Jueves 1 de Junio de 2017
A- A A+

Trato de escribir siempre sobre lo que sucede en el país, sobre todo en lo que a ecología, cultura o problemática social se refiere. Considero de suma importancia que todos estemos enterados de la realidad.

Abrir los ojos, ver las cosas tal como son, duele. Es difícil el conservar la esperanza, el ánimo, pero es necesario hacerlo porque si cada uno de nosotros no hace nada al respecto, las cosas nunca van a cambiar. Y qué triste porvenir se está legando a las generaciones no sólo futuras, sino a las actuales.

Cada semana, cuando pienso sobre qué voy a escribir, el corazón se me hace chiquito, se me estruja de dolor al ver que en muchos aspectos las cosas en vez de mejorar empeoran.

La realidad es más que evidente, y para aquellos que no quieren saber nada al respecto, la realidad se está mostrando de manera contundente. La naturaleza nos muestra nuestros errores y aún así no aprendemos. Nos quejamos del intenso calor pero no sembramos árboles, no cuidamos los que están y la tala inmoderada continúa.

Gran número de camiones repletos de madera son vistos tanto en la Sierra de Coalcomán como en la Sierra Oriente de nuestro estado y nadie hace nada. También aquí en Morelia se ven a media noche bajar los camiones cargados de madera, todos saben por dónde y a qué hora bajan, pero al parecer no hay voluntad de parar este crimen que se esta realizando.

Los incendios intencionales están acabando con gran parte de los bosques de la Meseta, están acabando con todo, con la biodiversidad, con los ríos, los lagos, los mantos freáticos, en aras de ganancias económicas que son sólo para unos cuantos, porque la pobreza crece cada vez más.

Cuando me siento con ganas de hacer mío el grito de Mafalda de “Paren el mundo que me quiero bajar”, voy al cine a ver una buena película, leo un buen libro o busco en Netflix una buena serie. Recién vi la serie Mad men.

La serie nos muestra el mundo de la publicidad, de la comunicación visual en la época de los 60, época que a muchos de nosotros nos toco vivir muy de cerca. Por eso pude constatar en cada detalle que la producción de la serie es excelente. Cuidaron cada detalle, tanto en lo histórico como en lo social y cultural.

Mad men (hombres locos) muestra cómo el american way of life, creado por el sistema económico, ha inducido a la cosificación del ser humano.
Mad men (hombres locos) muestra cómo el american way of life, creado por el sistema económico, ha inducido a la cosificación del ser humano.
(Foto: Especial)

Mad men es una serie de televisión norteamericana creada y producida por Matthew Weiner. Se estrenó el 19 de julio de 2007, en el canal de cable AMC, y fue producida por Lionsgate Television. Duró siete temporadas y 92 episodios, el último se transmitió el 17 de mayo de 2015.

Yo apenas la empecé a ver hace un mes y vi el último episodio el pasado lunes. Empecé a verla intentando no pensar en lo que pasa (vil evasión de la realidad). Buscaba algo ligero que me permitiera no pensar (je je) y resultó todo lo contrario. Fue para mí una reflexión y confirmación de la importancia del entorno social en que crecemos y de la enorme importancia de los medios y la publicidad. Quedé enganchada desde el primer episodio no sólo por la calidad de la producción y maravillosa actuación, sino por lo que se expone: la ideología y cultura impuestas por el sistema económico y político imperante en esa época, que aún permanece, aunque para su sobrevivencia haya tenido que efectuar “cambios y/o concesiones”, como el poner en las cajetillas de cigarros que “fumar es causa de muerte”, o dar “concesiones” a las mujeres y población negra y latina, grupos sociales que carecían prácticamente de derechos y respeto.

La serie expone con maestría cómo la ideología es permeada por la publicidad y los medios de comunicación, y cómo éstos anteponen las ganancias económicas a toda ética y responsabilidad hacia la humanidad.

Expone cómo las agencias se pelean a los candidatos en los tiempos preelectorales, cómo crean anuncios, comerciales, eslóganes que manipulan la voluntad de los electores, y por hacer esto les pagan enormes fortunas. Y es que hacerse del poder es más importante que las necesidades de la ciudadanía. Muestra cómo incluso el gusto por el vestir, cómo comportarse, cómo vivir, está “dictado” por la publicidad y la mercadotecnia.

Nos muestra la falta de cultura ecológica de la época, inducida por las grandes empresas y solapada por las instancias gubernamentales, que obviamente marcó a generaciones, causando la actual hecatombe.

La importancia de beber alcohol y fumar mucho, como muestra de ascenso social y bienestar económico e incluso de “acto libertario”, en el caso de las mujeres. Se muestra la ideología machista que predominaba en esa época, así como que el rol de las mujeres se limitaba a ser objetos sexuales, objetos de propiedad privada dedicadas a cuidar de los niños y tener la cena lista para el marido.

Interesante es ver cómo la sociedad norteamericana percibió el asesinato de Kennedy y de Marthin Luther King. Un placer fue escuchar a los Doors, Beatles y Rolling Stones. Muy interesante fue ver cómo los comportamientos de muchos mexicanos eran y son copiados de la sociedad norteamericana.

El personaje principal es un hombre representativo del american dream, que creció en la pobreza, sin acceso a una buena educación, pero que sin embargo, por su inteligencia y sobre todo por su conocimiento de cómo piensan las masas (consumidores), era un excelente publicista.

La competencia desleal en aras de las ganancias, el dispendio, la cultura sexual de la época, las drogas, la desigualdad social y de género son problematices muy bien expuestas.

