Samuel Ponce Morales
La Conspiración
Crónica de un aniversario perredista
Miércoles 10 de Mayo de 2017
A- A A+

Con mayor retraso de lo ordinario, la celebración de los 28 años de la fundación del PRD en Michoacán tuvo el coqueteo de la venidera campaña presidencial por dos flancos:

La ausencia de un sector de quienes simpatizan con la idea de que el aurinegro respalde a Andrés Manuel López Obrador rumbo a 2018 y la presencia de aquellos perredistas que optan por una alianza con las demás izquierdas sin condiciones y hasta por un candidato propio, incluso en la figura del gobernador Silvano Aureoles Conejo.

El presidium del aniversario perredista.
El presidium del aniversario perredista.
(Foto: Héctor Sánchez)

Citada para las 10:00 horas del pasado domingo, la reunión tuvo el prólogo de las rechiflas de los asistentes que comenzaron desde las 11:00 horas, incluso estimuladas por el propio conductor, quien percatándose o no, eran efusivos los ánimos entre los dos grupos de los mencionados asistentes.

Aquella tensión que se vivía en el salón del Centro de Convenciones era el reflejo de lo que ocurría en los pasillos del hotel más cercano a este punto de encuentro perredista. Allá se reacomodaba el programa y la lista de los oradores, dejando fuera de la orden del día la intervención del lopezobradorista por excelencia: Fidel Calderón Torreblanca, quien no hizo presencia y retiró poco a poco a sus seguidores del recinto.

Así también lo hicieron, no sin evidentes rechiflas, los integrantes del Comité Estatal propios de la corriente del diputado federal –el Frente Amplio Progresista– Barbará Ramírez y Josafat Apolinar, así como Roberto Reyes, del grupo de Raúl Morón y David Ochoa, de la expresión liderada por Leonel Godoy, mismos que dejaron ver su ausencia una vez que iniciado el acto se retiraron del templete, dejando notables y hasta esperados vacíos en el montaje del presídium.

El evento arrancó con una pléyade de figuras perredistas, mayoritariamente incrustadas en el actual gobierno michoacano, quienes se disputaron las primeras filas del auditorio, incluso enviando propios para apartarlas desde temprana hora, así como con el circular de diversas cartulinas con múltiples mensajes, mismas que en algunos casos fueron censuradas por los seguidores de Aureoles Conejo ante el temor de que en éstas se pudieran leer mensajes de apoyo a AMLO. Esta situación derivó en múltiples fricciones entre los asistentes antes del arranque del aniversario.

En sus intervenciones, tanto Carlos Torres Piña como Carlos Sotelo –en representación de la dirigencia nacional– fueron lo suficientemente cautos como para no opacar al gran protagonista de la tarde: el “precandidato” Silvano Aureoles, quien lucía claramente contento y animado por la asistencia y la respuesta de los gritos que coreaban los perredistas que llenaron el recinto.

El mandatario, quien fue presentado por el maestro de ceremonias como un “militante fundador del PRD”, delineó lo que parece ser la posición que priva entre las altas esferas de dicho partido en la ruta hacia 2018:
El aurinegro será el fiel de la balanza en una elección presidencial cerrada, por lo que la determinación de dicho partido obedecerá a este cálculo electoral y no a presión alguna.

Fustigando a quienes deciden “apoyar a candidatos de otros partidos”, Aureoles Conejo presentó una postura que parecía contradecirse con la del dirigente estatal Carlos Torres quien señaló que “nadie es dueño del PRD, esta es la casa de todos”.

Las festividades del sol azteca podrían haber puesto en claro una fractura que se agudiza conforme se acerca 2018 entre dos bloques claramente divididos y sus efectos aún no pueden cuantificarse a cabalidad. Lo cierto es que el encontronazo y la diáspora están cerca.

Nada es lo que parece



Con fecha a definir se hacen los preparativos necesarios para un congreso de pueblos originarios en el territorio michoacano, donde cuando menos se intentará que entre los puntos resolutivos se demande la renuncia de cuatro funcionarios estatales que se considera fueron causantes de los hechos violentos de Arantepacua, dos de una dependencia y dos de otra, aunque lo ideal sería esperar el informe sobre el caso de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH).

Conjuro



Para en tiempo y forma atender el caso de los femicidios, el gobierno michoacano tiene que reconocer que no bastan las acciones realizadas.

Sobre el autor
Samuel Ponce Morales Michoacano por residencia, periodista empírico, posee dos premios estatales en crónica y en entrevista; ha sostenido charlas con la escritora Elena Poniatowska, el pintor Alfredo Zalce, el futbolista Diego Maradona, el fotógrafo cubano Alberto Korda, y el comandante sandinista Tomás Borge; ha transitado como reportero en Excelsior y El Universal, así como corresponsal de La Jornada; ha sido jefe de Información, de corresponsales y de multimedia, así como columnista de Cambio de Michoacán...
Comentarios
Columnas recientes

Yeyo, al liderazgo morenista michoacano

Morena, por todas las canicas

El misterio moronista

Y, le faltó reelegirse

El tambalear de la zona económica

Rebelión en la Costa Sierra michoacana

PARES, mujeres congresistas

Encesta Michoacán y desafía a EU

El juego por el fiscal general

Morelia, el temor con Morón

Catapulta

TEEM, tiempo, tiempo…

La lucha de Cherán en letras

La prisa de los diputados locales

PRI, más que el PRD…

Morena, los ante precandidatos

AMLO, líneas gubernamentales

UMSNH, elecciones 2018

De trompetas y Trump-Etillas

Taretan

El debate anunciado

Morena, candidato de armas

Nurio, tambores de guerra

El perverso orgullo morenista

El polémico Morelos post mortem

PT, ¿jugando con fuego?

