Juan Pérez Medina
A deslegitimar el consenso neoliberal en México
Martes 14 de Marzo de 2017
A- A A+

Con un país en la ruina, vendido en cachos grandes y pequeños a los ambiciosos capitales, principalmente foráneos, México vive uno de sus peores momentos de la historia contemporánea. Reformada la Constitución de 1917 en 699 veces y con casi un millar de modificaciones a 114 de sus 136 artículos, hoy no es ni el reflejo de lo que llegó a ser aquella que en los albores del siglo XX se reconoció como una, si no es que la más avanzada en su carácter social y humano. Fue a partir de la década de los 70 cuando el proceso hacia su actual orientación neoliberal favorable al capital financiero aumentó su ritmo a tal grado que actualmente ha llegado a sepultar más del 80 por ciento de su texto original. Lo más grave es que esas modificaciones han servido para explotar más a los trabajadores, mal pagarles y dejarlos en la orfandad de su seguridad social: vivienda, alimentación, trabajo estable y remunerado, salud y medicinas y pensión se han vuelto hoy una de las principales demandas y necesidades de las personas en edad de trabajar. Pero no sólo eso, sino que además se han encargado de negar el derecho a explotar y acrecentar sus riquezas naturales entregándolas a las viles ambiciones pro empresariales de las grandes corporaciones que dominan el mundo desde el norte rico.

La Constitución de 1917 ha sido modificada en 699 veces, gracias a este sistema, gracias a la máquina que lo hace funcionar, gracias al sistema electoral de legitimación política del actual estado de cosas
La Constitución de 1917 ha sido modificada en 699 veces, gracias a este sistema, gracias a la máquina que lo hace funcionar, gracias al sistema electoral de legitimación política del actual estado de cosas
(Foto: Carmen Hernández )

En medio de la vorágine neoliberal del desarrollo capitalista, los empresarios y la clase política (la partidocracia) y las instituciones del Estado (los 3 poderes de gobierno) se han convertido en un lastre cargado de inmoralidad y descrédito ante un panorama desolador de entreguismo, robo, impunidad, corrupción y violencia política. Los que integran estas instituciones han venido siendo los causantes de todas las vilezas en contra de un país históricamente poderoso, diverso, multicolor, de enormes recursos y grandes potencialidades humanas. Ellos han despojado a la nación de sus playas, sus litorales, los bienes del subsuelo (petróleo, gas, minerales) y del trabajo enorme y cotidiano de millones de trabajadores y sus familias. Son los responsables de la enorme e incesante migración a Estados Unidos y de la creciente pobreza de millones de familias de este país, que ya casi alcanza la vergonzante cifra de casi el 50 por ciento del total de la población. Son los que nos han arrebatado la esperanza y nos han convertido en cosas, objetos, datos estadísticos, votantes, etcétera. Son los responsables de todos aquellos que han perdido la vida intentando cruzar la frontera sin lograrlo. Los que son cazados como conejos por los yanquis racistas que ahora gobiernan ese país.
Ellos, los políticos, los empresarios poderosos, los aduladores del día con día, han perfeccionado su maquinaria del conformismo y la desunión. Son los que a diario alimentan nuestra sumisión, nuestro desencanto; la idea de que nada se puede hacer, de que todos somos iguales a ellos de ladrones. Nos intentan convencer de que no hay más remedio que el mundo que habitamos tal y como ellos nos lo han presentado. Nos quieren convencer de que es necesario que todo el tiempo pongamos la otra mejilla. Nos dan pan y circo, despensas y futbol, láminas de cartón y la banda machos, etcétera. Y muchos van a votar convencidos de que su voto no vale más que eso. Qué su voluntad casi inexistente no alcanza más que para recibir eso y miles de cápsulas de ignorancia.

La máquina de la construcción del consenso. De su consenso mediático y pronasolero que nos dice qué comer, qué ponernos, qué calzarnos, qué mirar, qué creer, qué votar y a quiénes rendir pleitesía. La máquina del consumismo, de los estereotipos, de los falsos sueños, de la perversión y la violencia generada por patrones inalcanzables.

Hoy tenemos una oligarquía más ociosa, ambiciosa y vil que no sólo pretende mantener y acrecentar sus márgenes de ganancia, sino que además pretende apoderarse de todo cuanto hay, incluso a costa del mayor sufrimiento posible. Una oligarquía que pretende volver a reeditarse en 2018 como lo hace cada seis años en un ritual carísimo a costa de nuestro dinero y que les permite el engaño de que ya son otros.

Las elecciones del próximo año serán las más costosas de la historia y servirán para volvernos a engañar. Entre ellos se disputan los privilegios del poder político y las ganancias del poder económico. Luchan por estar en las mejores posiciones, las más importantes, cuestión que solamente logrará un grupo, pero el sistema garantizará que los demás también estén a fin de no crear enemigos y legitimar su ritual electorero. Todos saben que el sistema así funciona, que a veces se está arriba y a veces abajo, pero nunca fuera de él porque eso sí acaba afectando sus personales intereses, sus privilegios, su forma de vida dispendiosa y vulgar.

