Juan Pérez Medina
Por la construcción de la unidad política de los trabajadores
Martes 2 de Mayo de 2017
A- A A+

El 2017 fue un año muy malo para los trabajadores en el mundo, que se expresa en las grandes movilizaciones llevadas a cabo no sólo en cuanto a su tamaño, sino por las consignas que se han sostenido y la fuerza con la que las han enarbolado. En medio de la inmensa crisis del capitalismo actual, la relación capital-trabajo se ha recrudecido y ha abonado a las cada vez más permanentes movilizaciones, sobre todo en los países del tercer mundo. Previamente al 1º de mayo, exactamente el 28 de abril anterior, en Brasil las más grandes centrales obreras, encabezadas por la CUT, paralizaban la actividad laboral en la primera huelga general en contra del gobierno golpista de Michel Temer y las medidas antipopulares que ha dictado desde su llegada al poder. En Grecia los trabajadores volvieron a salir para manifestar su rechazo a los recortes sociales y en oposición a las intenciones del gobierno de hacer más recortes. Así en España, Francia, Turquía y Argentina.

En medio del severo ataque a los derechos a la seguridad social, la tercerización del trabajo, la caída salarial y la incertidumbre laboral, los trabajadores no tienen razones más que para la inconformidad y de ahí la manifestación
En medio del severo ataque a los derechos a la seguridad social, la tercerización del trabajo, la caída salarial y la incertidumbre laboral, los trabajadores no tienen razones más que para la inconformidad y de ahí la manifestación
(Foto: Disse)

En medio del severo ataque a los derechos a la seguridad social, la tercerización del trabajo, la caída salarial y la incertidumbre laboral, los trabajadores no tienen razones más que para la inconformidad y de ahí la manifestación y la organización para la defensa de su trabajo y derecho a una vida digna; aunque los hay aquellos que indiferentes y sumidos en la falta de alternativas, incrédulos ante cualquier planteamiento se regodean en la pusilanimidad y ceden la iniciativa completa y total a sus enemigos de clase; pero son aún peores aquellos que consideran que la forma en que el capitalismo funciona en el mundo del trabajo es la adecuada y acaban por defender a sus patrones de aquellos trabajadores que no ceden y que se mantienen en la resistencia.

En México la situación no es diferente, pero sí agravada por el crecimiento de la violencia que casi se desborda a lo largo y ancho del territorio nacional, haciendo de nuestro país el más inseguro, sobre todo para aquellos que se dedican a la profesión independiente y libre del periodismo. Aquí decir la verdad te cuesta la vida, por eso tenemos a una prensa silenciada y cada vez más a los grupos de poder que actúan al amparo de las estructuras del Estado para desarrollarse con toda impunidad. El signo de nuestros tiempos no sólo es el del hurto y el pillaje, sino también el de la inmensa corrupción que se extiende a todas las esferas del gobierno en todos sus niveles. Es necesario reconocer a aquellos periodistas que han muerto en aras de encontrar la verdad sobre los hechos delictivos que ocurren a diario en México y a quienes bajo esas graves circunstancias aún lo hacen.

Esto ocurre a partir del proceso de privatización de los bienes nacionales. Su profundización ha alcanzado ya a lo único que los trabajadores tienen o habían venido teniendo y que habían ganado a través de cruentas y largas luchas obreras: el derecho a la salud, a la educación, a la seguridad social y al trabajo remunerado. Durante los últimos años se ha visto cómo estas conquistas se han revertido en el maremágnum de la inmensa contrareforma neoliberal del capitalismo. La educación, la salud y las pensiones se han privatizado y padecido enormes recortes que han llevado a estos servicios a la mala calidad con la intención de justificar su privatización. No se diga del inmenso avance en la precarización del trabajo y la generalización de la subcontratación, aunándose a ello la limitación de las prestaciones, el aumento de la jornada de trabajo hasta las doce horas, la reducción al 50 por ciento del salario por accidentes de trabajo y la desaparición de los tribunales del trabajo. El desmantelamiento de las conquistas sociales está a la vista de todos y más en el sentir de los trabajadores que cuentan con un empleo mal remunerado y sin contrato colectivo y mucho menos de largo tiempo.

