Xuchitl Vázquez Pallares
Día de la Madres…
Jueves 11 de Mayo de 2017
A- A A+

Honrar a las dadoras de vida data desde la época prehistórica. Existen muchos hallazgos arqueológicos que confirman la veneración a la fertilidad. Cientos de figurillas de mujeres embarazadas han sido encontradas en todo el orbe.

En la antigua Grecia, por ejemplo, se honraba a Rea, la madre de los dioses. En Inglaterra, durante el siglo XVII, se estipuló un día especial del año para que los siervos que trabajaban en los castillos pudieran salir a visitar a sus madres y llevarles un pastel que era conocido como “tarta de la madre”. Esta celebración era considerada sagrada, sobre todo por los campesinos y gente que vivía en el campo.

Las flores suben de precio, las ofertas de línea blanca abundan. Hasta en tiendas de artículos para mascotas hay grandes descuentos.
Las flores suben de precio, las ofertas de línea blanca abundan. Hasta en tiendas de artículos para mascotas hay grandes descuentos.
(Foto: Carmen Hernández )

Durante la época prehispánica en México se celebraba a mediados de la primavera el día dedicado a “ nuestra madre”, ese día se visitaba a Tonantzin, venerándole en lo que hoy se conoce como el Cerro del Tepeyac, donde se encontraba una enorme pirámide en honor a “la madre”, la que nos dio vida.

El 10 de mayo es sin duda un día muy especial. Todas las mujeres que son madres irradian algo muy especial ese día. Ese algo es sin duda el amor a sus hijos, la felicidad de haber dado a luz, de haber engendrado en su ser una nueva vida, la maravilla de compartir todo con el otro, porque ser madre definitivamente cambia la vida, se deja de vivir y pensar en uno mismo para pensar en el bienestar, alegría, salud, educación y bienestar total de los hijos. Ser madre es sin duda maravilloso.

En México hay más de 27 millones de mujeres que son madres, muchas de ellas adolecentes. Esto se debe a que culturalmente se enseña a las niñas que la meta principal de su existencia es ser madre. Este patrón cultural ha marcado sin duda a muchas mujeres mexicanas.

Ser madre es maravilloso pero no es lo único para lo que estamos las mujeres en este planeta y en esta vida. Las mujeres podemos tener cuantas metas nos permita nuestra imaginación y sin duda tenemos todo para lograr hacerlas realidad.

El Día de las Madres en la actualidad en nuestro país está inmerso en incongruencias. Por un lado, se festeja ese día “a todo lo que da” a quienes son madres, mientras cada día se asesina a madres y/o a quienes pudieran ser madres. Se asesina, se viola, se golpea, se denigra a hijas de mujeres que son madres.

Un día en el año se les festeja, honra y regala, mientras cada día se les falta al respeto, se les violenta, se les denigra, se les mata de a poquito o en unos segundos.

En México, el 32.4 por ciento de las mujeres de quince años y más ha sufrido violencia económica; 10.4 por ciento, de quince años y más, ha vivido violencia emocional; 6.2 por ciento, de quince años y más, casadas o en una relación, ha padecido violencia sexual. En 2011, 63 de cada 100 mujeres de quince años y más declararon haber padecido algún incidente de violencia. Entre las jóvenes de quince a 29 años, diez por ciento de las defunciones en 2015 fueron por homicidio, lo que representa en este grupo de la población la primera causa de muerte.

¿Terrible verdad?, indignante, sobre todo al pensar que todo esto se podría evitar mediante una educación diferente, la cual debería darse a todo nivel, en escuelas, hogares y por todos los medios de comunicación. Cambiar los patrones mentales de la diferencia, de la superioridad del hombre sobre la mujer, de que ser mujer es símbolo de debilidad.

Cambiar los patrones mentales es tomar acción para un verdadero cambio a nivel cultural y social. Para lograr un verdadero cambio hay que remitirnos a la raíz del problema, entender cuál es el verdadero origen de la violencia en contra de las mujeres. Esta violencia data de cientos de años, desde la antigüedad hasta el día de hoy. La mujer no debería ser violentada, ni masacrada ni discriminada.

