Rafael Mendoza Castillo
Reforma en la UMSNH y el solitario de Rectoría
Miércoles 22 de Marzo de 2017
A- A A+

En principio, el actual rector de la Casa de Hidalgo, Medardo Serna González, no fue nombrado por la voluntad de la comunidad nicolaita, sino por voluntad de los integrantes de la Comisión de Rectoría, poderes fácticos y la voluntad del gobernador en turno. Su nombramiento es legal, aunque producto de normas injustas y carece de legitimidad, porque estuvo ausente la decisión de la comunidad universitaria (artículo 8).

Así, cualquier decisión que tome respecto a las modificaciones a la Ley Orgánica, especialmente en lo referido a pensiones y jubilaciones (artículo 29) en los foros de consulta que él mismo se organizó, será producto de su arbitraiedad, unilateralidad e incumplimiento de acuerdos que ya había tenido con los dos sindicatos, SPUM y SUEUM, para abordar el problema de la reforma a la Ley Orgánica.

Medardo Serna González, rector de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo
Medardo Serna González, rector de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo
(Foto: ACG)

Decíamos en otra ocasión que las estructuras de gobierno y las académicas que se han venido configurando en la Universidad Michoacana constituyen funciones de corto alcance histórico-social. Estas funciones determinan prácticas altamente conservadoras de lo existente.

Esa forma de poder de la Universidad produce creencias que se instalan en prácticas jurídicas, de aprendizaje, de academia, de política y de opinión que no trastocan el orden positivizado (lo dado), sino que se convierten en instrumentos de control y los universitarios las hemos aceptado como si fueran correctas.

La reforma a la Ley Orgánica debe incluir el sentido de una praxis constituyente que evite la parcialización y funcionalización del quehacer político, académico y de investigación. Esta conceptualización evita que la ley y la academia se presenten como medios para el control y se instalen como acciones constituyentes de una nueva socialidad humana.

Así, la educación deja de ser un instrumento al servicio del amo o de la productividad neoliberal como único camino para acomodarse al mundo del presente. Sin embargo, el sujeto colocado en la praxis tiene la condición de configurar nuevas relaciones humanas, con distintos contenidos históricos y con diversas mediaciones.

La reforma a la ley debe implicar supuestos éticos, políticos, sociales y epistémicos para no entender la formación educativa como un nombre que designa y señala, desde su definición, los valores y sentidos que orientarán las acciones de los sujetos y su realidad social, sino como una estructura que provoque el acto de desconocimiento, asombro y distancia ante la objetividad.

No se trata de formar, de informar, sino de pensar, desde síntesis categoriales, para tomar distancia de lo acumulado como teorías, saberes o creencias y respecto de lo que se ha cristalizado en la realidad histórico-social.

La práctica de aprender queda sujetada al nombre de la definición de educación, tal que esta relación formalizada exilia los contenidos nuevos que aparecen en lo social. Como relación queda vaciada de sus concreciones y puede ser ocupada por sustitutos tales como capital curricular para competir y circular en el tejido social del cálculo y la medida.

De ahí que el valor y el gusto por el estudio, la ciencia, el arte, pierdan su sentido humano y se aprecien desde el rasero del éxito, la riqueza y el poder. La muerte de las configuraciones sociales hace que aparezcan relaciones de astucia, productivismo y acumulación de dinero como mediaciones ante el mundo.

La relación entre alumnos y maestros, trabajadores y autoridades, ante la ausencia de lo humano, del derecho, de la ética, se convierten en relaciones funcionales que extirpan a los sujetos su praxis y quedan éstos como identidades aptas para el consumo y el encanto con la realidad (muerte de lo político).

Los contenidos históricos de la institución y sus configuraciones reales están reclamando nuevas formas jurídicas, políticas, académicas, organizativas y sus correspondientes prácticas. Hay que modificar en la legislación todo aquello que frene el desarrollo científico, humanista, tecnológico, político y cultural de la Casa de Hidalgo. Pero también revisar la forma en que se han configurado concretamente dichos contenidos históricos. Otro mundo es posible.

Sobre el autor
1974-1993 Profesor de Lógica, Historia de las Doctrinas Filosóficas y Ética en la Escuela Preparatoria “José Ma. Morelos y Pavón” , de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, Morelia, Mich. 1977 Profesor de Filosofía de la Educación en la Escuela de Filosofía de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, Morelia, Mich. 1990-1993 Asesor de la Maestría en Psicología de la Educación en el Instituto Michoacano de Ciencias de la Educación “José María Morelos”. 1993-2000 Coordinador de la Maestría en Sociología en el Instituto Michoacano de Ciencias de la Educación “José Ma. Morelos”. 1980 Asesor del Departamento de Evaluación de la Delegación general de la S.E.P., Morelia, Mich.
Comentarios
Columnas recientes

Ética y política con fundamentos, con principios

Campañas políticas, el capital y la dominación

El discurso tecnocrático oculta el despojo de la nación

El tiempo y el espacio como negocio

La lucha teórica y política por la educación

El neoliberalismo produce relaciones de explotación

El feminismo es un humanismo

Lo que sucede cuando la crítica y la participación se ausentan

La batalla teórica y política del normalismo

El Estado al servicio del capital

Las instituciones al servicio del neoliberalismo

Instituciones y presupuestos discrecionales

Ideas para liberar lo educativo

El lenguaje público como derecho humano

El poder, el valor y el capital

El contenido de lo educativo no es neutral

Transformemos al capitalismo corporativo y sus instituciones

¿Quién lleva las riendas en el país?

