Carlos Enrique Tapia
Migración México-EU
Miércoles 23 de Marzo de 2016
A- A A+

Se ha dicho mucho; se le ha acusado de tanto; cada acto de campaña es una xenofóbica y totalitaria diatriba. El wasp (blanco, protestante, anglosajón) resume en su persona apelativos y rechazo. Pero algo anda mal. Hasta hace poco se articuló en Estados Unidos un movimiento contrario. Cuando comenzó pocos o nadie lo veían como candidato republicano.

En Estados Unidos, con excepción de los medios, incluso los conservadores, el ciudadano medio, poco hizo, hasta hace poco, para confrontar abiertamente al totalitario candidato republicano. Asumo que será el candidato del Partido Republicano porque sus principales adversarios ya se retiraron de la contienda. Nadie superó la xenofobia, el insulto.

Donald Trump, un multimillonario que supo explotar su imagen a través de la telebasura individualista y de autoayuda extrema (The apprentice), hoy recoge las añoranzas del sueño americano del blanco anglosajón protestante, quien ha sido repetidamente golpeado por la globalización, la crisis de 2008-2009, el desempleo, las guerras fracasadas, el fanatismo.

El multimillonario, quien ha sido caracterizado simplistamente como el “nuevo Hitler”, construye su discurso con lo perdido. El Tea Party desea que el gobierno desaparezca, que se respete su irrestricto derecho a dispararle a quien sea, impone la estupidez del “diseño inteligente”, la supremacía racial y una tierra blanca y fanática.

Los blancos anglosajones protestantes de Trump sueñan con un territorio libre de nativos, greasers (mexicanos), yanquis y niggers (afroamericanos). ¿Los judíos sustituidos por tantos indeseables? No. El discurso de Trump no denosta a los judíos estadounidenses, sino al otro, a los otros, que supuestamente amenazan al imperio blanco anglosajón y protestante.

Claro que Trump es neonazi, fascista, xenófobo, pero no es el “nuevo Hitler”. Simplemente es un blanco anglosajón protestante que construye sus torres con mano de obra indocumentada, morena, greasers, que apela a la ignorancia, al fanatismo evangélico, a los blancos anglosajones protestantes que suponen que sería mejor su mundo perdido.

Hace más de una década, Huntington resumió en un polémico libro el punto de partida de Trump. La lucha de las civilizaciones le llamó. La cultura anglosajona, blanca, protestante, amenazada por los greasers, la Virgen de Guadalupe, los musulmanes. Trump recoge un sentir generalizado. La cultura de la hamburguesa, el pay de manzana, está amenazada por los tacos.

Simplismo puro, quizás. Pero los discursos de Trump no aguantan un análisis intelectual. Son prístinos, ligeros, estúpidos, directos. No es el “nuevo Hitler”, es un ignorante, fanático, imbécil anglosajón blanco protestante. Tiene una gran fortuna, claro, pero los multimillonarios son, porque han timado a gente como el Tea Party y los indocumentados.

Trump no es sólo una amenaza para México, a pesar de algunos mexicanos que al compararlo con Hillary Clinton ven a esta mujer como más amenazante, sino también para la economía global, las relaciones bilaterales México-Estados Unidos, las guerras imperialistas, las relaciones multilaterales, la geopolítica estadounidense.

La señora Clinton tiene su historia. Promueve guerras, impone políticas económicas, antiterroristas y antiinmigrantes, apoya al establishment estadounidense, que incluye blancos protestantes anglosajones, judíos, banqueros, gente de Wall-Street, dueños de transnacionales, la industria de la guerra imperialista, entre otros.

Sin duda Trump, además de lo anterior, tiene el apoyo del Tea Party, los supremacistas, los racistas, la clase media estadounidense ignorante e intelectualmente atada al fanatismo, al protestantismo del diseño inteligente. ¿Quién es más peligroso? Ambos representan la continuidad de la política de Estados Unidos, quizás en vías diferentes. Pero son lo mismo.

Este escribano no alega nada en favor de uno u otro candidato. Pero satanizando a Trump como el “nuevo Hitler” no resuelve el problema de una política exterior mexicana entreguista, opaca, turística. Se afirman que mejor no moverle ¿Cuánta xenofobia, odio, insultos y agresiones serán suficientes para una postura oficial? Populismo de derecha.

Rodrigo Vallejo Mora
Rodrigo Vallejo Mora
(Foto: Especial)

Obviedades.

