Carlos Enrique Tapia
Migración México-EU
El otro Michoacán
Miércoles 31 de Mayo de 2017

#AlzaLaVoz Estado de México, vota por la democracia #NiUnVotoMásAlPRI.

A- A A+

Hace dos semanas, jueves y viernes, la paz mediática tan bien alimentada presupuestalmente fue rota. Como déjà vu, durante horas la delincuencia organizada nos empujó a los fatídicos tiempos del godoyato. Bloqueos y quema de vehículos en la Tierra Caliente michoacana mostraron que la amenaza sigue ahí, con cambios pero ahí está.

Las políticas hasta ahora implementadas van en consonancia con las del gobierno federal en turno (PRI-PAN), el cual continúa enarbolando la centralidad del mercado
Las políticas hasta ahora implementadas van en consonancia con las del gobierno federal en turno (PRI-PAN), el cual continúa enarbolando la centralidad del mercado
(Foto: TAVO)

En Zamora, La Piedad, Sahuayo, Apatzingán, Lázaro Cárdenas y Morelia prevalece la inseguridad. Un día, ejecutados a la luz del día; otro, asaltos; uno más, mujeres asesinadas. La precariedad de la paz mediática es evidente. Por más recursos que se destinen a la mercadotecnia y la propaganda la fragilidad reaparece.
Hay un gobierno que pretende administrar a golpe de propaganda la realidad. Ayer afirmaba que todo era asunto de percepciones, después que sus cifras sobre delitos van a la baja, y sobre el reciente secuestro de un periodista en Múgica, municipio enclavado en zona de conflicto, presiona por extraña prudencia.

Pero de toda esta conflictividad sobresale la ausencia del Estado. Se administra, a duras penas, la violencia delincuencial; a nivel local se repele, pero también se tolera, relativiza o pretende normalizar; se insiste en números oficiales que a cada rato reviran el discurso oficial; se presumen Comunidades Modelo pero la sociedad sigue desfondada.

En otras colaboraciones he insistido en que el PRD y sus gobiernos actuales poco o nada tienen de izquierda, o al menos socialdemócratas. Las políticas hasta ahora implementadas van en consonancia con las del gobierno federal en turno (PRI-PAN), el cual continúa enarbolando la centralidad del mercado y minimizando el papel del Estado.

Cuatro cuestiones evidencian la centralidad del mercado en el discurso neoliberal de la autonombrada izquierda del PRD: inversión privada, con sus privilegios, empleo, sin importar calidad, ventas y consumismo, y asistencialismo, vertebran las “políticas” en el estado que supuestamente resolverán todos los problemas.

Atraer inversiones locales, nacionales o extranjeras generará riqueza, una de las falsas afirmaciones del neoliberalismo. Más empleo resolverá migración, inseguridad y delincuencia, otra dudosa aseveración. Vender y consumir implican crecimiento y progreso, mientras que a los pobres se les asiste con despensas y transferencias monetarias.

Sin duda, inversiones, empleos y consumo alientan las economías locales y regionales, pero por sí solas tienden a concentrar la riqueza, ahondar desigualdades y administrar escenarios agravados por la violencia, mientras el Estado ausente prevalece. Para dinamizar la economía, distribuir la renta y garantizar los derechos de todos es necesario el Estado.

La prevalencia de esta visión entre la autonombra izquierda implica un alejamiento de los movimientos sociales, los pobres y marginados, los excluidos. La izquierda neoliberal ignora cómo enfrentar –o no le importa– las crisis y depresiones económicas, el desempleo en general y la precariedad laboral, la exclusión social y el respeto a los derechos de todos.

Buena parte de sus asesores, funcionarios y allegados, o se mal educaron en el neoliberalismo ramplón, acrítico, o de plano desconocen, haciendo de su ignorancia y mediocridad personal política pública, los instrumentos y marcos conceptuales que contribuyan al diseño de políticas públicas en favor de los excluidos y las mayorías.

