Samuel Ponce Morales
La Conspiración
Aquila, en la ilegalidad y entre dos frentes
Miércoles 8 de Febrero de 2017
A- A A+

Hasta no hace mucho, en la Costa michoacana, las autoridades locales de Aquila, municipio mayoritariamente conformado por indígenas nahuas, presumían su fortalecida seguridad pública y elevada tranquilidad.
Sin embargo, en forma inesperada se pone al descubierto que en la Policía Comunitaria de Aquila hay mandos y elementos con antecedentes penales que se resisten a dimitir y a dar la cara ante la instancia correspondiente.

Aspecto en el que el Oxxo es quemado
Aspecto en el que el Oxxo es quemado
(Foto: Especial)

Y no obstante la situación irregular de esos comunitarios, parte de la población sale en su defensa y hasta realizan actos ilegales, como los bloqueos carreteros, para evitar cualquier intento de aprehensión en su contra.

Ahí se impone la negociación, los comunitarios con antecedentes penales no renuncian a la corporación policiaca y las autoridades de procuración de justicia se reservan el derecho de su respectiva aprehensión.
Pero esa situación, si bien encuentra una salida a corto plazo, no deja de tensar la relación de la fuerza local con las de carácter estatal y federal, incluyendo a los integrantes de la Armada de México y del Ejército Mexicano.

Luego aparecen escarceos de enfrentamientos entre miembros del crimen organizado y de la Policía Comunitaria, en su mayoría conformada por ex auto defensas, que cada vez van escalando en intensidad.

Y a la par se presume que, mera coincidencia, resurgen los roces entre la fuerza federal y estatal con la local, que sumado a lo anterior, los comunitarios se ven, casi de la noche a la mañana, en dos frentes.

Ahora se espera que no sea al revés, que la fuerza federal y estatal respalden a los criminales para debilitar y/o desaparecer a los comunitarios, que no sea al revés de cuando apoyaban a los hoy ex autodefensas…

Armada de México en entredicho



En el caso de los recientes policías comunitarios desaparecidos de Aquila, la comunidad de Santa María de Ostula, perteneciente a ese municipio, ya lo han expresado abiertamente: los culpables son elementos de la Armada de México.

Y peor aún, la comunidad, en forma directa, tajante, en una carta demasiado abierta, acusa a marinos no sólo del secuestro, sino de entregar a los comunitarios a sicarios de lo que queda del cártel criminal de Los Caballeros Templarios.

Constitución de 1917, posturas encontradas


(Primera de tres partes)

En el reciente especial de Cambio de Michoacán sobre los 100 años de la promulgación de la Constitución de 1917, llama la atención el texto de la diputada local Rosa María de la Torre, presidenta de la Comisión de Puntos Constitucionales del Congreso del Estado.

Y es que en el documento establece que después de asistir y participar en foros, coloquios, conferencias, discursos y eventos conmemorativos, puede concluir que hay dos posturas predominantes, de las cuales ella se ubica en la segunda:

1- Quienes celebran y defienden la vigencia de la Constitución, que por cierto en muy poco se parece al texto original promulgado en 1917.
2- Aquellos que contemplan en la Carta Magna un texto obeso, inflado por más de 500 reformas, poco funcional y muy alejado de la realidad de las mexicanas y mexicanos del siglo XXI.
El especial del diario fue publicado en la edición de este martes, y en el cual, aparte de la doctora en Derecho Constitucional, grado recibido en la distinción Summa Cum Laude por la Universidad Complutense de Madrid, España, también difundieron sus textos Carlos González y Antonio Adame.

Nada es lo que parece



En la imagen oportuna del fotoperiodista Enrique Castro Sánchez se visualizan los momentos en que un grupo de jóvenes lanza bombas molotov e incendian un Oxxo, situado a un lado del bloqueo de los maestros democráticos a las vías ferroviarias de Las Guacamayas, municipio de Lázaro Cárdenas; antes de la acción, de corte terrorista, los operadores sostuvieron un breve diálogo con los manifestantes aludidos.

Conjuro



En Michoacán ya no hay líderes criminales innombrables, dijo el procurador de Justicia, Martín Godoy Castro, al comparecer ante comisiones del Congreso del Estado.

Sobre el autor
Samuel Ponce Morales Michoacano por residencia, periodista empírico, posee dos premios estatales en crónica y en entrevista; ha sostenido charlas con la escritora Elena Poniatowska, el pintor Alfredo Zalce, el futbolista Diego Maradona, el fotógrafo cubano Alberto Korda, y el comandante sandinista Tomás Borge; ha transitado como reportero en Excelsior y El Universal, así como corresponsal de La Jornada; ha sido jefe de Información, de corresponsales y de multimedia, así como columnista de Cambio de Michoacán...
Comentarios
Columnas recientes

Encesta Michoacán y desafía a EU

El juego por el fiscal general

Morelia, el temor con Morón

Catapulta

TEEM, tiempo, tiempo…

La lucha de Cherán en letras

La prisa de los diputados locales

PRI, más que el PRD…

Morena, los ante precandidatos

AMLO, líneas gubernamentales

UMSNH, elecciones 2018

De trompetas y Trump-Etillas

Taretan

El debate anunciado

Morena, candidato de armas

Nurio, tambores de guerra

El perverso orgullo morenista

El polémico Morelos post mortem

PT, ¿jugando con fuego?

