Samuel Ponce Morales
La Conspiración
La ruta al 2018
Martes 7 de Marzo de 2017
A- A A+

Mal harían los integrantes del Gabinete estatal en comenzar a distraerse ante una eventual licencia del Gobernador Silvano Aureoles Conejo, tras su destape como aspirante del Partido de la Revolución Democrática (PRD) a la Presidencia de la República en los comicios del próximo año, y comenzar a coquetear con la posibilidad de sucederlo en el cargo.

El gobernador de Michoacán, Silvano Auroles
El gobernador de Michoacán, Silvano Auroles
(Foto: Carmen Hernández )

La ruta al 2018 tiene aún varios pasos, legales y de estrategia política, que no deben soslayarse por parte de los funcionarios estatales y perredista en general antes de comenzar a dibujar escenarios, porque mientras los plazos se cumplen esos escenarios podrían estar construidos sobre arena.

En su reaparición ayer ante los medios de comunicación, el mandatario michoacano reiteró sus aspiraciones a pregunta expresa de los reporteros, pero aprovechó para aclarar que esto no implica que ya esté pensando en pedir licencia en el corto plazo para dedicarse a hacer campaña. Simple y sencillamente porque no son aún los tiempos, punto.

Para llegar a ese momento el perredista tiene entre ocho y nueve meses, periodo en el que seguramente irá haciendo sus valoraciones en aspectos de medición sobre posicionamiento, imagen, aceptación y conocimiento, entre otros.

Además, en esa ruta también deberán pesar, y mucho, las decisiones que le permitan al PRD replantearse como partido y reposicionarse como una alternativa real de gobierno de izquierda moderna, progresista e incluyente, elementos que en éste momento no se ven o no han logrado hacer que se vean.

En esa ruta, habrá que seguir de cerca las decisiones que le permitan al PRD unificar a sus principales liderazgos en torno a un mismo proyecto y objetivo, para llegar al 2018 con una candidatura lo suficientemente fuerte y capaz de contrarrestar el crecimiento que en las encuestas muestra el líder de Morena, Andrés Manuel López Obrador, a quien la historia le ha dicho que ganar las encuestas no implica ganar las elecciones, o cómo diría Cuauhtémoc Cárdenas: “no basta con llenar las plazas, si no llenamos las urnas”.

En esa ruta habrá que esperar si el Jefe de Gobierno en la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera, logra asimilar que ir a una elección donde no tiene el respaldo de la militancia del PRD ni la estructura que se requiere para operar una campaña electoral –pues sigue sin querer afiliarse-, es una batalla perdida. Y no solo eso, sino que es una batalla que abona para que otras fuerzas políticas sean las que capitalicen esa división al interior del PRD.

Habrá que esperar también ver al bloque de gobernadores perredistas tener la capacidad de aglutinarse en torno a una sola figura, pues hay que recordar que el morelense Graco Ramírez también se sumó a la lista de aspirantes, siguiendo los pasos del Silvano Aureoles.

Y en esa ruta el michoacano logró sumar ya a Foro Nuevo Sol y Nueva Izquierda, dos de las principales corrientes al interior del PRD que, aunado a otros factores que están por definirse al interior del Sol Azteca, podrían determinar, llegados los tiempos, la candidatura presidencial para competir en el 2018.

Mientras esos pasos se cumplen, el reto de Aureoles debe centrarse en Michoacán, en sus 113 municipios y en sus desafíos, que no son menores. La forma en que pueda enfrentar y resolver esos desafíos, será a su vez, junto con una propuesta de País clara, convincente, realista y viable, carta de presentación ante el electorado en las boletas del 2018.

El reto del michoacano, hoy por hoy, es pues mantener el ritmo en la agenda, seguir recorriendo el estado y garantizar la estabilidad y la gobernanza, porque así, y sólo así, podría acallar las voces que advierten de una distracción en la figura del gobernador por su destape como aspirante presidencial.

Y eso se verá conforme pasen las semanas y meses. Eso se verá conforme vaya tomando forma la ruta hacia el 2018.
Nada es lo que parece

Si bien en el levantamiento armado del 24 de febrero del 2013, denominado movimiento de autodefensas, no pocas mujeres se sumaron a la lucha contra el crimen organizado, tampoco son pocas las mujeres que siguen en esta batalla pero ahora desde los cuerpos policíacos debidamente instituidos, aunque ya sin los reflectores que tenían las barricadas.

Conjuro



¿Quiénes son los seis michoacanos que han gobernado al País? La respuesta, en la entrega de mañana.

Sobre el autor
Samuel Ponce Morales Michoacano por residencia, periodista empírico, posee dos premios estatales en crónica y en entrevista; ha sostenido charlas con la escritora Elena Poniatowska, el pintor Alfredo Zalce, el futbolista Diego Maradona, el fotógrafo cubano Alberto Korda, y el comandante sandinista Tomás Borge; ha transitado como reportero en Excelsior y El Universal, así como corresponsal de La Jornada; ha sido jefe de Información, de corresponsales y de multimedia, así como columnista de Cambio de Michoacán...
Comentarios
Columnas recientes

Encesta Michoacán y desafía a EU

El juego por el fiscal general

Morelia, el temor con Morón

Catapulta

TEEM, tiempo, tiempo…

La lucha de Cherán en letras

La prisa de los diputados locales

PRI, más que el PRD…

Morena, los ante precandidatos

AMLO, líneas gubernamentales

UMSNH, elecciones 2018

De trompetas y Trump-Etillas

Taretan

El debate anunciado

Morena, candidato de armas

Nurio, tambores de guerra

El perverso orgullo morenista

El polémico Morelos post mortem

PT, ¿jugando con fuego?

