Gerardo A. Herrera Pérez
Debatamos Michoacán
Afrodescendientes invisibles
Miércoles 29 de Marzo de 2017
A- A A+

Hombres, mujeres, niñas y niños de diversas regiones de África y que llegaron al Nuevo Mundo fueron arrancados de sus tierras de origen y despojados de sus sistemas de organización comunitarios para ser esclavizados y diezmados en un territorio ajeno a ellos; éstos ahora han sido invisibilizados y discriminados.

En México habitan un millón 381 mil 853 personas, es decir, uno de cada 100 habitantes de México es Afrodescendientes
En México habitan un millón 381 mil 853 personas, es decir, uno de cada 100 habitantes de México es Afrodescendientes
(Foto: Cuartoscuro)

Pese a ello, su cosmovisión, sus formas de organización y su cultura han sido recreadas y adoptadas por nuevas generaciones de afrodescendientes que han aportado a México esa valiosa herencia, y pese a ello los afrodecendientes continúan siendo discriminados, prejuiciados, violentados en sus derechos humanos.

Incluso la Constitución Política de México no hace referencia a las poblaciones de esclavos que llegaron de África a las américas, los africanos, llamados afrodescendientes. Hay una deuda para este segmento de población.

Hoy esa población es considerada por el Inegi, y precisa que una de cada 100 personas que viven en México es afrodescendiente.

El Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred), así como la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), y también el Inegi, han preparado y publicado el “Perfil sociodemográfico de la población afrodescendiente en México”, un magnifico documento que expresa la realidad en que vive dicha población.

2015 ha sido decisivo para este documento, toda vez que se levantó la Encuesta Intercensal 2015, la que expresa prácticamente el discurso y datos duros de la población afrodecendiente en México; la encuesta presenta con contundencia que en México habitan un millón 381 mil 853 personas, es decir, como lo señalé en párrafos anteriores de esta columna, uno de cada 100 habitantes de México es afrodescendiente.

El Perfil de referencia expresa que Guerrero constituye la entidad con el mayor número de población afrodescendiente, con 6.5 por ciento; le siguen Oaxaca, con 4.9 por ciento, y Veracruz de Ignacio de la Llave, con 3.3 por ciento.

No obstante, algunas poblaciones de los estados de Michoacán, Guanajuato, Querétaro, Zacatecas, Yucatán o Jalisco. Asimismo, algunas comunidades de Veracruz tienen una evidente cultura afrodescendiente por la presencia histórica de la población de origen africano durante el periodo colonial y por su cercanía y relación cultural con el Caribe desde hace más de 200 años, desde el siglo XIX hasta hoy en día, tal como se señala en el texto Afrodescendiente de México, de María Elisa Velázquez.

La publicación “Perfil sociodemográfico de la población afrodescendiente en México” surge de la colaboración entre la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred) y el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

El “Perfil sociodemográfico de la población afrodescendiente en México” permite de entrada reconocer la existencia de al menos 1.4 millones de afrodescendientes que viven violencia invisibilizada, pero también discriminación para incorporarse de lleno a la vida política, económica, cultural y social de México.

Comparto algunos de los datos duros incluidos en este “Perfil sociodemográfico de la población afrodescendiente en México”:

“En 100 municipios del país al menos diez por ciento de la población se considera afrodescendiente. A éstos se les denomina municipios seleccionados y están distribuidos en Oaxaca (69), Guerrero (16), Veracruz de Ignacio de la Llave (doce), Estado de México (dos) y Baja California Sur (uno).

“En estos municipios, 15.7 por ciento de la población afrodescendiente de quince y más años no sabe leer ni escribir un recado, mientras que el promedio de analfabetismo en el país es de 5.5 por ciento.

“Alcanzan una escolaridad promedio de siete años, que equivale al primer año de secundaria. El 18 por ciento de esta población habla lengua indígena y dos terceras partes se asume también indígena.

“De las personas de doce años y más que se reconocen como afrodescendientes, seis de cada diez son no económicamente activas.

“En los municipios seleccionados su principal actividad es la agropecuaria. En los sectores secundario y terciario tienen una participación reducida con respecto al promedio nacional.

“Los apoyos de programas de gobierno significan la primera fuente de ingreso diferente al trabajo de los hogares de afrodescendientes (88 por ciento). Las remesas del extranjero representan la segunda fuente de ingresos (18.8 por ciento).

“En las viviendas de las personas afrodescendientes en los municipios seleccionados se usan con mayor prevalencia materiales menos resistentes que en el promedio de viviendas del país.
“De cada diez viviendas, sólo tres cuentan con techo de concreto o viguetas con bovedilla, siete tienen paredes de ladrillo y en una el piso es de tierra.

“En cuanto a drenaje conectado a red pública, disponibilidad de sanitario con taza de baño y disponibilidad de agua entubada, estas viviendas tienen rezagos del 18.8, 16.7 y once por ciento respectivamente, con respecto al promedio nacional.

“Por cada diez viviendas siete disponen de refrigerador, cuatro cuentan con lavadora, dos poseen automóvil o camioneta y sólo 15.3 por ciento tienen horno de microondas.

“En Tecnologías de la Información y la Comunicación, estos hogares tienen niveles inferiores al promedio nacional: disponibilidad de radio, 26.7 por ciento menos; televisión de pantalla plana, 23 por ciento por debajo del promedio; línea de telefonía fija, 16.1 por ciento abajo; computadora, inferior en 21.3 por ciento, e Internet, con una diferencia negativa de 24.1 por ciento”.

