Carlos Enrique Tapia
Migración México-EU
Morelia, entre la inseguridad y el blof
Miércoles 24 de Mayo de 2017
A- A A+

El asesinato del padre de una diputada del PRI en Michoacán resulta contraproducente. Es lamentable y vaya nuestro pésame a su familia, pero evidencia que la celeridad para el parte “esclarecedor” de la autoridad es excepcional, pues en Morelia prevalecen este tipo de incidentes y hasta la fecha pocos han sido resueltos.

Con el perdón de la familia agraviada pero no podemos dejar de expresar nuestra extrañeza; desafortunadamente la autoridad actúa con celeridad por el lugar político de la diputada, lo que muchos ciudadanos, cuyos familiares, víctimas de crímenes similares, apreciarían una resolución pronta y no la criminalización o el olvido.

 La conflictividad, la delincuencia, los problemas viales, los crímenes en la periferia, en tanto no trasciendan e impacten las amañadas cifras del turismo
La conflictividad, la delincuencia, los problemas viales, los crímenes en la periferia, en tanto no trasciendan e impacten las amañadas cifras del turismo
(Foto: TAVO)

El problema es que prevalece una cierta “impunidad”, por llamarle de algún modo, de las autoridades municipales: respondo con celeridad por los vínculos políticos de la víctima, pero le apuesto a que los crímenes cotidianos se olviden, la ciudadanía los normalice, “aprenda” a vivir con ejecuciones, asaltos, abusos de todos los días.

Mientras promuevo el Centro Histórico como la salvación de una iniciativa política “independiente” que pronto podrá reelegirse, acorde con las corruptelas partidistas recientemente aprobadas. Morelia, según el mediocre funcionariado del supuesto Ayuntamiento “independiente”, es nada más ese Centro Histórico.

Sin embargo, es en ese espacio privilegiado por las autoridades municipales (léase la ridícula propaganda sobre que las supuestas grandes ciudades se caminan), donde suceden múltiples vejaciones y crímenes a ciudadanos, tanto visitantes como residentes de Morelia. Y la Morelia más allá de ese espacio, que se pudra.

Estas situaciones muestran que al alcalde y su equipo de mediocres nada les importa más que ese Centro Histórico. La conflictividad, la delincuencia, los problemas viales, los crímenes en la periferia, en tanto no trasciendan e impacten las amañadas cifras del turismo, seguirán estando en segundo, tercero e ínfimo plano.

Durante la pasada administración municipal la propaganda gubernamental promovía una supuesta “Morelia de Diez”; hoy del turismo se ha hecho propaganda sempiterna para la autopromoción, mientras la inseguridad crece. En el Centro Histórico el problema sigue, pero en la periferia de ese espacio la ciudad está en llamas.

Morelia, hay que recordarle al alcalde “independiente”, tiene un millón de habitantes y la expansión de la mancha urbana, más allá de lo que aún se nombra Periférico, avanza. Prevalece el caos urbano, falta de servicios, contrastes entre lo construido y asentamientos precarios, basura, accesos conflictivos, inseguridad descontrolada.

Este escribano se asentó en Morelia en los 90 del siglo pasado. A pesar del ritmo urbanizador, el crecimiento descontrolado, el uso político de la ciudad capital, se podía caminar, transitar por diversos puntos de la ciudad sin temor. Actualmente, el miedo ante tantos sucesos criminales ha obligado a rehacer conductas y hábitos.

La supuesta profesionalización y ampliación de la Policía Municipal se ha convertido en la propaganda preferida del alcalde. Antes no había, hoy tenemos certificados, patrullas y blablá, insiste Alfonso Martínez Alcázar, pero sus bonitos automóviles y certificados no han hecho la diferencia. La inseguridad crece y la delincuencia feliz.

Señala el alcalde que sus estadísticas son irrefutables, por lo tanto, la inseguridad es una entelequia. No, señor Martínez Alcázar. Por lo regular los números, absolutos o relativos, manipulados por políticos y gente sin escrúpulos, suelen mentir. En este caso, el blof supera al dato. ¿Aspiraciones políticas o realidad? Usted elige.