Las mujeres mexicanas de entre quince y 45 años de edad tienen más probabilidades de ser asesinadas o violadas que de enfermarse de cáncer o contraer VIH, siete de cada diez mujeres mayores de quince años han sufrido agresiones violentas, una de cada tres padece maltrato de su compañero íntimo y 29.9 por ciento de las mujeres ha recibido violencia laboral.

La semana pasada fue asesinada Lesvy Berlín, de 22 años de edad, en el campus de CU en la Ciudad de México. Se le encontró atada a una cabina telefónica estrangulada con el cordón del teléfono.

La Procuraduría de la Ciudad de México, tras acudir al lugar del asesinato de Lesvy, declaró que Lesvy había dejado de asistir al CCH Sur, que vivía con su novio y había andado de fiesta. Declaraciones como estas son las que echan leña a la hoguera que alimenta el machismo, la intolerancia, descalificación y/o juicios a priori de todo tipo y de diversas instancias. ¿Qué tiene que ver que haya dejado la escuela?, ¿es eso causa justificada para asesinar a una persona?, ¿el que se sea joven y viva en pareja es causal de asesinato?, yo agregaría en los casos de las muertas de Juárez; ¿el que la familia no tenga recursos y haya que ir a trabajar es causal de asesinato?, también hay que mencionar los múltiples asesinatos y acoso a periodistas: ¿investigar, decir la verdad es causa justificada para asesinarlos?

Esto no debería suceder en ninguna parte del mundo. Al igual que los cientos de desaparecidas y muertas de Ciudad Juárez, cientos de madres han sido violentadas por la desaparición, muerte y/o violación de sus hijas. Estas son las incongruencias existentes en las cuales hay que reflexionar, entender y eliminar.

Todos, absolutamente todos, fuimos paridos por una mujer, nuestro primer hogar fue su vientre, nos proveyó de amor, protección, alimento y vida. A ellas nuestro amor, agradecimiento, respeto y valoración.

¿Cómo es posible que continúen actos de salvajismo entre nosotros los humanos?, porque he de decirlo: somos totalmente iguales hombres y mujeres, de cualquier raza, condición social, religión e ideología.

De verdad es prioritario un cambio radical en la manera de ver y de pensar. No podemos continuar permitiendo tanta violencia e injusticia.

Los días a celebrar o conmemorar están plenos de incongruencias; se festeja a Hidalgo, Morelos y Zapata, se les levantan estatuas y monumentos, se pronuncian discursos, mientras en los hechos se actúa totalmente negando su ideario, principios y anhelos.

Lo mismo sucede con el Día de las Madres: se les compran lavadoras, licuadoras, televisiones y aspiradoras para hacer menos pesado su trabajo. ¿Porque es su trabajo?, ¿acaso la casa, el hogar, no es de todos?

Desde días anteriores al 10 de mayo empiezan las compras, los preparativos para la comida familiar, las reservaciones en los restaurantes, los desplazamientos de un lugar a otro para estar con ella en su mero día.

Las flores suben de precio, las ofertas de línea blanca abundan. Hasta en tiendas de artículos para mascotas hay grandes descuentos.

En la madrugada del día 10 hay movilización de autos para llevar serenatas a las madres y comprar de última hora un ramo de flores. Es día de fiesta nacional.

Somos nosotras las mujeres, las madres, las que hemos de cambiar los patrones de pensamiento y conducta. Eduquemos, amemos no sólo a nuestros hijos, sino a la humanidad entera.

vazquezpallares@gmail.com

Sobre el autor
Comentarios
Columnas recientes

A 526 años…

No se olvida…

Tormentas y enseñanzas de septiembre

México tiembla…

Héroes…

Inoperancia, corrupción e impunidad…

Leer, escribir, pensar, son actos de resistencia...

Ya no es ficción

¿Para qué más armas...?

El 8 de agosto de 1879….

Crímenes sin castigo….

Urge otro tipo de desarrollo…

Sueños que se hacen realidad…

Qué mundo este…

Crónica de un triunfo anhelado…

Tenemos que seguir...

