Samuel Ponce Morales
La Conspiración
Entre presidenciables
Jueves 23 de Marzo de 2017
A- A A+

En un acto institucional, pero con lectura político-partidaria, Silvano Aureoles y Miguel Ángel Mancera se volvieron a encontrar en Michoacán levantando nuevamente revuelo entre la clase política que sigue paso a paso a los presidenciables.

La última ocasión que el jefe de Gobierno de la Ciudad de México había estado en Morelia fue el pasado 13 de enero, en el marco de una entrega de ambulancias y equipo para apoyar a municipios como parte del convenio de hermanamiento con la administración silvanista, en un evento realizado en Casa de Gobierno.

Silvano Aureoles y Miguel Ángel Mancera se volvieron a encontrar en Michoacán
Silvano Aureoles y Miguel Ángel Mancera se volvieron a encontrar en Michoacán
(Foto: ACG)



En esa ocasión Mancera reconoció su interés por buscar la candidatura presidencial pero sin afiliarse al Partido de la Revolución Democrática (PRD), es decir, una figura de candidato externo, como lo hizo en el proceso electoral donde fue electo jefe de Gobierno. Aureoles señaló entonces que no era aún momento de definiciones y que esperaría los tiempos.

Hoy, dos meses después, se vuelven a encontrar en Morelia y el perredista ya está perfilado a competirle a Mancera en la carrera por la candidatura presidencial del PRD, teniendo en su favor la militancia de cepa, ser fundador del partido y gobernar en el estado donde se gestó el movimiento democrático nacional que lo ha llevado a ser alcalde, senador, diputado federal y hoy gobernador; el tercero que tiene el PRD en Michoacán desde 2002.

Tras aquel discurso de esperar los tiempos, Aureoles dio un viraje hace tres semanas para afirmar que llegó el tiempo de las definiciones y desde ese momento se “destapó” como aspirante de cara a 2018.
Para Miguel Barbosa, el destituido coordinador del PRD en el Senado de la República, el mandatario michoacano y Mancera pactaron caminar juntos en una ruta que para el PRD se antoja más que escabrosa por las pugnas internas y la ventaja en las encuestas de Morena, el partido de Andrés Manuel López Obrador.

Esa ventaja sin duda obligó a los perredistas a tomar definiciones y acelerar el proceso que les permita ir construyendo y fortaleciendo a las figuras que podrían colocarlos en condición de competir en la contienda electoral del próximo año, ya sea en alianza o solos.
Mancera y Silvano, o Silvano y Mancera, parecen haber entendido los tiempos y se ven perfilados a trabajar por la fortaleza del PRD y la unificación de la izquierda, que es lo apremiante ahora para sus militantes, para luego, llegados los tiempos, determinar quién será el candidato.

Silvano y Mancera ya recorren el país atendiendo actos oficiales, a veces, y como en el caso del michoacano, con un activismo más abierto en su calidad de militante y utilizando sus días inhábiles para no violentar la ley, buscando avivar a las bases perredistas que por momentos se vieron en la orfandad ante la falta de una figura de casa que no solamente hiciera frente a los desdenes del líder de Morena, sino que les regresara identidad y rumbo.

Por eso a nadie debe sorprender ver a los presidenciables perredistas cada vez más activos, juntos o por separado, en actos oficiales o partidarios, como en el evento de ayer, donde Aureoles y Mancera coincidieron en la firma de convenio de colaboración entre el Ayuntamiento de Morelia y los gobiernos de las ciudades de México, Guadalajara y Durango.

Este acto, argumentaron, tuvo el objetivo de construir, más allá de la filiación partidista o de grupo, una alianza estratégica y un proyecto en común que integre a todos los actores involucrados y esté orientado a fortalecer la participación ciudadana.

En ese marco Mancera aclaró a la prensa que no debe vérsele a él como contrincante de Aureoles, a quien deseó suerte en su empresa, y afirmó que es tiempo de consolidar una propuesta de izquierda como lo ha venido planteando el michoacano: moderna, progresista e incluyente.

