Rafael Mendoza Castillo
La veda electoral se sustituye por la noticia
Lunes 5 de Junio de 2017
A- A A+

El cochinero que se presentó en los procesos electorales (domingo 4 de junio) en el Estado de México, Veracruz, Nayarit y Coahuila reveló la compra del voto, intimidaciones, violencia, acarreo de votantes, hasta el reparto de objetos y servicios a la población. Lo anterior es el síntoma de un sistema económico neoliberal y político que ha llegado a su fin. Todo sistema tiene un principio y tiene un fin. Además, eso muestra que la regla principal del capitalismo es acumular riqueza infinita en pocos. La aplicación de dicha regla ha venido produciendo sufrimiento, dolor en lo emocional, lo psíquico y lo corporal en millones de personas en México y el mundo.

Los mecanismos electorales son inventos del propio sistema económico y político para sustituir las contradicciones de clase, de grupos reales, por algo ficticio, falso (fantasías de consumo electoral). Es tan cierto esto último que la gente se siente emocionalmente libre el día que elige a sus amos, verdugos o dominadores. Hasta este momento llega la democracia oligopólica, liberal y el acto del ciudadano; después continúa la impunidad, la corrupción y la explotación.

La noticia se convierte en una mercancía y su valor de cambio se coloca del lado de un partido y el medio, con su vocero, elige el partido del orden.
La noticia se convierte en una mercancía y su valor de cambio se coloca del lado de un partido y el medio, con su vocero, elige el partido del orden.
(Foto: Cuartoscuro)

En el campo de lo electoral, el sistema inventa la veda en los comicios, ningún partido político o candidato independiente hace ya propaganda en el momento en que se señala el día y la fecha. Por ejemplo, en el Estado de México la fecha fue 31 de mayo. A partir de aquí sucede un fenómeno curioso. La veda electoral se sustituye por la noticia en medios de comunicación nacionales y estatales. Esto se llama intervención de éstos, sobre todo oficiales, en el proceso electoral. Veamos.

La noticia se convierte en una mercancía y su valor de cambio se coloca del lado de un partido y el medio, con su vocero, elige el partido del orden. Por ejemplo, los medios oficiales utilizaron a la diputada al Congreso de Veracruz Eva Cadena, después de haber sido declarada la veda electoral, para desacreditar al partido Morena. Este hecho muestra que el medio escrito, en radio, en televisión, continúa el proceso electoral por la vía de la noticia. Por lo tanto no existen noticias neutrales o inocentes. No cabe duda de que el medio es el mensaje, como decía el clásico Marshall McLuhan.

El delirante Luis Cárdenas de MVS Televisión del canal 52 organizó una mesa de discusión (viernes 2 de mayo) para analizar el caso de la denuncia que hizo la diputada Eva Cadena en contra del partido Morena. Todo esto después de la veda electoral declarada en los estados donde se llevan a cabo elecciones para gobernador o presidente municipal. Este experto, que está al servicio del orden del capital, de la oligarquía, de su propio medio, utilizó la información de la nerviosa y mentirosa Eva Cadena para golpear (vía la noticia) a Morena y favorecer al prianismo en el poder.

En nombre de la noticia los medios oficiales toman partido y continúan la lucha electoral en favor del sistema al que sirven. Estos medios adictos al sistema de dominación se dieron el lujo de dar a conocer grabaciones, conversaciones de gente de Morena (un hijo de López Obrador con Yeidckol Polevnsky). Preguntas: ¿por qué la veda electoral no llega a los medios de comunicación?, ¿ que acaso la noticia y su contenido no con intencionales, en favor de alguien y en contra de alguien?, ¿el árbitro electoral ( INE) no se da cuenta de ese juego de sustituciones electorales en los medios?, ¿dónde está el piso parejo? Todavía el domingo 4 de junio Ricardo Anaya, presidente nacional del PAN, aparece con su spot o anuncio en un canal de Televisa. Los medios y las instituciones al servicio del capital y sus amos.

Existen medios de comunicación controlados por expertos, quienes manejan saberes específicos, siempre a favor del orden constituido, dado. Estos señores cada día le dan muerte al pensamiento crítico, reflexivo. Son expertos en esconder o reprimir contradicciones sociales, recortan la realidad y la nombran, a modo, según convenga al sistema.

Tal es el caso que comentamos de sustituir la veda electoral por la noticia. Esta es una clara intervención de los medios oficiales, por otra vía, en los procesos electorales. Este hecho hace inequitativos tales procesos y son, además, violatorios de la Constitución. La impunidad es el signo del tiempo de este sistema oligárquico e injusto. El sistema crea leyes y luego las violenta. Solamente se las aplica a sus enemigos. Son corruptos pero no tontos.

