Samuel Ponce Morales
La Conspiración
Inseguridad, focos rojos
Viernes 24 de Febrero de 2017
A- A A+

Los estados que presentan aumentos importantes al comparar el enero de 2016 con este enero son Baja California Sur, Colima, Chihuahua y Michoacán.
Los estados que presentan aumentos importantes al comparar el enero de 2016 con este enero son Baja California Sur, Colima, Chihuahua y Michoacán.
(Foto: Especial)

Esta semana se dieron a conocer los datos del Sistema Nacional de Seguridad Pública sobre violencia y no son buenos.

Comparando enero de 2016 y enero de 2017, en el mes pasado hubo un aumento del 38 por ciento en el número de víctimas de homicidio doloso; además tiene el mayor número de averiguaciones previas iniciadas por homicidio doloso en los últimos 20 años, la cifra es incluso superior a la de enero de 2011, año en que se registró el mayor número de homicidios hasta el momento vividos en el país.

Los estados que presentan aumentos importantes al comparar el enero de 2016 con este enero son Baja California Sur, Colima, Chihuahua y Michoacán.

Las cifras no mienten, Baja California Sur, con 685 por ciento más de víctimas de homicidios de lo que se había vivido hace un año, también es muy grave que en la mayoría de los estados hay un aumento de víctimas de homicidios dolosos.

El tema no es nuevo. En la última década, con el crecimiento de la violencia en el país, la desaparición es uno de los métodos de una violencia extrema.

La desaparición está asociada con otras conductas delictivas; puede haber un tema de violación y la persona, para zafarse de una sanción, desaparece a la víctima.

Un tema del secuestro, homicidio, trata de personas, control de la criminalidad organizada que puede ser desde la extorsión y entonces desaparecen el cuerpo.
Hay en el país personas que el Estado no está buscando, está permitiendo que los familiares no tengan idea de qué sucedió con este ser querido y que busquen subsanarlo a través de otras formas.
Han generado un trabajo importante, pero que genera dos incentivos negativos. Por un lado, que haya buenas unidades de búsqueda ciudadana; hace que la autoridad se desentienda del problema; cuando no quieren investigar, le echan la culpa a las unidades porque dicen "como llegaron no hubo un adecuado resguardo de la evidencia, entonces no podemos investigar".

Es un fenómeno que tiene que ver con alta presencia de la delincuencia organizada. Guerrero demuestra la debilidad del Estado. ¿Cómo es posible que llegue la Policía o la Procuraduría estatal y sacan al primer cuerpo, tapan a los demás porque está en peligro la vida de todos los que están ahí?
Un ciudadano que se pone a buscar es un ciudadano que se pone en riesgo.

Cuando se observan los datos que presenta el Secretariado Ejecutivo y se ven los datos de Inegi hay cierta consistencia. Esos datos miden dos cosas diferentes: Inegi mide victimización o registros administrativos de defunciones, y el Secretariado mide las carpetas de investigación, la que una autoridad hace alrededor de un delito. Cuando se comparan se da uno cuenta de que tienen coincidencia.

El problema es que hay algo que se está perdiendo porque hay médicos legistas que no actúan por un tipo de instrucción que se les da o porque no están en las condiciones de poderlo hacer.

Nada es lo que parece



1- Cierto, por motivos que tienen que ver con la inseguridad y de otro carácter, como el político electoral, a nadie conviene que se siga escalando las diferencias entre los gobiernos michoacano y moreliano, ya tuvimos suficiente con la experiencia, aunque a otro nivel en el pasado casi reciente, entre los entonces mandatarios federal, Felipe Calderón Hinojosa, y estatal, Leonel Godoy Rangel. Por eso urge una reunión entre el alcalde independiente Alfonso Martínez Alcázar y el gobernador Silvano Aureoles Conejo, pues de lo contrario, los mandos medios altos y medios en ambos lados seguirán atizando las diferencias.

2- Qué tal, en las últimas fechas la diputada federal Daniela de los Santos, de extracción priista, está muy activa, mediáticamente hablando, pero sin ton ni son, hace declaraciones periodísticas sin fundamento.

Conjuro



Simple y llanamente por conflicto de intereses la diputada local Nalleli Pedraza debería dimitir a la comisión congresista relativa a la zona económica especial en Lázaro Cárdenas…

Sobre el autor
Samuel Ponce Morales Michoacano por residencia, periodista empírico, posee dos premios estatales en crónica y en entrevista; ha sostenido charlas con la escritora Elena Poniatowska, el pintor Alfredo Zalce, el futbolista Diego Maradona, el fotógrafo cubano Alberto Korda, y el comandante sandinista Tomás Borge; ha transitado como reportero en Excelsior y El Universal, así como corresponsal de La Jornada; ha sido jefe de Información, de corresponsales y de multimedia, así como columnista de Cambio de Michoacán...
Comentarios
Columnas recientes

Encesta Michoacán y desafía a EU

El juego por el fiscal general

Morelia, el temor con Morón

Catapulta

TEEM, tiempo, tiempo…

La lucha de Cherán en letras

La prisa de los diputados locales

PRI, más que el PRD…

Morena, los ante precandidatos

AMLO, líneas gubernamentales

UMSNH, elecciones 2018

De trompetas y Trump-Etillas

Taretan

El debate anunciado

Morena, candidato de armas

Nurio, tambores de guerra

El perverso orgullo morenista

El polémico Morelos post mortem

PT, ¿jugando con fuego?

