Salvador Molina Navarro
Derecho a qué…
La moneda está en el aire
Martes 30 de Mayo de 2017

De nuestro triunfo depende el futuro del priismo, depende el futuro de este país. Alfredo del Mazo, candidato del PRI al gobierno del Estado de México.

A- A A+

El próximo 4 de junio habrá elecciones en el Estado de México, los últimos comicios antes de las de 2018. El candidato del PRI es nieto de un ex gobernador del Estado de México, su padre también gobernó esta entidad, todos comparten el nombre, él se apunta para ser el tercer Alfredo del Mazo que gobierna su entidad, además es primo del presidente de México, Enrique Peña Nieto.

Alfredo del Mazo Maza, candidato a la gubernatura.
Alfredo del Mazo Maza, candidato a la gubernatura.
(Foto: Cuartoscuro)



En su campaña política rumbo a la gubernatura, Del Mazo ha dado mucho de qué hablar, las preferencias no lo acompañan, su discurso se centra en ayudar a grupos vulnerables con mayor énfasis a la extrema pobreza y mujeres, también habla de dotar de seguridad pública al estado. Se ha escuchado hueco, sin conocimiento de causa de aquello que habla. En sí su campaña no logró el repunte que esperaba, ahora sigue la verdadera prueba, la final, el próximo domingo 4 de junio se citará a todos los ciudadanos del Estado de México a que cumplan con una de las más poderosas obligaciones, la de votar; tendrán que elegir entre las opciones que vengan en la boleta que, además de Alfredo del Mazo, también se incluirán los nombres de Delfina Gómez, quien se ha dado a conocer por múltiples escándalos ligados a la corrupción y no así por sus planes de gobierno o por sus compromisos de campaña, también se incluirá el nombre de Juan Zepeda, candidato del PRD, a quien se le ha presionado para que decline a favor de Morena; este político personifica todas las esperanzas del PRD. Por último, Josefina Vázquez Mota, candidata del PAN que también se ha visto envuelta en escándalos de corrupción con su fundación Vamos Juntos, estas son las opciones.

Por su parte, el candidato del PRI pone sus intereses en claro, señala que de esta elección dependerá el futuro del partido, así se puede leer que lo importante para el político mexiquense sigue siendo su partido, sigue siendo su modus vivendi, le interesa el futuro del PRI, no de los mexiquenses, señala este personaje que de su triunfo también depende el futuro de este país, pasa por alto que este país exige un cambio, quiere tener, precisamente, un futuro, cuando lo que el político de derecha lo que representa es la continuidad, la permanente corrupción, la falsedad, el mal gobierno, nosotros los ciudadanos queremos un futuro, no queremos que el futuro, nuestro futuro, dependa de alguien que representa más de lo mismo.

Esta elección es de importancia para la clase política, ellos avizoran la mercadotecnia, las estrategias, las promesas, el manejo de la imagen del candidato y en sí todos los pormenores para iniciar trabajaos rumbo a 2018, sin duda esta elección será muy bondadosa para la clase política de este país, pero nosotros, los ciudadanos, no vemos que el futuro de nuestro país dependa de los que pase el 4 de junio, no vemos que si gana Delfina venceremos el complot en contra de Obrador, no vemos que si gana Josefina o Juan ganemos los ciudadanos al haber sacado al PRI del gobierno. De nueva cuenta vemos y esperamos cosas diferentes que la clase política, los ciudadanos vemos que de nueva cuenta a quien figura como candidato se le hacen públicas sus malas prácticas, se dan a conocer sus escándalos, su corrupción, de nueva cuenta vemos que ninguno de los candidatos a elegir es libre de acusaciones, que ninguno de ellos da explicaciones concretas y creíbles sobre la corrupción que les imputan, todos se salen por la tangente, señalan “pero aquél es más corrupto”, “eso sólo lo sacan ahora porque son elecciones”, “es un cuatro lo que me pusieron” y muchos pretextos más pero ninguna explicación, ninguna consecuencia, solo se trata de una guerra electoral y de ahí no pasa, eso vemos los ciudadanos, lo mismo, esta elección no es importante para nosotros porque nada va a cambiar, si gana el PRI o cualquier otro partido político para nosotros es igual, no nos importa, cuando existan candidatos libres de corrupción, cuando existan compromisos de campaña y no promesas, cuando los discursos políticos sean basados en hechos, cuando se empiece a castigar la corrupción y que el dinero desviado o robado sea devuelto a las arcas del Estado, cuando se estructuren campañas pensando en el bienestar social, entonces sí sería una elección diferente, entonces estaremos ante una elección de la que dependerá el futuro de nuestro país; mientras tanto, de cada proceso electoral que se haga seguirá dependiendo el interés de los políticos y el futuro de sus partidos.

