Gerardo A. Herrera Pérez
Debatamos Michoacán
Comunidad trans
Miércoles 10 de Mayo de 2017
A- A A+

Transfobia, transfeminicidios o el odio contra los trans es producto de una sociedad misógina, machista, patriarcal, que somete, controla y disciplina los cuerpos de lo diverso sexual, el odio exacerbado plantea la muerte, el exterminio de las personas; la diferencia y diversidad sexual no cabe en el mundo de poder del macho, del hombre misógino, del controlador de lo femenino.

En días pasados fue asesinado en Apatzingán el cuerpo de una mujer trans, las razones no importan, lo que importa es que fue asesinado y se debe castigar al o los culpables.

El asesinato de una mujer trans nos plantea la importancia del tema no sólo en Michoacán, también en México
El asesinato de una mujer trans nos plantea la importancia del tema no sólo en Michoacán, también en México
(Foto: TAVO)

El asesinato de una mujer trans nos plantea la importancia del tema no sólo en Michoacán, también en México. Dicha importancia es la violencia transfóbica estructural que viven personas trans en su día a día, más allá de lo que son, hacen y se desarrollan, la muerte significa la muerte de un ser humano, de una persona, de una dignidad humana; la sociedad igualmente muere cuando muere asesinada una mujer trans, o un hombre trans.

En 2016, una mujer trans fue asesinada en Zamora, Michoacán; le cercenaron sus genitales y los depositaron sobre su pecho; ahora en Apatzingán asesinaron a otra mujer trans esta semana, transfeminicidios que se suceden en distintas partes de México como Veracruz, Puebla, Ciudad de México, Tijuana, Cancún, Chiapas, Guanajuato, Estado de México, y claro, en Guerrero, al menos uno en cada una de las entidades señaladas durante 2016.

Hasta ahora no se cuenta con un instrumento de seguimiento a los crímenes por transfobia o crímenes de odio por homofobia. En Michoacán, el Código Penal contempla el homicidio calificado por preferencia sexual: “Artículo 121º. Homicidio en razón de la preferencia sexual. Comete el delito de homicidio en razón de la preferencia sexual quien prive de la vida a mujer u hombre por razones de su preferencia sexual o identidad de género, cuando se actualice alguna de las siguientes circunstancias: la víctima presente signos de violencia sexual de cualquier tipo o cuando el fin explícito consista en dañar o atacar a la víctima por su preferencia sexual. Cuando existan antecedentes o datos de que la víctima haya sufrido cualquier tipo de violencia en el ámbito familiar, laboral o escolar por la condición de su preferencia sexual, por parte del sujeto activo.

Cuando existan antecedentes o datos de que la víctima sufrió amenazas relacionadas con el hecho delictuoso, acoso o lesiones de parte del sujeto activo, derivado de su preferencia sexual, y cuando el cuerpo de la víctima sea expuesto de manera degradante con el fin explícito en dañar o atacar a la víctima en su preferencia sexual. El homicidio en razón de la preferencia sexual se considerará homicidio calificado”. Propuesta que hiciera en su momento Grupo de Facto Diversidad Sexual en Michoacán con la diputada Selene Vázquez Alatorre, entre otros cuatro delitos más en la LXXII Legislatura.

No obstante ello, al parecer y pese a los esfuerzos institucionales de diversos instrumentos de política pública, tanto de la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas a través de sus cartillas de Atención a Víctimas de Diversidad Sexual, de la Comisión Estatal de los Derechos Humanos a través de la capacitación y formación de recursos humanos de procuración de justicia y seguridad pública, se requieren de protocolos de actuación para la atención de estos hechos delictivos y que los mismos sean tratados como homicidios agravados para que alcancen los delincuentes penas hasta de 40 años de privación de la libertad.

Las muertes de hombres o mujeres trans no se pueden justificar a partir de prejuicios y discriminación por el estereotipo con que se maneja la imagen de las personas trans, porque con ello, lo único que hacemos es dejarlas en el olvido, la impunidad, incluso y en ocasiones de la misma corrupción y el autoritarismo.

En próximos días se llevará a cabo una conmemoración más del Día Estatal contra la Homofobia en Michoacán, igualmente una histórica ya Caminata contra la Homofobia, Tranfobia y Lesbofobía, deberá ser este el escapare para visibilizar en ese día y durante todos los días la opresión en que viven las personas trans, quienes por cierto contribuyen al desarrollo del Estado, que participan económicamente en él y que merecen el respeto del Estado mexicano y del gobierno de Michoacán y sus municipios, como así lo han mandatado a través de pronunciamientos la ONU y la OEA desde 2008.

Recordemos que la transfobia es producto del machismo y del cisgénero heterosexual, también del patriarcado, quienes colocan a la mujer y lo femenino en androcentrismo, esto es en asimetría para someter y controlar generando una posición de inferioridad estructural y desde luego simbólica.

Así aquellos que se feminizan, incluidos los hombres gay y la comunidad trans, pero que además éstos cuestionan la norma sexual y el género y su rol e identidad son patologizadas, rechazadas, violentadas, discriminadas, estigmatizadas, invisibilizadas, muertas, violentadas en sus derechos y libertades (educación, trabajo, salud, vivienda, debido proceso, víctimas, igualdad y no discriminación) y un largo etcétera.

De ahí que nuestra mirada, cuando hablamos de transfobía, no es sólo pensar en cuestiones identitarias de violencia para todos; no, la violencia transfóbica tiene componentes especiales derivado de su transgresión del género o del transitar de un sexo a otro, que en sí misma hace que se apliquen los mecanismos de opresión para someter al cuerpo, con los efectos ya definidos de transfeminicidios.

