Carlos Enrique Tapia
Migración México-EU
Mando Único, campañas electorales, modelo educativo, mujeres
Miércoles 15 de Marzo de 2017

A- A A+

Esta es la semana de las obviedades. En Michoacán, el gobernador en campaña electoral discute, con más pena que gloria, con el presidente municipal de Morelia sobre el Mando Único, mientras los diputados locales en entrevistas radiofónicas no alcanzan a definir de qué se trata dicha figura policial y se enredan en sus galimatías.

Por su parte, las cúpulas del PRD se pelean, nada nuevo, por la coordinación de la bancada senatorial de dicho partido, en tanto, en edulcorada y electorera reunión el gobierno federal presentó otro galimatías: su supuesto modelo educativo, pues no reformar la educación, según Enrique Peña Nieto, sería “inmoral”.

Siguiendo el Diccionario de la Real Academia Española (RAE), no reformar la educación sería contrario a la moral, contra las “buenas costumbres”. ¿Las “buenas costumbres” del neoliberalismo? Mercado, privatización, flexibilidad laboral, individualismo extremo, entre otros, los valores de la tecnocracia que pretende reemplazar los “viejos” valores.

Las cúpulas del PRD se pelean, nada nuevo, por la coordinación de la bancada senatorial de dicho partido, en tanto, en edulcorada y electorera reunión el gobierno federal presentó otro galimatías
Las cúpulas del PRD se pelean, nada nuevo, por la coordinación de la bancada senatorial de dicho partido, en tanto, en edulcorada y electorera reunión el gobierno federal presentó otro galimatías
(Foto: TAVO)

De una rápida revisión, con el compromiso de entrarle con detenimiento: el “nuevo” modelo educativo miente. Las prácticas educativas anteriores no promovían, estrictamente hablando, el memorismo, respecto a lo que hoy se argumenta: pensamiento crítico.

No es deleznable la idea del pensamiento crítico, pero el “nuevo” modelo educativo derrapa al descontextualizar las realidades locales y regionales de la educación en el país. Está, por ejemplo, el asunto de las escuelas Normales, las que se mantendrían, mas no se prevé su profunda transformación, lo que comenzaría con una reforma al 3º constitucional.

Asienta el gobernador michoacano, dando continuidad a su eterna campaña electoral, aunque ahora por la candidatura presidencial del PRD para 2018 (ese partido de derecha que se pinta izquierdoso), que Michoacán no será rehén del crimen, pero la propaganda no parece afectar la realidad de la violencia delincuencial cotidiana de nuevo.

Durante la administración de Leonel Godoy, el otro gobernador de ese mismo partido político que sin vergüenza afirma ser de izquierda aunque las evidencias lo desdigan, el crimen organizado alcanzó niveles insoportables: bloqueos, incendio de vehículos, ejecuciones, secuestros, cobro de cuotas, entre otras situaciones que afectaron al estado.

El panorama actual es distinto, lo que hay que reconocer, pero la estrategia policíaco-militar tiene sus límites. El Mando Único no es la solución. Algunos expertos sugieren que tiene más contras que pros. Un contra fundamental es que el titular del Poder Ejecutivo y el presidente municipal de Morelia discutan en los medios sus posturas personales.

No comparto buena parte de las medidas emprendidas por el gobierno municipal, cuya fallida independencia ha sido el mejor obstáculo para hacer negocios, como al parecer le encantaría, pero en nada abona a la seguridad moreliana una discusión que más bien parece una rebatinga electoral por el municipio de Morelia y la gubernatura estatal.

Igualmente –hay que decirlo– la seguridad no es nada más un asunto de coordinación y comunicación entre los distintos niveles de gobierno, menos la imposición de una figura policial que deja a las municipalidades en la indefensión y entroniza a gobernantes autoritarios que no dudan en usar la inseguridad para vapulear gobiernos locales.

Una nota de poca resonancia mediática, preocupante, muestra los huecos de la estrategia policiaco-militar, es lo que afirmó la titular del Secretariado Ejecutivo del Sistema Estatal de Seguridad Pública: 50 por ciento de los menores de edad en Tierra Caliente “aspira a ser sicario al servicio de la delincuencia organizada” (respuesta.com.mx, 03/13/2017).