1. Un ex priista, después gobernador por el PRD, encarceló a la comandanta Nestora Salgado, por cuestiones prefabricadas, pues ni las amenazas de la golpeadora oficialista de Alto al Secuestro impidieron su excarcelación por un gobernador del PRI. La golpeadora del gobierno y las élites económicas lanza acusaciones graves que debería probar: contra Nestora, contubernio político gubernamental.

2. ¿Extraño? Rodrigo Vallejo, exhibido en amigable intercambio “chelero” con La Tuta fue prácticamente exonerado, mientras Jesús Reyna, otro de los invitados del ex narco, sigue en un penal de máxima seguridad. La impunidad y corrupción en este país es de pronóstico reservado.

3. Los ciudadanos le recuerdan al ex rector José Narro Robles, por su fofo discurso del natalicio CCX de Benito Juárez, que la desarticulación de la unidad es parte de una estrategia gubernamental y el señalamiento de que “todo está mal”, presupone que la ciudadanía debe aprobar sin cuestionamiento los yerros y aciertos del gobierno federal.

4. Los millonarios de Nueva York afirman que están dispuestos a pagar más impuestos si son utilizados para combatir la pobreza, mientras en México el gobierno federal destina migajas a los pobres, disfraza padrones de beneficiarios, perdona miles de millones de pesos en impuestos a los multimillonarios y trasnacionales, y la alta burocracia y los políticos se embolsan otros miles de millones de pesos.

5. Interesante respuesta de Raúl Castro sobre los prisioneros políticos a pregunta de CNN. Y sí, Obama tiene razón cuando afirma que la situación entre Cuba y Estados Unidos ha implicado la separación de familias, pero eludió el problema del bloqueo, el apoyo a la ultraderecha cubano-americana, la promoción de atentados con dineros de los estadounidenses. En Cuba no hay democracia, es obvio, pero un pueblo y un gobierno han sobrevivido a costa de las políticas imperialistas de un país.

6. La derecha y la ultraderecha mexicanas, con generosos espacios en los medios mexicanos festinan el posible encarcelamiento de Lula da Silva y la defenestración de Dilma Rousseff, además de multiplicar las quejas de un exilio cubano que únicamente busca acabar con la Cuba castrista.

7. En respuesta a Enrique Peña Nieto, las élites económicas “coinciden” en que la corrupción es de dos, pero al final culpan al ciudadano, un supuesto tercero en actos corruptos que involucran al gobierno y la iniciativa privada.

8. El terrorismo, ahora en Bruselas, ha dejado claro que el objetivo es la opulenta Europa y van por más muertos, mientras las guerras antiterroristas continúan dejando otros muertos, miles de desplazados.

9. El admirado Óscar Chávez celebró medio siglo de trayectoria con su canto y letras que conservan ese tono de protesta social y alegría por una ciudad y un país que a pesar de estar en pedazos sigue su marcha.

10. En el asunto de José Manuel Mireles, el indulto está de más. El “nuevo comienzo” debería solicitar en serio, no discursivamente, el desistimiento de la acción penal, pues se ha demostrado públicamente que el virrey Castillo autorizó la portación de armas a las autodefensas. En el caso de Jesús Reyna, pronto lo veremos políticamente restaurado; su traslado a Michoacán es el inicio. Última: amable lector, ojalá los días santos sirvan para reflexionar de tantas cosas que estamos haciendo mal, y los políticos, esperemos que se queden de vacaciones para siempre, pero sin nuestros impuestos.

Sobre el autor
Antropólogo social, doctor en Historia. Colabora en Cambio de Michoacán desde 1996, con una breve interrupción en 2001-2003. Se especializa en estudios migratorios, en particular la historia y problemática actual de la migración México-Estados Unidos, Michoacán-Estados Unidos, y problemas relacionados con políticas públicas, desarrollo socioeconómico, tendencias políticas y partidistas, participación ciudadana. Por ello dedica también sus columnas a entender y analizar el rumbo social, económico, político y cultural de Michoacán y México en general, desde una perspectiva crítica y ciudadana.
Comentarios
Columnas recientes

Violencias, miedo y ruptura social

Corrupción, pobreza, alianzas cupulares, feminicidios, rachita, cacería de perredistas

PRD: ¿centro o derecha?

Gabinete, Uber, violencia, PGR, independientes, retórica, ex panistas, remesas

TLCAN, independientes, Uber y otras ¿nimiedades?

Reconstrucción: Negocio y desmovilización ciudadana

El retorno de la ciudadanía

Es el patriarcado, estúpido

Dreamers: sueño diferido

Historias interminables

Por la izquierda o la derecha

TLCAN: ¿Renegociar, modernizar o vuelta atrás

Espectáculos, negocios y narco

La vía México-Estados Unidos contra Maduro

Muerte migrante

¿Fe, esperanza y caridad?

