Leopoldo Chassin Ramírez
La palabra andante
Con el agredido y no con el agresor
Lunes 10 de Abril de 2017

A la memoria de Santiago Crisóstomo Luna, José Carlos Jiménez Crisóstomo, Francisco Jiménez Alejandre y Luis Gustavo Hernández Cohenete, víctimas de un crimen de Estado.

A- A A+

Por más de cinco siglos los pueblos indios de nuestro país han sufrido el poder de los poderosos; más de tres, bajo la barbarie del reinado de España, el resto bajo los mestizos y al final del siglo pasado y lo que va del presente por el capital, cuyo rostro se esconde y no tiene nacionalidad... o sea, por el poder.

En el pasado reciente recordamos los casos de asesinatos en Acteal, El Bosque, Aguas Blancas, Atenco, Ayotzinapa, Nochixtlán, Ostula y ahora Arantepacua. Todos ellos pueblos con población indígena y ubicados la mayoría en los estados más pobres del país. Chiapas, Oaxaca, Guerrero y Michoacán. Los agredidos fueron los prescindibles, los sin rostro, los despreciados, los pobres; el agresor, el Estado y sus fuerzas represivas.

Los pueblos indios de nuestro país han sufrido el poder de los poderosos.
Los pueblos indios de nuestro país han sufrido el poder de los poderosos.
(Foto: Especial)

El principio zapatista “con el agredido y no con el agresor” encaja perfectamente en todos los casos. El agresor es el poderoso, el Estado.

Cuatro ruedas del capitalismo



Los zapatistas han dicho que “cuatro ruedas del capitalismo” (desprecio, despojo, represión y explotación) son los ejes sobre los que el capitalismo salvaje irrumpe en el territorio, la vida de los pueblos originarios y en la de los trabajadores. En los casos anteriormente mencionados están presentes las ruedas sobre las que gira el poder.

Hoy Arantepacua



Arantepacua es el ejemplo. Mientras el mal gobierno dialogaba con autoridades de Arantepacua, las fuerzas represivas asesinaban, golpeaban, destruían las pertenencias de la comunidad. Desprecio, despojo y represión.

Arantepacua hoy fue la víctima del poder del Estado con un saldo de cuatro asesinados, entre ellos un anciano y un adolescente. La nota de Cambio de Michoacán http://www.cambiodemichoacan.com.mx/columna-nc20945 señala algunas de las causas en las que radica el conflicto según lo dicho por el gobernador Silvano Aureoles Conejo. “Hay algunos actores que sueñan con emular a Cherán pero no creo que sea posible”. Seguramente se refirió a la elección de autoridades sin la participación de los partidos políticos erradicados ya de Cherán. También dijo que el conflicto tenía un ingrediente político electoral.

En la nota aparece que PRI, PAN, PRD, Morena, Nueva Alianza, Humanista, Movimiento Ciudadano y PT están involucrados en el conflicto pre y postelectoral. Los partidos son los responsables de la fragmentación a los pueblos.

Sin duda también está presente la disputa por tierras entre las comunidades de Arantepacua y Capacuaro, lo deseable sería que sin mediación del gobierno ambas mediante el diálogo solucionaran el conflicto.
Videos sobre la agresión en https://www.youtube.com/watch?v=CyBPfv4hkiA&t=4s.

La autonomía



Sin duda alguna, el Estado federal y estatal rechazan la autodeterminación de los pueblos pues prefieren seguir engañándonos con sus costosas y fraudulentas elecciones. Los partidos políticos por decenios han dividido a familias y pueblos y para ello hoy usan al Instituto Nacional Electoral que este año gastará más de once mil millones de pesos. Costo equivalente a diez hospitales semejantes a los del IMSS o ISSSTE. Todos los partidos reciben su mochada. Millones de pesos para cada partido y sus candidatos.

El poder



El poder no como verbo, sino como sustantivo, es el que sigue diezmando las mentes débiles de los hombres, la historia nos da ejemplos de innumerables luchadores que soñaron y en las que en otros ayeres creímos. La mayoría de los gobernantes del llamado socialismo real del siglo pasado y presente, terminaron siendo lo mismo que dijeron combatir. Quizá el antídoto a la perpetuidad en el poder y a la reelección sean los principios zapatistas de las cuatro erres: revocabilidad, rendición de cuentas, rotatividad y representatividad, elementos presentes en las juntas del Buen Gobierno o Caracoles Zapatistas desde hace más de diez años.

Sobre el autor
Leopoldo Chassin Ramírez Profesor de medio tiempo de la UMSNH Colaborador de Cambio de Michoacán desde 1997 Inconforme social Simpatizante zapatista desde 1994 Utópico empedernido Amante de la tradición
Comentarios
Columnas recientes

La burocracia dorada, la austeridad republicana y la UMSNH

Los 50 proyectos de AMLO

¿Arrancarán nuestros sueños?

¿Ganaron sus candidatos?

¿Y cuándo despertemos....? ¿Lo haremos algún día?

¿Sin deudas la Universidad Michoacana con la sociedad?

Unidad en torno a...

Afrenta, ultraje, mancillación al generalísimo y a la Nicolaita

¿Incongruencia y amnesia en el Consejo Universitario?

¿Idiotizada la intelligentsia en la Nicolaita?

La hidra capitalista y el Peje

¿Autismo en el Consejo Universitario de la Universidad Michoacana?

¡Prometer y prometer hasta vencer, después de los vencidos, nada de lo prometido!

Terrorismo en la Universidad Michoacana

¿Día Internacional de la Mujer? Una vacilada del sistema

¿Nuevamente perderemos once semanas de clase en la UMSNH?

¿Miopía en las micro parcelas del conocimiento?

