Carlos Enrique Tapia
¿Peligro de extinción?
Miércoles 30 de Marzo de 2016
A- A A+

En una época en la que los científicos integran extensas listas de especies en peligro de extinción, tanto del mundo animal como del vegetal, parece importante preguntarnos si la especie humana, el mal llamado Homo sapiens, podría extinguirse por las hambrunas, las guerras terroristas y antiterroristas, el odio al otro.

Los recientes atentados de Bruselas, que dejaron más de tres decenas de muertos y más de una centena de heridos, es parte del odio alimentado por un grupo terrorista que se ampara en el Islam radical, fanático, que pretende que los otros, Occidente, son los infieles a eliminar. La historia de hace dos mil años por lo menos.

Pero la historia reciente revela que las potencias occidentales promovieron y armaron en un determinado momento a estos radicales y fundamentalistas, y hoy pretenden cobrar venganza por las afrentas a su religión, fe y líder, el profeta Mahoma. Como los talibanes en su momento. El problema es que esta disputa amenaza a todo Occidente.

Sin duda la violencia y el terrorismo no deberían ser los medios para esta cruzada de odio, justificada por el fanatismo y radicalismo de un grupo que supone que la gloria de Alá los envolverá al masacrar occidentales. Los atentados finalmente muestran la irracionalidad de ese Homo sapiens que reivindica la muerte y glorifica a sus hechores.

De un lado, las democracias occidentales reclaman su organización como la única en el mundo que hace de la igualdad mantra e ideal a alcanzar, del otro, sociedades orientales que se organizan a partir de otros fanatismos, en particular religiosos, que llaman a la destrucción de Occidente. Pero detrás está la maquinaria del odio movida por las guerras.

Las guerras imperialistas, las guerras genocidas, las guerras contra los infieles -musulmanes o cristianos-, las guerras por territorios, recursos naturales y fuerza de trabajo esclava y barata. ¿La extinción de la humanidad como la conocemos? El cambio climático, las masacres, las guerras de todo tipo, parecen preludiar sucesos históricamente conocidos.

En este contexto, cabría preguntarnos también si los mexicanos no serían una nacionalidad en peligro de extinción. El sexenio calderonista, con su esquizofrénica guerrita contra el narco dejó más de 100 mil muertos, más de 25 mil desaparecidos y más de 150 mil desplazados. Y la matanza sigue. Y este país no está en guerra, ni civil ni externa.

Los mexicanos son parte de la vorágine de las guerras. La guerra contra el narcotráfico detonó la actual escalada de violencia. Lanzar a las calles al Ejército, la Marina, ha hecho de una lucha en la que la corrupción, la complicidad e impunidad de las élites económicas y políticas no han sido tocadas, violencia cotidiana que toca al ciudadano.

Únicamente los muertos de los diferentes bandos sobresalen. Los ejecutados, asesinados, descuartizados por sus vínculos con uno u otros grupos delincuenciales. Los jóvenes reclutados. Las mujeres, recompensa de jefes, el machismo y el patriarcado envalentonado. Los ciudadanos, adultos, jóvenes, hombres, mujeres, niños y niñas.

Asimismo, los jóvenes o adultos supuestamente confundidos por policías corruptos, coludidos con el narco, pero que parecen la cuota trágica, corrupta, perversa, a cambio de la vida de unos por la de otros. En Veracruz, como en otros lugares del país, parece haber un patrón macabro. Jóvenes en ruta, secuestro, desaparición, asesinato, impunidad, complicidad.

¿Estará la humanidad en peligro de extinción? ¿La nacionalidad mexicana? No. Son el odio al otro, la corrupción, la complicidad e impunidad que es parte de los juegos de guerra, la pobreza, la marginación, la exclusión. Es el tiempo en el que vivimos en peligro. Rota la solidaridad, el discurso de la igualdad es un simple conjuro vacío.

La historia reciente revela que las potencias occidentales promovieron y armaron en un determinado momento a estos radicales y fundamentalistas
La historia reciente revela que las potencias occidentales promovieron y armaron en un determinado momento a estos radicales y fundamentalistas
(Foto: Especial)

Obviedades.

