Carlos Enrique Tapia
Migración México-EU
La era Trump: frivolidad y dureza
Miércoles 19 de Abril de 2017
A- A A+

A Que Ivanka Trump, hija del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, haya decidido, de algún modo, acorde con su hermano Eric Trump, el ataque a Siria, dice mucho de la frívola agenda de un mandatario que no sabe bien qué hace en la Casa Blanca, asiento del gobierno y el país más poderoso del mundo.

Es condenable el ataque químico contra la población civil en Siria, pero a pocos beneficia en términos de derechos humanos. Sólo a la industria bélica estadounidense patrocina. Pero pone al mundo al borde de una guerra mundial, la que afectaría a todo el mundo, además de las implicaciones bélicas y humanitarias de tal confrontación.

vanka Trump, hija del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, haya decidido, de algún modo, acorde con su hermano Eric Trump, el ataque a Siria, dice mucho de la frívola agenda de un mandatario que no sabe bien qué hace en la Casa Blanca
vanka Trump, hija del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, haya decidido, de algún modo, acorde con su hermano Eric Trump, el ataque a Siria, dice mucho de la frívola agenda de un mandatario que no sabe bien qué hace en la Casa Blanca
(Foto: TAVO)

B. El vocero de la Casa Blanca, Sean Spicer, no solamente fue insensible al comparar el holocausto contra el pueblo judío perpetrado por Hitler con el ataque en Siria con gas sarín, sino también alentó a quienes esperan que la agenda ultraderechista y neonazi de Trump sea realidad. Jeff Sessions la precisó al afirmar la política antiinmigrante.

Este escribano, cuyos orígenes a nadie importan, se sintió aludido y ofendido. El holocausto fue real. Nadie puede dudar de la “solución final” del régimen nazi y fascista que encabezó Hitler. Las disculpas sobre la “insensibilidad” del funcionario, únicamente alimentan la incertidumbre sobre los alcances del trumpismo en otros asuntos.

C. El procurador de Estados Unidos, Jeff Sessions, fue enfático en cuanto a la inmigración indocumentada. Redadas, detenciones arbitrarias, expulsiones, juicios y penalizaciones graves. Es lo que en cuanto a la política migratoria estadounidense llamó la “era Trump”, para supuestamente diferenciarse de sus antecesores.

La declaración se dio en el contexto de los problemas que podría enfrentar la construcción del muro en la frontera México-Estados Unidos: altos costos, los que al parecer los legisladores no respaldarían; problemas con los dueños de los terrenos en ciertas áreas; una demanda por daños ambientales, entre otros asuntos.

D. Los ataques en Siria y Afganistán, contra objetivos del Estado Islámico, la confrontación con Rusia, las amenazas de Corea del Norte, han llevado al equipo de Trump a rediseñar su agenda exterior, lo que afecta la política interior que hacía énfasis en “Estados Unidos” primero. El problema es que crece la incertidumbre global.

No es nada más que los halcones estén imponiendo su agenda guerrera, sino que le abren la puerta a la frivolidad y dureza de un presidente que supone que la guerra es un simple negocio. Claro que la confrontación implica reactivar la industria bélica, puntal de la economía estadounidense, pero también renueva las amenazas al mundo.

E. Y como parte de la política antiinmigrante, en la “era Trump”, las detenciones de indocumentados aumentaron más de 30 por ciento. El hecho preocupante es que se duplicó el número de indocumentados detenidos sin antecedentes criminales. En Atlanta, Dallas y Houston se observó el mayor número de aprehensiones.

La criminalización de los inmigrantes indocumentados avanza, a pesar de que el número de deportaciones bajó respecto a la administración de Obama. Inicialmente se proponía detener a los indocumentados con antecedentes, pero la orden es contra todos, independientemente de si cometieron o no un delito.