No se trata de excluir a nadie, sino de hacer la diferencia que genere las condiciones para que en el mediano y largo plazo las cosas realmente cambien. Los dos gobiernos anteriores del PRD pusieron en marcha programas de despensas, becas y transferencias monetarias, pero la situación de la población siguió igual. Es hora de resolver, no seguir administrando.

Obviedades. 1. En cuatro años una decena de periodistas asesinados y desaparecidos en Apatzingán, Buenavista, Zamora, Lázaro Cárdenas, además de agresiones perpetradas por policías. 2. En el contexto de los comicios en el Estado de México, Enrique Peña Nieto festinó el raquítico crecimiento del PIB, mientras Inegi-Ceneval daban espaldarazo manipulador sobre supuesta disminución de la pobreza, pero las mayorías no ven en sus bolsillos esas “mágicas” cifras. 3. El periodismo y los periodistas en México, cada día peor, pero el bloqueo de la Sedena a un periodista de La Jornada y al medio mismo es inadmisible. 4. PRI-PAN tensan más la delgada cuerda de la civilidad. El huevazo contra AMLO en Veracruz refleja la creciente violencia del Estado mexicano y los corruptos partidos políticos contra su opositor. 5. Según un funcionario del Ayuntamiento de Morelia, las obras, que de “tantas que se han hecho” podrían ser dizque “hito histórico”, se han politizado, pero el alcalde y sus huestes las usan políticamente para cubrir su mala administración, buscando reelegirse. 6. El derrotismo prevalece en el corrupto escenario de las elecciones del Estado de México. Más del 60 por ciento de los votantes dan por hecho que habrá fraude y más del 80 por ciento que el PRI será favorecido; una elección que cuesta quince mil millones de pesos. 7. Son conocidos los abusos contra trabajadores y proveedores. En algunas regiones Walmart fue vetada e impedida de asentarse. En Estados Unidos enfrenta cargos por sobornos. En México también, pero en este país, complicidades, impunidad y corrupción son proverbiales. 8. Las Comunidades Modelo, apuesta interesante del PRD para reconstruir lo que la politiquería llama “tejido social”, pero una golondrina no hace verano. 9. “¿Qué obtienes si cruzas a un panista con un perredista? Un priista. June @Miriam_Junne”. 10. Bien por el EZLN: candidata mujer, indígena, ese otro México, paralelo al sistema de partidos políticos corruptos. ¿Distractor o contundencia antisistema? Última: Al Arzobispo Garfias le incomodó la marcha contra la homofobia. La diversidad sexual y los derechos humanos, ¿mejor en el closet?

Sobre el autor
Antropólogo social, doctor en Historia. Colabora en Cambio de Michoacán desde 1996, con una breve interrupción en 2001-2003. Se especializa en estudios migratorios, en particular la historia y problemática actual de la migración México-Estados Unidos, Michoacán-Estados Unidos, y problemas relacionados con políticas públicas, desarrollo socioeconómico, tendencias políticas y partidistas, participación ciudadana. Por ello dedica también sus columnas a entender y analizar el rumbo social, económico, político y cultural de Michoacán y México en general, desde una perspectiva crítica y ciudadana.
Comentarios
Columnas recientes

Violencias, miedo y ruptura social

Corrupción, pobreza, alianzas cupulares, feminicidios, rachita, cacería de perredistas

PRD: ¿centro o derecha?

Gabinete, Uber, violencia, PGR, independientes, retórica, ex panistas, remesas

TLCAN, independientes, Uber y otras ¿nimiedades?

Reconstrucción: Negocio y desmovilización ciudadana

El retorno de la ciudadanía

Es el patriarcado, estúpido

Dreamers: sueño diferido

Historias interminables

Por la izquierda o la derecha

TLCAN: ¿Renegociar, modernizar o vuelta atrás

Espectáculos, negocios y narco

La vía México-Estados Unidos contra Maduro

Muerte migrante

¿Fe, esperanza y caridad?

Socavones

Murmullos y persecuciones

Migración internacional: el desfasado optimismo de la OCDE

Desvaríos del autoritarismo

Gobiernos fallidos, democracias fraudulentas

Normalizando la corrupción y el fraude

Corrupción, continuidad o alternancia

El otro Michoacán

Morelia, entre la inseguridad y el blof

México, país de feminicidas

Remesas, ¿el mantra de un desarrollo fallido?