El sistema, a través de sus órganos universales (BID, BM, OCDE, FMI), se ha encargado de diseñar el discurso para justificar el despojo, y son los medios de comunicación, los grandes monopolios privados, los que se han encargado de mediatizar el consenso a fin de quebrar la conciencia de los trabajadores y su fuerza ideológica. Sería imposible que en un mundo democrático los voceros de la burguesía se lanzaran con tanta saña en contra de los movimientos sociales como lo hacen hoy en México. Atentar contra sus designios, contra su paz y tranquilidad es un hecho altamente reprobable que de inmediato se convierte en una ilegalidad que debe ser atendida por los cuerpos represivos del Estado, para los cuales las leyes se han adecuado a fin de actuar ilegítima e inhumanamente contra los opositores. De ahí los 43, Tlatlaya, Nochixtlán, Ostula y Arantepakua. Eso explica que el país esté convertido en una gigantesca fosa de cadáveres ocultos a donde seguramente han ido a parar los más de 170 mil desaparecidos con que contamos hasta hoy.

Este primero de mayo justifica la protesta y la rabia, pero no es suficiente sí sólo se convierte en un día de trueno. Debe ser también un día de reflexión sobre el quehacer en relación a la magnitud de la fuerza del enemigo que no es poca cosa, ya que cuenta con un despliegue de recursos muy poderosos. George Mavrikos, Secretario General de la Federación Sindical Mundial (FSM) en su visita el 28 de abril a tierras michoacanas, manifestó la necesidad de conformar una nueva central de trabajadores, clasista, democrática y políticamente comprometida con la transformación social de la sociedad. El planteamiento no es una novedad, se ha venido haciendo por décadas y a decir verdad, también deshaciendo a partir de las fuerzas de trabajadores que lo han intentado y su relación con el Estado en su momento, junto con la actitud represiva que éste ha desplegado y que ha logrado desmantelar los esfuerzos, ya sea por la cooptación, ya sea por la represión. Papel importante han jugado los partidos políticos en este escenario como elementos disuasivos de la unidad sindical y popular y de su accionar mismo.

En la Central Unitaria de Trabajadores (CUT) consideramos urgente construir la unidad más allá de los esfuerzos frentistas. Al menos en la entidad, los esfuerzos frentistas están rebasados como herramienta de lucha de los trabajadores, la misma que reclama un salto de calidad hacia la integración de una sola fuerza unitaria con objetivos comunes y acciones comunes; encaminada a la lucha de clases contra el capitalismo y por la instauración del socialismo como sistema de vida. Este 1º de mayo debe convocarse a la integración en el país de la conformación de la gran Central de Trabajadores de México en lucha contra el sistema capitalista. En la entidad debe asumirse esa convocatoria y dar pasos a la integración de una comisión promotora que le dé cuerpo a una propuesta de organización política y establezca los pasos a dar para la participación más amplia de los trabajadores y trabajadoras, con la finalidad de que esta nueva central unitaria surja desde abajo y con los de abajo y no se convierta en un “buró político” de dirigentes que dicen una cosa a nombre de los que representan. Eso sería un craso error.

Abandonar los esfuerzos frentistas entre organizaciones sindicales y populares es muy necesario porque acabaría con las negociaciones aisladas sobre la base de lo que ha decidido la política del régimen. Es obvio que en los últimos años este modelo se ha agotado en la entidad y no ha evitado que las políticas antilaborales y antisindicales avancen. Si bien es cierto que las dirigencias podrían estar bien, no es lo mismo con nuestros derechos. La realidad lo establece. Es hora de ir a la lucha verdadera y no sólo mantener esa regulación capital-trabajo que hasta hoy se ha convertido en nuestro principal problema y causa de nuestras derrotas como trabajadores. Que no lo vea el que no lo quiera ver. Pero eso es traicionar las ideas que se dicen defender.