Vimos en el momento, previo al proceso electoral, en los medios de comunicación, especialmente en televisión, a politólogos y encuestadores (interventores en los procesos electorales y en la opinión pública) para explicar las tendencias y cambios de un partido a otro. Todos se presentaron con la careta de neutralidad ideológica, puramente técnica y calculadora. Como bien afirma Enzo Traverso: “Eso es en realidad aparente; busca neutralizar la reflexión crítica y naturalizar el orden político”. Esto se llama también normalización del orden vigente.

Es importante distinguir, en eso ayuda el pensamiento reflexivo, entre un experto que actúa como técnico del gobierno prianista, del orden establecido, y al mismo tiempo asume las decisiones que desde ese lugar se toman. Un intelectual universal se asume en la razón crítica frente al poder hegemónico y dice la verdad contra este último. El primero se convierte en un intelectual orgánico. El segundo se instala en la soberanía como poder libre de ataduras. Hay que elegir, la neutralidad ideológica en lo social no existe.

Los expertos son intelectuales específicos. Por ejemplo, Jorge Castañeda, Héctor Aguilar Camín y otros, nunca los hemos escuchado que cuestionen al sistema mundo-capitalista y menos que descifren las reglas de su funcionamiento. Ellos cumplen la función, el papel, de salvar la gobernabilidad política del sistema dominante. El pensamiento de estos voceros del orden reproduce el lenguaje de lo políticamente correcto, es decir, la normalidad del neoliberalismo.

Sin embargo no todo huele mal en Normandía, como decía Shakespeare, el clásico de las letras inglesas. Existen parcelas escritas, pocas, no muchas, con intelectuales universales (críticos de poderes parcelados), quienes defienden el pensamiento crítico, reflexivo, la acción constituyente, para desde esa soberanía oponernos y resistir la hegemonía del poder del capital depredador de lo natural, lo humano y lo social. Como bien afirma Lorenzo Meyer: “La coyuntura electoral 2016-2017 bien puede ser el final de un sistema político que, por abusivo y falto de visión, llegó a la inviabilidad”. Hoy sabremos el resultado (“verdad” del poder) del cochinero electoral, hasta el miércoles o nunca. Otro mundo es posible.

Sobre el autor
1974-1993 Profesor de Lógica, Historia de las Doctrinas Filosóficas y Ética en la Escuela Preparatoria “José Ma. Morelos y Pavón” , de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, Morelia, Mich. 1977 Profesor de Filosofía de la Educación en la Escuela de Filosofía de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, Morelia, Mich. 1990-1993 Asesor de la Maestría en Psicología de la Educación en el Instituto Michoacano de Ciencias de la Educación “José María Morelos”. 1993-2000 Coordinador de la Maestría en Sociología en el Instituto Michoacano de Ciencias de la Educación “José Ma. Morelos”. 1980 Asesor del Departamento de Evaluación de la Delegación general de la S.E.P., Morelia, Mich.
Comentarios
Columnas recientes

Razones para una nueva reforma educativa

La cuarta república hereda instituciones fetichizadas

Preguntas permanentes sobre la vida y la muerte

Liberemos el espacio de lo público

Ética crítica para la cuarta transformación

Cultura y memoria para la cuarta transformación

Batallas por la historia: el 2 de octubre de 1968 no se olvida

Hidalgo, la libertad y el fin elegido

Hidalgo, la memoria y la Universidad Michoacana

Educar y gobernar en la cuarta transformación

Política y ética para la cuarta transformación

Emancipación humana y pedagogía crítica

Autogestión, ética y pedagogía clínica

Perspectiva epistémica del sur para la cuarta transformación

Educador popular para la cuarta transformación

La educación como fundamento social y no como medio

La cuarta transformación con sujeto histórico

Razones para una nueva política educativa

El pensamiento crítico

Pablo González Casanova y las ciencias sociales

La oligarquía financiera no quiere dejar el poder

Lo que ocultan las campañas políticas

Campañas políticas, subjetividad e intelecuales

Ética y política con fundamentos, con principios

Campañas políticas, el capital y la dominación

El discurso tecnocrático oculta el despojo de la nación

El tiempo y el espacio como negocio

La lucha teórica y política por la educación

El neoliberalismo produce relaciones de explotación

El feminismo es un humanismo

Lo que sucede cuando la crítica y la participación se ausentan

La batalla teórica y política del normalismo

El Estado al servicio del capital

Las instituciones al servicio del neoliberalismo

Instituciones y presupuestos discrecionales

Ideas para liberar lo educativo

El lenguaje público como derecho humano

El poder, el valor y el capital

El contenido de lo educativo no es neutral

Transformemos al capitalismo corporativo y sus instituciones

¿Quién lleva las riendas en el país?

