Carlos Enrique Tapia
Migración México-EU
El odio como política y la oscuridad como subordinación
Miércoles 1 de Febrero de 2017
A- A A+

1. No sólo se trata de cumplir una agenda político-electoral, sino también encumbrar una agenda de odio. Para quienes votaron y apoyan a Trump es fácil. Extremistas, nazis, derechistas del Tea Party, ultraderechistas y nacionalistas, xenófobos. Muchos WASP parecen vivir del odio y construyen su existencia en torno al odio al otro, al diferente.

El repudio global contra Trump no es una simple reacción
El repudio global contra Trump no es una simple reacción
(Foto: TAVO)

El repudio global contra Trump no es una simple reacción. Son personas que anteponen a sus credos religiosos, diversidad étnica, económica, cultural y social, la convicción de que la humanidad es una. La orden ejecutiva contra los musulmanes, además de ilegal, promueve el odio, alienta a los extremistas como terroristas. He ahí Quebec, Canadá.

De Trump se ha dicho mucho. Energúmeno, abusivo, misógino, mentalmente inestable. Pero poco se dice de quienes lo apoyan, favorecidos por la agenda político-electoral, y de los que se le oponen. En Estados Unidos se está generando una confrontación entre dos grupos de estadounidenses, alentada por el odio que promueve el presidente de ese país.

2. Horas antes de que Enrique Peña Nieto anunciara la cancelación de su reunión con Trump el último día de este mes, el mandatario estadounidense, con un tuitazo, se le había adelantado suprimiendo el encuentro de manera ominosa. Si está en contra de la valla, ¿para qué la reunión?, palabras más o menos, habría espetado el energúmeno.

Acorde con el derecho internacional, Trump puede construir un muro fronterizo si le place, pero más allá de demagogia, propaganda y su obsesión por su agenda político-electoral prometida a los blancos anglosajones protestantes que lo llevaron al poder, la penúltima orden ejecutiva –porque vienen más– es hostil, insultante y desprecia la relación bilateral.

En más de una semana, además de tuitazos desestabilizadores que golpean el tipo de cambio, garrotazos vienen: renegociación del TLCAN, presión a la industria automotriz, aranceles ominosos, coacción a la inversión extranjera, empleo secuestrado, narcotráfico, construcción del muro, criminalización de migrantes y negociación en lo oscurito.

3. Discursos, tuitazos, acciones, han golpeado a México de diverso modo: devaluación, salida de capitales, inversiones aplazadas, mentiras gubernamentales. El gobierno federal ha pretendido supuesta mesura a pesar del embate, mientras funcionarios federales y estatales, y gobernadores, lo han secundado sin cuestionamientos.

En Michoacán, distintos funcionarios federales y estatales han elevado a principio filosófico el “no pasa nada”. El TLCAN no es asunto de caprichos, un hombre no puede decidir, no se puede acabar el tratado, entre otras perlas propagandísticas de ignorancia supina, mientras Trump decide lo que hará con México.

Parece difícil que Estados Unidos deje el TLCAN por aparente capricho presidencial, pero no imposible. México, Canadá y el país del norte lo pueden hacer, pero tendrían que desplegar mecanismos, movimientos burocráticos, replanteamiento de otros tratados, lo que llevaría tiempo y quizá demandas y procedimientos de diverso tipo, pero se puede.

Y si el Congreso de Estados Unidos aprueba el arancel de 20 por ciento a las exportaciones mexicanas a ese país, de hecho estaría rompiendo el TLCAN. Así que los funcionarios públicos de cualquier nivel deberían correr a sus asesores y funcionarios que siguen afirmando que nada pasa.

4. La guerra comercial que ha declarado Trump está más allá de la renegociación del TLCAN, cuyos movimientos en falso del canciller Videgaray evidencian no sólo que es un aprendiz, sino ignorancia supina, pues ni siquiera se sabe qué elementos o partes del acuerdo pretende Trump cambiar o redefinir.