Como sea, para muchos ayer no solamente se vio a los gobernantes de la Ciudad de México y de Michoacán en un importante acto oficial, sino a quienes estarán en la recta final cuando los perredistas deban definir a su candidato en 2018, cuando deban elegir entre una figura externa o su primer candidato presidencial hecho en casa.

Nada es lo que parece



1- Qué tal, después de sus aspiraciones infructuosas para integrar el pleno del Instituto Nacional Electoral (INE), el consejero del Poder Judicial del estado, Jaime del Río Salcedo, fue designado presidente del Comité de Transparencia del propio órgano, en el cual también se incluyen al secretario de Administración, Francisco Aquiles Gaitán Aguilar; al contralor interno, Elías González Ruelas, y al titular de la Unidad de Transparencia, Aristeo García González.

2- Durante la firma del Convenio de Colaboración entre Morelia, Ciudad de México, Guadalajara, Colima, Hidalgo del Parral, Ciudad Juárez y Durango:
a) “Es tiempo de actuar en favor de nuestra nación, con visiones compartidas y postulando proyectos coincidentes construidos entre todos, siempre priorizando la búsqueda del bienestar ciudadano y sin importar cuestiones partidistas”: Silvano Aureoles Conejo, gobernador de Michoacán.

b) “Nuestra ciudad sufrió muchos años de abandono e inestabilidad, fue administrada pero no gobernada y estuvo a la deriva, ponerle orden y rumbo no es una tarea fácil”: Alfonso Martínez Alcázar, alcalde de Morelia.
3- Llegó a su primera etapa la campaña “Enamórate de Morelia”, impulsada por el diputado local Carlos Quintana Martínez, con la entrega de premios a los ganadores de un concurso de fotografía, donde el primer lugar se dividió entre Sergei Román Pérez y Luis Granados. De acuerdo con el legislador, el objetivo de la campaña es “reconocer la riqueza cultural y arquitectónica de la capital del estado y confiar en que es mediante la cultura que se pueden superar problemas como la inseguridad y la violencia”.

4- “Es necesario que las comisiones (legislativas) que actualmente analizan las reformas a la Ley Orgánica Municipal y a la Ley de Fiscalización Superior del Estado den celeridad al dictamen que permitirá sancionar a los municipios que no entreguen cuentas públicas”: Yarabí Ávila González, diputada local.

Conjuro



¿Y qué dicen los antigubernamentales que no dicen que Michoacán ya no es foco rojo en incidencia delictiva en el país?

Sobre el autor
Samuel Ponce Morales Michoacano por residencia, periodista empírico, posee dos premios estatales en crónica y en entrevista; ha sostenido charlas con la escritora Elena Poniatowska, el pintor Alfredo Zalce, el futbolista Diego Maradona, el fotógrafo cubano Alberto Korda, y el comandante sandinista Tomás Borge; ha transitado como reportero en Excelsior y El Universal, así como corresponsal de La Jornada; ha sido jefe de Información, de corresponsales y de multimedia, así como columnista de Cambio de Michoacán...
Comentarios
Columnas recientes

Uruapan, el mejor calificado

Los efectos del relevo en Cultura

La conspiración

Indagar al independiente

74 legislatura michoacana

UMSNH, las posturas…

Entre Porfirio Díaz y AMLO

La pugna en el PRI Michoacán

Yeyo, al liderazgo morenista michoacano

Morena, por todas las canicas

El misterio moronista

Y, le faltó reelegirse

El tambalear de la zona económica

Rebelión en la Costa Sierra michoacana

PARES, mujeres congresistas

Encesta Michoacán y desafía a EU

El juego por el fiscal general

Morelia, el temor con Morón

Catapulta

TEEM, tiempo, tiempo…

La lucha de Cherán en letras

La prisa de los diputados locales

PRI, más que el PRD…

Morena, los ante precandidatos

AMLO, líneas gubernamentales

UMSNH, elecciones 2018

De trompetas y Trump-Etillas

Taretan

El debate anunciado

Morena, candidato de armas

Nurio, tambores de guerra

El perverso orgullo morenista

El polémico Morelos post mortem

PT, ¿jugando con fuego?