Candidatos, renuncias y sustituciones

La Nahuatzen se incendia

Mesa de Gobernabilidad, dos puntos, dos…

UMSNH, secuelas

ZEE de LC, otro mundo

Comunidad modelo

Los candidatos pendientes…

Meade, oxígeno puro

Tras los incendiarios…

Rumbo a las campañas locales

Plurinominales, tambores de guerra

Paridad de género, una relación tortuosa…

Candidatos, el juego de la Auditoría

El ladrón que dejó de ser perredista

PRD, escupir para arriba

Salud, escupir hacia arriba

Un intento de debate senatorial

Fausto, con todo

Fausto sabe que tendrá que enfrentar una permanente guerra sucia

Lo mío no es necedad de seguir en la política: Fausto Vallejo

“No quiero saber nada del PRI”: Fausto

Maribel, focos rojos intempestivos

CNTE, ni a Zapata

Juntos hubiesen hecho historia

Gobernabilidad, independientes sin lugar

Campañas pálidas

Judicial, el otro poder…

De coaliciones y candidaturas comunes

Vuelta a la hoja del “matón”

¿El Loco Mireles?

Galimatías del PRI en Morelia

Violencia, esa percepción

Viene la guerra sucia

Cemide, sin tregua

¿Y los golpes financieros al crimen?

SPUM, el otro nepotismo

El plantón del IEM

Relevos en el gabinete, sin problemas: Gobernador

Tiripetío, carne de cañón

AMLO, cobijo al viejo PRI

Opera CJNG en Michoacán a través de franquicias

Orden en huertas de aguacate; no contra la producción sí contra del caos: Silvano

Mujeres en la política

Vandalismo partidista

Sobre los diputados chapulines

UMSNH, alerta roja

La perversión de los ex autodefensas

De polos a polos

El cinismo de Pichardo

El dilema del alcalde moreliano

En defensa del alcalde

Alfonso Martínez, arriba

El llamado del aplacado Silvano

Meade en Michoacán

PRD, hasta las de la casa

PRI, golpe al estilo castillista

Quién en la política interior

Marko, actitudes porriles

Independientes, la exclusión

Torres Piña vs García Conejo

Fausto, contracorriente

STJE, el amago sindical

La Conspiración

CNTE, las cifras que dicen más que las marchas

Un Vallejo contra Felipe Calderón

Yankel, el primero

CNTE, la lucha en redes

El Mosh

Un acuerdo incompleto

De Ostula a Paracho

El ocaso de Manuel Guillén

CNTE, métodos obsoletos

Sin vergüenza ante la Copecol

PRI en Michoacán, la lucha interna

“Si no se la comen, se la llevan…”

CNTE, bonos de qué, por qué…

El regreso de Fausto

Michoacán 2017, en finanzas el atorón

PRI, la lucha por Morelia

De Cristóbal a Godoy, pasando por Morón

PRD, la disputa por el Senado

UMSNH y el humo blanco

Morelia independiente

Congreso, reponer proceso

Las claves de la Ley de Seguridad Interior

Seguridad, hablar por hablar…

SPUM, la nomenclatura ataca

UMSNH, auditoría forense

Cabildo de Morelia, bajo la lupa

El reto del IEM, una App funcional

AMLO en tierras michoacanas

Michoacán, nadie con Meade

INE, menos recursos

Relatoría silvanista de un viaje a China

El Balsas, el otro bastión del crimen

STJE, la intromisión del Legislativo

Y nada de aquel martes…

UMSNH, la partidización

Nahuatzen, jugar con fuego

El aspirante presidencial michoacano

Represión elevada al amarillismo

PRI, por la joya de la corona

El STASPE, rehén de la CNTE

PRD, entre la limpia y la purga

Noche de Muertos, tradición y tecnología digital

Rumbo a 2018

Fiscal Anticorrupción, los sin padrinos

La gira en Estados Unidos

Universidades en crisis

El Frente, estocada a Morena y al PRI

Altozano

Protección a periodistas

De las autodefensas de Castillo a los “sicarios” de la Cocotra

¿Por qué a El Colegio de Michoacán?

El segundo hombre

Los cambios en el gabinete

El ABC de las candidaturas independientes

Cocoa, de la noche a la mañana

Descuidos de alcaldes

Ricardo Anaya, un peligro para el Frente

Pasalagua, tambores de guerra

Uriel López, independiente

Crimen en Altozano

Reaparecen los independientes

El manoseado puerto LC

Contra el IIFEEM

Congreso, el inesperado frente

Silvano, a buen entendedor…

IEM, los nuevos perfiles

El mensaje del gobernador

Michoacán, sismo tras sismo