Mad men (hombres locos) muestra cómo el american way of life, creado por el sistema económico, ha inducido a la cosificación del ser humano. Como el sistema ha creado hombres locos que perdieron el sentido de por qué y para qué de su vida.

Don Draper, personaje principal, termina cuestionado su existencia, tocando fondo y renaciendo de entre la oscuridad a la luz, abriendo los ojos a la belleza que nos rodea, a la importancia de la solidaridad, el amor y la creatividad humana.

Hagamos todo lo que esté en nuestras manos para que como Don Draper la humanidad toda abra los ojos y el corazón, recuerde su esencia e implementemos entre todos un mundo de humanos plenos y acabemos con la locura de la devastación y la sobreexplotación tanto del entorno como de la humanidad misma.

vazquezpallares@gmail.com

Sobre el autor
Comentarios
Columnas recientes

¿Para qué más armas...?

El 8 de agosto de 1879….

Crímenes sin castigo….

Urge otro tipo de desarrollo…

Sueños que se hacen realidad…

Qué mundo este…

Crónica de un triunfo anhelado…

Tenemos que seguir...

Luz y Oscuridad…

Sin cultura política…

Es cuestión de seguridad nacional…

Porque Nurío…

El amor es la única manera…

21 de mayo…

Fechas memorables…

Desde 1886 para acá…

De interés nacional es saber…

Siria سوريا Sūriya

Mina de oro…

El mejor homenaje es lograr que haya justicia…

Óscar, Natalio y Rafael…

Flores para los grandes hombres…

Aves, flor y canto…

La codicia por el oro y riquezas…

Valorar nuestras raíces ancestrales…

Hagamos historia recuperando este país…

De la luna…

En lo pequeño y en lo cotidiano…

Materia de sobrevivencia y seguridad nacional…

Para prender la luz…

Magia y esperanza…

Sonaja de plata…

Todos somos autodefensas…

Nuestra casa, México…

Dos grandes, un anhelo…

Apuesto por la resistencia y la esperanza…

Recordar el porqué y para qué…

Advertencia a la humanidad…

Hablando del paraíso…

Más allá de la muerte…

A pesar de los pasares…

19 de octubre de 1970…

De despojos e injusticias…

Hemos de aprender…

Los muros hablan…

19 de septiembre de 2017…

Oaxaca no es Miami…

Y seguimos sin hacer nada…

No es ningún secreto…

Claroscuro…

13 de agosto de 1521…

A Emiliano…

¿Dónde quedó la responsabilidad?

Transa redonda…

El volcán que no es volcán…

El 6 de julio tampoco se olvida…

Hasta siempre, Eva…

Ciudadanos trabajando por un mejor país…

Obra de luz…

Parece pesadilla…

Hombres locos…

Por amor al arte…

No se puede matar la verdad…

Día de la Madres…

Motor de la historia

El conocimiento es luz

¿No hay dinero…?

Sobre lo sucedido en Arantepacua

Aprendamos de la historia

Sin concesiones

La desnacionalización

Mujeres

Se desató el capitalismo salvaje…

Hablamos

De lunas, migrantes y mentes luminosas

Queremos que las cosas ya no sean como son

Muros…

¿De verdad creyeron que nos iban a callar?

¿Qué se debió haber hecho?

No hay sueños imposibles

País petrolero sin gasolina ni dinero

Fechas y tradiciones milenarias

Áreas protegidas

Hasta siempre, Comandante

El imperio ataca

El mal sueño ha comenzado

Unirse para lograr otro mundo

El alma de México

La palabra y el arte, armas indestructibles

Cómo quisiera que estuvieras aquí…

Política energética

Sus políticas han fallado

Cuánta falta haces José María Morelos…

En aras de intereses económicos se está devastando al país

Al grito…

Totalmente justo

Derechos no respetados…

Con la misma piedra…

Incentivar el conocimiento

¡A sembrar!

8 de agosto de 1879

México Tenochtitlan, 691 años

La violencia pone en evidencia

La lucha sigue…

6 de julio de 1988…

30 de Junio, la noche de la victoria…

El hilo conductor, el reclamo de justicia

No más antidiversidad

Tenemos que hacer valer la libertad de expresión…

A Sagrario...

La energía que mueve al mundo

Semillas de conciencia…

Anhelo que aún vive…

Sin palabras…

¿Qué traen entre manos?

Esto no puede llamarse desarrollo

Panamá Papers…

Es importante conservar la memoria histórica…

Este 26 de marzo…

Hay muchos 18 de marzo por lograr…

De raíces profundas…

“Spotlight”…

La salud es un lujo

Cada uno de nosotros podemos y debemos cambiar las cosas…

La esperanza puede hacerse realidad…

Imagina la paz…

Arcas vacías…

Con tal de tener ganancias…

Dejemos atrás las telenovelas…

Los 6 de enero

Noche de la esperanza

Desigualdad abismal…

Evitemos su extinción…

COP21…

El respeto al otro es fundamental

Dejemos de tolerar la intolerancia…

Creadores de mundos nuevos…

Michoacán el alma…

¿Quieres ver a los artistas?

Lázaro Cárdenas del Río está vivo…

Mentes y corazones brillantes…

Por México…

Nuevo inicio…

¿Dónde están?

¡Abajo el mal gobierno!

La conciencia de la sociedad inconsciente…

Del Informe…

Qué importante es la memoria

Presea Amalia Solórzano

Defendamos nuestro país…