Obviedades. 1. Asegura pretencioso profesor de la UMSNH que la sociedad es el problema, pues no reconoce la fatuidad de autonombrados “científicos”, pero con pocas excepciones, esos “científicos”, excepto en cafés y círculos de cuates, poco saben de esa entelequia que llaman sociedad, se encierran en sus torres de privilegios y la gente es lo que menos les importa. 2. Las derechas, PAN y PRD, se alían para 2018 para detener a AMLO y mantener el corrupto sistema de partidos políticos, todos groseramente podridos, cómplices, impunes, cuyos integrantes jinetean el dinero público. 3. Pide el secretario de Gobierno michoacano, ante el secuestro del periodista Salvador Adame Pardo, el jueves pasado, “prudencia”. ¿Esperamos lo peor para exigir justicia o de cuál mesura habla? 4. Los bloqueos, quema de vehículos, de la semana pasada, son el peor déjà vu del propagandístico gobierno que ya se acerca algo al de Leonel Godoy Rangel. ¿Nuevo viejo comienzo? 5. Mientras el nuevo comienzo comía con deplorables personajes del PRD en la Ciudad de México para afinar la alianza con el PAN, al ritmo que el PRI-gobierno les marca para detener a AMLO, Michoacán se incendiaba. 6. Y el PRI Michoacán, que sale en defensa de intereses oscuros, consigue que la Profepa, defensora de la ilegalidad que convulsiona al país en materia ambiental (soya transgénica, extracción minera, contaminación de aguas, entre miles de abusos), se pronuncie en contra del abusivo cambio de uso de suelo que favorece la siembra de aguacate, una parte vinculada a intereses oscuros. 7. El mediocre hombrecito que dirige al PRI nacional ya no sabe que inventar para detener a Morena y AMLO. De risa que un personaje que tiene una cola de situaciones que, si en este país el Estado de Derecho fuera real, lo tendría rindiendo cuentas. 8. Según las amañadas cifras del IMSS, el empleo en Michoacán aumenta, pero el Inegi afirma: 70 por ciento está en la economía informal y es empleo precario, es decir, ínfimos salarios y cero prestaciones. 9. La denuncia contra el alcalde de Ocampo por acoso sexual, punta del iceberg del maltrato y abuso contra las mujeres por encumbrados personajes políticos. Y para variar, del PVEM. 10. En 100 días de la era Trump cerca de 26 mil mexicanos indocumentados fueron detenidos, 32 por ciento más que en similar lapso del gobierno de Obama.

Sobre el autor
Antropólogo social, doctor en Historia. Colabora en Cambio de Michoacán desde 1996, con una breve interrupción en 2001-2003. Se especializa en estudios migratorios, en particular la historia y problemática actual de la migración México-Estados Unidos, Michoacán-Estados Unidos, y problemas relacionados con políticas públicas, desarrollo socioeconómico, tendencias políticas y partidistas, participación ciudadana. Por ello dedica también sus columnas a entender y analizar el rumbo social, económico, político y cultural de Michoacán y México en general, desde una perspectiva crítica y ciudadana.
Comentarios
Columnas recientes

Violencias, miedo y ruptura social

Corrupción, pobreza, alianzas cupulares, feminicidios, rachita, cacería de perredistas

PRD: ¿centro o derecha?

Gabinete, Uber, violencia, PGR, independientes, retórica, ex panistas, remesas

TLCAN, independientes, Uber y otras ¿nimiedades?

Reconstrucción: Negocio y desmovilización ciudadana

El retorno de la ciudadanía

Es el patriarcado, estúpido

Dreamers: sueño diferido

Historias interminables

Por la izquierda o la derecha

TLCAN: ¿Renegociar, modernizar o vuelta atrás

Espectáculos, negocios y narco

La vía México-Estados Unidos contra Maduro

Muerte migrante

¿Fe, esperanza y caridad?

Socavones

Murmullos y persecuciones

Migración internacional: el desfasado optimismo de la OCDE

Desvaríos del autoritarismo

Gobiernos fallidos, democracias fraudulentas

Normalizando la corrupción y el fraude

Corrupción, continuidad o alternancia

El otro Michoacán

Morelia, entre la inseguridad y el blof

México, país de feminicidas

Remesas, ¿el mantra de un desarrollo fallido?

