Gerardo A. Herrera Pérez
Debatamos Michoacán
Educación y género
Miércoles 22 de Febrero de 2017
A- A A+

El pasado 17 y 18 de febrero tuvimos la oportunidad de coadyuvar en el desarrollo del taller “Género y educación”, dirigido a personal directivo y académico de las diversas facultades y preparatorias de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo.

El objetivo de compartir en un espacio universitario era sensibilizar sobre la importancia impostergable de conocer sobre los derechos humanos en el marco de la educación y el género
El objetivo de compartir en un espacio universitario era sensibilizar sobre la importancia impostergable de conocer sobre los derechos humanos en el marco de la educación y el género
(Foto: TAVO)

La sensibilidad y el compromiso social de las autoridades, encabezadas por el rector, Medardo Serna González, así como del director de la Coordinación de Planeación Universitaria, Carlos Alberto León Patiño, y Diana Andrade, quedó más que manifiesta en el desarrollo del taller, pues en una conjunción de esfuerzos hicieron posible el mismo.

Como acompañantes solidarios en este proceso agradecemos la confianza que se nos confirió tanto para Elvia Higuera como para quien esto escribe. Por ello refrendamos nuestro empeño en seguir trabajando por una cultura de la paz, de la igualdad y no discriminación, de la equidad con perspectiva de género, de la inclusión, de la legalidad, convencidos de que el conocimiento se construye invariablemente por todos, ya académicos, ya grupos o sectores, y en este caso en particular, los derechos humanos, la igualdad y no discriminación, el género y la diversidad sexual ya es una obligación utilizarlo al ser lenguajes universalmente conocidos, y por ello responsabilidad de todos asumirlos como propios al ser un mandato constitucional para los servidores públicos.

Las dinámicas implementadas en el taller, sencillas y que reforzaban el compromiso que quienes incidimos desde la educación debemos reconocer en las diferencias (artículo 3 constitucional: “La educación que imparta el Estado tenderá a desarrollar armónicamente todas las facultades del ser humano y fomentará en él, a la vez el amor a la patria, el respeto a los derechos humanos y la conciencia de la solidaridad”) permitieron visibilizar y vivir desde el cuerpo y los sentidos las diversas problemáticas que se presentan de manera cotidiana en las aulas y los pasillos universitarios.

El objetivo de compartir en un espacio universitario era sensibilizar sobre la importancia impostergable de conocer sobre los derechos humanos en el marco de la educación y el género, más allá de comprender quién sabe más o menos de los temas abordados, sino de aportar nuestro granito de arena a la diversa problemática que se enfrenta en las aulas y visibilizar lo que aún parece invisible para algunos instituciones de formación universitaria.

Nos parece igualmente importante que debemos continuar trabajando en el fortalecimiento de la ética profesional y la creación y desarrollo de conciencia social para erradicar prácticas que nos duelen como sociedad, porque afectan a nuestros hijos; el acoso sexual entre alumnado y docentes, el hostigamiento académico, el bullying escolar y la extorsión para obtener bienes materiales a cambio de calificaciones son prácticas vergonzantes que demeritan en un alto grado la honorabilidad de las instituciones educativas. Erradicarlas y transformarlas en prácticas solidarias de respeto, honestidad y tolerancia es un ejercicio que nos llama a permanecer atentos para todos, y participar y fortalecer desde la academia y la sociedad a las nuevas generaciones.

La enseñanza académica, cualquiera que sea la materia de estudio, hoy más que nunca requiere una compresión vasta de lo que son los derechos humanos, de lo enriquecedor que es el concepto de género, de saber la valía de vivir en un estado multicultural en el cual confluyen diferentes grupos sociales con necesidades igual de diversas. Dotar a nuestra población estudiantil de estas categorías de análisis es abrirles la posibilidad de tener una mejor interpretación de la realidad social, esa realidad que por ser injusta, desigual, violenta, discriminatoria y excluyente es la que desde los espacios académicos estamos obligados a cambiar, haciéndolo en primera persona con nuestro ejemplo, con nuestra actitud generosa de compartir nuestros conocimientos sin nada que no sea la satisfacción de cumplir al observar nuevas prácticas sociales sin exclusión por diferencia de trato social o violencia.

Por ello resulta urgente e importante promover la modificación de prácticas que permiten relaciones de poder que se generan en la comunidad universitaria, en las comunidades escolares, pues gran parte de los abusos se contextualizan en relaciones jerárquicas desiguales, por lo que se considera que el poder institucional debe cumplir con su función de ejercerse para transformar, para incidir positivamente o para innovar, pero nunca se debe utilizar para descalificar, para obtener un beneficio personal o para demeritar al otro.

Hoy, en el marco del Centenario de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, se requiere seguir trabajando permanentemente en volver al espíritu humanístico que la ha caracterizado durante 100 años de vida, ese humanismo que habla de libertad, igualdad, justicia, inclusión, la tolerancia, la honestidad, pero también de respeto y de la generación del conocimiento como un instrumento para liberar a los grupos débiles y oprimidos del yugo que genera la ignorancia.

Las aulas universitarias deben ser espacios de debate de las ideas, reflexión, construcción del aprendizaje a través de rescatar los saberes y experiencias de vida que también forman, deben estar libres de discursos clasistas, neocolonialistas, xenófobos, transfóbicos, misóginos, homofóbicos, discriminatorios y excluyentes que sólo polarizan puntos de vista y dan pie a argumentaciones basadas en estereotipos, estigmas, prejuicios y creencias carentes de objetividad.