Candidatos, renuncias y sustituciones

La Nahuatzen se incendia

Mesa de Gobernabilidad, dos puntos, dos…

UMSNH, secuelas

ZEE de LC, otro mundo

Comunidad modelo

Los candidatos pendientes…

Meade, oxígeno puro

Tras los incendiarios…

Rumbo a las campañas locales

Plurinominales, tambores de guerra

Paridad de género, una relación tortuosa…

Candidatos, el juego de la Auditoría

El ladrón que dejó de ser perredista

PRD, escupir para arriba

Salud, escupir hacia arriba

Un intento de debate senatorial

Fausto, con todo

Fausto sabe que tendrá que enfrentar una permanente guerra sucia

Lo mío no es necedad de seguir en la política: Fausto Vallejo

“No quiero saber nada del PRI”: Fausto

Maribel, focos rojos intempestivos

CNTE, ni a Zapata

Juntos hubiesen hecho historia

Gobernabilidad, independientes sin lugar

Campañas pálidas

Judicial, el otro poder…

De coaliciones y candidaturas comunes

Vuelta a la hoja del “matón”

¿El Loco Mireles?

Galimatías del PRI en Morelia

Violencia, esa percepción

Viene la guerra sucia

Cemide, sin tregua

¿Y los golpes financieros al crimen?

SPUM, el otro nepotismo

El plantón del IEM

Relevos en el gabinete, sin problemas: Gobernador

Tiripetío, carne de cañón

AMLO, cobijo al viejo PRI

Opera CJNG en Michoacán a través de franquicias

Orden en huertas de aguacate; no contra la producción sí contra del caos: Silvano

Mujeres en la política

Vandalismo partidista

Sobre los diputados chapulines

UMSNH, alerta roja

La perversión de los ex autodefensas

De polos a polos

El cinismo de Pichardo

El dilema del alcalde moreliano

En defensa del alcalde

Alfonso Martínez, arriba

El llamado del aplacado Silvano

Meade en Michoacán

PRD, hasta las de la casa

PRI, golpe al estilo castillista

Quién en la política interior

Marko, actitudes porriles

Independientes, la exclusión

Torres Piña vs García Conejo

Fausto, contracorriente

STJE, el amago sindical

La Conspiración

CNTE, las cifras que dicen más que las marchas

Un Vallejo contra Felipe Calderón

Yankel, el primero

CNTE, la lucha en redes

El Mosh

Un acuerdo incompleto

De Ostula a Paracho

El ocaso de Manuel Guillén

CNTE, métodos obsoletos

Sin vergüenza ante la Copecol

PRI en Michoacán, la lucha interna

“Si no se la comen, se la llevan…”

CNTE, bonos de qué, por qué…

El regreso de Fausto

Michoacán 2017, en finanzas el atorón

PRI, la lucha por Morelia

De Cristóbal a Godoy, pasando por Morón

PRD, la disputa por el Senado

UMSNH y el humo blanco

Morelia independiente

Congreso, reponer proceso

Las claves de la Ley de Seguridad Interior

Seguridad, hablar por hablar…

SPUM, la nomenclatura ataca

UMSNH, auditoría forense

Cabildo de Morelia, bajo la lupa

El reto del IEM, una App funcional

AMLO en tierras michoacanas

Michoacán, nadie con Meade

INE, menos recursos

Relatoría silvanista de un viaje a China

El Balsas, el otro bastión del crimen

STJE, la intromisión del Legislativo

Y nada de aquel martes…

UMSNH, la partidización

Nahuatzen, jugar con fuego

El aspirante presidencial michoacano

Represión elevada al amarillismo

PRI, por la joya de la corona

El STASPE, rehén de la CNTE

PRD, entre la limpia y la purga

Noche de Muertos, tradición y tecnología digital

Rumbo a 2018

Fiscal Anticorrupción, los sin padrinos

La gira en Estados Unidos

Universidades en crisis

El Frente, estocada a Morena y al PRI

Altozano

Protección a periodistas

De las autodefensas de Castillo a los “sicarios” de la Cocotra

¿Por qué a El Colegio de Michoacán?

El segundo hombre

Los cambios en el gabinete

El ABC de las candidaturas independientes

Cocoa, de la noche a la mañana

Descuidos de alcaldes

Ricardo Anaya, un peligro para el Frente

Pasalagua, tambores de guerra

Uriel López, independiente

Crimen en Altozano

Reaparecen los independientes