Xuchitl Vázquez Pallares
Sobre lo sucedido en Arantepacua
Jueves 13 de Abril de 2017
A- A A+

Grave es lo sucedido en Arantepacua el pasado 5 del presente. La violencia, las armas, nunca propiciarán la paz.

Al respecto cada quien maneja su verdad y/o versión. Es grave que exista turbiedad en una sociedad que se autodenomina democrática. No deberían existir ni turbiedad ni chivos expiatorios. La sociedad civil reclama justicia y claridad.

El crimen organizado ha sacado provecho de esta desatención a las comunidades saqueando, talando, explotando sus riquezas de manera desmedida.
El crimen organizado ha sacado provecho de esta desatención a las comunidades saqueando, talando, explotando sus riquezas de manera desmedida.
(Foto: Especial)

Arantepacua tiene una población de aproximadamente dos mil 667 personas. De las 431 viviendas existentes, 332 tienen piso de tierra y siete cuentan con una sola habitación, 371 cuentan con instalaciones sanitarias, de las cuales sólo 300 están conectadas al servicio público de drenaje y 381 tienen acceso a luz eléctrica. Al parecer dos viviendas tienen una computadora, en catorce hay una lavadora y 208 tienen televisión.

299 personas hablan solo purépecha. Hay 506 analfabetos de quince y más años de edad. De la población a partir de los quince años, 511 no tienen ninguna escolaridad. La mayor parte de la población tiene una escolaridad incompleta.

Es una comunidad indígena donde el 81 por ciento de sus habitantes se encuentran en situación de pobreza. La mayoría se dedica a fabricar muebles de madera y a labores agrícolas.

Así como Arantepacua están todas la comunidades indígenas: en la pobreza, con problemas agrarios, víctimas del sistema económico y político imperante y del crimen organizado en todas sus modalidades.

Terrible, ¿verdad?, ¿qué haría usted de vivir en esas condiciones?

La desinformación de la realidad nacional es muy grave.

Arantepacua es una comunidad que existe desde la época prehispánica. Al igual que todas las comunidades de la Meseta, su asentamiento original era en plena Sierra; sin embargo, para un mayor control, los españoles les asignaron nuevos lugares de asentamiento.

Pocas veces respetadas y escuchadas, las comunidades indígenas son base de nuestra identidad y riqueza cultural pero siempre se les ha menospreciado y sobreexplotado. Víctimas del racismo, de la desigualdad y la avaricia ajena.

Lo ocurrido el pasado miércoles 5 en Arantepacua es una muestra más de las injusticias y arbitrariedades cometidas hacia las comunidades indígenas.

Un problema que se hubiera podido arreglar de manera pacífica acabó de manera cruenta. Los habitantes de Arantepacua habían solicitado muchas veces audiencia con el gobernador para poner fin a los problemas de linderos que existen con la comunidad de Capacuaro.

Desde hace más de 70 años Arantepacua tiene un diferendo con la comunidad de Capacuaro por la posesión de 520 hectáreas de bosques de pino y encino. El conflicto se había agravado desde hacía más de un mes. Los habitantes de Arantepacua advirtieron al gobierno estatal que los de Capacuaro habían roto el convenio de paz y conformidad suscrito entre 1930 y 1940, al montar una barricada para bloquear el tránsito de la carretera Nahuatzen-Uruapan. Pero las autoridades hicieron oídos sordos.

Al no ser atendidos decidieron, el martes 4 del presente, ir a Casa de Gobierno con el anhelo de ser recibidos, escuchados y que se diera solución al conflicto.

Cuando iban de regreso hacia su comunidad, sobre la carretera a Pátzcuaro, fueron interceptados y trasladados a la Procuraduría. Los indígenas fueron acusados de viajar en un autobús tomado a la fuerza.

Tras estos hechos, miembros de la comunidad retuvieron 19 vehículos y exigieron la liberación de sus compañeros.

El miércoles 5, mientras se llevaba a cabo una reunión de trece comuneros y el alcalde de Nahuatzen con Armando Hurtado, subsecretario de Gobierno, en Palacio de Gobierno, en Morelia, en la cual se negociaba el intercambio de los vehículos a cambio de los 38 indígenas que fueron detenidos la noche anterior, entraron a Arantepacua a rescatar 19 camiones, más de 400 elementos de la Policía de Michoacán, la Policía Ministerial y fuerzas federales. Llegaron con un vehículo blindado al frente, conocido como rinoceronte, atacando a mansalva a la comunidad.

