Juan Pérez Medina
La inviabilidad del capital
Miércoles 12 de Abril de 2017
A- A A+

Cinco muertes violentas dejó el fin de semana en la entidad, signo distintivo de nuestros tiempos, tiempos neoliberales donde los poderosos acuden a la ley (que les favorece, pues es su ley como grupo dominante que son), para justificar sus fechorías y la mandan al diablo cuando no hay que dar explicaciones. Cuatro muertos en Arantepakua el 5 de abril a manos de la Policía y casi 40 detenidos y cientos de viviendas saqueadas. Todo en nombre de la ley y el orden. Su orden y su ley.

Enfrentamiento en Arantepacua el pasado miércoles.
Enfrentamiento en Arantepacua el pasado miércoles.
(Foto: Especial)

El neoliberalismo es inviable como sistema de paz y felicidad. Durante los siglos de su existencia ha demostrado que puede ser muchas cosas menos un sistema que promueva la justicia y la paz. Sus signos son los de la barbarie, sus principales basamentos son los de la explotación, el hurto, la mentira y el engaño. Sus elementos que lo mueven, que lo empujan hacia la destrucción cotidiana, son la ambición, la discriminación y el miedo. Con ellos se hace a diario la tarea de ponernos en peligro.

Es un engaño la forma brusca en que el gobierno de Peña Nieto ha pretendido vender su versión de los hechos respecto de los sucesos en Iguala el 26 de septiembre de 2014, donde cuatro jóvenes perdieron la vida y 43 se encuentran desaparecidos. Hay demasiados indicios que apuntan a la Policía y el Ejército, por lo tanto, el responsable es el gobierno. En Nayarit se oía decir que el que mandaba era el fiscal del estado y no el gobernador. El pueblo nunca se equivoca. Ahora se sabe que el fiscal era el jefe de una poderosa red de bandas delictivas que operaba en toda una zona del país y que gozaba de impunidad al grado de formar parte principalísima del gabinete del gobierno priista de ese estado. ¿Dónde comienza y acaba la relación entre el gobierno y la delincuencia?, cuando vas a hacer una denuncia ante las autoridades, ¿sabemos con quién estamos tratando? En todo el país se sabe que el narco financia la carrera política de un sinfín de gobernantes y diputados y senadores. Se sabe además que forman parte de las estructuras que nos gobiernan para actuar con toda libertad en contra del pueblo y en favor de los más poderosos. Así es el narco. Cuando se vuelve inútil o estorboso alguno de sus capos, entonces lo envían a la cárcel, lo extraditan o lo asesinan, pero las estructuras de poder siguen intactas. Unos van y otros vienen.

¿Cómo explicar los siniestros hallazgos encontrados en fosas clandestinas que se multiplican por todo el territorio nacional? Más de 25 mil 500 personas han desaparecido en México entre 2007 y la mitad de 2015. ¿Serán acaso estos muertos encontrados hechos huesos parte de esta cifra gubernamental o son otros más que no han entrado a las listas? Fosas en Guerrero, en Michoacán, en Veracruz, en Tamaulipas y ahora en Morelos. Fosas con muchos muertos. ¿Y los culpables? En este país de la impunidad los muertos, muertos son, y no hay nada que pueda dignificarlos, devolverles el rostro, el nombre y hacer que se haga justicia.
Las imágenes desencadenadas por la violencia represiva en Arantepacua nos demuestran la verdadera cara del poder. Niños bajo la mira de un hombre armado, casas vueltas para arriba y con destrozos visibles, hombres y mujeres corriendo bajo la ráfaga de los disparos y los cuerpos inertes de los muertos. La violencia desmedida. La brutalidad inhumana de los guardianes de la paz neoliberal, donde los que protestan o parecen sospechosos de estar inconformes son asesinados o enviados a alguno de los cientos de centros penitenciarios. No hay dinero para atender los problemas que genera la pobreza pero sí hay para armar hasta los dientes las fauces de los “defensores del orden”, de su orden claro está.

Esto es necesario. Pasa porque el poder no puede permitirse ninguna concesión que trastoque el orden actual y la forma en que se recrea la explotación cotidiana del hombre por el hombre y que se exacerba más en los países más pobres. El propio imperio (y con ello me refiero a los países más poderosos de la Tierra) se encarga de mantener en cada país subdesarrollado los elementos para la discordia para dificultar la unidad nacional, pero sobre todo la unidad de la clase trabajadora, su enemiga principal, y cuando esto no es suficiente, entonces ellos de manera directa entran a escena declarando la guerra y actuando en nombre de la “libertad” que a los países pobres y a los pobres del mundo nos niegan. Así ocurre en Siria, donde el gendarme principal del mundo ha atacado una vez más sin el consentimiento de nadie y en contra de un pueblo mucho más débil con el objetivo de acabar con su gobierno y suplirlo por uno servil a sus propósitos. Salve decir que esta determinación puede ser la introducción a una serie de hechos que nos conduzcan a una tercera guerra mundial, cuyas consecuencias serían desastrosas para la humanidad.

