Salvador Molina Navarro
Derecho a qué
El menosprecio al derecho a un medio ambiente sano
Martes 28 de Marzo de 2017

El peligro radica en que nuestro poder para dañar o destruir el medio ambiente, o al prójimo, aumentó a mucha mayor velocidad que nuestra sabiduría en el uso de ese poder.

Stephen Hawking.

A- A A+

Han sido pocas las ocasiones y menos los personajes que se han detenido a pensar en el cuidado al medio ambiente, la mayor parte del tiempo nos preocupamos por cuestiones de vanguardia, no reflexionamos sobre el cuidado a nuestro planeta.

El medio ambiente es un derecho humano y como tal es obligación de todos respetarlo, protegerlo, garantizarlo y promoverlo.
El medio ambiente es un derecho humano y como tal es obligación de todos respetarlo, protegerlo, garantizarlo y promoverlo.
(Foto: Carmen Hernández )

El tema de la política, de la economía, de la corrupción, en fin, cualquier tema, quedará desfasado el día que nuestro planeta nos cobre la factura del descuido y menosprecio que le hemos brindado. Que importe, si en el estado o la Federación no se ha combatido la inseguridad, qué relevancia tendrán los actos de corrupción, qué transcendencia importará el hecho de que tal o cual persona gane un espacio público, qué beneficio nos aportará un cambio en nuestra realidad política, económica y social, si estaremos en la línea de las consecuencias climáticas por los actos de desuso y menosprecio al derecho a un medio ambiente sano.

Este tema está en la agenda jurídica nacional, la justicia federal ha determinado que tanto para las autoridades como para los gobernados es una obligación correlativa el respeto al derecho humano a un medio ambiente sano para el desarrollo y bienestar de la persona, y por esta razón fue incluido en el artículo 4° de la Constitución, pero más aún, el pasado 17 de marzo de 2017, la Segunda Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación determinó los parámetros que deben atender los juzgadores para que en un juicio de amparo se conceda sin garantía la suspensión del acto cuando se violente el derecho a un medio ambiente sano, señalando que los juzgadores de amparo deberán atender a lo siguiente: I) la violación a dicho derecho debe constituir un aspecto medular del juicio de amparo; II) el planteamiento deberá encontrarse dirigido a combatir una verdadera afectación al medio ambiente; III) la afectación aducida deberá ser actual o inminente y no meramente hipotética o posible; IV) la vulneración al medio ambiente debe ser una consecuencia directa e inmediata del acto reclamado, y V) no deberá eximirse del otorgamiento de la garantía cuando el acto reclamado genere un beneficio de carácter social, como en el caso de obra de infraestructura pública, o cuando responda a un esquema de aprovechamiento sustentable, cuestión que corresponderá acreditar a la autoridad responsable al rendir su informe previo. En este sentido, se advierte el interés que se está poniendo en el tema por parte de nuestras autoridades jurisdiccionales.

Igual interés en el tema tiene el Poder Ejecutivo. Ya se ha mostrado la preocupación para iniciar una campaña de revisión en vehículos particulares, transporte público, fábricas e industrias, a fin de determinar la emisión de partículas contaminantes a la atmosfera, dicha campaña será ejecutada por la Secretaria de Medio Ambiente, Recursos Naturales y Cambio Climático (Semarnacc), lo anterior debido al alarmante aumento de contaminación que hemos visto en nuestra ciudad.

Ahora nos toca actuar a los ciudadanos. Es común ver todo el día el humo de la fábrica de papel ubicada en las orillas de nuestra ciudad, igualmente es común ver cómo el transporte público, sobre todo los camiones, lanzan una cantidad impresionante de humo al medio ambiente, es común ver cómo las industrias contaminan nuestras aguas desechando sus líquidos y contaminantes en los ríos y arroyos, es común ver noticias sobre el cambio climático sin que hagan mella en las personas, es común mostrar un desinterés en los temas ambientales, en esa letargia ciudadana, en ese desinterés mostrado, en esa ignorancia sobre la importancia del tema, en ese desconocimiento de los alcances de las consecuencias de una afectación acelerada y continua al medio ambiente, ahí está el verdadero peligro, pues gracias a ello dañamos cada día más el medio ambiente y contribuimos a destruirlo sin reparar en el uso de la razón para evitar violentar el derecho humanos de disfrutar un medio ambiente sano.