Obviedades. 1. ¿Las detenciones de Yarrington y Duarte, mensaje contra la impunidad? El PRI-gobierno pone en marcha la escena de las aprehensiones electoreras con discursos oficialistas en la prensa, impresa y digital, de miembros del PRI y el propio Enrique Peña Nieto. Pasaron años para la captura del primero, meses para la del segundo, y estando ambos en costosos y públicos restaurantes y resorts, de pronto son detenidos. 2. México firma comunicado con otros países a favor de la oposición de derecha venezolana, por las muertes de siete ciudadanos –muy lamentable- y exige el respeto a la libre manifestación, mientras en nuestro país se arremete contra manifestantes, líderes sociales y políticos, movimientos sociales, y cualquier opositor a los abusos y corruptelas prevalecientes. 3. El gobernador de Michoacán, buen representante de la derecha del PRD, hace sus faenas: aunque no releva pruebas sobre la presunta intervención de la delincuencia organizada en el enfrentamiento de Arantepacua, cubre con el manto gubernamental a uno de los actores; en iniciativa recién presentada al Congreso local, penaliza a los grafiteros, a las mujeres que aborten y a los médicos que ayuden a abortar. Vaya “izquierda” moderna que atenta contra los derechos humanos de los ciudadanos. 4. Elecciones y caso Odebrecht, la constructora brasileña que repartió a nivel global más de mil millones de dólares en sobornos, con la presunción de un ex funcionario mexicano involucrado, pintan muy bien las detenciones de dos ex gobernadores, ambos del PRI, aunque se afirme que fueron “expulsados”. 5. Los casos de ambos ex gobernadores muestran con cierta precisión que la corrupción no es un asunto cultural, sino estructural, además de una práctica bien aceitada por el PRI, y en la que participan alegremente PAN, PRD, PVEM y otros partidos políticos. La pudrición del sistema político mexicano es evidente.
6. Aunque el gobernador de Veracruz no ha relevado sus pruebas en contra de AMLO por supuestamente haber recibido dinero del sonriente ex gobernador Duarte -habla de un documento firmado por gente de Morena, el cual nadie conoce y tampoco se sabe de su autenticidad o si el propio AMLO lo autorizó-, es claro que PRI-PAN, los partidos políticos más corruptos de este país, van contra el candidato de Morena. Última: Se espera que Trump firme una nueva orden ejecutiva que restringiría las visas H-1B, creadas en 1990 para apoyar a las compañías para contratar trabajadores extranjeros altamente calificados, además de promover políticas que prioricen los productos hechos en Estados Unidos respecto a los extranjeros. Se prevé se llame “Buy American, Hire American” (Compre estadounidense, Contrate estadounidenses).

Sobre el autor
Antropólogo social, doctor en Historia. Colabora en Cambio de Michoacán desde 1996, con una breve interrupción en 2001-2003. Se especializa en estudios migratorios, en particular la historia y problemática actual de la migración México-Estados Unidos, Michoacán-Estados Unidos, y problemas relacionados con políticas públicas, desarrollo socioeconómico, tendencias políticas y partidistas, participación ciudadana. Por ello dedica también sus columnas a entender y analizar el rumbo social, económico, político y cultural de Michoacán y México en general, desde una perspectiva crítica y ciudadana.
Comentarios
Columnas recientes

Violencias, miedo y ruptura social

Corrupción, pobreza, alianzas cupulares, feminicidios, rachita, cacería de perredistas

PRD: ¿centro o derecha?

Gabinete, Uber, violencia, PGR, independientes, retórica, ex panistas, remesas

TLCAN, independientes, Uber y otras ¿nimiedades?

Reconstrucción: Negocio y desmovilización ciudadana

El retorno de la ciudadanía

Es el patriarcado, estúpido

Dreamers: sueño diferido

Historias interminables

Por la izquierda o la derecha

TLCAN: ¿Renegociar, modernizar o vuelta atrás

Espectáculos, negocios y narco

La vía México-Estados Unidos contra Maduro

Muerte migrante

¿Fe, esperanza y caridad?

Socavones

Murmullos y persecuciones

Migración internacional: el desfasado optimismo de la OCDE

Desvaríos del autoritarismo

Gobiernos fallidos, democracias fraudulentas

Normalizando la corrupción y el fraude

Corrupción, continuidad o alternancia

El otro Michoacán

Morelia, entre la inseguridad y el blof

México, país de feminicidas

Remesas, ¿el mantra de un desarrollo fallido?