La transparencia y la huelga en la Universidad Michoacana

La opacidad, la madre de los males en la UMSNH

Ya se fregó el ciclo escolar

Marichuy en Michoacán 20, 21 y 22 enero

El trío de tríadas

Cuarentena en la Universidad Michoacana

Un mes sin clases y sin salario en la Michoacana

Cuatro semanas sin clases en la UM

El INE y el big data

Las incongruencias de los gobiernos y Consejo Universitario

¿Hay un guardadito en la Universidad Michoacana?

Los gobernantes ya se van y las deudas se nos quedaran

Los achaques de la cumpleañera centenaria

¡Nunca más un México sin nosotros!

¿Dónde hallo a los nicolaitas?

Ejecutivo y Congreso agreden a la Universidad Michoacana

Primero transparencia, luego reforma universitaria

El maldito poder

¿Podredumbre e indiferencia en la Universidad Michoacana?

No intervención y autodetermonación

El principio de la sinrazón

Vientos y tormentas sobre la Michoacana

La danza de los millones

Obedecer y no mandar

“Izquierda” domesticada

La domesticación en la Universidad Michoacana

Sigue el fast track en la Universidad Michoacana

Los siete principios del CNI

Entre la indiferencia y la impunidad

Ni izquierda ni derecha, de enterrar al capitalismo se trata

La Michoacana vista desde arriba

La Universidad Michoacana hecha pedazos

La transparencia en la Universidad Michoacana

¿Qué universidad requerimos?

¿Reforma Universitaria a ciegas?

Los partidos y el poder

Con el agredido y no con el agresor

¿Enfermita la UMSNH?

Transparencia sin tapujos

¿Consejo Universitario o Santo Oficio?

Ante jubilaciones y pensiones ¡Primero la transparencia!

Una de muros y grietas

¿Agoniza la Universidad Michoacana?

#VibraMéxico, a temblar México

¿De periodistas y periodiqueros?

Nadie sabe para quién trabaja

¿Cuántos más?

¡No te dejes engañar! El responsable: el capitalismo neoliberal

¿Y los ladrones?

Del dicho al hecho, ¿y para cuándo las acciones?

¿Presidenta indígena o presidente ladino?

Las enfermedades en la UMSNH

Ahora vienen por nosotros, los universitarios

10 semanas sin clase en la UMSNH

¿Qué es ser nicolaita?

Desalojo o capitulación en la Michoacana

¿Mano negra en la toma de la UMSNH?

¿Quién tiene cerrada la UMSNH?

Reprobada, la Universidad Michoacana

¿Es mucho pedir?

¿Los querrán hacer capitular por hambre?

¿Habita la transparencia en la Universidad Michoacana?

¿Educación de calidad?

La “ficha” en la Universidad Michoacana

CompArte Morelia

Los con y contra de la Reforma Educativa

Cuidar a la recién nacida

Se les hace bolas el engrudo

Sangre o tregua?

¿Diálogo o monólogo y retórica?

Mesa nacional de diálogo ¡ya!

¿Reforzar o debilitar al dique?

La Reforma Educativa, Televisa-banqueros contra la razón

Diálogo, ¿es mucho pedir?

Nos arrinconan, ¿y?

De subcultura y cultura

Las catástrofes siguen su marcha antinatural

Los sin tierra, trabajo, salud ni educación

¿Usted confiaría en quien viola la Constitución?

¿A quién sirve la Universidad Michoacana?

La corrupción y las mentiras en el Ramal Camelinas

La crispación ante la impunidad

Del yanquis go home al yankis come in

¿Guadañazo a las pensiones y jubilaciones en la Universidad Michoacana?

¿Hay trampa en la huelga de la UMSNH?

¿Cómo resistimos?

Francisco y Enrique, ¿aliados o en disputa?

Y la transparencia, ¿para cuándo?

¿Cerrarán el changarro de la UMSNH?

Silvano y Poncho, ponchados

¿Y por qué somos así?

A 22 años del “¡ya basta!”

¿Buen fin?

La misma gata nomás que revolcada

Escándalos en la Michoacana (Segunda parte)

Escándalos en la UMSNH

Adherente a la Sexta Declaración de la Selva Lacandona

La barbarie y sus cómplices

Terrorismo de Estado e impunidad

Las promesas y la deuda

¿El arte de la prudencia?

¿Un buen comienzo?

Déficit presupuestal (el desfalco)

Arriba y abajo

¿La UMSNH socialmente responsable?

Nos endeudaron, nos engañaron y se fueron

Y sigue la mata dando, los bancos siguen robando

De arriba, nunca, jamás llegarán la verdad y la justicia. EZLN

Del dicho al hecho hay mucho, mucho trecho

Encuesta de risa de la UMSNH

La hidra capitalista en su apogeo

El mundo al revés

¡Tras el ladrón!

¿La universidad contaminada?

Ganaron la sinrazón, la codicia, la indiferencia…

Con el agredido, no con el agresor

¿Quién prendió el cerillo?

¿Ganó su partido? ¿Perdió su partido?... Organícese, las cosas irán de mal en peor

¿A quiénes sirven los gobiernos y la Universidad Michoacana?

¿Votar? Mejor organizarse

El EZLN. La teoría y la práctica

Luis Villoro y Galeano

¿Y tú qué harás(emos)?

¿La dejaremos morir?

¿Caerás en sus trampas?

Otra travesura del EZLN

La Universidad Michoacana. ¿Laica o confesional?

Las jaurías tras los votos

¿También sin agua?

¿Qué fue de los que fueron de izquierda?

¿Estamos en el abismo?

¿Cómo hemos llegado hasta aquí sin darnos cuenta?

La transparencia y las jubilaciones en la Universidad Michoacana