Sobre el autor
Comentarios
Columnas recientes

Y para transformar la ciudad (Segunda parte)

¡No debe haber gobierno rico en un país de pobres!

Reflexiones sobre los días últimos por venir

El inútil voto útil

Los trabajadores ante la conmemoración del 1 de mayo

A construir el triunfo con alegría

La elección del 1º de julio y el cambio posible

Morena: falta de compromiso

Los saldos en la Sección XVIII

Que sea tu cruel adiós mi Navidad

La Ley de Seguridad Interior

De los Panama Papers a los Paradise Papers

El “bloque” electorero

¡Por un congreso de los trabajadores independientes en Michoacán!

El conflicto en el IIFEEM

¿Otro Mezcalito?

Organización popular, plataforma y acción política para enfrentar la actual coyuntura política

Cómo derrotar al régimen y no morir en el intento

Cómo derrotar al régimen y no morir en el intento

Llámenme Mike

Hill Arturo del Río, Gaudencio y sus sindicatos venales de protección

Morena en su laberinto

Los trabajadores ante los contratos de protección: una muestra

¿Por qué la urgente defensa de la FECSM?

¿Y después del día de mañana?

La imposición que viene en 2018 y las vías para evitarla

Por la construcción de un nuevo sujeto político de cambio de los trabajadores

Por la construcción de la unidad política de los trabajadores

El cambio que se necesita

La inviabilidad del capital

El Nuevo Modelo Educativo

El nuevo modelo educativo

El nuevo modelo educativo

A deslegitimar el consenso neoliberal en México

8 de marzo, Día Internacional de la Mujer

Contra los embates del gobierno neoliberal, la urgente organización popular

La manifestación de la contra

Por un nuevo constituyente y una nueva Constitución

A fortalecer la lucha ciudadana y popular en contra del gasolinazo

La insurgencia contra el hartazgo es la lucha por la vida misma

¿Por qué los adultos no respetan los derechos de los niños?

De aviadores y otras criaturas partidistas

Fidel visto por otros

La urgente y necesaria unidad sindical

¿Hasta dónde somos capaces de aguantar?

La encrucijada

Los males del neoliberalismo en la UMSNH

El derecho a exigir justicia y vida digna

En 2017, como siempre los sacrificados serán los trabajadores

Las preguntas sobre los hechos de Ayotzinapa

Lo que sigue

¿De qué independencia estamos hablando?

¡Barbarie capitalista de este siglo!

Las nuevas dimensiones de la lucha

La imposibilidad y complejidad de la construcción de una propuesta consensuada

Lo inviable del modelo neoliberal

Sin novedad en el frente

Los mártires de Nochixtlán

¡El sargento Nuño debe renunciar!, ¡Peña Nieto asesino!

Ante la indolencia del gobierno, la organización y la movilización

Y sin embargo se mueven

¿Cómo prepararse para estallar el paro de labores el 15 de mayo próximo?

La soberbia y el despilfarro que le pagamos al señor gobernador

Los trabajadores ante la conmemoración del 1º de mayo

Paro nacional y represión gubernamental: gobierno vs CNTE.

El Consejo de Participación Empresarial en la educación de Silvano

¡Zapata vive! ¡La lucha sigue!

Una historia de amor y traición: La Expropiación Petrolera

Los grupos y el protagonismo de la base en la Sección XVIII del SNTE-CNTE

La huelga del SPUM

El Séptimo Congreso Seccional de Bases

Lo que sigue para el magisterio

Un necesario balance a las seis tareas del proyecto político sindical de la Sección XVIII

El Estado laico, el gobierno de Michoacán y la visita papal

La construcción del sujeto histórico en la Sección XVIII del SNTE

Reflexiones iniciales hacia el nuevo congreso sindical de magisterio democrático

Augurios

El discreto encanto de la burguesía local

Las circunstancias actuales y la renovación en la Sección XVIII del SNTE

El fracaso del gobierno en la evaluación del domingo negro

El Congreso Estatal de Morena

El gobierno de izquierda en Michoacán

El flamante gobierno michoacano del “orden y progreso”

Una nueva etapa en la resistencia de los maestros contra la Reforma Educativa

Morena se renueva

Las enseñanzas de las manifestaciones del 26 de septiembre

A 50 años del asalto al Cuartel Madera

15 de septiembre, ¿qué festejamos?