Desaparecidos, desplazados y deportados

Abuso de poder

La era Trump: frivolidad y dureza

Pueblos indígenas: pobreza, delincuencia, inseguridad

Mentes aviesas

Neoliberalismo o populismo

Irresponsables

Mando Único, campañas electorales, modelo educativo, mujeres

Retóricas perturbadoras

Movilidad social, salarios y desigualdades

Guerra antiinmigrante

El colapso de un modelo económico y la zanahoria migrante

Patetismo gubernamental y circo mediático

El odio como política y la oscuridad como subordinación

Rise up woman

Muros, austeridades y otras nimiedades

Patéticos y vacíos

¿Confianza, unidad?

Retórica migrante y antiinmigrante

Radicales, canonjías, transparencia, guerra esquizofrénica

Pendientes

Trump, presidente

Trump, presidente

Trump, presidente

La elección del miedo

Jodiendo a México

La migración mexicana en las elecciones estadounidenses

CNTE, normalistas, rechazados

Nuestras violencias cotidianas

Corruptos ¿todos?

Propaganda o estrategia

Propaganda o estrategia

El indiscreto encanto del odio y el miedo

La pifia

El colapso neoliberal

Violencias

Pensiones

Días de encono y mentiras

Un falso debate

Periodismo crítico bajo acoso

Vivir del pasado, mentir sobre el pasado

Autodefensas

Vivir del pasado, mentir sobre el pasado

Autodefensas

Populismo e impunidad

Desgaste local, desgaste global

La respuesta autoritaria de un gobierno agotado

Los peligros para México

Narcocorridos, violencia contra las mujeres, elecciones

Guerra sucia y farsa electoral

La confrontación

Las falacias de la sustentabilidad y la adaptación al cambio climático

Trump ¿presidente?

Mujeres, CNTE, Ayotzinapa, golpismo

Barbarie y esquizofrenia

Parabienes anticipados

Un alcalde “independiente”

Apagando fuegos

¿Peligro de extinción?

Migración México-EU

Oprobiosa utopía

Credibilidad

Clientelismo y populismo

Las ausencias de Bergoglio, las indulgencias gubernamentales

Francisco en el país de las apariencias

Milagros mediáticos

Indefensión

Corrupción y cultura

Chapoaventuras

Incertidumbres

18 de diciembre

Desafíos

Migración y remesas

Cotidianeidades

Barbarie contra barbarie

Pongámonos lúdicos

Ahí viene el lobo

Educación pública: La disputa por un bien público

Desigualdades y reformas

La otra crisis

Buenos (y no tan buenos) deseos del “nuevo comienzo”

Ayotzinapa, la infamia

Congruencias e incongruencias

Refugiados, desplazados, asilados, migrantes

Reformismo o populismo

La propaganda del fracaso

San Fernando, Tamaulipas, cinco años de una masacre

Dos años

Periodismo asediado

Retos

Morelia

¿El “nuevo comienzo”?

Vapuleados

Carta abierta a Silvano Aureoles Conejo

El Apocalipsis que no fue

Carta abierta a Felipe Calderón Hinojosa

México bárbaro

Faltas e incongruencias

Corrupción, ¿problema cultural o institucional?

Viernes de furia

“Uso excesivo de la fuerza”

60 días

Necedades de izquierda y derecha

El desprecio a la ciudadanía

Arrogancia y autoritarismo

Burlar la democracia

¿Ofensiva mediática?

Descrédito o política

Gatopardismo 6

Gatopardismo electoral 4

Gatopardismo electoral 3

Gatopardismo electoral 2

Gatopardismo electoral 1

¿Esperanza, unidad, paz?

Charadas

Élites políticas

Placebos y catacumbas

Otoño de ira

Moviendo a México

Otoño mexicano

26/09/2014 ¡Vivos se los llevaron, vivos los queremos!

El discurso de odio, practicando el odio

El fin del “mexican moment”