1. La CEPAL afirma que en 2014, aunque de seguro la tendencia se acentuó en 2015, la pobreza en México creció en dos millones de personas, mientras en el resto de América Latina disminuyó. Pide ajustar el salario mínimo, el cual reconoce como parte del proceso, pero no va a la raíz estructural que identifica: la profunda desigual distribución del ingreso, la exclusión económica y social de millones de mexicanos, los privilegios de unos pocos (élites económicas y políticos), la corrupción e impunidad prevaleciente. 2. El atroz asesinato de tres niñas por una madre aparentemente esquizofrénica, cimbró a los medios de comunicación, a sus vecinos, para quienes la mujer era “normal”, pero no a la sociedad. Las enfermedades de la “mente”, en realidad del cerebro como portentosa maquinaria de impulsos eléctricos e intercambios bioquímicos, apenas están siendo reconocidas. Quienes las padecen, cualquier cosa puede detonarlas. El caso es que algunos medios y lectores de noticias fueron rebasados, llegando a comentarios que rayan en la ignorancia y la estupidez. 3. Entrevistas en The New Yorker, con Carmen Aristegui, Proceso, dejan claro que Kate del Castillo o fue ingenua y no midió las consecuencias de su encuentro con El Chapo Guzmán o intenta recuperar lo perdido. Lo que sí es aún más claro es que el gobierno de Enrique Peña Nieto ha construido una insana venganza contra una mujer que finalmente lo desafió al encontrarse con un hombre que se le escapó y reveló la corrupción, complicidades e impunidad que prevalece en su gobierno. Y por ello nadie ha ido a la cárcel (excepto algunos personajes menores). 4. Luis Donaldo Colosio Murrieta, político sobrevalorado, cuyos discursos han dado a sus adeptos, leales y admiradores, pauta para especular como si no hubiese sido digno representante del PRI corrupto. Otro aniversario de alabanzas y extraños discursos. 5. La mediocridad del “independiente” presidente municipal de Morelia con las fotomultas, muestra que no hay estrategias para resolver los problemas de vialidad; mejor se le asignan dineros públicos a los cuates. Como se ha sostenido en esta columna, apliquen el reglamento y verán. 6. Con pocas excepciones, lectores de noticias y medios en general, se volcaron al ceremonial del catolicismo, acentuando sus fobias hacia los otros cristianos, cuya presencia en Morelia es importante. El otro y la diversidad es un accesorio informativo, pues representan lo que no es “normal” para los católicos conservadores, integristas, derechistas. 7. Para el “independiente” munícipe de Morelia es más importante que sus cuates accedan al dinero ciudadano para fotomultas que no resolverán el problema de tránsito, mientras los baches siguen su curso y afectando automóviles. 8. La violación a una menor en Veracruz, y posterior exhibición en redes sociales, cual trofeo de guerra -rechazada por un juez- por parte de conocidos juniors, hijos de políticos y familias parte de las élites económicas y políticas corruptas, es parte de la barbarie en ese estado. 9. El gobierno de Enrique Peña Nieto pronto se alineará al renacimiento de la ultraderecha y la derecha latinoamericana. En Argentina, represión y sujeción a la banca internacional; en Venezuela, la derecha terrorista busca derrocar a Maduro; en Brasil, la judicialización de la política va por la presidenta y el ex presidente Lula da Silva; en México, los diputados están por aprobar una ley que permitiría al presidente suspender las garantías individuales ante supuestos ataques a “a la paz pública, la seguridad o una amenaza al Estado”. 10. El 60 por ciento de la población en Michoacán está en condición de pobreza. 45.2 por ciento en pobreza moderada y catorce por ciento en pobreza extrema. Destacan las migajas del gobierno federal y la total ausencia de una política estatal.

Sobre el autor
Antropólogo social, doctor en Historia. Colabora en Cambio de Michoacán desde 1996, con una breve interrupción en 2001-2003. Se especializa en estudios migratorios, en particular la historia y problemática actual de la migración México-Estados Unidos, Michoacán-Estados Unidos, y problemas relacionados con políticas públicas, desarrollo socioeconómico, tendencias políticas y partidistas, participación ciudadana. Por ello dedica también sus columnas a entender y analizar el rumbo social, económico, político y cultural de Michoacán y México en general, desde una perspectiva crítica y ciudadana.
Comentarios
Columnas recientes

Es el patriarcado, estúpido

Dreamers: sueño diferido

Historias interminables

Por la izquierda o la derecha

TLCAN: ¿Renegociar, modernizar o vuelta atrás

Espectáculos, negocios y narco

La vía México-Estados Unidos contra Maduro

Muerte migrante

¿Fe, esperanza y caridad?

