José María Carmona
Deuda pública estatal bajo la opacidad
Miércoles 17 de Mayo de 2017
A- A A+

La deuda pública estatal es un problema estructural que condiciona el financiamiento del gasto público y como consecuencia el impulso al desarrollo económico y social de Michoacán.

En una conferencia de prensa, Heliodoro Gil Corona, miembro del Colegio de Economistas de Michoacán, dio a conocer de manera detallada la forma del crecimiento de la deuda pública estatal de manera exponencial a partir de 2002, cuando Lázaro Cárdenas Batel asumió la gubernatura con un endeudamiento de 151 millones según el economista; y según sus proyecciones la deuda haciende a 40 mil millones, algo impagable no sólo para el Ejecutivo estatal, sino para los propios michoacanos que ahora tendrían que pagar cuatro mil 622 pesos per capitá.

Heliodoro Gil Corona, miembro del Colegio de Economistas de Michoacán, dio a conocer de manera detallada la forma del crecimiento de la deuda pública estatal de manera exponencial a partir de 2002
Heliodoro Gil Corona, miembro del Colegio de Economistas de Michoacán, dio a conocer de manera detallada la forma del crecimiento de la deuda pública estatal de manera exponencial a partir de 2002
(Foto: Especial)

El alto monto del endeudamiento público estatal es una cara de una misma moneda. Por un lado está la evolución y su crecimiento exponencial como lo demuestra Gil Corona, al reverso de la moneda está todavía la opacidad en torno a cómo se gastó este recurso financiero y en qué se gasto.

La propia Auditoría Superior de Michoacán, al servicio del Congreso del Estado, hasta el día de hoy no ha podido demostrar cómo se invirtieron los recursos por ese concepto.

Pero lo más grave del asunto es que no se ve reflejado en obra pública, principalmente de infraestructura ni mucho menos en el mejoramiento del desarrollo social ya que, como da cuenta el Consejo Nacional de la Evaluación de la Política Social la Pobreza en Michoacán, aumentó en los últimos dos años.

En pocas palabras, el manejo de la deuda pública estatal está dentro de una caja de cristal negra en lugar de que fuera de cristal transparente, donde cualquier michoacano pudiera saber hasta el último detalle en qué se gasto peso sobre peso.

De cinco gobernadores antes de Silvano Aureoles a ninguno se le han fincado responsabilidades por presuntos hechos de desviación de recursos públicos o desfalco financiero, solamente Humberto Suárez, ex tesorero de la administración de Cárdenas Batel y Godoy, ha quedado inhabilitado para ocupar un cargo público, y cuando fue requerido por la justicia se sacó de la manga 20 millones de pesos para pagar su fianza, pero no han caído los peces gordos como como algunos lo hizo el ex presidente Fox.

La deuda pública en sí no es un mal gubernamental siempre y cuando se utilice para el financiamiento del desarrollo económico y social no sólo de una entidad federativa, sino del país, pero fue administrada bajo el instrumento de la famosa licuadora, donde todo caía en una cuenta como en un cajón de tendejón de un pueblito marginado y olvidado de la mano de los gobiernos estatales por la gracias divina donde la familia de la tiendita le mete la mano sin llevar la más elemental contabilidad.

Hoy queda claro que los sectores más afectados por el mal manejo de las finanzas públicas de las anteriores administraciones estatales –porque todavía no se sabe cómo va la de Silvano– han el Sector Salud y el educativo.

La economía local está prácticamente quebrada por el impago a los contratistas y proveedores, venderle al gobierno por medio del financiamiento hasta por 90 días o, como decía mi abuela, darle fiado, ya no es negocio, pero sin las compras gubernamentales la economía local no camina.

El alto endeudamiento público estatal no es un problema en sí, lo que es el problema es el freno al desarrollo económico y, lo más importante, es la falta de transparencia y rendición de cuentas a los ciudadanos, la incompetencia (por no decir intencionalidad) de la Auditoría Superior de Michoacán para transparentar las cuentas públicas y señalar responsabilidades en el caso que existieran de los servidores público comenzando con los ex gobernadores.

Así, el análisis presentando por Heliodoro Gil Corona no es sólo una cara de una misma moneda falta la otra, porque al fin y al cabo las consecuencias de la carga de la deuda pública las pagarán irremediablemente los michoacanos mientras existe opacidad e indicio de corrupción sin que haya responsables; en pocas palabras: existe en este problema impunidad ante los ojos de los michoacanos.

Sobre el autor
Comentarios
Columnas recientes

Marichuy Patricio, una candidatura independiente de los trabajadores

Paquete Económico para un año electoral

Quinto Informe de Peñalandia

Se tambalea el TLCAN

Renegociación a la defensiva del TLCAN

¿Reforma o revolución democrática?

El capital de Marx, a 150 años de su publicación

Por la insurrección del pueblo venezolano para derrocar a Maduro

Desarrollo social, demográfico y urbano

Salarios, desempleo y sindicalización

Larga vida para Cambio de Michoacán

Legalización de drogas, autodefensas y libertad a presos políticos

Condenemos el espionaje

Los precios por las nubes y los salarios caen

La economía política electoral

Evolución positiva de las finanzas públicas

¿Nos callamos o nos callan?

