Alejandro Vázquez Cárdenas
La historia se repite
Miércoles 1 de Febrero de 2017
A- A A+

Martin Niemöller (1892-1984), pastor luterano de nacionalidad alemana, a pesar de su inicial apoyo a Hitler fue uno de los primeros y más tenaces críticos del nazismo. Arrestado por la Gestapo en 1937 y declarado culpable de traición, fue confinado hasta el final de la guerra en los campos de concentración de Sachsenhausen y Dachau.

Nuestra unica esperanza es que Trump sea declarado, antes de un año,por su evidente e insana mental y sea depuesto por las propias instituciones de Estados Unidos
Nuestra unica esperanza es que Trump sea declarado, antes de un año,por su evidente e insana mental y sea depuesto por las propias instituciones de Estados Unidos
(Foto: Especial)

Su poema “Cuando los nazis vinieron”, erróneamente atribuido por algunos a Bertholt Bretch, continúa siendo vigente hoy más que nunca:

Cuando los nazis vinieron a llevarse a los comunistas,
guardé silencio,
porque yo no era comunista.

Cuando encarcelaron a los socialdemócratas,
guardé silencio,
porque yo no era socialdemócrata.

Cuando vinieron a buscar a los sindicalistas,
no protesté,
porque yo no era sindicalista.

Cuando vinieron a llevarse a los judíos,
no protesté,
porque yo no era judío.

Cuando vinieron a buscarme,
no había nadie más que pudiera protestar.

Trump tiene escasamente unos días como presidente de Estados Unidos y en ese corto espacio de tiempo ha lanzado más amenazas en contra de la mitad del mundo que todos los anteriores presidentes estadunidenses en un siglo. Sus blancos favoritos: México, los musulmanes, China, Japón y en general todo aquel que no esté de acuerdo con sus ideas.

¿Cómo ha respondido el mundo ante la ofensiva lanzada por Trump en contra de México?, salvo China en el plano internacional, Evo Morales en Latinoamérica y varios eurodiputados, nadie ha brindado su apoyo concreto a México en su confrontación con Trump, que no con Estados Unidos. El que muchos creían que era aliado, Canadá, fue el que primero nos dio la espalda; el primer ministro de Israel, Netanyahu, aplaude la construcción del muro. De los grandes medios periodísticos internacionales hemos recibido ayuda y comprensión de varios medios norteamericanos, singularmente el Washington Post y el New York Times; de Europa sólo el gran diario español El País.

¿Qué podemos esperar de una persona como Trump? Primero debemos entender que ese señor presenta, indudablemente, lo que en psiquiatría se llama un trastorno narcisista de personalidad. ¿Y qué es eso? Veamos: el trastorno narcisista de la personalidad, también conocido históricamente como “megalomanía”, es una afección mental en la cual una persona tiene un exagerado egocentrismo, preocupación extrema por sí misma y, lo peor, una total falta de empatía por otras personas.

El DSM IV y el CIE 10 escuetamente nos informan que una persona con trastorno narcisista de la personalidad presenta un patrón general de grandiosidad, arrogancia, una necesidad de admiración, es explotador, manipulador y carece de empatía.

¿Podemos razonar y dialogar con una narcisista? Recientemente el conocido psiquiatra, doctor Ramón de la Fuente, publicó en el semanario The New York Review of Books un artículo titulado “Cómo sobrevivir en la autocracia”, y comparte seis consejos para sobrellevar a los narcisistas autócratas.

“Uno, a los autócratas hay que creerles; dos, un gesto amable de un autócrata no quiere decir que ha cambiado en lo sustancial; tres, instituciones y prácticas tradicionales no bastan para contener los ímpetus autocráticos; cuatro, no hay que dejar de indignarse y protestar cuando es necesario frente a la amenazas y decisiones de autócratas; cinco, poner en duda los ‘compromisos’ de los autócratas, y finalmente seis, procurar mantener en perspectiva el futuro, porque no hay nada en esta vida que dure para siempre”.

El periodista Javier Solórzano, en su artículo de hace unos días, nos dice: “Por más que en la Presidencia hayan querido negociar, mediar y medir el terreno, lo único cierto es que siguen sin captar que Donald Trump es un personaje que no entiende de diplomacia, de formas y de tiempos. No se mueve bajo ninguna lógica y lo que hace tiene que ver con sus precarios instintos y no sujeto a algún razonamiento; es con esto con lo que hay que lidiar”.

El psicólogo Robert Hare, autor de la llamada “Escala Hare”, el instrumento más utilizado en el mundo para la predicción de posibles comportamientos violentos nos informa: “El uno por ciento de la población mundial es psicópata, y la mayor parte pasa desapercibida. Están en todos lados, aunque abundan en la política, en los negocios y en el Ejército”, y en su autorizada opinión, es absurdo tratar de razonar con un psicópata. “Es como si un ratón quisiera razonar con una serpiente. No hay que razonar, hay que protegerse. No se puede dialogar con ellos porque su lógica no es la misma que la del resto de la gente”.

Nuestra única esperanza es que Trump sea declarado, antes de un año, incompetente por su evidente insania mental y sea depuesto por las propias instituciones de Estados Unidos. Prendamos una veladora al santo de nuestra devoción.