Tal vez sea osado al decirlo, pero la violencia coloca a las mujeres y hombres trans en una permanente y constante vulnerabilidad, y lo es porque exponer los cuerpos como se hace es tanto como decir “los despreciamos y humillados y no los queremos, no son importantes en nuestra vida y en esta realidad, son asesinados porque no son importantes y no son iguales a los heterosexuales”.

En mis posicionamientos siempre he planteado que pese a las normas, las estructuras operativas y el diseño de políticas públicas, no hemos logrado crear y desarrollar conciencia social, lo que nos hace como sociedad vulnerables, más aún a la comunidad trans, quien sufre de ausencia del derecho al trabajo, a la educación, a la salud y a una permanente violencia cotidiana.

Sobre el autor
Comentarios
Columnas recientes

La agenda de la población LGBTTTI

Violencia por prejuicio LGBTTTI

100 años de ser mujer

100 años de ser mujer

100 años de ser mujer

Sistema nacional antidiscriminatorio

Dignidad humana

Mercancía humana

Trabajo doméstico

Grupos vulnerados

Transexualidad

XLVII Asamblea de la OEA

Orgullo gay 2017

Orgullo o dignidad

Población afrodescendiente

Sistema Nacional de Protección Integral

Migración y derechos humanos, una nueva mirada

Diversidad cultural

Conflictos de pareja

Comunidad trans

Tortura

Transexualidad, transgeneridad y travestismo

Masculinidades, misoginia y machísimo

Cuidado y corresponsabilidad

Afrodescendientes invisibles

Galardón Jiquilpan

Tortura y tratos degradantes

Por la dignidad humana

Cultura de la paz

Educación y género

Discriminación a trans

Jurisprudencia 8/217

Cautiverio

La era Trump y lo diverso

Museo Béjar de Jiquilpan

Elegir

Retos 2017

Debatamos Michoacán: 2017

Diversidad sexual de 2016 a 2017

VIH/2030

Discapacidad

A 33 años del VIH

Identidad de vaquero

Personas jóvenes de Uruapan

Comisión de Puntos Constitucionales

La diversidad somos todos

Derechos humanos en la educación

Construcción de conciencia social

Debatamos Michoacán

Paz

A 40 años de la agenda gay

Los derechos de inculpado y víctima

Diálogo, tolerancia y respeto

San Antonio Molinos

Buenavista

Cartilla LGBTTTI

Osos

Desarrollo humano

Mecanismos de opresión

La muerte

Reforma y matrimonio civil

Derechos humanos y desarrollo

Diversidad y respeto

Cuerpo, mercancía, trata

La diferencia

Marco normativo LGBTTTI

Odio

Arqueología del matrimonio igualitario

Disidentes sexuales

Lo humano, la persona, su dignidad

Derechos humanos

La vejez

Rostros de violencia

Miedo, tolerancia e información

Trata de personas en México

2,500 años de opresión de la mujer

Conflicto cultural por el valor de la diversidad

Matrimonio igualitario, concubinato, familia

Bullying, disciplinar los cuerpos

San Ildefonso

Mujeres Aliadas

Matrimonio igualitario, último prejuicio

Pladiem 2015-2021

Mecanismos de seguimiento, ¿para qué?

Igualdad sustantiva (segunda parte)

Igualdad sustantiva (primera parte)

2016

Plan de Desarrollo Integral del Estado de Michoacán 2015-2021

El derecho a conocer los derechos

Visibilidad social en La Piedad

VIH, tiempo, espacios y cuerpos

Conciencia social

Día Internacional de la Tolerancia

Derechos humanos

Ambiente laboral incluyente

Consejo Estatal para Prevenir la Discriminación

Dirección de diversidad sexual y bisexualidad en Michoacán

Trabajo doméstico

Informar para transparentar

Identidad trans

Agenda legislativa 15-18

Derecho a la diferencia

Lo privado no debe volverse público

La cultura y el desarrollo

Debatamos Michoacán

ITS y el condón

Corte Interamericana, movimiento social y matrimonio igualitario

Silvano y la agenda de la dignidad humana

Laicidad

Afrodescendientes, ¿dónde están?

Hablar de los derechos humanos

Jurisprudencia 43/2015, Iglesia católica y discurso político

Jurisprudencia 43/2015

\"Cuarto Aniversario de la reforma constitucional en materia de derechos humanos\"

Intolerancia

¿El closet institucionalizado?

17 de mayo

Homofobia, democracia sexual o diversidad

Homofobia, democracia sexual o diversidad

El ombudsman

Discriminación racial

¿Quiénes son los grupos vulnerados?

Femicidio o Feminicidio, ¿cuál?

Cero VIH

Bioética, persona y sociedad

Transgresores en Morelia

Armonización

Vasco de Quiroga, salud y ciudadanía

Bando de Buen Gobierno Churintzio

Alondra y Quimi en Arteaga

El liderazgo de la discapacidad

Pedro en Tuzantla

Holocausto

Investigación

Consejo Municipal de Igualdad

Niños y niñas

El odio

La diferencia de trato social

Los derechos humanos

1 y 3 de diciembre

Agenda CNDH 2014-2019

Jóvenes por la Paz en Cuitzeo

Política antidiscriminatoria

Programa Antidiscriminatorio de Michoacán

Día Nacional contra la Discriminación

“Interculturalidad: diversidad y paz”

Federación Iberoamericana del Ombudsman

Presea Vasco de Quiroga

Convenios y seguimiento y evaluación

Discurso de odio en Durango