Dicho movimiento en falso, denota graves problemas de un canciller que sigue suponiendo que el cuatachismo resolverá esta guerra, ignora que en realidad Trump promueve una crisis económica que podría convertirse en crisis política en México. Además de pretender cumplir su agenda político-electoral, interviene groseramente en nuestro país.

Y podría implicar también el socavamiento del modelo económico que la tecnocracia mexicana sigue defendiendo, y que promueve la dependencia extrema de México de la economía estadounidense. 80 por ciento del comercio mexicano depende del mercado de Estados Unidos. Herencia del salinismo perverso quintomundista.

Aunque no se reconoce oficialmente como parte de ese modelo económico, la migración internacional indocumentada, y uno de sus productos centrales, las remesas, cuyo impacto a nivel macroeconómico y en las familias y localidades de origen de los migrantes es crucial, recibirían un duro golpe.

Si bien el muro no tendrá la migración internacional, una pretendida deportación masiva de inmigrantes indocumentados terminaría por quebrar el modelo económico, pues a pesar de sustentarse en la economía exportadora, la migración internacional mexicana sigue siendo una válvula de escape para un mercado laboral acotado y precario en México.

Obviedades. 1. En el New York Times (27/01/2017), el Nobel de Economía Paul Krugman afirma que la política de Donald Trump, en lugar de cumplir la agenda prometida a sus votantes, particularmente los habitantes del llamado Cinturón del Oxido, los golpearía de manera directa y con graves consecuencias, pues destruir el Obamacare e imponer una política de importaciones agresiva y proteccionista es un golpe directo a los empobrecidos votantes de la zona. 2. Al PAN de Michoacán, que apoya las barbaridades de Moreno Valle, no le parece suficiente la estela de abusos que lo siguen: endeudó a Puebla con más de 70 mil millones de pesos, reprimió movilizaciones ciudadanas, acusa a periodistas críticos, pretende ser presidente del país con una costosa campaña propagandística con recursos opacos. 3. El portal Foreign Policy (27/01/2017) afirma que la crisis diplomática que Trump encabeza vía tuitazos pretende desestabilizar a México, pero de continuar podría provocar una crisis de seguridad nacional que haría menos prospero e inseguro a Estados Unidos.

Sobre el autor
Antropólogo social, doctor en Historia. Colabora en Cambio de Michoacán desde 1996, con una breve interrupción en 2001-2003. Se especializa en estudios migratorios, en particular la historia y problemática actual de la migración México-Estados Unidos, Michoacán-Estados Unidos, y problemas relacionados con políticas públicas, desarrollo socioeconómico, tendencias políticas y partidistas, participación ciudadana. Por ello dedica también sus columnas a entender y analizar el rumbo social, económico, político y cultural de Michoacán y México en general, desde una perspectiva crítica y ciudadana.
Comentarios
Columnas recientes

Es el patriarcado, estúpido

Dreamers: sueño diferido

Historias interminables

Por la izquierda o la derecha

TLCAN: ¿Renegociar, modernizar o vuelta atrás

Espectáculos, negocios y narco

La vía México-Estados Unidos contra Maduro

Muerte migrante

¿Fe, esperanza y caridad?

Socavones

Murmullos y persecuciones

Migración internacional: el desfasado optimismo de la OCDE

Desvaríos del autoritarismo

Gobiernos fallidos, democracias fraudulentas

Normalizando la corrupción y el fraude

Corrupción, continuidad o alternancia

El otro Michoacán

Morelia, entre la inseguridad y el blof

México, país de feminicidas

Remesas, ¿el mantra de un desarrollo fallido?