Pero el sistema se alimenta de sudor y sangre, sudor y sangre de los desposeídos, de los que viven a diario bajo el riesgo de que ese día sea el último. Son la inmensa mayoría de los muertos, de los ultrajados, de los humillados, de los desaparecidos. Son pues las víctimas y, al mismo tiempo, el peor de los miedos de los poderosos. Silvano lo sabe, y lo sabe tanto como lo sabe, por ejemplo, Donald Trump. No sé si lo sepa Peña Nieto dada su escasa capacidad intelectual, tengo mis dudas.

Días difíciles están por venir, días en que la ley permitirá disparar como lo hicieron ahora en Arantepacua, y si no la ley no lo permite, de todas maneras lo harán. Son días en que la ley es una palabra que sólo cuenta para asestar un golpe sobre los condenados de la tierra. Con toda la brutalidad y con toda la impunidad posible. Sí, es el capitalismo de nuestros días, así.

Sobre el autor
Comentarios
Columnas recientes

El inútil voto útil

Los trabajadores ante la conmemoración del 1 de mayo

A construir el triunfo con alegría

La elección del 1º de julio y el cambio posible

Morena: falta de compromiso

Los saldos en la Sección XVIII

Que sea tu cruel adiós mi Navidad

La Ley de Seguridad Interior

De los Panama Papers a los Paradise Papers

El “bloque” electorero

¡Por un congreso de los trabajadores independientes en Michoacán!

El conflicto en el IIFEEM

¿Otro Mezcalito?

Organización popular, plataforma y acción política para enfrentar la actual coyuntura política

Cómo derrotar al régimen y no morir en el intento

Cómo derrotar al régimen y no morir en el intento

Llámenme Mike

Hill Arturo del Río, Gaudencio y sus sindicatos venales de protección

Morena en su laberinto

Los trabajadores ante los contratos de protección: una muestra

¿Por qué la urgente defensa de la FECSM?

¿Y después del día de mañana?

La imposición que viene en 2018 y las vías para evitarla

Por la construcción de un nuevo sujeto político de cambio de los trabajadores

Por la construcción de la unidad política de los trabajadores

El cambio que se necesita

La inviabilidad del capital

El Nuevo Modelo Educativo

El nuevo modelo educativo

El nuevo modelo educativo

A deslegitimar el consenso neoliberal en México

8 de marzo, Día Internacional de la Mujer

Contra los embates del gobierno neoliberal, la urgente organización popular

La manifestación de la contra

Por un nuevo constituyente y una nueva Constitución

A fortalecer la lucha ciudadana y popular en contra del gasolinazo

La insurgencia contra el hartazgo es la lucha por la vida misma

¿Por qué los adultos no respetan los derechos de los niños?

De aviadores y otras criaturas partidistas

Fidel visto por otros

La urgente y necesaria unidad sindical

¿Hasta dónde somos capaces de aguantar?

La encrucijada

Los males del neoliberalismo en la UMSNH

El derecho a exigir justicia y vida digna

En 2017, como siempre los sacrificados serán los trabajadores

Las preguntas sobre los hechos de Ayotzinapa

Lo que sigue

¿De qué independencia estamos hablando?

¡Barbarie capitalista de este siglo!

Las nuevas dimensiones de la lucha

La imposibilidad y complejidad de la construcción de una propuesta consensuada

Lo inviable del modelo neoliberal

Sin novedad en el frente

Los mártires de Nochixtlán

¡El sargento Nuño debe renunciar!, ¡Peña Nieto asesino!

Ante la indolencia del gobierno, la organización y la movilización

Y sin embargo se mueven

¿Cómo prepararse para estallar el paro de labores el 15 de mayo próximo?

La soberbia y el despilfarro que le pagamos al señor gobernador

Los trabajadores ante la conmemoración del 1º de mayo

Paro nacional y represión gubernamental: gobierno vs CNTE.

El Consejo de Participación Empresarial en la educación de Silvano

¡Zapata vive! ¡La lucha sigue!