Candidatos, renuncias y sustituciones

La Nahuatzen se incendia

Mesa de Gobernabilidad, dos puntos, dos…

UMSNH, secuelas

ZEE de LC, otro mundo

Comunidad modelo

Los candidatos pendientes…

Meade, oxígeno puro

Tras los incendiarios…

Rumbo a las campañas locales

Plurinominales, tambores de guerra

Paridad de género, una relación tortuosa…

Candidatos, el juego de la Auditoría

El ladrón que dejó de ser perredista

PRD, escupir para arriba

Salud, escupir hacia arriba

Un intento de debate senatorial

Fausto, con todo

Fausto sabe que tendrá que enfrentar una permanente guerra sucia

Lo mío no es necedad de seguir en la política: Fausto Vallejo

“No quiero saber nada del PRI”: Fausto

Maribel, focos rojos intempestivos

CNTE, ni a Zapata

Juntos hubiesen hecho historia

Gobernabilidad, independientes sin lugar

Campañas pálidas

Judicial, el otro poder…

De coaliciones y candidaturas comunes

Vuelta a la hoja del “matón”

¿El Loco Mireles?

Galimatías del PRI en Morelia

Violencia, esa percepción

Viene la guerra sucia

Cemide, sin tregua

¿Y los golpes financieros al crimen?

SPUM, el otro nepotismo

El plantón del IEM

Relevos en el gabinete, sin problemas: Gobernador

Tiripetío, carne de cañón

AMLO, cobijo al viejo PRI

Opera CJNG en Michoacán a través de franquicias

Orden en huertas de aguacate; no contra la producción sí contra del caos: Silvano

Mujeres en la política

Vandalismo partidista

Sobre los diputados chapulines

UMSNH, alerta roja

La perversión de los ex autodefensas

De polos a polos

El cinismo de Pichardo

El dilema del alcalde moreliano

En defensa del alcalde

Alfonso Martínez, arriba

El llamado del aplacado Silvano

Meade en Michoacán

PRD, hasta las de la casa

PRI, golpe al estilo castillista

Quién en la política interior

Marko, actitudes porriles

Independientes, la exclusión

Torres Piña vs García Conejo

Fausto, contracorriente

STJE, el amago sindical

La Conspiración

CNTE, las cifras que dicen más que las marchas

Un Vallejo contra Felipe Calderón

Yankel, el primero

CNTE, la lucha en redes

El Mosh

Un acuerdo incompleto

De Ostula a Paracho

El ocaso de Manuel Guillén

CNTE, métodos obsoletos

Sin vergüenza ante la Copecol

PRI en Michoacán, la lucha interna

“Si no se la comen, se la llevan…”

CNTE, bonos de qué, por qué…

El regreso de Fausto

Michoacán 2017, en finanzas el atorón

PRI, la lucha por Morelia

De Cristóbal a Godoy, pasando por Morón

PRD, la disputa por el Senado

UMSNH y el humo blanco

Morelia independiente

Congreso, reponer proceso

Las claves de la Ley de Seguridad Interior

Seguridad, hablar por hablar…

SPUM, la nomenclatura ataca

UMSNH, auditoría forense

Cabildo de Morelia, bajo la lupa

El reto del IEM, una App funcional

AMLO en tierras michoacanas

Michoacán, nadie con Meade

INE, menos recursos

Relatoría silvanista de un viaje a China

El Balsas, el otro bastión del crimen

STJE, la intromisión del Legislativo

Y nada de aquel martes…

UMSNH, la partidización

Nahuatzen, jugar con fuego

El aspirante presidencial michoacano

Represión elevada al amarillismo

PRI, por la joya de la corona

El STASPE, rehén de la CNTE

PRD, entre la limpia y la purga

Noche de Muertos, tradición y tecnología digital

Rumbo a 2018

Fiscal Anticorrupción, los sin padrinos

La gira en Estados Unidos

Universidades en crisis

El Frente, estocada a Morena y al PRI

Altozano

Protección a periodistas

De las autodefensas de Castillo a los “sicarios” de la Cocotra

¿Por qué a El Colegio de Michoacán?

El segundo hombre

Los cambios en el gabinete

El ABC de las candidaturas independientes

Cocoa, de la noche a la mañana

Descuidos de alcaldes

Ricardo Anaya, un peligro para el Frente

Pasalagua, tambores de guerra

Uriel López, independiente

Crimen en Altozano

Reaparecen los independientes

El manoseado puerto LC

Contra el IIFEEM

Congreso, el inesperado frente

Silvano, a buen entendedor…

IEM, los nuevos perfiles

El mensaje del gobernador

Michoacán, sismo tras sismo