Los afrodescendientes, junto con los pueblos indígenas, padecen altos índices de marginalidad económica y social, que se hace patente en la falta de acceso a servicios básicos de infraestructura, educación y salud, así como en el goce de otros derechos políticos, sociales y culturales. Tal cúmulo de circunstancias negativas colocan a esas poblaciones en una grave situación de vulnerabilidad social.

Por ello, algunas recomendaciones fundamentales para el fortalecimiento y empoderamiento de las poblaciones afrodescendientes en México podrían ser, entre otras hacer llegar la información a diferentes entidades públicas y privadas, entre ellos, los organismos públicos de derechos humanos, organizaciones de la sociedad civil nacional e internacionales y comunidades afrodescendientes del país, así como su distribución a los diferentes poderes públicos y estructuras gubernamentales que trabajan con la atención a grupos vulnerables.

Sobre el autor
Comentarios
Columnas recientes

Baños todo género

Talla baja

Baston blanco

Las tecnologías de la información y la comunicación

Afrodescendientes mexicanos

Violencia obstétrica

Agenda LGBTTTI

La agenda de la población LGBTTTI

Violencia por prejuicio LGBTTTI

100 años de ser mujer

100 años de ser mujer

100 años de ser mujer

Sistema nacional antidiscriminatorio

Dignidad humana

Mercancía humana

Trabajo doméstico

Grupos vulnerados

Transexualidad

XLVII Asamblea de la OEA

Orgullo gay 2017

Orgullo o dignidad

Población afrodescendiente

Sistema Nacional de Protección Integral

Migración y derechos humanos, una nueva mirada

Diversidad cultural

Conflictos de pareja

Comunidad trans

Tortura

Transexualidad, transgeneridad y travestismo

Masculinidades, misoginia y machísimo

Cuidado y corresponsabilidad

Afrodescendientes invisibles

Galardón Jiquilpan

Tortura y tratos degradantes

Por la dignidad humana

Cultura de la paz

Educación y género

Discriminación a trans

Jurisprudencia 8/217

Cautiverio

La era Trump y lo diverso

Museo Béjar de Jiquilpan

Elegir

Retos 2017

Debatamos Michoacán: 2017

Diversidad sexual de 2016 a 2017

VIH/2030

Discapacidad

A 33 años del VIH

Identidad de vaquero

Personas jóvenes de Uruapan

Comisión de Puntos Constitucionales

La diversidad somos todos

Derechos humanos en la educación

Construcción de conciencia social

Debatamos Michoacán

Paz

A 40 años de la agenda gay

Los derechos de inculpado y víctima

Diálogo, tolerancia y respeto

San Antonio Molinos

Buenavista

Cartilla LGBTTTI

Osos

Desarrollo humano

Mecanismos de opresión

La muerte

Reforma y matrimonio civil

Derechos humanos y desarrollo

Diversidad y respeto

Cuerpo, mercancía, trata

La diferencia

Marco normativo LGBTTTI

Odio

Arqueología del matrimonio igualitario

Disidentes sexuales

Lo humano, la persona, su dignidad

Derechos humanos

La vejez

Rostros de violencia

Miedo, tolerancia e información

Trata de personas en México

2,500 años de opresión de la mujer

Conflicto cultural por el valor de la diversidad

Matrimonio igualitario, concubinato, familia

Bullying, disciplinar los cuerpos

San Ildefonso

Mujeres Aliadas

Matrimonio igualitario, último prejuicio

Pladiem 2015-2021

Mecanismos de seguimiento, ¿para qué?

Igualdad sustantiva (segunda parte)

Igualdad sustantiva (primera parte)

2016

Plan de Desarrollo Integral del Estado de Michoacán 2015-2021

El derecho a conocer los derechos

Visibilidad social en La Piedad

VIH, tiempo, espacios y cuerpos

Conciencia social

Día Internacional de la Tolerancia

Derechos humanos

Ambiente laboral incluyente

Consejo Estatal para Prevenir la Discriminación

Dirección de diversidad sexual y bisexualidad en Michoacán

Trabajo doméstico

Informar para transparentar

Identidad trans

Agenda legislativa 15-18

Derecho a la diferencia

Lo privado no debe volverse público

La cultura y el desarrollo

Debatamos Michoacán

ITS y el condón

Corte Interamericana, movimiento social y matrimonio igualitario

Silvano y la agenda de la dignidad humana

Laicidad

Afrodescendientes, ¿dónde están?

Hablar de los derechos humanos

Jurisprudencia 43/2015, Iglesia católica y discurso político

Jurisprudencia 43/2015

\"Cuarto Aniversario de la reforma constitucional en materia de derechos humanos\"

Intolerancia

¿El closet institucionalizado?

17 de mayo

Homofobia, democracia sexual o diversidad

Homofobia, democracia sexual o diversidad

El ombudsman

Discriminación racial

¿Quiénes son los grupos vulnerados?

Femicidio o Feminicidio, ¿cuál?

Cero VIH

Bioética, persona y sociedad

Transgresores en Morelia

Armonización

Vasco de Quiroga, salud y ciudadanía

Bando de Buen Gobierno Churintzio

Alondra y Quimi en Arteaga

El liderazgo de la discapacidad

Pedro en Tuzantla

Holocausto

Investigación

Consejo Municipal de Igualdad

Niños y niñas

El odio

La diferencia de trato social

Los derechos humanos

1 y 3 de diciembre

Agenda CNDH 2014-2019

Jóvenes por la Paz en Cuitzeo

Política antidiscriminatoria