Desaparecidos, desplazados y deportados

Abuso de poder

La era Trump: frivolidad y dureza

Pueblos indígenas: pobreza, delincuencia, inseguridad

Mentes aviesas

Neoliberalismo o populismo

Irresponsables

Mando Único, campañas electorales, modelo educativo, mujeres

Retóricas perturbadoras

Movilidad social, salarios y desigualdades

Guerra antiinmigrante

El colapso de un modelo económico y la zanahoria migrante

Patetismo gubernamental y circo mediático

El odio como política y la oscuridad como subordinación

Rise up woman

Muros, austeridades y otras nimiedades

Patéticos y vacíos

¿Confianza, unidad?

Retórica migrante y antiinmigrante

Radicales, canonjías, transparencia, guerra esquizofrénica

Pendientes

Trump, presidente

Trump, presidente

Trump, presidente

La elección del miedo

Jodiendo a México

La migración mexicana en las elecciones estadounidenses

CNTE, normalistas, rechazados

Nuestras violencias cotidianas

Corruptos ¿todos?

Propaganda o estrategia

Propaganda o estrategia

El indiscreto encanto del odio y el miedo

La pifia

El colapso neoliberal

Violencias

Pensiones

Días de encono y mentiras

Un falso debate

Periodismo crítico bajo acoso

Vivir del pasado, mentir sobre el pasado

Autodefensas

Vivir del pasado, mentir sobre el pasado

Autodefensas

Populismo e impunidad

Desgaste local, desgaste global

La respuesta autoritaria de un gobierno agotado

Los peligros para México

Narcocorridos, violencia contra las mujeres, elecciones

Guerra sucia y farsa electoral

La confrontación

Las falacias de la sustentabilidad y la adaptación al cambio climático

Trump ¿presidente?

Mujeres, CNTE, Ayotzinapa, golpismo

Barbarie y esquizofrenia

Parabienes anticipados

Un alcalde “independiente”

Apagando fuegos

¿Peligro de extinción?

Migración México-EU

Oprobiosa utopía

Credibilidad

Clientelismo y populismo

Las ausencias de Bergoglio, las indulgencias gubernamentales

Francisco en el país de las apariencias

Milagros mediáticos

Indefensión

Corrupción y cultura

Chapoaventuras

Incertidumbres

18 de diciembre

Desafíos

Migración y remesas

Cotidianeidades

Barbarie contra barbarie

Pongámonos lúdicos

Ahí viene el lobo

Educación pública: La disputa por un bien público

Desigualdades y reformas

La otra crisis

Buenos (y no tan buenos) deseos del “nuevo comienzo”

Ayotzinapa, la infamia

Congruencias e incongruencias

Refugiados, desplazados, asilados, migrantes

Reformismo o populismo

La propaganda del fracaso

San Fernando, Tamaulipas, cinco años de una masacre

Dos años

Periodismo asediado

Retos

Morelia

¿El “nuevo comienzo”?

Vapuleados

Carta abierta a Silvano Aureoles Conejo

El Apocalipsis que no fue

Carta abierta a Felipe Calderón Hinojosa

México bárbaro

Faltas e incongruencias

Corrupción, ¿problema cultural o institucional?

Viernes de furia

“Uso excesivo de la fuerza”

60 días

Necedades de izquierda y derecha

El desprecio a la ciudadanía

Arrogancia y autoritarismo

Burlar la democracia

¿Ofensiva mediática?

Descrédito o política

Gatopardismo 6

Gatopardismo electoral 4

Gatopardismo electoral 3

Gatopardismo electoral 2

Gatopardismo electoral 1

¿Esperanza, unidad, paz?

Charadas

Élites políticas

Placebos y catacumbas

Otoño de ira

Moviendo a México

Otoño mexicano

26/09/2014 ¡Vivos se los llevaron, vivos los queremos!

El discurso de odio, practicando el odio

El fin del “mexican moment”

Ayotzinapa o los jóvenes bajo sospecha

La política migratoria de EPN ¿Parteaguas?

¿La crisis perpetua?

Educación y suicidio

Una cultura de la violencia

¿Eso es todo?

Michoacán, entre el caos y la debacle financiera