Viernes 1 de Abril de 2016
A- A A+

Ciertamente la tarea de gobernar no resulta nada sencilla, y gobernar bien, mucho menos; ser y defender un Estado democrático, luchar por el bien común, por el bienestar de la sociedad y todo lo que esto conlleva, son promesas que se estrellan frente a las realidades de la pobreza en la que se encuentran grandes sectores de la población; las redes de corrupción, la impunidad propiciada por la inaplicación de la ley o de una justicia selectiva y la simbiosis entre gobierno y delincuencia que se ha desarrollado en ciertas poblaciones de nuestro país, entre otros graves problemas, han vuelto sumamente difícil y compleja la tarea de gobernar.

Sin embargo, ningún problema por grande y difícil de resolver resulta imposible para aquellos que buscan obtener los cargos públicos y que prometen el puente y el río durante las exultantes campañas políticas. Entre recorridos en olor de multitudes, aplausos y porras, foros a modo, sonrisas y apapachos sin fin salen fáciles las promesas y los compromisos de lograr un mundo maravilloso.

Una vez que -“haiga sido como haiga sido”- se obtiene el poder ansiado y comienza a ejercerse éste, los gobernantes han de enfrentarse a la verdadera realidad de los presupuestos que nunca alcanzan, buscar soluciones y aplicarlas a los graves problemas de inseguridad, de violaciones a los derechos humanos, de aplicación de justicia, de abatimiento de pobreza, del impulso a la economía que no levanta, entre otros. Deben también dar cabal cumplimiento a los acuerdos internacionales firmados en diversos temas, con tiempos y formas para llevarlos a efecto.

Hace unos días el gobierno mexicano a través de la Secretaría de Relaciones Exteriores negó la visita al país del relator de la ONU, manifestando la imposibilidad de agendar su visita
Hace unos días el gobierno mexicano a través de la Secretaría de Relaciones Exteriores negó la visita al país del relator de la ONU, manifestando la imposibilidad de agendar su visita
(Foto: Héctor Sánchez)

Empero ¿qué pasa cuando las complejidades y dificultades de las tareas de gobernar se enfrentan con ineficiencia, desconocimiento, mediocridad y corrupción? Simplemente las autoridades de gobierno se quedan sin razones, sin respuestas valederas ante los señalamientos y las críticas, tanto internas como externas, a su desempeño gubernamental, y se reacciona desde el enojo, desde la impotencia para refutar.

Así se ha dado la reacción del gobierno ante el informe del comisionado de la ONU en México para los casos de tortura, luego de que en marzo de 2015 el relator informó que la tortura en México es generalizada y ocurre desde la detención y hasta la puesta a disposición de la justicia. Esto abarca tanto a policías municipales, estatales y federales, agentes ministeriales estatales y federales, así como a las Fuerzas Armadas. Con base en las cifras de las quejas por torturas y maltratos presentadas por los diversos organismos de derechos humanos, el informe señala su preocupación ante la recurrente práctica de la tortura.

Ante once mil 254 quejas de tortura y malos tratos recibidas entre 2005 y 2013, la Comisión Nacional de Derechos Humanos emitió 223 recomendaciones sobre las cuales no existe una sola sentencia penal. En el informe se expuso que el alto número de denuncias y los testimonios recibidos no se reflejan en igual número de investigaciones por tortura y malos tratos, y tampoco en condenas.

Con relación a este delicado tema, el organismo relator además de exponer los datos del mismo, hace varias recomendaciones para combatir la tortura, entre éstas, la aprobación de una ley general que contemple todas las obligaciones y garantías de la prohibición absoluta de la tortura, en las que destaca la investigación, el juicio y la sanción rápida de actos de tortura, la reparación a las víctimas, y que este tipo de delitos no prescriban.

Además, la solicitud de la suspensión administrativa inmediata de todos los funcionarios sujetos a investigación por tortura y malos tratos, y que se documenten y sancionen los casos en que los jueces o fiscales no ordenan investigaciones de tortura de oficio al recibir denuncias o constatar posibles torturas.

El gobierno mexicano rechazó que la práctica de la tortura en el país sea generalizada, por considerar que no corresponde con la realidad ni refleja “los enormes esfuerzos” que ha desplegado el país para consolidar en la ley y en la práctica, según señaló el representante de México.

Sin embargo, a falta de razones que sostengan la refutación del informe sobre la tortura, hace unos días el gobierno mexicano a través de la Secretaría de Relaciones Exteriores negó la visita al país del relator de la ONU, manifestando la imposibilidad de agendar su visita, toda vez -según dijo- se tienen previstas las visitas de otros especialistas.