Allanaron viviendas sin órdenes judiciales, amedrentaron y persiguieron a mujeres, niños y ancianos. Asesinaron a tiros a cuatro personas (una de ellas un menor de 16 años), golpearon sin miramiento a decenas más y aprehendieron a 18 comuneros, sumando la lista de detenidos a los 38 que habían apresado apenas un día antes.

Tras lo ocurrido hubo silencio y desinformación. Los hechos se conocieron gracias a denuncias y videos en redes sociales, donde se veía a policías armados.

Varias horas después el gobierno estatal declaró que la comunidad los había emboscado. Que los uniformados no llevaban arma alguna. Asentó que tras el enfrentamiento fueron detenidos diez indígenas, presuntamente en poder de quince rifles y pistolas.

La primera pregunta que muchos nos hacemos es por qué tanta fuerza policiaca fue enviada a Arantepacua mientras se llevaban a cabo negociaciones en la Secretaría de Gobierno. ¿Cómo pueden las comunidades confiar si mientras ellos buscan ser escuchados por las instituciones éstas les mandan la fuerza pública, la cual los agrede, mata y saquea?

Tras el enojo por los hechos acontecidos no se hizo esperar la exigencia de renuncia de los responsables.

Tras la indignación y repudio al empleo de la fuerza pública de manera violenta contra civiles, el gobierno estatal esgrimió que habían sido atacados por el grupo de Los Viagras, encabezados por El Benny, quien operaba en Arantepacua. El cambio del objetivo del operativo dejó sospechas, turbiedad y desconfianza.

El crimen organizado opera en todo el estado. La miseria es campo fértil para la delincuencia.

Cierto es que el robo de vehículos y toma de carreteras molesta e indigna a gran parte de la sociedad civil, sobre todo a empresas del transporte.

Sin embargo se debe poner atención a la verdad expuesta por las comunidades: ellos acudieron y confiaron en las instancias correspondientes y su comunidad fue brutalmente atacada mientras estaban intentando dialogar en la Secretaría de Gobierno.

El operativo estuvo plagado de irregularidades e ilegalidad. Como se puede observar, existen diversas versiones. Una verdad que no se puede negar es que el olvido y nula atención a las necesidades de las comunidades es enorme. Nunca les atienden, y si lo hacen, les dan largas y son mal atendidos. Siempre vistos con desprecio y muchas veces engañados.

El crimen organizado ha sacado provecho de esta desatención a las comunidades saqueando, talando, explotando sus riquezas de manera desmedida, teniendo a sus habitantes en constante zozobra e indefensión.
Desde 2016 la comunidad de Arantepacua había advertido a la actual administración de la presencia de El Benny; sin embargo, no les hicieron caso. Ante esto, la comunidad tomó cartas en el asunto, agarraron a El Benny y lo entregaron a las autoridades, las cuales lo entregaron a la Federación. Pero El Benny anda libre.

Las comunidades están contra el crimen organizado en todas sus modalidades, están organizándose siguiendo el ejemplo de Cherán, comunidad que logró sacar al crimen organizado, evitar que violaran y se llevaran a sus hijas y mujeres, así como parar el saqueo y tala de sus bosques. Está actualmente organizado y es autogestivo, poniendo ejemplo de honradez y respeto a los ciudadanos y el medio ambiente.

Los comuneros de Arantepacua son parte de un proyecto regional que reivindica la autonomía indígena y el derecho por ejercer su autodefensa, por el respeto a los recursos naturales y derechos civiles. Habían dado ya los primeros pasos para formar una ronda comunitaria.

vazquezpallares@gmail.com

Sobre el autor
Comentarios
Columnas recientes

¿Para qué más armas...?

El 8 de agosto de 1879….

Crímenes sin castigo….

Urge otro tipo de desarrollo…

Sueños que se hacen realidad…

Qué mundo este…

Crónica de un triunfo anhelado…

Tenemos que seguir...