La Constitución de 1917 ha sido modificada en 699 veces gracias a este sistema, gracias a la máquina que lo hace funcionar, gracias al sistema electoral de legitimación política del actual estado de cosas. Los políticos y sus partidos son la causa de las contrarreformas a la Constitución para favorecer a una clase parásita y depredadora. Estoy convencido de que debemos cambiar la actual correlación de fuerzas y atentar en contra del actual sistema y sus antivalores. Desde ahora debemos comenzar una permanente y creciente campaña de denuncia política hacia esta oligarquía de dentro y de fuera que se roba nuestras riquezas pagándonos salarios de hambre y concitando la participación de los ciudadanos, de las universidades y de las organizaciones para deslegitimar su consenso de 2018. Nada con la partidocracia y sus instituciones. La salida está por el poder popular y ciudadano. Por la organización social, por decir no más diputados federales y senadores, no más congresos locales, no más gobernantes regidos por una Constitución mutilada y sus leyes perversas. En 1938, Lázaro Cárdenas, entonces presidente de México, nacionalizó el petróleo de manos extranjeras, principalmente inglesas; hoy de nuevo por el territorio nacional las petroleras británicas vuelven a administrar nuestro petróleo. Como en los viejos tiempos de don Porfirio. No necesitamos diputados y senadores, nos cuestan demasiado caros y hacen leyes en contra nuestra. Por ello es necesario deslegitimar su ritual electorero de legitimización y dar la batalla por un nuevo constituyente que elabore una nueva Constitución sin partidos políticos.

Sobre el autor
Comentarios
Columnas recientes

Un cúmulo de emociones por lo nuevo que llega

La CNTE y la disputa por la dirección nacional del SNTE

El Movimiento magisterial michoacano y las condiciones que lo hicieron posible

Organización, lucha y unidad popular ahora y desde abajo

Y para transformar la ciudad (Segunda parte)

¡No debe haber gobierno rico en un país de pobres!

Reflexiones sobre los días últimos por venir

El inútil voto útil

Los trabajadores ante la conmemoración del 1 de mayo

A construir el triunfo con alegría

La elección del 1º de julio y el cambio posible

Morena: falta de compromiso

Los saldos en la Sección XVIII

Que sea tu cruel adiós mi Navidad

La Ley de Seguridad Interior

De los Panama Papers a los Paradise Papers

El “bloque” electorero

¡Por un congreso de los trabajadores independientes en Michoacán!

El conflicto en el IIFEEM

¿Otro Mezcalito?

Organización popular, plataforma y acción política para enfrentar la actual coyuntura política

Cómo derrotar al régimen y no morir en el intento

Cómo derrotar al régimen y no morir en el intento

Llámenme Mike

Hill Arturo del Río, Gaudencio y sus sindicatos venales de protección

Morena en su laberinto

Los trabajadores ante los contratos de protección: una muestra

¿Por qué la urgente defensa de la FECSM?

¿Y después del día de mañana?

La imposición que viene en 2018 y las vías para evitarla

Por la construcción de un nuevo sujeto político de cambio de los trabajadores

Por la construcción de la unidad política de los trabajadores

El cambio que se necesita

La inviabilidad del capital

El Nuevo Modelo Educativo

El nuevo modelo educativo

El nuevo modelo educativo

A deslegitimar el consenso neoliberal en México

8 de marzo, Día Internacional de la Mujer

Contra los embates del gobierno neoliberal, la urgente organización popular

La manifestación de la contra

Por un nuevo constituyente y una nueva Constitución

A fortalecer la lucha ciudadana y popular en contra del gasolinazo

La insurgencia contra el hartazgo es la lucha por la vida misma

¿Por qué los adultos no respetan los derechos de los niños?

De aviadores y otras criaturas partidistas

Fidel visto por otros

La urgente y necesaria unidad sindical

¿Hasta dónde somos capaces de aguantar?

La encrucijada

Los males del neoliberalismo en la UMSNH

El derecho a exigir justicia y vida digna

En 2017, como siempre los sacrificados serán los trabajadores

Las preguntas sobre los hechos de Ayotzinapa

Lo que sigue

¿De qué independencia estamos hablando?

¡Barbarie capitalista de este siglo!

Las nuevas dimensiones de la lucha

La imposibilidad y complejidad de la construcción de una propuesta consensuada

Lo inviable del modelo neoliberal

Sin novedad en el frente

Los mártires de Nochixtlán

¡El sargento Nuño debe renunciar!, ¡Peña Nieto asesino!

Ante la indolencia del gobierno, la organización y la movilización

Y sin embargo se mueven

¿Cómo prepararse para estallar el paro de labores el 15 de mayo próximo?