Desaparecidos, desplazados y deportados

Abuso de poder

La era Trump: frivolidad y dureza

Pueblos indígenas: pobreza, delincuencia, inseguridad

Mentes aviesas

Neoliberalismo o populismo

Irresponsables

Mando Único, campañas electorales, modelo educativo, mujeres

Retóricas perturbadoras

Movilidad social, salarios y desigualdades

Guerra antiinmigrante

El colapso de un modelo económico y la zanahoria migrante

Patetismo gubernamental y circo mediático

El odio como política y la oscuridad como subordinación

Rise up woman

Muros, austeridades y otras nimiedades

Patéticos y vacíos

¿Confianza, unidad?

Retórica migrante y antiinmigrante

Radicales, canonjías, transparencia, guerra esquizofrénica

Pendientes

Trump, presidente

Trump, presidente

Trump, presidente

La elección del miedo

Jodiendo a México

La migración mexicana en las elecciones estadounidenses

CNTE, normalistas, rechazados

Nuestras violencias cotidianas

Corruptos ¿todos?

Propaganda o estrategia

Propaganda o estrategia

El indiscreto encanto del odio y el miedo

La pifia

El colapso neoliberal

Violencias

Pensiones

Días de encono y mentiras

Un falso debate

Periodismo crítico bajo acoso

Vivir del pasado, mentir sobre el pasado

Autodefensas

Vivir del pasado, mentir sobre el pasado

Autodefensas

Populismo e impunidad

Desgaste local, desgaste global

La respuesta autoritaria de un gobierno agotado

Los peligros para México

Narcocorridos, violencia contra las mujeres, elecciones

Guerra sucia y farsa electoral

La confrontación

Las falacias de la sustentabilidad y la adaptación al cambio climático

Trump ¿presidente?

Mujeres, CNTE, Ayotzinapa, golpismo

Barbarie y esquizofrenia

Parabienes anticipados

Un alcalde “independiente”

Apagando fuegos

¿Peligro de extinción?

Migración México-EU

Oprobiosa utopía

Credibilidad

Clientelismo y populismo

Las ausencias de Bergoglio, las indulgencias gubernamentales

Francisco en el país de las apariencias

Milagros mediáticos

Indefensión

Corrupción y cultura

Chapoaventuras

Incertidumbres

18 de diciembre

Desafíos

Migración y remesas

Cotidianeidades

Barbarie contra barbarie

Pongámonos lúdicos

Ahí viene el lobo

Educación pública: La disputa por un bien público

Desigualdades y reformas

La otra crisis

Buenos (y no tan buenos) deseos del “nuevo comienzo”

Ayotzinapa, la infamia

Congruencias e incongruencias

Refugiados, desplazados, asilados, migrantes

Reformismo o populismo

La propaganda del fracaso

San Fernando, Tamaulipas, cinco años de una masacre

Dos años

Periodismo asediado

Retos

Morelia

¿El “nuevo comienzo”?

Vapuleados

Carta abierta a Silvano Aureoles Conejo

El Apocalipsis que no fue

Carta abierta a Felipe Calderón Hinojosa

México bárbaro

Faltas e incongruencias

Corrupción, ¿problema cultural o institucional?

Viernes de furia

“Uso excesivo de la fuerza”

60 días

Necedades de izquierda y derecha

El desprecio a la ciudadanía

Arrogancia y autoritarismo

Burlar la democracia

¿Ofensiva mediática?

Descrédito o política

Gatopardismo 6

Gatopardismo electoral 4

Gatopardismo electoral 3

Gatopardismo electoral 2

Gatopardismo electoral 1

¿Esperanza, unidad, paz?

Charadas

Élites políticas

Placebos y catacumbas

Otoño de ira

Moviendo a México

Otoño mexicano

26/09/2014 ¡Vivos se los llevaron, vivos los queremos!

El discurso de odio, practicando el odio

El fin del “mexican moment”