Candidatos, renuncias y sustituciones

La Nahuatzen se incendia

Mesa de Gobernabilidad, dos puntos, dos…

UMSNH, secuelas

ZEE de LC, otro mundo

Comunidad modelo

Los candidatos pendientes…

Meade, oxígeno puro

Tras los incendiarios…

Rumbo a las campañas locales

Plurinominales, tambores de guerra

Paridad de género, una relación tortuosa…

Candidatos, el juego de la Auditoría

El ladrón que dejó de ser perredista

PRD, escupir para arriba

Salud, escupir hacia arriba

Un intento de debate senatorial

Fausto, con todo

Fausto sabe que tendrá que enfrentar una permanente guerra sucia

Lo mío no es necedad de seguir en la política: Fausto Vallejo

“No quiero saber nada del PRI”: Fausto

Maribel, focos rojos intempestivos

CNTE, ni a Zapata

Juntos hubiesen hecho historia

Gobernabilidad, independientes sin lugar

Campañas pálidas

Judicial, el otro poder…

De coaliciones y candidaturas comunes

Vuelta a la hoja del “matón”

¿El Loco Mireles?

Galimatías del PRI en Morelia

Violencia, esa percepción

Viene la guerra sucia

Cemide, sin tregua

¿Y los golpes financieros al crimen?

SPUM, el otro nepotismo

El plantón del IEM

Relevos en el gabinete, sin problemas: Gobernador

Tiripetío, carne de cañón

AMLO, cobijo al viejo PRI

Opera CJNG en Michoacán a través de franquicias

Orden en huertas de aguacate; no contra la producción sí contra del caos: Silvano

Mujeres en la política

Vandalismo partidista

Sobre los diputados chapulines

UMSNH, alerta roja

La perversión de los ex autodefensas

De polos a polos

El cinismo de Pichardo

El dilema del alcalde moreliano

En defensa del alcalde

Alfonso Martínez, arriba

El llamado del aplacado Silvano

Meade en Michoacán

PRD, hasta las de la casa

PRI, golpe al estilo castillista

Quién en la política interior

Marko, actitudes porriles

Independientes, la exclusión

Torres Piña vs García Conejo

Fausto, contracorriente

STJE, el amago sindical

La Conspiración

CNTE, las cifras que dicen más que las marchas

Un Vallejo contra Felipe Calderón

Yankel, el primero

CNTE, la lucha en redes

El Mosh

Un acuerdo incompleto

De Ostula a Paracho

El ocaso de Manuel Guillén

CNTE, métodos obsoletos

Sin vergüenza ante la Copecol

PRI en Michoacán, la lucha interna

“Si no se la comen, se la llevan…”

CNTE, bonos de qué, por qué…

El regreso de Fausto

Michoacán 2017, en finanzas el atorón

PRI, la lucha por Morelia

De Cristóbal a Godoy, pasando por Morón

PRD, la disputa por el Senado

UMSNH y el humo blanco

Morelia independiente

Congreso, reponer proceso

Las claves de la Ley de Seguridad Interior

Seguridad, hablar por hablar…

SPUM, la nomenclatura ataca

UMSNH, auditoría forense

Cabildo de Morelia, bajo la lupa

El reto del IEM, una App funcional

AMLO en tierras michoacanas

Michoacán, nadie con Meade

INE, menos recursos

Relatoría silvanista de un viaje a China

El Balsas, el otro bastión del crimen

STJE, la intromisión del Legislativo

Y nada de aquel martes…

UMSNH, la partidización

Nahuatzen, jugar con fuego

El aspirante presidencial michoacano

Represión elevada al amarillismo

PRI, por la joya de la corona

El STASPE, rehén de la CNTE

PRD, entre la limpia y la purga

Noche de Muertos, tradición y tecnología digital

Rumbo a 2018

Fiscal Anticorrupción, los sin padrinos

La gira en Estados Unidos

Universidades en crisis

El Frente, estocada a Morena y al PRI

Altozano

Protección a periodistas

De las autodefensas de Castillo a los “sicarios” de la Cocotra

¿Por qué a El Colegio de Michoacán?

El segundo hombre

Los cambios en el gabinete

El ABC de las candidaturas independientes

Cocoa, de la noche a la mañana

Descuidos de alcaldes

Ricardo Anaya, un peligro para el Frente

Pasalagua, tambores de guerra

Uriel López, independiente

Crimen en Altozano

Reaparecen los independientes

El manoseado puerto LC

Contra el IIFEEM

Congreso, el inesperado frente

Silvano, a buen entendedor…

IEM, los nuevos perfiles

El mensaje del gobernador

Michoacán, sismo tras sismo