Luz y Oscuridad…

Sin cultura política…

Es cuestión de seguridad nacional…

Porque Nurío…

El amor es la única manera…

21 de mayo…

Fechas memorables…

Desde 1886 para acá…

De interés nacional es saber…

Siria سوريا Sūriya

Mina de oro…

El mejor homenaje es lograr que haya justicia…

Óscar, Natalio y Rafael…

Flores para los grandes hombres…

Aves, flor y canto…

La codicia por el oro y riquezas…

Valorar nuestras raíces ancestrales…

Hagamos historia recuperando este país…

De la luna…

En lo pequeño y en lo cotidiano…

Materia de sobrevivencia y seguridad nacional…

Para prender la luz…

Magia y esperanza…

Sonaja de plata…

Todos somos autodefensas…

Nuestra casa, México…

Dos grandes, un anhelo…

Apuesto por la resistencia y la esperanza…

Recordar el porqué y para qué…

Advertencia a la humanidad…

Hablando del paraíso…

Más allá de la muerte…

A pesar de los pasares…

19 de octubre de 1970…

De despojos e injusticias…

Hemos de aprender…

Los muros hablan…

19 de septiembre de 2017…

Oaxaca no es Miami…

Y seguimos sin hacer nada…

No es ningún secreto…

Claroscuro…

13 de agosto de 1521…

A Emiliano…

¿Dónde quedó la responsabilidad?

Transa redonda…

El volcán que no es volcán…

El 6 de julio tampoco se olvida…

Hasta siempre, Eva…

Ciudadanos trabajando por un mejor país…

Obra de luz…

Parece pesadilla…

Hombres locos…

Por amor al arte…

No se puede matar la verdad…

Día de la Madres…

Motor de la historia

El conocimiento es luz

¿No hay dinero…?

Sobre lo sucedido en Arantepacua

Aprendamos de la historia

Sin concesiones

La desnacionalización

Mujeres

Se desató el capitalismo salvaje…

Hablamos

De lunas, migrantes y mentes luminosas

Queremos que las cosas ya no sean como son

Muros…

¿De verdad creyeron que nos iban a callar?

¿Qué se debió haber hecho?

No hay sueños imposibles

País petrolero sin gasolina ni dinero

Fechas y tradiciones milenarias

Áreas protegidas

Hasta siempre, Comandante

El imperio ataca

El mal sueño ha comenzado

Unirse para lograr otro mundo

El alma de México

La palabra y el arte, armas indestructibles

Cómo quisiera que estuvieras aquí…

Política energética

Sus políticas han fallado

Cuánta falta haces José María Morelos…

En aras de intereses económicos se está devastando al país

Al grito…

Totalmente justo

Derechos no respetados…

Con la misma piedra…

Incentivar el conocimiento

¡A sembrar!

8 de agosto de 1879

México Tenochtitlan, 691 años

La violencia pone en evidencia

La lucha sigue…

6 de julio de 1988…

30 de Junio, la noche de la victoria…

El hilo conductor, el reclamo de justicia

No más antidiversidad

Tenemos que hacer valer la libertad de expresión…

A Sagrario...

La energía que mueve al mundo

Semillas de conciencia…

Anhelo que aún vive…

Sin palabras…

¿Qué traen entre manos?

Esto no puede llamarse desarrollo

Panamá Papers…

Es importante conservar la memoria histórica…

Este 26 de marzo…

Hay muchos 18 de marzo por lograr…

De raíces profundas…

“Spotlight”…

La salud es un lujo

Cada uno de nosotros podemos y debemos cambiar las cosas…

La esperanza puede hacerse realidad…

Imagina la paz…

Arcas vacías…

Con tal de tener ganancias…

Dejemos atrás las telenovelas…

Los 6 de enero

Noche de la esperanza

Desigualdad abismal…

Evitemos su extinción…

COP21…

El respeto al otro es fundamental

Dejemos de tolerar la intolerancia…

Creadores de mundos nuevos…

Michoacán el alma…

¿Quieres ver a los artistas?

Lázaro Cárdenas del Río está vivo…

Mentes y corazones brillantes…

Por México…