La pobreza de las excusas esgrimidas por la autoridad mexicana para negar la entrada al país del comisionado de Naciones Unidas para darle continuidad a la investigación sobre la tortura, es el reflejo de la sinrazón y de la escasa voluntad del gobierno para asumir las realidades del terrible fenómeno y de establecer un compromiso total para afrontarlo con todos los recursos y la fuerza del Estado.

Sobre el autor
PENDIENTE
Comentarios
Columnas recientes

La otra migración

Incertidumbre

Los que no quisieron la paz

La corrupción, ¿somos todos?

El debate de los vecinos

Constituyente para la Ciudad de México

El testamento

La invitación a Trump, ¿para qué?

Plagio y evaluación académica

Malos resultados

La campaña del odio en Estados Unidos

Disculpas tardías

Blindaje a la corrupción

Encuentro con un populista

Infancia sin futuro

Oaxaca, a diez años

Terrorismo y crimen de odio

Elecciones

¿Y las leyes anticorrupción?

Las desapariciones forzadas

Impunidad

Transparencia pública

El informe del GIEI y la verdad oficial

Las fotomultas

Control y vigilancia de los recursos públicos

La Cuenta Pública

Sin razones

La fuerza de las mujeres

El papel de las contralorías

Estados, en la opacidad y la impunidad

Las palabras de Francisco

Corrupción, gobierno y sociedad, segunda parte

Corrupción, gobierno y sociedad Primera parte

El estado 32

Preocupaciones

Subir la cuesta

Nuestros derechos

El derecho de réplica

Diez años del Coneval

Una reforma importante

En la barbarie

Linchamientos

Nombramientos en la Suprema Corte

¿Una rectora para la UNAM?

Las mujeres y el voto

Insatisfacción social

Populismo

Reforma frustrada

De las cualidades para gobernar

Demostración de fuerza

Acoger a migrantes

Informes

Los resultados de la izquierda

Integrando gabinete de gobierno

El monopolio de la riqueza, última parte

El monopolio de la riqueza, primera parte

Oaxaca, la corresponsabilidad

Reforma a la Ley del Notariado

Michoacán, gobernabilidad, autodefensas

La administración que viene

Luego de las elecciones

Los efectos del voto nulo

Las encuestas electorales

Campañas negras

Acceder a la información

Promesas y recursos públicos

Contra la tortura

La ideología del pragmatismo

Las mujeres en política

Las mujeres en política

Desconfianza en las instituciones

Irregularidades

Nombramiento cuestionado

Decepción ciudadana

¿Para qué el gobierno?

Candidaturas imposibles

Los derechos humanos

Los derechos humanos

Inseguridad sin fronteras

Inseguridad sin fronteras Primera parte

La extensión del mal

En llamas

Guerrero ¿Un Estado fallido?

Iguala, desde la barbarie

Bajo fuego

Responsabilidades

¿Consejeros independientes?

De futbol

Informe del futuro

Memorias y desmemorias

Una tragedia humanitaria

Ahora el ébola

¿Qué sucedió con Oceanografía?

México y la migración centroamericana

La tragedia de la migración infantil

El tercer gobernador

Contra el acoso escolar

El caso Oceanografía

La violencia infantil

Los bonos del escándalo

Acto de barbarie

El derecho a opinar, preguntar y cuestionar a los gobernantes

Malas noticias

Partidos en conflicto

Partidos en conflicto (primera parte)

¿Un comisionado para el Estado de México?

La ruta del Instituto Nacional Electoral

Pensión Universal y Seguro de Desempleo

Complicidades

Corrupción y fraude en las alturas

Corresponsabilidad

Corresponsabilidad

Corresponsabilidad

De los cuerpos de defensas rurales a las autodefensas

Estrategia nacional antisecuestro

Una reforma notarial

Otro acuerdo

Los veinte años del EZLN

Una mujer para Chile

Mala educación, pobreza y corrupción

Los medios de comunicación ayer y hoy

Los medios de comunicación ayer y hoy

Los medios de comunicación ayer y hoy

Faltas al debido proceso

¿Cómo quedó la Reforma Fiscal?

¿El INE en lugar del IFE?

Sesenta años

Diferendo político

Las reformas estructurales

Cambios en la propuesta fiscal

Los recursos del Fonden

La ley sobre el derecho de réplica

Reforma insatisfactoria

Actividades vulnerables

Actividades vulnerables

Actividades vulnerables

El fallo liberador

El caso Salinas

Nueva licencia

Sin cultura democrática

Pemex, el objeto del deseo (última parte)

Pemex, el objeto del deseo

La oposición política

La oposición política

La oposición política (primera parte)

Pobres pero ¿felices?

Desaparición de poderes

Desde la ciudadanía

Obama en México

Desconfianza en la Cruzada