Socavones

Murmullos y persecuciones

Migración internacional: el desfasado optimismo de la OCDE

Desvaríos del autoritarismo

Gobiernos fallidos, democracias fraudulentas

Normalizando la corrupción y el fraude

Corrupción, continuidad o alternancia

El otro Michoacán

Morelia, entre la inseguridad y el blof

México, país de feminicidas

Remesas, ¿el mantra de un desarrollo fallido?

Desaparecidos, desplazados y deportados

Abuso de poder

La era Trump: frivolidad y dureza

Pueblos indígenas: pobreza, delincuencia, inseguridad

Mentes aviesas

Neoliberalismo o populismo

Irresponsables

Mando Único, campañas electorales, modelo educativo, mujeres

Retóricas perturbadoras

Movilidad social, salarios y desigualdades

Guerra antiinmigrante

El colapso de un modelo económico y la zanahoria migrante

Patetismo gubernamental y circo mediático

El odio como política y la oscuridad como subordinación

Rise up woman

Muros, austeridades y otras nimiedades

Patéticos y vacíos

¿Confianza, unidad?

Retórica migrante y antiinmigrante

Radicales, canonjías, transparencia, guerra esquizofrénica

Pendientes

Trump, presidente

Trump, presidente

Trump, presidente

La elección del miedo

Jodiendo a México

La migración mexicana en las elecciones estadounidenses

CNTE, normalistas, rechazados

Nuestras violencias cotidianas

Corruptos ¿todos?

Propaganda o estrategia

Propaganda o estrategia

El indiscreto encanto del odio y el miedo

La pifia

El colapso neoliberal

Violencias

Pensiones

Días de encono y mentiras

Un falso debate

Periodismo crítico bajo acoso

Vivir del pasado, mentir sobre el pasado

Autodefensas

Vivir del pasado, mentir sobre el pasado

Autodefensas

Populismo e impunidad

Desgaste local, desgaste global

La respuesta autoritaria de un gobierno agotado

Los peligros para México

Narcocorridos, violencia contra las mujeres, elecciones

Guerra sucia y farsa electoral

La confrontación

Las falacias de la sustentabilidad y la adaptación al cambio climático

Trump ¿presidente?

Mujeres, CNTE, Ayotzinapa, golpismo

Barbarie y esquizofrenia

Parabienes anticipados

Un alcalde “independiente”

Apagando fuegos

¿Peligro de extinción?

Migración México-EU

Oprobiosa utopía

Credibilidad

Clientelismo y populismo

Las ausencias de Bergoglio, las indulgencias gubernamentales

Francisco en el país de las apariencias

Milagros mediáticos

Indefensión

Corrupción y cultura

Chapoaventuras

Incertidumbres

18 de diciembre

Desafíos

Migración y remesas

Cotidianeidades

Barbarie contra barbarie

Pongámonos lúdicos

Ahí viene el lobo

Educación pública: La disputa por un bien público

Desigualdades y reformas

La otra crisis

Buenos (y no tan buenos) deseos del “nuevo comienzo”

Ayotzinapa, la infamia

Congruencias e incongruencias

Refugiados, desplazados, asilados, migrantes

Reformismo o populismo

La propaganda del fracaso

San Fernando, Tamaulipas, cinco años de una masacre

Dos años

Periodismo asediado

Retos

Morelia

¿El “nuevo comienzo”?

Vapuleados

Carta abierta a Silvano Aureoles Conejo

El Apocalipsis que no fue

Carta abierta a Felipe Calderón Hinojosa

México bárbaro

Faltas e incongruencias

Corrupción, ¿problema cultural o institucional?

Viernes de furia

“Uso excesivo de la fuerza”

60 días

Necedades de izquierda y derecha

El desprecio a la ciudadanía

Arrogancia y autoritarismo

Burlar la democracia

¿Ofensiva mediática?

Descrédito o política

Gatopardismo 6

Gatopardismo electoral 4

Gatopardismo electoral 3

Gatopardismo electoral 2

Gatopardismo electoral 1

¿Esperanza, unidad, paz?

Charadas

Élites políticas

Placebos y catacumbas

Otoño de ira

Moviendo a México

Otoño mexicano

26/09/2014 ¡Vivos se los llevaron, vivos los queremos!

El discurso de odio, practicando el odio

El fin del “mexican moment”

Ayotzinapa o los jóvenes bajo sospecha

La política migratoria de EPN ¿Parteaguas?

¿La crisis perpetua?

Educación y suicidio

Una cultura de la violencia

¿Eso es todo?

Michoacán, entre el caos y la debacle financiera