Deuda pública estatal bajo la opacidad

AMLO, con su gobierno de magnates y sus escándalos

Crece la economía mexicana

Reforma universitaria nicolaita integral

Arantepacua: toda la verdad

Las instituciones públicas deterioradas

Ajuste en el gabinete gubernamental

Ni populismo ni neoliberalismo: gobierno de los trabajadores

¿Más mercado o más Estado en 2018?

Inflación y crecimiento económico

La última palabra la tiene el rector

Por un congreso universitario para la reforma integral

Migrantes y remesas

Política económica de ajuste

La Constitución centenaria mutilada

El final de la era del libre comercio

Peña, arrodillado ante Trump

Respuesta a Peña Nieto

Piñata financiera navideña

Precandidata indígena independiente en 2018

La huida de Carstens y el miserable aumento salarial

La Revolución cubana y el adiós de Fidel Castro

La economía mexicana bajo la guillotina de Trump

Están apeñejados frente a Trump

La elección estadounidense, entre la dama y el vagabundo

Conflicto nicolaita y la defensa de las pensiones y jubilaciones

La investigación económica y financiera en Michoacán

Cuatro décadas de docencia económica en Michoacán

Por un diálogo público y transparente entre universitarios nicolaitas

Gobierno, administración y política pública

El peso cae por el despeñadero

Paquetazo económico de hambre y miseria

La universidad nicolaita neoliberal

Simplemente Juan Gabriel

Una propuesta profesional en gobierno y asuntos públicos

El Primer Informe de un gobierno independiente

Lección magisterial e implicaciones económicas

A punta de gasolinazos y tarifazos eléctricos

Medir la pobreza es una perversidad

Medir la pobreza es una perversidad

Eficaz política tributaria

La transición a la crisis económica

Good bye Europe

¡Justicia para Nochixtlán!

La decadencia del imperio norteamericano

Crecimiento económico amenazado

Apoyo total a la huelga del SUEUM

Solidaridad con la lucha magisterial y los presos políticos

Una propuesta para la reforma integral de la Universidad Michoacana

La seguridad social en México

El fundamentalismo monetario del Banco de México

Los pobretólogos

Las huelgas

Por la defensa del pleno derecho a huelga del SPUM

Primer ajuste financiero

La desaceleración de la economía global

Claroscuros financieros

Anticonstitucional, la reforma a la Ley Orgánica de la UMSNH

Impacto económico de la Universidad Michoacana

¿Ya llegó la crisis económica y financiera?

Escalera: el dólar sube; serpiente: el petróleo cae

Gélido invierno financiero

Poder presidencial devaluado

Planeación a la michoacana para un nuevo comienzo

El salario mínimo

Por el imperialismo, llora París

La renovación sindical en el SPUM

El espejismo de las Zonas Económicas Especiales

Docencia e investigación económica en Michoacán

Por la defensa del régimen de pensiones y jubilaciones en la UMSNH

No al examen de evaluación educativa

Ni populismo, ni neoliberalismo, gobierno de los trabajadores

El debate sobre los negocios internacionales

Abrir el debate académico en el Ininee, no a la persecución política

Discapacidad y el derecho al trabajo

El principio del fin del gobierno peñista

La devaluación del peso mexicano

Radiografía de los pobres en Michoacán

Peña, buena estancia en París: El Chapo Guzmán

El pueblo griego dijo “No” a la Troika

25 años no son nada, en medio de la tragedia griega

Por la unidad para defender las conquistas laborales del SPUM

Por una renovación democrática de la dirección del SPUM

Votación pulverizada

Decrece la economía

Empleo, remesas y consumo, motores del crecimiento

No hay democracia con presos políticos y desaparecidos

La situación de las finanzas públicas del país

Pulso económico y financiero

Agenda de gobierno para Michoacán

Michoacán, entre la opulencia y la miseria, retos para candidatos

Apuntes sobre el presupuesto base cero

La economía mexicana camino a la recesión

De la intervención a la regulación estatal

La recuperación estadounidense golpea al peso

La defensa incondicional de las pensiones y jubilaciones en la UMSNH

A Peña Nieto se le cayó la economía

Las pesadillas presidenciales (segunda parte)

2014: Año de contrastes económicos y financieros

2014: Año de contrastes económicos y financieros 1

Señor rector Serna, le tomo la palabra

Aproximación crítica a El capital de Piketty

Por una reforma democrática en la Universidad Michoacana

A dos años, se cae Peña Nieto

Solidaridad con la caravana de Ayotzinapa

El precio del petróleo a pique

El precio del petróleo a pique

Actividad industrial en México

Iguala: la masacre perredista

Iguala: la masacre perredista

La política social en México

La política social en México

La Inversión Fija Bruta en México

Reprobado el gobierno de Peña Nieto

Presos políticos libres

Impacto en primer semestre de la Reforma Hacendaria

¿Y qué con el salario mínimo?

Ante la contrarreforma energética, la consulta popular

Los gigantes de la telecomunicación

Las leyes secundarias en Telecom no terminan con el monopolio

Libertad inmediata para Mireles y todos los autodefensas

Los retos del gobierno de Jara Guerrero

Asalto a la nación

¿Por qué no crece la economía mexicana?

¿Por qué no crece la economía mexicana?

La economía mexicana se mueve lentamente

Discusión sobre el salario mínimo

La polémica de la recesión económica

La falacia de la competencia económica

Por un primero de mayo combativo

Gabo y la insoportable enfermedad de la ternura

Continúa la desaceleración económica

Crisis financiera de la Universidad Nicolaita