Candidatos, renuncias y sustituciones

La Nahuatzen se incendia

Mesa de Gobernabilidad, dos puntos, dos…

UMSNH, secuelas

ZEE de LC, otro mundo

Comunidad modelo

Los candidatos pendientes…

Meade, oxígeno puro

Tras los incendiarios…

Rumbo a las campañas locales

Plurinominales, tambores de guerra

Paridad de género, una relación tortuosa…

Candidatos, el juego de la Auditoría

El ladrón que dejó de ser perredista

PRD, escupir para arriba

Salud, escupir hacia arriba

Un intento de debate senatorial

Fausto, con todo

Fausto sabe que tendrá que enfrentar una permanente guerra sucia

Lo mío no es necedad de seguir en la política: Fausto Vallejo

“No quiero saber nada del PRI”: Fausto

Maribel, focos rojos intempestivos

CNTE, ni a Zapata

Juntos hubiesen hecho historia

Gobernabilidad, independientes sin lugar

Campañas pálidas

Judicial, el otro poder…

De coaliciones y candidaturas comunes

Vuelta a la hoja del “matón”

¿El Loco Mireles?

Galimatías del PRI en Morelia

Violencia, esa percepción

Viene la guerra sucia

Cemide, sin tregua

¿Y los golpes financieros al crimen?

SPUM, el otro nepotismo

El plantón del IEM

Relevos en el gabinete, sin problemas: Gobernador

Tiripetío, carne de cañón

AMLO, cobijo al viejo PRI

Opera CJNG en Michoacán a través de franquicias

Orden en huertas de aguacate; no contra la producción sí contra del caos: Silvano

Mujeres en la política

Vandalismo partidista

Sobre los diputados chapulines

UMSNH, alerta roja

La perversión de los ex autodefensas

De polos a polos

El cinismo de Pichardo

El dilema del alcalde moreliano

En defensa del alcalde

Alfonso Martínez, arriba

El llamado del aplacado Silvano

Meade en Michoacán

PRD, hasta las de la casa

PRI, golpe al estilo castillista

Quién en la política interior

Marko, actitudes porriles

Independientes, la exclusión

Torres Piña vs García Conejo

Fausto, contracorriente

STJE, el amago sindical

La Conspiración

CNTE, las cifras que dicen más que las marchas

Un Vallejo contra Felipe Calderón

Yankel, el primero

CNTE, la lucha en redes

El Mosh

Un acuerdo incompleto

De Ostula a Paracho

El ocaso de Manuel Guillén

CNTE, métodos obsoletos

Sin vergüenza ante la Copecol

PRI en Michoacán, la lucha interna

“Si no se la comen, se la llevan…”

CNTE, bonos de qué, por qué…

El regreso de Fausto

Michoacán 2017, en finanzas el atorón

PRI, la lucha por Morelia

De Cristóbal a Godoy, pasando por Morón

PRD, la disputa por el Senado

UMSNH y el humo blanco

Morelia independiente

Congreso, reponer proceso

Las claves de la Ley de Seguridad Interior

Seguridad, hablar por hablar…

SPUM, la nomenclatura ataca

UMSNH, auditoría forense

Cabildo de Morelia, bajo la lupa

El reto del IEM, una App funcional

AMLO en tierras michoacanas

Michoacán, nadie con Meade

INE, menos recursos

Relatoría silvanista de un viaje a China

El Balsas, el otro bastión del crimen

STJE, la intromisión del Legislativo

Y nada de aquel martes…

UMSNH, la partidización

Nahuatzen, jugar con fuego

El aspirante presidencial michoacano

Represión elevada al amarillismo

PRI, por la joya de la corona

El STASPE, rehén de la CNTE

PRD, entre la limpia y la purga

Noche de Muertos, tradición y tecnología digital

Rumbo a 2018

Fiscal Anticorrupción, los sin padrinos

La gira en Estados Unidos

Universidades en crisis

El Frente, estocada a Morena y al PRI

Altozano

Protección a periodistas

De las autodefensas de Castillo a los “sicarios” de la Cocotra

¿Por qué a El Colegio de Michoacán?

El segundo hombre

Los cambios en el gabinete