Ignacio Hurtado Gómez
Aula Nobilis
A 202 años de Ario de Rosales y 25 de Justicia Electoral en Michoacán
Jueves 9 de Marzo de 2017
A- A A+

Previo al Congreso de Chilpancingo y a expresar sus célebres Sentimientos de la Nación, por quien para muchos de nosotros, además de ser el Siervo de la Nación, es sin duda el padre de las instituciones políticas del Estado mexicano, José María Morelos y Pavón dio aquel principio que a lo largo y ancho de los tribunales del país se plantea como uno de los principales postulados de justicia para todo aquel órgano impartidor de justicia, independientemente de la materia de que se trate: “Que todo el que se queje con justicia, tenga un Tribunal que lo escuche, lo ampare y lo defienda contra el fuerte y el arbitrario”.

En el año de 1815 se inaugura en Ario de Rosales, el primer Tribunal de la América Mexicana y antecedente directo e inmediato de lo que hoy es nuestra Suprema Corte de Justicia de la Nación
En el año de 1815 se inaugura en Ario de Rosales, el primer Tribunal de la América Mexicana y antecedente directo e inmediato de lo que hoy es nuestra Suprema Corte de Justicia de la Nación
(Foto: Especial)

El acceso pleno a la justicia y a la defensa de los derechos humanos que en estos tiempos de convencionalidad adquieren una de las dimensiones más importantes de nuestra vida democrática y de nuestro modelo de Estado constitucional.

Tan sencillo pero a la vez tan trascendental como que todo derecho humano de cualquier categoría debe acompañarse de tribunales que posibiliten su cumplimiento y protección plenos frente al ejercicio del poder público, incluso de los propios particulares.

De eso se trata al final del día, y por ello los llamados a contar con una judicatura fuerte en todos los sentidos y acorde con las exigencias que hoy se le plantean, y por ello el necesario compromiso de los otros poderes en favor de la impartición de justicia en todos sus tonos y modalidades, desde la llamada justicia cotidiana, pasando por la común hasta la federal, y sin dejar de lado la especializada.

Por ello, en su momento la relevancia de la instauración del Tribunal de Ario de Rosales en 1815 como el primer tribunal de la América Mexicana y antecedente directo e inmediato de lo que hoy es nuestra Suprema Corte de Justicia de la Nación.

Y de ese tamaño y trascendencia de la visión del cura de Carácuaro, heredero del pensamiento nicolacista que en aquellos tiempos se impregnó de los movimientos intelectuales, democráticos y liberales de finales del siglo XIX, para, a través de esos Sentimientos plasmados en la Constitución de Apatzingán, dar sentido al movimiento independentista en plena lucha.

Todo lo anterior viene a la mente al mismo tiempo que igualmente hace algunos días se celebraron 25 años de la justicia electoral en Michoacán. Hace varios ayeres se dijo: “En la ciudad de Morelia, siendo las 11:00 horas con 40 minutos del día 14 de febrero de 1992, en la casa marcada con el número 372 de la calle Rayón… certifico: del acto relativo a la Constitución del pleno de los magistrados numerarios del Tribunal Estatal Electoral, y con base en lo dispuesto por los artículos (…) se acuerda llevar a cabo la ceremonia oficial de instalación del Tribunal Electoral del Estado el día de hoy, a las 18:00 horas, en el domicilio en que se actúa…”.

De esta forma quedaba instalado con los magistrados Gregorio Sánchez León, Raúl Vallejo Meza e Hilda Navarro Skinfield, y como supernumerarios Mauro Hernández Pacheco, Luis Alonso Rodríguez Nieto y José Liborio Pérez Rangel.

Con el tiempo se incorporaron como magistrados José Solórzano Juárez, Apolinar Rodríguez Aguilar, Pedro Carlos Arroyo Carrillo, Armando Chávez Román, Eva Sandoval Carranza, Lydia Hortensia Barriguete Parra, Adolfo Mejía González y María de los Ángeles Ornelas Manríquez.

Y más recientemente, Víctor Manuel Ponce Solorio, Rosa Alanís Yépez, María de los Ángeles Llanderal Zaragoza, Dora Elia Herrejón Saucedo, Rolando López Villaseñor, Gilberto Alejandro Bribiesca Vázquez, Miguel Dorantes Marín, Augusto Arriaga Mayés, Jaime del Río Salcedo, María de Jesús García Ramírez, Alejandro Sánchez García, Jorge Alberto Zamacona Madrigal y Fernando González Cendejas. Hasta llegar con los actuales.

Sin duda una de las instituciones autónomas más consolidadas, que a lo largo de 25 años ha construido su historia propia y que sin lugar a dudas ha dado estabilidad a los cambios democráticos de las últimas décadas, garantizando a través de sus sentencias alternancias en el Poder Ejecutivo y en las instancias municipales, y tutelando el pluralismo político en los órganos legislativos.

Una institución con mayores facultades y con mayor intervención en la vida democrática, y que precisamente honrando el postulado de Morelos ha buscado tutelar el acceso a la justicia y con ello proteger los valores y principios democráticos. Por eso –parafraseando a un amigo del Tribunal– 25 años intentando hacer justicia, y muchas veces lográndolo. Al tiempo.

ihurtadomx@hotmail.com

Sobre el autor
Comentarios
Columnas recientes

Día del democrático taco y la reivindicación de la salsa

Violencia política contra la mujer por razones de género

¿Por qué los órganos autónomos?

Reflexiones constitucionales

Repensando la democracia municipal

¡Es la cultura democrática, o la cultura política, o la de la legalidad, o la educación cívica!, ¡la que sea!

Pacto deliberativo por la UMSNH

La democracia a debate en 2018

Twitter, entre lo público y lo privado

¿Reformar por reformar lo político-electoral?

Reglas para la cancha pareja para las elecciones de 2018

Lo de hoy es ser anti establishment

La Enccívica

Sergio García Ramírez en Michoacán y los derechos humanos

¿La felicidad como derecho?

Ser hombre y ser mujer, Encuesta Nacional de Género

A 202 años de Ario de Rosales y 25 de Justicia Electoral en Michoacán

Encuesta de Cultura Constitucional

Encuesta de Cultura Constitucional

Encuesta de Cultura Constitucional

Quo vadis?

Constitución de Apatzingán de 1814

¿Un nuevo constitucionalismo para Michoacán?

Sentencias II

Democracia, transparencia y reelección

Falsas promesas de la democracia

La aceptabilidad de la derrota

Inseguridad, Palermo y cultura de la legalidad

Resiliencia social

Día del democrático taco y la reivindicación de la salsa

Debilidad institucional y exigencia social

Día Internacional de la Felicidad

Reivindicar a Ario 1815. Justicia y felicidad

La verdadera Reforma Educativa

La reelección en Michoacán

Es la impunidad…

Aula nobilis