Gerardo A. Herrera Pérez
Debatamos Michoacán
Transexualidad, transgeneridad y travestismo
Miércoles 19 de Abril de 2017
A- A A+

En el acrónimo LGBTTTI, se encuentran incorporadas las tres “T” transexualidad, transgeneridad y travestismo, su inclusión ha sido una lucha permanente por su visibilidad, son tres comunidades independientes pero acompañadas. Hoy la Constitución de la Ciudad de México ya las incluye las tres “T”. Aclaro que utilizaré en esta columna el término trans para englobar las tres “T”.

La palabra trans no es sinónimo de “transexual” (término patológico) es una propuesta del movimiento trans para salir del campo médico y cambiar el paradigma desde el que comprendemos la transexualidad, una visión que debe ser vista desde los derechos humanos.

«Trans»hace referencia a toda aquella persona que vive en un género distinto al que le ha sido asignado al nacer con base en su sexo.
«Trans»hace referencia a toda aquella persona que vive en un género distinto al que le ha sido asignado al nacer con base en su sexo.
(Foto: Cuartoscuro)

Así, “trans” hace referencia a toda aquella persona que vive en un género distinto al que le ha sido asignado al nacer en base a su sexo, independientemente de si ha modificado su cuerpo (quirúrgico, hormonal o cosmético) o de si ha recibido un diagnóstico de trastorno de la identidad de género.

La comunidad trans, en su historia reciente ha realizado alianzas importantes no tanto con parte del acrónimo LGBI, sino con el movimiento feminista, quienes han ayudado a posicionar los temas trans en la Ciudad de México y que hoy forman parte de la Constitución Política de la Ciudad.

Sí bien la Constitución de la Ciudad de México, se encuentra ahora revisándose su constitucionalidad en la Suprema Corte de Justicia de la Nación, es de reconocerse de los adelantos que en materia de derechos humanos ya incorpora este corpus jurídico.

Las comunidades trans frente a los años de invisibilidad (visible desde 1969, cuando dos mujeres trans en los suburbios de Nueva York una mujer afrodescendiente y otra puertoriqueña dijeron no más y se levantaron contra la opresión de la policía lanzando ladrillos), enfrentan serios problemas en materia de salud, de educación, de discriminación, de trabajo, de transfobia, de transfeminicidios, entre otros, pero tal vez el prioritario es la identidad. Cuando requieren de mostrar su identidad, no se da una concordancia entre la imagen de la credencial de identidad y su imagen física.

Esto es, la imagen que muestran sus documentos oficiales y nombre, no corresponden a su imagen e identidad con que viven; por ello, son personas indocumentadas viviendo en su propio país: México. Entre otros problemas, como ver la comunidad trans a partir de procesos patológicos, y no considerar que la comunidad trans deber ser vista en el marco de sus derechos humanos, de su dignidad humana.

La transexualidad está catalogada desde 1980 como un trastorno mental. Actualmente los manuales de enfermedades mentales DSM-IV-R (elaborado por la American Psychiatric Association- APA) y CIE-10 (de la Organización Mundial de la Salud-OMS) la recogen bajo el nombre de “trastorno de la identidad sexual o disforia de género” o de “desórdenes de la identidad de género” respectivamente.

De ahí la importancia de continuar trabajando por parte de todos los involucrados en estos temas: comunidades trans principalmente, instituciones de derechos humanos y poderes públicos a efecto de promover la desclasificación o despatologización de la transexualidad.

Durante los años recientes, aquí en Michoacán ha cobrado una gran importancia, desde las acciones para promover la creación de organizaciones de la sociedad civil, como Tarascas en Busca de la Libertad, hasta pasar por el activismo trans, gay y lésbico; pero también ha ido captando la atención de diversos profesionales de la salud: sobre todo psiquiatras, psicólogos, entre otros especialistas, como el caso de mis amigos Zaira y Héctor.

La Ley de Identidad Trans, deberá transitar por el respeto a diversos derechos humanos tales como, el pleno derecho al trabajo, a la no discriminación, a la educación, a la salud, el derecho a la dignidad y al libre desarrollo de la personalidad, el derecho a la igualdad y no discriminación, el derecho a la integridad física y moral y a no sufrir tratos crueles y degradantes, así como el derecho a la intimidad ya la propia imagen.
Sólo hay que recordar lo que expresa la Organización Mundial de la Salud cuando define que la salud es el derecho al bienestar general, más allá de la ausencia de patologías.

Los Principios de Yogyakarta de 2007 contemplan el derecho a gozar del nivel más alto posible de salud y la protección contra los abusos médicos que incluyen no tratar lo trans como trastorno y el derecho a no someterse a tratamientos o exámenes médicos indeseados, sino más bien a reconocer la dignidad de la persona, eso es lo fundamental.

El Comité de Derechos Económicos, Sociales y Culturales, señaló en el 2000 que “El derecho a la salud entraña libertades y derechos. Entre las libertades figura el derecho a controlar su salud y su cuerpo, con inclusión de la libertad sexual y genésica, y el derecho a no padecer injerencias, como el derecho a no ser sometidos a torturas ni a tratamientos y experimentos médicos no consensuales”.

La jurisprudencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos ha resuelto diversos casos de reconocimiento legal del género sentido y del acceso a prestaciones sociales por parte de personas trans.

Todos estos pronunciamientos internacionales son de utilidad desde el momento en que nuestra Constitución Política de México, obliga a ejercer el derecho pro-persona y a interpretar los derechos humanos de conformidad con los tratados internacionales suscritos por México y ratificados por el Senado de la República.