La infancia en el neoliberalismo

Las instituciones al servicio del proyecto de pocos

Pensar en la muerte es pensar en la vida humana

El poder y los fines de la educación

Estado laico e Iglesia católica

Necesidad de conciencia crítica y de sujeto

El neoliberalismo y la doctrina del shock

Modernidad, ¿para quién?

Se privatiza el contenido público de la política

Política, imaginario y educación

La vuelta al yo y la muerte del otro

Investigación educativa, poder y cultura

Relación pedagógica en la política y la cultura

La intimidad de lo educativo

Felicidad y bienestar, ¿para quién?

El sujeto de la educación y la profesionalización

Es necesario detener el neoliberalismo depredador

Racionalidad instrumental y transparencia

Conflicto entre la seguridad y la libertad

El poder del capital vigila y castiga

La memoria histórica amenazada

Democracia liberal, poder y verdad

La veda electoral se sustituye por la noticia

Sindicalismo y neoliberalismo en la UMSNH

Los riesgos de la escritura, la lectura y el pensar

15 de mayo y la lucha sigue

Violencia y pobreza contra la niñez mexicana

La impunidad y la corrupción como espectáculo

La lucha entre lo pesado y lo ligero

Estado, poder y oligarquía

El poder domina y produce fantasías

La libertad, ¿para qué y para quién?

Reforma en la UMSNH y el solitario de Rectoría

Reforma integral en la UMSNH o nada

Reforma en la UMSNH, ¿para qué?

El coro, la moral y la educación

Izquierda y derecha, ¿para qué?

La lucha entre la verdad y la post-verdad

Lucha política y crisis de identidad

La dignidad es un principio, no es un medio

No está en la mochila, sino en el sistema neoliberal

El capitalismo corporativo despoja a la nación

Construir una nueva formación social

Modificar el artículo 29 y suspender garantías

Capitalismo, Consumo y Emociones

Ética crítica y educación liberadora

Globalización y sindicalismo en la UMSNH

Palabras que engañan y mienten

La lucha entre lo reiterativo y lo disruptivo

Trump y la unidad de la oligarquía mexicana

Bloqueo histórico e individualismo obsesivo

El malestar de la vida y la muerte

Pensamiento político de Lázaro Cárdenas del RíoPensamiento político de Lázaro Cárdenas del Río

El poder de explotación y el otro

Los enemigos de la praxis de la liberación

2 de octubre y Ayotzinapa no se olvidan

La relación de poder en la UMSNH

La lógica del capital y la política

El Estado laico y la Iglesia católica

Trilogía de la oligarquía financiera

El neoliberalismo y la causa de los niños

Pensamiento crítico y moralidad

Ética y educación emancipadoras

El poder de explotación y la educación

Lo imaginario y el capital

La ética disruptiva y la educación

Pensar la educación y la pedagogía

El poder de explotación y la educación

El poder autoritario y lo social

El capitalismo corporativo y lo público

El poder de dominación y la Reforma Educativa

Razón ficticia y democracia representativa

El pensamiento único del prianismo

Política y educación, ¿para qué?

La política también se corrompe

La autonomía del saber, ¿para qué?

Pactos, ¿para qué?

La relación de explotación y la infancia

La UMSNH y su autonomía

Escribir, ¿para qué?

Del Estado de excepción al Estado de rebelión

Reforma, jubilación y pensión en la UMSNH

El normalismo: defensa teórica y política

El normalismo: defensa teórica y política

El capitalismo destruye lo humano y la naturaleza

SPUM, universidad y neoliberalismo

Opción a la educación crítica

Reflexiones sobre la visita del Papa Francisco

Reflexiones sobre la visita del Papa Francisco

La acumulación de capital en pocos

La desconfianza y el desánimo

Neoliberalismo, corrupción y narcotráfico

Reflexiones sobre el orden sexual

Necesidad de la pregunta y necesidad de conciencia

Ante el autoritarismo, la razón y el argumento

La formación es de naturaleza política

El derecho del orden de Aurelio Nuño Mayer

Evaluar para individualizar y normalizar

Las Normales y el pensamiento único

Poder, vida y muerte

El poder, el diálogo y el nuevo comienzo

Las Normales y el gerente de la SEP

Las Normales y el autoritarismo (Primera parte)

La privatización de lo público

El Papa Francisco y la Iglesia católica

El diálogo como mecanismo administrativo

Las tribus del SPUM

Los retos del “nuevo comienzo” Segunda parte y última

Los retos del “nuevo comienzo” (primera parte)