Sobre el autor
"Medico, Especialidad en Cirugia General, aficionado a la lectura y apartidista. Crítico de la incompetencia, la demagogia y el populismo".
Comentarios
Columnas recientes

Elecciones aristocracia y kakistocracia

Sobre la responsabilidad

Democracia, educación y votos

Recordando al News Divine

Bulos y fake news

La salud y los políticos

La política del chantaje

El señor López Obrador y la educación

Delincuentes sexuales

Pena de muerte, ¿sirve o no?

López Obrador y su personalidad

Qué hacer después de los 60

Culpables fuimos todos

Autoridad moral y las redes sociales

Paz a toda costa, ¿eso queremos?

Criminales y maltrato animal

Ideologías totalitarias

Justicia, al servicio del poder

Pactar con el narco

Una alternancia fallida

La objetividad y el periodismo

Suicidio en el anciano

Incitatus, el Senado, el IFE y el PRI

Lectura, un hábito en extinción

Trastorno paranoide, datos

Hablando de diputados

Llegar a viejo, datos

Cuba, peligrosidad predictiva

Pax Narca

Amanuenses, más vivos que nunca

Religiones y sectas

Nicolás Chauvin, ignorancia y necedad

Cuando nos negamos a ver, el caso de la CNTE

La salud y los políticos

Votar con el hígado

Ignorancia radioactiva

Tomar decisiones. No todos pueden

Pertenecer a la izquierda

Fanatismo y política

Congreso sordo y caro

Productos milagro, las ganas de creer

Un partido sin remedio

Intelectuales y la violencia

Nuestros impuestos (no) están trabajando

La congruencia y la izquierda

La estupidez

Medicina y comercio

Tener fe, la justicia en México

Simonía y delincuencia

El cerebro de reptil

Abortar o no abortar

Cocaína, heroína, éxtasis y tachas

Hablando de genocidios

Política, odio y resentimiento

Información y noticias falsas

Hablando de totalitarismo y mesianismo

Un modelo de universidad

Feminicidios, misoginia y machismo

1° de mayo, algunos datos

Un crimen sin castigo

Con licencia para matar

México, su educación y cultura

IMSS, entre la hipocresía y la ineficiencia

IMSS, entre la hipocresía y la ineficiencia

No pasa nada

Corrupción, un problema severo

Philip Roth, sus libros y la vejez

Patognomónico y probable

Don Alejo, un ejemplo

Periodismo y poder

¿Son iguales todos los humanos?

La historia se repite

Notas sobre la evolución

¿Quién mato a la gallina?

Reflexiones sobre la ignorancia

Pemex, ¿petróleo de los mexicanos?

Un problema diagnóstico

Carta de Esculapio a su hijo

Secuestros en México

Fabula de la cigarra y la hormiga

Cuba y Castro, algunos datos

Trump, datos y reflexiones

Democracia y elecciones en Estados Unidos

Investigación médica, mentiras e Internet

La fábula del escorpión y la rana

Reflexiones sobre religión y ciencia

Cómo transformarse en un intelectual

El mono desnudo

Diálogo, ¿qué es eso?

Septiembre, ¿que celebramos?

Incompetentes o cómplices

Universidad Michoacana y la CUL

La democracia y los democráticos

Periodismo, sesgo y derechos humanos

Gana la CNTE

Las tres “C”

Usos y costumbres

¿Hasta cuándo?

Fanatismo y terrorismo, un peligro

Agnosticismo y ateísmo

A 28 años de un 6 de julio

Opiniones respetables

Paro médico

Miedo

Enfermedades psicosomáticas

La CNTE y sus mentiras

El toreo y la mente humana

El principio de Peter y los abogados

1º de mayo y los sindicatos

Productos pirata

Un nuevo tropiezo, la CNTE en Michoacán

La injusticia en México

Ferias y peleas de perros

Los nombres de los hijos

El “Justo Sierra” y la autonomía universitaria

Aristocracia y kakistocracia

La farsa de las terapias pseudocientíficas

PRI, un aniversario más

La educación universitaria en México

La visita del Papa

Medicina, pronóstico reservado y tanatología

El fuero ¿debe desaparecer?

Los gobernantes que merecemos

Cambio de placas, mal asunto

Escepticismo y credulidad

El debate, despenalizar o no las drogas

Terminó un mal año

Una carta para los mexicanos

Los perros no son juguetes

Silvano, el desencanto

La violencia del Islam radical 2

Islam, la violencia

Un aniversario más, la caída del Muro de Berlín

IMSS, una institución rebasada

Mentiras y medios de comunicación

Educación, ortografía y marchas

Delincuencia y medios de comunicación

Homeopatía, algunos datos

Educación en Michoacán, algunos datos

El Islam y la tolerancia

Ayotzinapa, cabos sueltos

Iatrogenia

De inteligencia y legisladores

Discurso de odio, Donald Trump

El mesías AMLO

Hiroshima, 70 años

Vejez, algunos datos

¿Y Michoacán cuándo?

Corrupción o ineficiencia

¿Cuándo se jodió Michoacán?