Socavones

Murmullos y persecuciones

Migración internacional: el desfasado optimismo de la OCDE

Desvaríos del autoritarismo

Gobiernos fallidos, democracias fraudulentas

Normalizando la corrupción y el fraude

Corrupción, continuidad o alternancia

El otro Michoacán

Morelia, entre la inseguridad y el blof

México, país de feminicidas

Remesas, ¿el mantra de un desarrollo fallido?

Desaparecidos, desplazados y deportados

Abuso de poder

La era Trump: frivolidad y dureza

Pueblos indígenas: pobreza, delincuencia, inseguridad

Mentes aviesas

Neoliberalismo o populismo

Irresponsables

Mando Único, campañas electorales, modelo educativo, mujeres

Retóricas perturbadoras

Movilidad social, salarios y desigualdades

Guerra antiinmigrante

El colapso de un modelo económico y la zanahoria migrante

Patetismo gubernamental y circo mediático

El odio como política y la oscuridad como subordinación

Rise up woman

Muros, austeridades y otras nimiedades

Patéticos y vacíos

¿Confianza, unidad?

Retórica migrante y antiinmigrante

Radicales, canonjías, transparencia, guerra esquizofrénica

Pendientes

Trump, presidente

Trump, presidente

Trump, presidente

La elección del miedo

Jodiendo a México

La migración mexicana en las elecciones estadounidenses

CNTE, normalistas, rechazados

Nuestras violencias cotidianas

Corruptos ¿todos?

Propaganda o estrategia

Propaganda o estrategia

El indiscreto encanto del odio y el miedo

La pifia

El colapso neoliberal

Violencias

Pensiones

Días de encono y mentiras

Un falso debate

Periodismo crítico bajo acoso

Vivir del pasado, mentir sobre el pasado

Autodefensas

Vivir del pasado, mentir sobre el pasado

Autodefensas

Populismo e impunidad

Desgaste local, desgaste global

La respuesta autoritaria de un gobierno agotado

Los peligros para México

Narcocorridos, violencia contra las mujeres, elecciones

Guerra sucia y farsa electoral

La confrontación

Las falacias de la sustentabilidad y la adaptación al cambio climático

Trump ¿presidente?

Mujeres, CNTE, Ayotzinapa, golpismo

Barbarie y esquizofrenia

Parabienes anticipados

Un alcalde “independiente”

Apagando fuegos

¿Peligro de extinción?

Migración México-EU

Oprobiosa utopía

Credibilidad

Clientelismo y populismo

Las ausencias de Bergoglio, las indulgencias gubernamentales

Francisco en el país de las apariencias

Milagros mediáticos

Indefensión

Corrupción y cultura

Chapoaventuras

Incertidumbres

18 de diciembre

Desafíos

Migración y remesas

Cotidianeidades

Barbarie contra barbarie

Pongámonos lúdicos

Ahí viene el lobo

Educación pública: La disputa por un bien público

Desigualdades y reformas

La otra crisis

Buenos (y no tan buenos) deseos del “nuevo comienzo”

Ayotzinapa, la infamia

Congruencias e incongruencias

Refugiados, desplazados, asilados, migrantes

Reformismo o populismo

La propaganda del fracaso

San Fernando, Tamaulipas, cinco años de una masacre

Dos años

Periodismo asediado

Retos

Morelia

¿El “nuevo comienzo”?

Vapuleados

Carta abierta a Silvano Aureoles Conejo

El Apocalipsis que no fue

Carta abierta a Felipe Calderón Hinojosa

México bárbaro

Faltas e incongruencias

Corrupción, ¿problema cultural o institucional?

Viernes de furia

“Uso excesivo de la fuerza”

60 días

Necedades de izquierda y derecha

El desprecio a la ciudadanía

Arrogancia y autoritarismo

Burlar la democracia

¿Ofensiva mediática?

Descrédito o política

Gatopardismo 6

Gatopardismo electoral 4

Gatopardismo electoral 3

Gatopardismo electoral 2

Gatopardismo electoral 1

¿Esperanza, unidad, paz?

Charadas

Élites políticas

Placebos y catacumbas

Otoño de ira

Moviendo a México

Otoño mexicano

26/09/2014 ¡Vivos se los llevaron, vivos los queremos!

El discurso de odio, practicando el odio

El fin del “mexican moment”