Esta misma semana se instaló la mesa de trabajo en el H. Congreso del Estado para atender la problemática por la que atraviesan las compañeras trans. Si bien, existe visibilidad por identidad de género en los marcos jurídicos que van desde el Código Penal, el Código Familia, la ley antidiscriminatoria, la Ley de los Trabajadores del Estado y sus Municipios, entre otras más señaladas en el Periódico Oficial del Estado de fecha 27 de junio de 2014, y en la cual fueron propuestas que hiciera en su momento Grupo de Facto Diversidad Sexual en Michoacán y aprobadas por la LXXII Legislatura y publicadas, se requiere igualmente crear y desarrollar conciencia social.

Hoy la comunidad trans requiere no sólo de mejorar el procedimiento para la corrección de acta de nacimiento, sino también requiere de un ley trans que reconozca en su dignidad humana el derecho a la salud, al trabajo, a evitar el mobbing, hostigamiento y acoso sexual, acceso a la igualdad y no discriminación, derecho a la justicia, a la reparación del daño, acceso a instrumentos y mecanismos internacionales, o sea, generar las condiciones para el diseño de una política pública integral en beneficio de la comunidad trans.

Sobre el autor
Comentarios
Columnas recientes

Baños todo género

Talla baja

Baston blanco

Las tecnologías de la información y la comunicación

Afrodescendientes mexicanos

Violencia obstétrica

Agenda LGBTTTI

La agenda de la población LGBTTTI

Violencia por prejuicio LGBTTTI

100 años de ser mujer

100 años de ser mujer

100 años de ser mujer

Sistema nacional antidiscriminatorio

Dignidad humana

Mercancía humana

Trabajo doméstico

Grupos vulnerados

Transexualidad

XLVII Asamblea de la OEA

Orgullo gay 2017

Orgullo o dignidad

Población afrodescendiente

Sistema Nacional de Protección Integral

Migración y derechos humanos, una nueva mirada

Diversidad cultural

Conflictos de pareja

Comunidad trans

Tortura

Transexualidad, transgeneridad y travestismo

Masculinidades, misoginia y machísimo

Cuidado y corresponsabilidad

Afrodescendientes invisibles

Galardón Jiquilpan

Tortura y tratos degradantes

Por la dignidad humana

Cultura de la paz

Educación y género

Discriminación a trans

Jurisprudencia 8/217

Cautiverio

La era Trump y lo diverso

Museo Béjar de Jiquilpan

Elegir

Retos 2017

Debatamos Michoacán: 2017

Diversidad sexual de 2016 a 2017

VIH/2030

Discapacidad

A 33 años del VIH

Identidad de vaquero

Personas jóvenes de Uruapan

Comisión de Puntos Constitucionales

La diversidad somos todos

Derechos humanos en la educación

Construcción de conciencia social

Debatamos Michoacán

Paz

A 40 años de la agenda gay

Los derechos de inculpado y víctima

Diálogo, tolerancia y respeto

San Antonio Molinos

Buenavista

Cartilla LGBTTTI

Osos

Desarrollo humano

Mecanismos de opresión

La muerte

Reforma y matrimonio civil

Derechos humanos y desarrollo

Diversidad y respeto

Cuerpo, mercancía, trata

La diferencia

Marco normativo LGBTTTI

Odio

Arqueología del matrimonio igualitario

Disidentes sexuales

Lo humano, la persona, su dignidad

Derechos humanos

La vejez

Rostros de violencia

Miedo, tolerancia e información

Trata de personas en México

2,500 años de opresión de la mujer

Conflicto cultural por el valor de la diversidad

Matrimonio igualitario, concubinato, familia

Bullying, disciplinar los cuerpos

San Ildefonso

Mujeres Aliadas

Matrimonio igualitario, último prejuicio

Pladiem 2015-2021

Mecanismos de seguimiento, ¿para qué?

Igualdad sustantiva (segunda parte)

Igualdad sustantiva (primera parte)

2016

Plan de Desarrollo Integral del Estado de Michoacán 2015-2021

El derecho a conocer los derechos

Visibilidad social en La Piedad

VIH, tiempo, espacios y cuerpos

Conciencia social

Día Internacional de la Tolerancia

Derechos humanos

Ambiente laboral incluyente

Consejo Estatal para Prevenir la Discriminación

Dirección de diversidad sexual y bisexualidad en Michoacán

Trabajo doméstico

Informar para transparentar

Identidad trans

Agenda legislativa 15-18

Derecho a la diferencia

Lo privado no debe volverse público

La cultura y el desarrollo

Debatamos Michoacán

ITS y el condón

Corte Interamericana, movimiento social y matrimonio igualitario

Silvano y la agenda de la dignidad humana

Laicidad

Afrodescendientes, ¿dónde están?

Hablar de los derechos humanos

Jurisprudencia 43/2015, Iglesia católica y discurso político

Jurisprudencia 43/2015

\"Cuarto Aniversario de la reforma constitucional en materia de derechos humanos\"

Intolerancia

¿El closet institucionalizado?

17 de mayo

Homofobia, democracia sexual o diversidad

Homofobia, democracia sexual o diversidad

El ombudsman

Discriminación racial

¿Quiénes son los grupos vulnerados?

Femicidio o Feminicidio, ¿cuál?

Cero VIH

Bioética, persona y sociedad

Transgresores en Morelia

Armonización

Vasco de Quiroga, salud y ciudadanía

Bando de Buen Gobierno Churintzio

Alondra y Quimi en Arteaga

El liderazgo de la discapacidad

Pedro en Tuzantla

Holocausto

Investigación

Consejo Municipal de Igualdad

Niños y niñas

El odio

La diferencia de trato social

Los derechos humanos

1 y 3 de diciembre

Agenda CNDH 2014-2019

Jóvenes por la Paz en Cuitzeo

Política antidiscriminatoria