La infancia en el neoliberalismo

Las instituciones al servicio del proyecto de pocos

Pensar en la muerte es pensar en la vida humana

El poder y los fines de la educación

Estado laico e Iglesia católica

Necesidad de conciencia crítica y de sujeto

El neoliberalismo y la doctrina del shock

Modernidad, ¿para quién?

Se privatiza el contenido público de la política

Política, imaginario y educación

La vuelta al yo y la muerte del otro

Investigación educativa, poder y cultura

Relación pedagógica en la política y la cultura

La intimidad de lo educativo

Felicidad y bienestar, ¿para quién?

El sujeto de la educación y la profesionalización

Es necesario detener el neoliberalismo depredador

Racionalidad instrumental y transparencia

Conflicto entre la seguridad y la libertad

El poder del capital vigila y castiga

La memoria histórica amenazada

Democracia liberal, poder y verdad

La veda electoral se sustituye por la noticia

Sindicalismo y neoliberalismo en la UMSNH

Los riesgos de la escritura, la lectura y el pensar

15 de mayo y la lucha sigue

Violencia y pobreza contra la niñez mexicana

La impunidad y la corrupción como espectáculo

La lucha entre lo pesado y lo ligero

Estado, poder y oligarquía

El poder domina y produce fantasías

La libertad, ¿para qué y para quién?

Reforma en la UMSNH y el solitario de Rectoría

Reforma integral en la UMSNH o nada

Reforma en la UMSNH, ¿para qué?

El coro, la moral y la educación

Izquierda y derecha, ¿para qué?

La lucha entre la verdad y la post-verdad

Lucha política y crisis de identidad

La dignidad es un principio, no es un medio

No está en la mochila, sino en el sistema neoliberal

El capitalismo corporativo despoja a la nación

Construir una nueva formación social

Modificar el artículo 29 y suspender garantías

Capitalismo, Consumo y Emociones

Ética crítica y educación liberadora

Globalización y sindicalismo en la UMSNH

Palabras que engañan y mienten

La lucha entre lo reiterativo y lo disruptivo

Trump y la unidad de la oligarquía mexicana

Bloqueo histórico e individualismo obsesivo

El malestar de la vida y la muerte

Pensamiento político de Lázaro Cárdenas del RíoPensamiento político de Lázaro Cárdenas del Río

El poder de explotación y el otro

Los enemigos de la praxis de la liberación

2 de octubre y Ayotzinapa no se olvidan

La relación de poder en la UMSNH

La lógica del capital y la política

El Estado laico y la Iglesia católica

Trilogía de la oligarquía financiera

El neoliberalismo y la causa de los niños

Pensamiento crítico y moralidad

Ética y educación emancipadoras

El poder de explotación y la educación

Lo imaginario y el capital

La ética disruptiva y la educación

Pensar la educación y la pedagogía

El poder de explotación y la educación

El poder autoritario y lo social

El capitalismo corporativo y lo público

El poder de dominación y la Reforma Educativa

Razón ficticia y democracia representativa

El pensamiento único del prianismo

Política y educación, ¿para qué?

La política también se corrompe

La autonomía del saber, ¿para qué?

Pactos, ¿para qué?

La relación de explotación y la infancia

La UMSNH y su autonomía

Escribir, ¿para qué?

Del Estado de excepción al Estado de rebelión

Reforma, jubilación y pensión en la UMSNH

El normalismo: defensa teórica y política

El normalismo: defensa teórica y política

El capitalismo destruye lo humano y la naturaleza

SPUM, universidad y neoliberalismo

Opción a la educación crítica

Reflexiones sobre la visita del Papa Francisco

Reflexiones sobre la visita del Papa Francisco

La acumulación de capital en pocos

La desconfianza y el desánimo

Neoliberalismo, corrupción y narcotráfico

Reflexiones sobre el orden sexual

Necesidad de la pregunta y necesidad de conciencia

Ante el autoritarismo, la razón y el argumento

La formación es de naturaleza política

El derecho del orden de Aurelio Nuño Mayer

Evaluar para individualizar y normalizar

Las Normales y el pensamiento único

Poder, vida y muerte

El poder, el diálogo y el nuevo comienzo

Las Normales y el gerente de la SEP

Las Normales y el autoritarismo (Primera parte)

La privatización de lo público

El Papa Francisco y la Iglesia católica

El diálogo como mecanismo administrativo

Las tribus del SPUM

Los retos del “nuevo comienzo” Segunda parte y última

Los retos del “nuevo comienzo” (primera parte)

Reforma Educativa de excepcionalidad

La minoría gobierna a la mayoría

Liberalismo, autoritarismo y centralismo

Escribir y pensar sobre el poder de explotación

Lucha entre la identidad y el sujeto

El malestar en la infancia

El poder, la sexualidad y lo femenino

Salvador Jara Guerrero y el Estado de excepción

Salvador Jara Guerrero, los intelectuales y el autoritarismo

El bullying, punta del iceberg

Infancia, violencia y capitalismo

Discurso político e Iglesia católica

Educación y pensamiento crítico

El individuo y el sujeto

El sujeto se hace en la rebeldía

El poder y el secreto

Democracia oligopólica y poderes fácticos

Fetichismo, poder y creencias

Ideas para la sesión extraordinaria del CEPEC

El neoliberalismo produce crisis moral y social

Cultura, educación y política

La dignidad como valor de la persona

Adiós al filósofo Luis Villoro Toranzo