Desaparecidos, desplazados y deportados

Abuso de poder

La era Trump: frivolidad y dureza

Pueblos indígenas: pobreza, delincuencia, inseguridad

Mentes aviesas

Neoliberalismo o populismo

Irresponsables

Mando Único, campañas electorales, modelo educativo, mujeres

Retóricas perturbadoras

Movilidad social, salarios y desigualdades

Guerra antiinmigrante

El colapso de un modelo económico y la zanahoria migrante

Patetismo gubernamental y circo mediático

El odio como política y la oscuridad como subordinación

Rise up woman

Muros, austeridades y otras nimiedades

Patéticos y vacíos

¿Confianza, unidad?

Retórica migrante y antiinmigrante

Radicales, canonjías, transparencia, guerra esquizofrénica

Pendientes

Trump, presidente

Trump, presidente

Trump, presidente

La elección del miedo

Jodiendo a México

La migración mexicana en las elecciones estadounidenses

CNTE, normalistas, rechazados

Nuestras violencias cotidianas

Corruptos ¿todos?

Propaganda o estrategia

Propaganda o estrategia

El indiscreto encanto del odio y el miedo

La pifia

El colapso neoliberal

Violencias

Pensiones

Días de encono y mentiras

Un falso debate

Periodismo crítico bajo acoso

Vivir del pasado, mentir sobre el pasado

Autodefensas

Vivir del pasado, mentir sobre el pasado

Autodefensas

Populismo e impunidad

Desgaste local, desgaste global

La respuesta autoritaria de un gobierno agotado

Los peligros para México

Narcocorridos, violencia contra las mujeres, elecciones

Guerra sucia y farsa electoral

La confrontación

Las falacias de la sustentabilidad y la adaptación al cambio climático

Trump ¿presidente?

Mujeres, CNTE, Ayotzinapa, golpismo

Barbarie y esquizofrenia

Parabienes anticipados

Un alcalde “independiente”

Apagando fuegos

¿Peligro de extinción?

Migración México-EU

Oprobiosa utopía

Credibilidad

Clientelismo y populismo

Las ausencias de Bergoglio, las indulgencias gubernamentales

Francisco en el país de las apariencias

Milagros mediáticos

Indefensión

Corrupción y cultura

Chapoaventuras

Incertidumbres

18 de diciembre

Desafíos

Migración y remesas

Cotidianeidades

Barbarie contra barbarie

Pongámonos lúdicos

Ahí viene el lobo

Educación pública: La disputa por un bien público

Desigualdades y reformas

La otra crisis

Buenos (y no tan buenos) deseos del “nuevo comienzo”

Ayotzinapa, la infamia

Congruencias e incongruencias

Refugiados, desplazados, asilados, migrantes

Reformismo o populismo

La propaganda del fracaso

San Fernando, Tamaulipas, cinco años de una masacre

Dos años

Periodismo asediado

Retos

Morelia

¿El “nuevo comienzo”?

Vapuleados

Carta abierta a Silvano Aureoles Conejo

El Apocalipsis que no fue

Carta abierta a Felipe Calderón Hinojosa

México bárbaro

Faltas e incongruencias

Corrupción, ¿problema cultural o institucional?

Viernes de furia

“Uso excesivo de la fuerza”

60 días

Necedades de izquierda y derecha

El desprecio a la ciudadanía

Arrogancia y autoritarismo

Burlar la democracia

¿Ofensiva mediática?

Descrédito o política

Gatopardismo 6

Gatopardismo electoral 4

Gatopardismo electoral 3

Gatopardismo electoral 2

Gatopardismo electoral 1

¿Esperanza, unidad, paz?

Charadas

Élites políticas

Placebos y catacumbas

Otoño de ira

Moviendo a México

Otoño mexicano

26/09/2014 ¡Vivos se los llevaron, vivos los queremos!

El discurso de odio, practicando el odio

El fin del “mexican moment”