Hoy más que nunca todos los que podamos abonar a un proyecto académico para evitar violencia, discriminación y diferencia de trato social debemos coadyuvar y coordinarnos; por ello reconocemos la labor realizada por la Red de Género de la Universidad, en la cual confluyen mujeres valiosas con vasta experiencia en temas de feminismo y género que indudablemente incidirán en la transformación que requiere urgentemente la Casa de Hidalgo, nuestra casa.

La apertura mostrada por nuestra máxima casa de estudios nos lleva a duplicar los esfuerzos para seguir trabajando en aras de la construcción de una sociedad solidaria, en la cual los conocimientos que puedan aportar el más humilde ciudadano hasta el más docto académico son necesarios. Con ello se pone de manifiesto la grandeza de nuestra Universidad, forjadora de hombres y mujeres libres, críticos y comprometidos con su entorno social.
Amamos profundamente nuestra Universidad, Elvia y Gerardo.

Sobre el autor
Comentarios
Columnas recientes

Baños todo género

Talla baja

Baston blanco

Las tecnologías de la información y la comunicación

Afrodescendientes mexicanos

Violencia obstétrica

Agenda LGBTTTI

La agenda de la población LGBTTTI

Violencia por prejuicio LGBTTTI

100 años de ser mujer

100 años de ser mujer

100 años de ser mujer

Sistema nacional antidiscriminatorio

Dignidad humana

Mercancía humana

Trabajo doméstico

Grupos vulnerados

Transexualidad

XLVII Asamblea de la OEA

Orgullo gay 2017

Orgullo o dignidad

Población afrodescendiente

Sistema Nacional de Protección Integral

Migración y derechos humanos, una nueva mirada

Diversidad cultural

Conflictos de pareja

Comunidad trans

Tortura

Transexualidad, transgeneridad y travestismo

Masculinidades, misoginia y machísimo

Cuidado y corresponsabilidad

Afrodescendientes invisibles

Galardón Jiquilpan

Tortura y tratos degradantes

Por la dignidad humana

Cultura de la paz

Educación y género

Discriminación a trans

Jurisprudencia 8/217

Cautiverio

La era Trump y lo diverso

Museo Béjar de Jiquilpan

Elegir

Retos 2017

Debatamos Michoacán: 2017

Diversidad sexual de 2016 a 2017

VIH/2030

Discapacidad

A 33 años del VIH

Identidad de vaquero

Personas jóvenes de Uruapan

Comisión de Puntos Constitucionales

La diversidad somos todos

Derechos humanos en la educación

Construcción de conciencia social

Debatamos Michoacán

Paz

A 40 años de la agenda gay

Los derechos de inculpado y víctima

Diálogo, tolerancia y respeto

San Antonio Molinos

Buenavista

Cartilla LGBTTTI

Osos

Desarrollo humano

Mecanismos de opresión

La muerte

Reforma y matrimonio civil

Derechos humanos y desarrollo

Diversidad y respeto

Cuerpo, mercancía, trata

La diferencia

Marco normativo LGBTTTI

Odio

Arqueología del matrimonio igualitario

Disidentes sexuales

Lo humano, la persona, su dignidad

Derechos humanos

La vejez

Rostros de violencia

Miedo, tolerancia e información

Trata de personas en México

2,500 años de opresión de la mujer

Conflicto cultural por el valor de la diversidad

Matrimonio igualitario, concubinato, familia

Bullying, disciplinar los cuerpos

San Ildefonso

Mujeres Aliadas

Matrimonio igualitario, último prejuicio

Pladiem 2015-2021

Mecanismos de seguimiento, ¿para qué?

Igualdad sustantiva (segunda parte)

Igualdad sustantiva (primera parte)

2016

Plan de Desarrollo Integral del Estado de Michoacán 2015-2021

El derecho a conocer los derechos

Visibilidad social en La Piedad

VIH, tiempo, espacios y cuerpos

Conciencia social

Día Internacional de la Tolerancia

Derechos humanos

Ambiente laboral incluyente

Consejo Estatal para Prevenir la Discriminación

Dirección de diversidad sexual y bisexualidad en Michoacán

Trabajo doméstico

Informar para transparentar

Identidad trans

Agenda legislativa 15-18

Derecho a la diferencia

Lo privado no debe volverse público

La cultura y el desarrollo

Debatamos Michoacán

ITS y el condón

Corte Interamericana, movimiento social y matrimonio igualitario

Silvano y la agenda de la dignidad humana

Laicidad

Afrodescendientes, ¿dónde están?

Hablar de los derechos humanos

Jurisprudencia 43/2015, Iglesia católica y discurso político

Jurisprudencia 43/2015

\"Cuarto Aniversario de la reforma constitucional en materia de derechos humanos\"

Intolerancia

¿El closet institucionalizado?

17 de mayo

Homofobia, democracia sexual o diversidad

Homofobia, democracia sexual o diversidad

El ombudsman

Discriminación racial

¿Quiénes son los grupos vulnerados?

Femicidio o Feminicidio, ¿cuál?

Cero VIH

Bioética, persona y sociedad

Transgresores en Morelia

Armonización

Vasco de Quiroga, salud y ciudadanía

Bando de Buen Gobierno Churintzio

Alondra y Quimi en Arteaga

El liderazgo de la discapacidad

Pedro en Tuzantla

Holocausto

Investigación

Consejo Municipal de Igualdad

Niños y niñas

El odio

La diferencia de trato social

Los derechos humanos

1 y 3 de diciembre

Agenda CNDH 2014-2019

Jóvenes por la Paz en Cuitzeo

Política antidiscriminatoria