Luz y Oscuridad…

Sin cultura política…

Es cuestión de seguridad nacional…

Porque Nurío…

El amor es la única manera…

21 de mayo…

Fechas memorables…

Desde 1886 para acá…

De interés nacional es saber…

Siria سوريا Sūriya

Mina de oro…

El mejor homenaje es lograr que haya justicia…

Óscar, Natalio y Rafael…

Flores para los grandes hombres…

Aves, flor y canto…

La codicia por el oro y riquezas…

Valorar nuestras raíces ancestrales…

Hagamos historia recuperando este país…

De la luna…

En lo pequeño y en lo cotidiano…

Materia de sobrevivencia y seguridad nacional…

Para prender la luz…

Magia y esperanza…

Sonaja de plata…

Todos somos autodefensas…

Nuestra casa, México…

Dos grandes, un anhelo…

Apuesto por la resistencia y la esperanza…

Recordar el porqué y para qué…

Advertencia a la humanidad…

Hablando del paraíso…

Más allá de la muerte…

A pesar de los pasares…

19 de octubre de 1970…

De despojos e injusticias…

Hemos de aprender…

Los muros hablan…

19 de septiembre de 2017…

Oaxaca no es Miami…

Y seguimos sin hacer nada…

No es ningún secreto…

Claroscuro…

13 de agosto de 1521…

A Emiliano…

¿Dónde quedó la responsabilidad?

Transa redonda…

El volcán que no es volcán…

El 6 de julio tampoco se olvida…

Hasta siempre, Eva…

Ciudadanos trabajando por un mejor país…

Obra de luz…

Parece pesadilla…

Hombres locos…

Por amor al arte…

No se puede matar la verdad…

Día de la Madres…

Motor de la historia

El conocimiento es luz

¿No hay dinero…?

Sobre lo sucedido en Arantepacua

Aprendamos de la historia

Sin concesiones

La desnacionalización

Mujeres

Se desató el capitalismo salvaje…

Hablamos

De lunas, migrantes y mentes luminosas

Queremos que las cosas ya no sean como son

Muros…

¿De verdad creyeron que nos iban a callar?

¿Qué se debió haber hecho?

No hay sueños imposibles

País petrolero sin gasolina ni dinero

Fechas y tradiciones milenarias

Áreas protegidas

Hasta siempre, Comandante

El imperio ataca

El mal sueño ha comenzado

Unirse para lograr otro mundo

El alma de México

La palabra y el arte, armas indestructibles

Cómo quisiera que estuvieras aquí…

Política energética

Sus políticas han fallado

Cuánta falta haces José María Morelos…

En aras de intereses económicos se está devastando al país

Al grito…

Totalmente justo

Derechos no respetados…

Con la misma piedra…

Incentivar el conocimiento

¡A sembrar!

8 de agosto de 1879

México Tenochtitlan, 691 años

La violencia pone en evidencia

La lucha sigue…

6 de julio de 1988…

30 de Junio, la noche de la victoria…

El hilo conductor, el reclamo de justicia

No más antidiversidad

Tenemos que hacer valer la libertad de expresión…

A Sagrario...

La energía que mueve al mundo

Semillas de conciencia…

Anhelo que aún vive…

Sin palabras…

¿Qué traen entre manos?

Esto no puede llamarse desarrollo

Panamá Papers…

Es importante conservar la memoria histórica…

Este 26 de marzo…

Hay muchos 18 de marzo por lograr…

De raíces profundas…

“Spotlight”…

La salud es un lujo

Cada uno de nosotros podemos y debemos cambiar las cosas…

La esperanza puede hacerse realidad…

Imagina la paz…

Arcas vacías…

Con tal de tener ganancias…

Dejemos atrás las telenovelas…

Los 6 de enero

Noche de la esperanza

Desigualdad abismal…

Evitemos su extinción…

COP21…

El respeto al otro es fundamental

Dejemos de tolerar la intolerancia…

Creadores de mundos nuevos…

Michoacán el alma…

¿Quieres ver a los artistas?

Lázaro Cárdenas del Río está vivo…

Mentes y corazones brillantes…

Por México…

Nuevo inicio…

¿Dónde están?

¡Abajo el mal gobierno!

La conciencia de la sociedad inconsciente…

Del Informe…

Qué importante es la memoria

Presea Amalia Solórzano

Defendamos nuestro país…