Ahora nos toca seguir de cerca todos los esfuerzos de los poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial, ahora debemos exigir a la Semarnacc que nos informe sobre los resultados de su campaña de revisión, que nos diga cuántos particulares fueron sancionados, cuántos vehículos del transporte público, cuantas fábricas, cuántas industrias, qué sanciones se les impuso, qué medias se tomaron para evitar que los sancionados sigan realizando su actividad en las mismas circunstancias, ahora debemos vigilar y exigir que las sanciones se ejecuten, que las recomendaciones se acaten, que no se pierdan en la corrupción, en los contubernios hechos entre los líderes transportistas y las autoridades, que no cambien las sanciones por apoyo económico para tal o cual próximo candidato, que no se compren inspectores, que no se quede en discurso.

El medio ambiente es un derecho humano y como tal es obligación de todos respetarlo protegerlo, garantizarlo y promoverlo; debemos hacerlo ahora, debe ser una constante darle prioridad al uso de la sabiduría para detener la capacidad de destrucción que la humanidad ha mostrado.

Sobre el autor
Comentarios
Columnas recientes

¿Candidatos independientes o una nueva clase política?

La colegiación de la justicia

Competencia contra monopolio

La Benemérita y Centenaria Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo

La política es un interés de todos

Qué nombre le vamos a poner

Nuevo ciclo escolar y nuevo reto educativo

Un avance ciudadano sin tintes políticos

El derecho de las víctimas y la obligación del Estado

Gracias, pero no es una concesión, ¡es un derecho!

Prisión preventiva oficiosa, ampliarse o desaparecer

Justicia en obra negra

La moneda está en el aire

Todos contentos, tenemos reelección

Un andador con sabor a parque lineal

“En espera de una reacción”

El menosprecio al derecho a un medio ambiente sano

La percepción, un tema añejo en Michoacán

¿Procuración de Justicia?

Una evaluación sin convocatoria

En espera de un acto de congruencia política

Hay de prioridades a prioridades

Entre mensajes y la realidad

Una nueva oportunidad

Está Navidad me servirá para…

Lo siento, no hay dinero en las arcas

El feminicidio, entre la espada y el espíritu

El salario mínimo y el mínimo vital

Una ley necesaria

La razón y la política en la Ley Antimarchas

Maestro Cárdenas, un inmortal autor de recuerdos

Derecho a un medio ambiente sano

Las escuelas Normales y el derecho a la educación

El derecho de los reos

A dos años de aquella noche

Sociedad dividida

Un informe con esquema diferente

El verdadero reto de la justicia penal en la actualidad

¿Perdonar y olvidar o una justicia restaurativa?, una decisión ciudadana

Un caso más de un todólogo mexicano

El caótico caso de la educación

Supe de un país lleno de promesas y demagogia

Un perdón con sabor a mentira

Un futuro inmediato

Michoacán ante un nuevo reto

La Alerta de Violencia de Género, ¿necesidad o pretexto?

Independientes ante el desgaste y la pérdida de credibilidad

Foto infracciones, entre argumentos y falacias

El derecho a la vida y la ignorancia legislativa

Una evaluación docente… ¿confiable?

Las decisiones de una madre

¿Qué protege el derecho humano al trabajo?

Los políticos y sus iusmonólogos

Un pueblo sin tribuna

El Estado, la violencia y las políticas públicas

“Justicia o política… una decisión pendiente”

“Entre la cobardía y el deshonor”

“Día Internacional de la Mujer, festejar sin compromiso o comprometerse sin festejar”

Michoacán y su identidad

Comisión Estatal de los Derechos Humanos, ¿sirviendo a la ciudadanía? (Segunda parte)

Comisión Estatal de los Derechos Humanos, ¿sirviendo a la ciudadanía? Primera parte

Derecho a conocer nuestro sistema de justicia penal

El derecho a estar informado, de la letra a su realidad

Una recaptura de Estado

Caminos, acciones y otros vericuetos de un buen ciudadano

Compartiendo mi realidad

Nuestro salario, aguinaldo y otras prestaciones laborales son derechos humanos

Declaración Universal de los Derechos Humanos, concientizando a los ciudadanos

Ser mujer también es nuestra lucha

Una parte de nuestro México, historia vigente que se niega y se esconde

Terrorismo, una crítica distante y una indolencia cercana

Los derechos humanos, de un discurso glorioso a una realidad dolorosa