FB. Salvador Molina
TW. @SalvadorMolina_

Sobre el autor
Comentarios
Columnas recientes

¿Candidatos independientes o una nueva clase política?

La colegiación de la justicia

Competencia contra monopolio

La Benemérita y Centenaria Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo

La política es un interés de todos

Qué nombre le vamos a poner

Nuevo ciclo escolar y nuevo reto educativo

Un avance ciudadano sin tintes políticos

El derecho de las víctimas y la obligación del Estado

Gracias, pero no es una concesión, ¡es un derecho!

Prisión preventiva oficiosa, ampliarse o desaparecer

Justicia en obra negra

La moneda está en el aire

Todos contentos, tenemos reelección

Un andador con sabor a parque lineal

“En espera de una reacción”

El menosprecio al derecho a un medio ambiente sano

La percepción, un tema añejo en Michoacán

¿Procuración de Justicia?

Una evaluación sin convocatoria

En espera de un acto de congruencia política

Hay de prioridades a prioridades

Entre mensajes y la realidad

Una nueva oportunidad

Está Navidad me servirá para…

Lo siento, no hay dinero en las arcas

El feminicidio, entre la espada y el espíritu

El salario mínimo y el mínimo vital

Una ley necesaria

La razón y la política en la Ley Antimarchas

Maestro Cárdenas, un inmortal autor de recuerdos

Derecho a un medio ambiente sano

Las escuelas Normales y el derecho a la educación

El derecho de los reos

A dos años de aquella noche

Sociedad dividida

Un informe con esquema diferente

El verdadero reto de la justicia penal en la actualidad

¿Perdonar y olvidar o una justicia restaurativa?, una decisión ciudadana

Un caso más de un todólogo mexicano

El caótico caso de la educación

Supe de un país lleno de promesas y demagogia

Un perdón con sabor a mentira

Un futuro inmediato

Michoacán ante un nuevo reto

La Alerta de Violencia de Género, ¿necesidad o pretexto?

Independientes ante el desgaste y la pérdida de credibilidad

Foto infracciones, entre argumentos y falacias

El derecho a la vida y la ignorancia legislativa

Una evaluación docente… ¿confiable?

Las decisiones de una madre

¿Qué protege el derecho humano al trabajo?

Los políticos y sus iusmonólogos

Un pueblo sin tribuna

El Estado, la violencia y las políticas públicas

“Justicia o política… una decisión pendiente”

“Entre la cobardía y el deshonor”

“Día Internacional de la Mujer, festejar sin compromiso o comprometerse sin festejar”

Michoacán y su identidad

Comisión Estatal de los Derechos Humanos, ¿sirviendo a la ciudadanía? (Segunda parte)

Comisión Estatal de los Derechos Humanos, ¿sirviendo a la ciudadanía? Primera parte

Derecho a conocer nuestro sistema de justicia penal

El derecho a estar informado, de la letra a su realidad

Una recaptura de Estado

Caminos, acciones y otros vericuetos de un buen ciudadano

Compartiendo mi realidad

Nuestro salario, aguinaldo y otras prestaciones laborales son derechos humanos

Declaración Universal de los Derechos Humanos, concientizando a los ciudadanos

Ser mujer también es nuestra lucha

Una parte de nuestro México, historia vigente que se niega y se esconde

Terrorismo, una crítica distante y una indolencia cercana

Los derechos humanos, de un discurso glorioso a una realidad dolorosa