El derecho social y humano a la educación y la toma de la UMSNH

30 de agosto: Día del Detenido-Desaparecido

El camino de concreción de la evaluación docente emanada de la Ley General del SPD

La verdadera oposición que necesitamos

A 120 años de la muerte de Federico Engels, el padre del proletariado mundial

¡No podrán!

Un gobierno que no pasa la evaluación de su desempeño es el gobierno del ignorante Peña Nieto

El magisterio michoacano no dejará pasar la evaluación para la permanencia

La Reforma Educativa, la acción opositora de la CNTE y los imponderables

Todo sigue igual

Silvano, el verdadero candidato del PRI

Incongruencias

8 de marzo, Día Internacional de la Mujer

Para qué aprender en la escuela: concientización o productivismo

En la elección que viene: Morena vs los partidos firmantes del “Pacto contra México”

El Programa de Escuelas de Tiempo Completo: Una reivindicación del magisterio estatal

Escuela Licenciado Juan Ortiz Murillo: El coctel

Las elecciones de 2015 en la entidad

¡Vamos por el cambio, vamos con Morena!

Las razones de mi registro a Morena y los argumentos del CEN para negarlo

En el 2015 los ciudadanos con Morena vamos a construir el cambio verdadero

El que termina, un mal año para los trabajadores de la SEE

Las elecciones del 2015 en Michoacán y las expectativas del campo popular

El Segundo Informe

El país que somos (parte 1)

El derecho social a decidir y las perversiones de la Suprema Corte de (in) Justicia de la Nación

Juan Pérez Medina

El narcoestado y la descomposición social y humana en México

¿Las preguntas sobre los hechos de Ayotzinapa?

¿Elecciones en Michoacán?

En honor a los caídos en Ciudad Madera, Chihuahua, el 23 de septiembre de 1965

¿De qué tipo de fervor patrio estamos hablando?

El año de la evaluación, el año que estamos en peligro

El Estado en quiebra

¡El regreso a clases!

Germán Martínez, el despreciable estúpido y los panistas de la Vela Perpetua

Corrupción en el gobierno y su clase económica ¿Cuál de ellos cerrará la puerta?

Confesos el diputado Ernesto Núñez y el edil Juan Carlos Campos: ladrones, corruptos y cínicos que deberían estar en la cárcel

La contrarreforma energética: regresa 74 años después el petróleo a sus antiguos dueños

2015: El festín electoral que viene

Relevos en SEE, vaticinios de una encrucijada con más de lo mismo

AMLO, el político opositor más importante de México

Fausto: el gobernador que nunca fue

Mentirosos Primero: La manipulación de la conciencia

Fin al abuso, otra vertiente de la estrategia en contra de los maestros

Los trabajadores de la educación vs la LGSPD: miedo, incertidumbre y soledad

Entre el temor, la incertidumbre y la soledad: los trabajadores ante la implementación de la Reforma

Día del Maestro: la precarización sin precedente de la labor del maestro

El robo de las aportaciones pensionarias de los trabajadores de la educación por parte del gobierno del estado

La situación de los trabajadores en 2014 peor que 1886

Día del Niño: entre la pobreza, la marginación y la violencia

Por siempre Gabriel García Márquez

La catástrofe capitalista michoacana

La crisis capitalista: sin salida

Golpes exportados

Venezuela está pariendo revolución

La acción tutorial en educación a través de la historia

Inventario de JEP

2014, otro año que estaremos en peligro

La tragedia de México

¡Malditos!

Desmitifiquemos los dichos sobre la evaluación