El 8 de marzo, mientras las mujeres hacían un paro y marchaban exigiendo sus derechos, alto al feminicidio y contra el machismo y el patriarcado, los gobiernos, como el estatal, repartían rosas, desayunos y comidas y vacíos discursos para aparentar interés sobre la situación real de violencia en la que las mujeres viven.

Como lo he afirmado en otras colaboraciones, el 8 de marzo no se celebra a la mujer, sino que se conmemora una masacre en contra de las mujeres, un hecho que ni el tallerismo de moda, los discursos o las vagas políticas públicas incorporan realmente. Tampoco se trata de emprender una guerra contra el patriarcado y el machismo.

Sin duda es necesario y urgente cuestionar al patriarcado y el machismo, sus reductos y vericuetos, los cuales permanecen y se reproducen en las burocracias, las familias, el conservadurismo, las religiones. Lo anterior sólo lo pueden hacer las mujeres aliadas con los hombres que cuestionen su situación y contexto de género y sus masculinidades.

Claro ejemplo de esos reductos es el PAN, el real, el de la propaganda que se dice democrático, el conservador y derechista, que se opone rabiosamente a que las mujeres violadas por el machismo y patriarcado conservador y derechista reciban atención médica y se garantice el suministro de pastillas anticonceptivas de emergencia en casos de violación.

Obviedades. 1. Primer trimestre económico en picada: el gobierno mexicano, Banco de México, sector privado, FMI, modifican a la baja la previsión de crecimiento de 2.5 a 1.7 por ciento, pero podría caer a 1.5. 2. El Índice de Infelicidad Económica de Bloomberg revela su incremento mundial. En México se agudiza y escala siete escalones en el ranking. 3. Un informe del Center of Migration Studies de 2007 evidencia la estupidez del muro de Trump: 66 por ciento de los nuevos inmigrantes indocumentados llega a Estados Unidos con visas temporales vía aérea y permanece en ese país después de su vencimiento. 4. El Partido Demócrata amenazó a Trump con paralizar al gobierno si recorta gastos y solicita dinero para el muro y su política antiinmigrante. 5. A partir de 2018, catorce millones de estadounidenses se quedaría sin acceso a programas de salud, otros 24 millones se verían afectados de diverso modo si prospera el plan Trump contra el Obamacare.

Sobre el autor
Antropólogo social, doctor en Historia. Colabora en Cambio de Michoacán desde 1996, con una breve interrupción en 2001-2003. Se especializa en estudios migratorios, en particular la historia y problemática actual de la migración México-Estados Unidos, Michoacán-Estados Unidos, y problemas relacionados con políticas públicas, desarrollo socioeconómico, tendencias políticas y partidistas, participación ciudadana. Por ello dedica también sus columnas a entender y analizar el rumbo social, económico, político y cultural de Michoacán y México en general, desde una perspectiva crítica y ciudadana.
Comentarios
Columnas recientes

Violencias, miedo y ruptura social

Corrupción, pobreza, alianzas cupulares, feminicidios, rachita, cacería de perredistas

PRD: ¿centro o derecha?

Gabinete, Uber, violencia, PGR, independientes, retórica, ex panistas, remesas

TLCAN, independientes, Uber y otras ¿nimiedades?

Reconstrucción: Negocio y desmovilización ciudadana

El retorno de la ciudadanía

Es el patriarcado, estúpido

Dreamers: sueño diferido

Historias interminables

Por la izquierda o la derecha

TLCAN: ¿Renegociar, modernizar o vuelta atrás

Espectáculos, negocios y narco

La vía México-Estados Unidos contra Maduro

Muerte migrante

¿Fe, esperanza y caridad?

Socavones

Murmullos y persecuciones

Migración internacional: el desfasado optimismo de la OCDE

Desvaríos del autoritarismo

Gobiernos fallidos, democracias fraudulentas

Normalizando la corrupción y el fraude

Corrupción, continuidad o alternancia

El otro Michoacán

Morelia, entre la inseguridad y el blof

México, país de feminicidas

Remesas, ¿el mantra de un desarrollo fallido?