La soberbia y el despilfarro que le pagamos al señor gobernador

Los trabajadores ante la conmemoración del 1º de mayo

Paro nacional y represión gubernamental: gobierno vs CNTE.

El Consejo de Participación Empresarial en la educación de Silvano

¡Zapata vive! ¡La lucha sigue!

Una historia de amor y traición: La Expropiación Petrolera

Los grupos y el protagonismo de la base en la Sección XVIII del SNTE-CNTE

La huelga del SPUM

El Séptimo Congreso Seccional de Bases

Lo que sigue para el magisterio

Un necesario balance a las seis tareas del proyecto político sindical de la Sección XVIII

El Estado laico, el gobierno de Michoacán y la visita papal

La construcción del sujeto histórico en la Sección XVIII del SNTE

Reflexiones iniciales hacia el nuevo congreso sindical de magisterio democrático

Augurios

El discreto encanto de la burguesía local

Las circunstancias actuales y la renovación en la Sección XVIII del SNTE

El fracaso del gobierno en la evaluación del domingo negro

El Congreso Estatal de Morena

El gobierno de izquierda en Michoacán

El flamante gobierno michoacano del “orden y progreso”

Una nueva etapa en la resistencia de los maestros contra la Reforma Educativa

Morena se renueva

Las enseñanzas de las manifestaciones del 26 de septiembre

A 50 años del asalto al Cuartel Madera

15 de septiembre, ¿qué festejamos?

El derecho social y humano a la educación y la toma de la UMSNH

30 de agosto: Día del Detenido-Desaparecido

El camino de concreción de la evaluación docente emanada de la Ley General del SPD

La verdadera oposición que necesitamos

A 120 años de la muerte de Federico Engels, el padre del proletariado mundial

¡No podrán!

Un gobierno que no pasa la evaluación de su desempeño es el gobierno del ignorante Peña Nieto

El magisterio michoacano no dejará pasar la evaluación para la permanencia

La Reforma Educativa, la acción opositora de la CNTE y los imponderables

Todo sigue igual

Silvano, el verdadero candidato del PRI

Incongruencias

8 de marzo, Día Internacional de la Mujer

Para qué aprender en la escuela: concientización o productivismo

En la elección que viene: Morena vs los partidos firmantes del “Pacto contra México”

El Programa de Escuelas de Tiempo Completo: Una reivindicación del magisterio estatal

Escuela Licenciado Juan Ortiz Murillo: El coctel

Las elecciones de 2015 en la entidad

¡Vamos por el cambio, vamos con Morena!

Las razones de mi registro a Morena y los argumentos del CEN para negarlo

En el 2015 los ciudadanos con Morena vamos a construir el cambio verdadero

El que termina, un mal año para los trabajadores de la SEE

Las elecciones del 2015 en Michoacán y las expectativas del campo popular

El Segundo Informe

El país que somos (parte 1)

El derecho social a decidir y las perversiones de la Suprema Corte de (in) Justicia de la Nación

Juan Pérez Medina

El narcoestado y la descomposición social y humana en México

¿Las preguntas sobre los hechos de Ayotzinapa?

¿Elecciones en Michoacán?

En honor a los caídos en Ciudad Madera, Chihuahua, el 23 de septiembre de 1965

¿De qué tipo de fervor patrio estamos hablando?

El año de la evaluación, el año que estamos en peligro

El Estado en quiebra

¡El regreso a clases!

Germán Martínez, el despreciable estúpido y los panistas de la Vela Perpetua

Corrupción en el gobierno y su clase económica ¿Cuál de ellos cerrará la puerta?

Confesos el diputado Ernesto Núñez y el edil Juan Carlos Campos: ladrones, corruptos y cínicos que deberían estar en la cárcel

La contrarreforma energética: regresa 74 años después el petróleo a sus antiguos dueños

2015: El festín electoral que viene

Relevos en SEE, vaticinios de una encrucijada con más de lo mismo

AMLO, el político opositor más importante de México

Fausto: el gobernador que nunca fue

Mentirosos Primero: La manipulación de la conciencia

Fin al abuso, otra vertiente de la estrategia en contra de los maestros

Los trabajadores de la educación vs la LGSPD: miedo, incertidumbre y soledad

Entre el temor, la incertidumbre y la soledad: los trabajadores ante la implementación de la Reforma

Día del Maestro: la precarización sin precedente de la labor del maestro

El robo de las aportaciones pensionarias de los trabajadores de la educación por parte del gobierno del estado

La situación de los trabajadores en 2014 peor que 1886

Día del Niño: entre la pobreza, la marginación y la violencia

Por siempre Gabriel García Márquez

La catástrofe capitalista michoacana

La crisis capitalista: sin salida

Golpes exportados

Venezuela está pariendo revolución

La acción tutorial en educación a través de la historia

Inventario de JEP