Una historia de amor y traición: La Expropiación Petrolera

Los grupos y el protagonismo de la base en la Sección XVIII del SNTE-CNTE

La huelga del SPUM

El Séptimo Congreso Seccional de Bases

Lo que sigue para el magisterio

Un necesario balance a las seis tareas del proyecto político sindical de la Sección XVIII

El Estado laico, el gobierno de Michoacán y la visita papal

La construcción del sujeto histórico en la Sección XVIII del SNTE

Reflexiones iniciales hacia el nuevo congreso sindical de magisterio democrático

Augurios

El discreto encanto de la burguesía local

Las circunstancias actuales y la renovación en la Sección XVIII del SNTE

El fracaso del gobierno en la evaluación del domingo negro

El Congreso Estatal de Morena

El gobierno de izquierda en Michoacán

El flamante gobierno michoacano del “orden y progreso”

Una nueva etapa en la resistencia de los maestros contra la Reforma Educativa

Morena se renueva

Las enseñanzas de las manifestaciones del 26 de septiembre

A 50 años del asalto al Cuartel Madera

15 de septiembre, ¿qué festejamos?

El derecho social y humano a la educación y la toma de la UMSNH

30 de agosto: Día del Detenido-Desaparecido

El camino de concreción de la evaluación docente emanada de la Ley General del SPD

La verdadera oposición que necesitamos

A 120 años de la muerte de Federico Engels, el padre del proletariado mundial

¡No podrán!

Un gobierno que no pasa la evaluación de su desempeño es el gobierno del ignorante Peña Nieto

El magisterio michoacano no dejará pasar la evaluación para la permanencia

La Reforma Educativa, la acción opositora de la CNTE y los imponderables

Todo sigue igual

Silvano, el verdadero candidato del PRI

Incongruencias

8 de marzo, Día Internacional de la Mujer

Para qué aprender en la escuela: concientización o productivismo

En la elección que viene: Morena vs los partidos firmantes del “Pacto contra México”

El Programa de Escuelas de Tiempo Completo: Una reivindicación del magisterio estatal

Escuela Licenciado Juan Ortiz Murillo: El coctel

Las elecciones de 2015 en la entidad

¡Vamos por el cambio, vamos con Morena!

Las razones de mi registro a Morena y los argumentos del CEN para negarlo

En el 2015 los ciudadanos con Morena vamos a construir el cambio verdadero

El que termina, un mal año para los trabajadores de la SEE

Las elecciones del 2015 en Michoacán y las expectativas del campo popular

El Segundo Informe

El país que somos (parte 1)

El derecho social a decidir y las perversiones de la Suprema Corte de (in) Justicia de la Nación

Juan Pérez Medina

El narcoestado y la descomposición social y humana en México

¿Las preguntas sobre los hechos de Ayotzinapa?

¿Elecciones en Michoacán?

En honor a los caídos en Ciudad Madera, Chihuahua, el 23 de septiembre de 1965

¿De qué tipo de fervor patrio estamos hablando?

El año de la evaluación, el año que estamos en peligro

El Estado en quiebra

¡El regreso a clases!

Germán Martínez, el despreciable estúpido y los panistas de la Vela Perpetua

Corrupción en el gobierno y su clase económica ¿Cuál de ellos cerrará la puerta?

Confesos el diputado Ernesto Núñez y el edil Juan Carlos Campos: ladrones, corruptos y cínicos que deberían estar en la cárcel

La contrarreforma energética: regresa 74 años después el petróleo a sus antiguos dueños

2015: El festín electoral que viene

Relevos en SEE, vaticinios de una encrucijada con más de lo mismo

AMLO, el político opositor más importante de México

Fausto: el gobernador que nunca fue

Mentirosos Primero: La manipulación de la conciencia

Fin al abuso, otra vertiente de la estrategia en contra de los maestros

Los trabajadores de la educación vs la LGSPD: miedo, incertidumbre y soledad

Entre el temor, la incertidumbre y la soledad: los trabajadores ante la implementación de la Reforma

Día del Maestro: la precarización sin precedente de la labor del maestro

El robo de las aportaciones pensionarias de los trabajadores de la educación por parte del gobierno del estado

La situación de los trabajadores en 2014 peor que 1886

Día del Niño: entre la pobreza, la marginación y la violencia

Por siempre Gabriel García Márquez

La catástrofe capitalista michoacana

La crisis capitalista: sin salida

Golpes exportados

Venezuela está pariendo revolución

La acción tutorial en educación a través de la historia

Inventario de JEP

2014, otro año que estaremos en peligro

La tragedia de México

¡Malditos!

Desmitifiquemos los dichos sobre la evaluación

Los descuentos que no fueron

La certificación de las escuelas

Morena, la esperanza de México