Desaparecidos, desplazados y deportados

Abuso de poder

La era Trump: frivolidad y dureza

Pueblos indígenas: pobreza, delincuencia, inseguridad

Mentes aviesas

Neoliberalismo o populismo

Irresponsables

Mando Único, campañas electorales, modelo educativo, mujeres

Retóricas perturbadoras

Movilidad social, salarios y desigualdades

Guerra antiinmigrante

El colapso de un modelo económico y la zanahoria migrante

Patetismo gubernamental y circo mediático

El odio como política y la oscuridad como subordinación

Rise up woman

Muros, austeridades y otras nimiedades

Patéticos y vacíos

¿Confianza, unidad?

Retórica migrante y antiinmigrante

Radicales, canonjías, transparencia, guerra esquizofrénica

Pendientes

Trump, presidente

Trump, presidente

Trump, presidente

La elección del miedo

Jodiendo a México

La migración mexicana en las elecciones estadounidenses

CNTE, normalistas, rechazados

Nuestras violencias cotidianas

Corruptos ¿todos?

Propaganda o estrategia

Propaganda o estrategia

El indiscreto encanto del odio y el miedo

La pifia

El colapso neoliberal

Violencias

Pensiones

Días de encono y mentiras

Un falso debate

Periodismo crítico bajo acoso

Vivir del pasado, mentir sobre el pasado

Autodefensas

Vivir del pasado, mentir sobre el pasado

Autodefensas

Populismo e impunidad

Desgaste local, desgaste global

La respuesta autoritaria de un gobierno agotado

Los peligros para México

Narcocorridos, violencia contra las mujeres, elecciones

Guerra sucia y farsa electoral

La confrontación

Las falacias de la sustentabilidad y la adaptación al cambio climático

Trump ¿presidente?

Mujeres, CNTE, Ayotzinapa, golpismo

Barbarie y esquizofrenia

Parabienes anticipados

Un alcalde “independiente”

Apagando fuegos

¿Peligro de extinción?

Migración México-EU

Oprobiosa utopía

Credibilidad

Clientelismo y populismo

Las ausencias de Bergoglio, las indulgencias gubernamentales

Francisco en el país de las apariencias

Milagros mediáticos

Indefensión

Corrupción y cultura

Chapoaventuras

Incertidumbres

18 de diciembre

Desafíos

Migración y remesas

Cotidianeidades

Barbarie contra barbarie

Pongámonos lúdicos

Ahí viene el lobo

Educación pública: La disputa por un bien público

Desigualdades y reformas

La otra crisis

Buenos (y no tan buenos) deseos del “nuevo comienzo”

Ayotzinapa, la infamia

Congruencias e incongruencias

Refugiados, desplazados, asilados, migrantes

Reformismo o populismo

La propaganda del fracaso

San Fernando, Tamaulipas, cinco años de una masacre

Dos años

Periodismo asediado

Retos

Morelia

¿El “nuevo comienzo”?

Vapuleados

Carta abierta a Silvano Aureoles Conejo

El Apocalipsis que no fue

Carta abierta a Felipe Calderón Hinojosa

México bárbaro

Faltas e incongruencias

Corrupción, ¿problema cultural o institucional?

Viernes de furia

“Uso excesivo de la fuerza”

60 días

Necedades de izquierda y derecha

El desprecio a la ciudadanía

Arrogancia y autoritarismo

Burlar la democracia

¿Ofensiva mediática?

Descrédito o política

Gatopardismo 6

Gatopardismo electoral 4

Gatopardismo electoral 3

Gatopardismo electoral 2

Gatopardismo electoral 1

¿Esperanza, unidad, paz?

Charadas

Élites políticas

Placebos y catacumbas

Otoño de ira

Moviendo a México

Otoño mexicano

26/09/2014 ¡Vivos se los llevaron, vivos los queremos!

El discurso de odio, practicando el odio

El fin del “mexican moment”