el desarrollo

Debatamos Michoacán

ITS y el condón

Corte Interamericana, movimiento social y matrimonio igualitario

Silvano y la agenda de la dignidad humana

Laicidad

Afrodescendientes, ¿dónde están?

Hablar de los derechos humanos

Jurisprudencia 43/2015, Iglesia católica y discurso político

Jurisprudencia 43/2015

\"Cuarto Aniversario de la reforma constitucional en materia de derechos humanos\"

Intolerancia

¿El closet institucionalizado?

17 de mayo

Homofobia, democracia sexual o diversidad

Homofobia, democracia sexual o diversidad

El ombudsman

Discriminación racial

¿Quiénes son los grupos vulnerados?

Femicidio o Feminicidio, ¿cuál?

Cero VIH

Bioética, persona y sociedad

Transgresores en Morelia

Armonización

Vasco de Quiroga, salud y ciudadanía

Bando de Buen Gobierno Churintzio

Alondra y Quimi en Arteaga

El liderazgo de la discapacidad

Pedro en Tuzantla

Holocausto

Investigación

Consejo Municipal de Igualdad

Niños y niñas

El odio

La diferencia de trato social

Los derechos humanos

1 y 3 de diciembre

Agenda CNDH 2014-2019

Jóvenes por la Paz en Cuitzeo

Política antidiscriminatoria