Samuel Ponce Morales
La Conspiración
El ingreso a la UMSNH
Martes 6 de Junio de 2017
A- A A+

El pasado viernes terminó el periodo de solicitud de registro para el ingreso a la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, y de acuerdo con las cifras dadas a conocer por las autoridades nicolaitas fueron alrededor de 17 mil los jóvenes que concluyeron los trámites para participar en los exámenes de selección que iniciarán a partir del sábado 10 de junio.

Son cerca de trece mil 500 los interesados en ingresar a las licenciaturas para las que hay un espacio total de doce mil 032 lugares, de acuerdo con lo aprobado por el Consejo Universitario.

Napoleón Guzmán Ávila
Napoleón Guzmán Ávila
(Foto: Especial)

De nueva cuenta el área de la salud, donde se incluyen las carreras de Medicina, Odontología, Enfermería, Salud Pública y Nutrición, son las de mayor demanda, sin dejar de mencionar que tal y como ocurre desde hace ocho años, en Medicina hay espacio para 525 aspirantes, incluida la unidad de Tangancícuaro-Zamora.

Aunque parezca una cifra menor es mucho más de lo que para la misma carrera aceptan las universidades de Guanajuato (90), Guadalajara (400), Colima (90) UNAM (192), San Luis Potosí (175) e Hidalgo (204).

Por decisión del Consejo Universitario, para el ingreso a licenciatura, a excepción del área de la salud, profesores de la propia Universidad Michoacana prepararon el examen de selección tras un arduo trabajo en el que participaron algo así como 80 académicos.

Para el nivel de bachillerato son unas tres mil 500 las solicitudes de ingreso para las siete preparatorias que tiene la Casa de Hidalgo, por lo que en promedio cada de éstas aceptará 500 alumnos.

Se asegura por parte de las autoridades universitarias que nadie que no haya solicitado su formal registro, realice y apruebe el examen de selección podrá ingresar a la Universidad Michoacana, por lo que ninguna organización, grupo o persona tendrá "influencias" para propiciar el acceso "directo" a la casa de estudios.

A entrarle



El pasado sábado, en la ceremonia de homenaje a Melchor Ocampo al cumplirse 156 años de su sacrifico, uno de los oradores, el investigador en historia y ex rector de la Universidad Michoacana, Napoleón Guzmán Ávila, fue tajante al afirmar que si los nicolaitas no son capaces de encontrar en el diálogo el acuerdo para resolver los problemas económicos a los que se enfrenta la institución (léase pensiones y jubilaciones), son otros los que desde entes externos como el Congreso del Estado habrán de tomar las decisiones y éstas no necesariamente serán para beneficio de los universitarios.

Napoleón fue enfático: "¿Es tan difícil que autoridades y sindicatos lleguen a un acuerdo y eviten así que en cualquier momento nos impongan una reforma elaborada al margen de los universitarios?”.

Y remató: "Pareciera que a algunos les interesa destruir a esta institución centenaria, probablemente piensen que tienen la estatura moral y política para impulsar su reapertura, ¡cuán equivocados están! Hay almas que penan en el campus universitario y fuera de éste, que desean, como lo han hecho desde hace décadas, en convertir a nuestra máxima casa de estudios en rehén de sus aviesas intenciones políticas".

SPUM y SUEUM



A menos de 150 días de llegar a su centenario, la Universidad Michoacana requiere la verdadera unión de toda su comunidad y de las autoridades de los tres órdenes de gobierno para protegerla y blindarla de oscuras intenciones de generar el caos.

A nadie conviene una Universidad en conflicto cuando se lucha por garantizar que por muchos años más siga siendo la más importante institución de educación superior de Michoacán y una de las más influyentes de México, con una historia como pocas y potencial envidiable.

Mucho se necesita que los sindicatos de profesores y de empleados cambien su actitud en torno a la institución que brinda empleo para el beneficio de más de siete mil familias y se preocupen por cuidarla para evitar escenarios que podrían significar una verdadera tragedia para todos.

Nada es lo que parece



Mireles ya no está para encabezar en corto plazo ninguna revuelta, claro, contra el crimen organizado, bueno, aparte de que no hay condiciones hoy en día, pero si empieza a alborotar hacia una, poco a poco…
A propósito de las elecciones en el Estado de México, a ver si Morena ya entiende que requiere hacer alianzas condicionadas con el PRD y que requiere candidatos con diferente perfil.
En el estado, en el círculo rojo del gobernador Silvano Aureoles Conejo, hay la certeza de que en un momento a otro, no tan en lo inmediato, habrá movimiento para alistarse a relevos y no sólo a nivel de gabinete, sino más arriba.

Conjuro



En el Congreso del Estado debería aprobarse una comisión especial para investigar el caso de la Presa Francisco J. Múgica, pero por supuesto, encontraría la oposición perredista.

Sobre el autor
Samuel Ponce Morales Michoacano por residencia, periodista empírico, posee dos premios estatales en crónica y en entrevista; ha sostenido charlas con la escritora Elena Poniatowska, el pintor Alfredo Zalce, el futbolista Diego Maradona, el fotógrafo cubano Alberto Korda, y el comandante sandinista Tomás Borge; ha transitado como reportero en Excelsior y El Universal, así como corresponsal de La Jornada; ha sido jefe de Información, de corresponsales y de multimedia, así como columnista de Cambio de Michoacán...
Comentarios
Columnas recientes

Yeyo, al liderazgo morenista michoacano

Morena, por todas las canicas

El misterio moronista

Y, le faltó reelegirse

El tambalear de la zona económica

Rebelión en la Costa Sierra michoacana

PARES, mujeres congresistas

Encesta Michoacán y desafía a EU

El juego por el fiscal general

Morelia, el temor con Morón

Catapulta

TEEM, tiempo, tiempo…

La lucha de Cherán en letras

La prisa de los diputados locales

PRI, más que el PRD…

Morena, los ante precandidatos

AMLO, líneas gubernamentales

UMSNH, elecciones 2018

De trompetas y Trump-Etillas

Taretan

El debate anunciado

Morena, candidato de armas

Nurio, tambores de guerra

El perverso orgullo morenista

El polémico Morelos post mortem

PT, ¿jugando con fuego?

Candidatos, renuncias y sustituciones

La Nahuatzen se incendia

Mesa de Gobernabilidad, dos puntos, dos…

UMSNH, secuelas

ZEE de LC, otro mundo

Comunidad modelo

Los candidatos pendientes…

Meade, oxígeno puro

Tras los incendiarios…

Rumbo a las campañas locales

Plurinominales, tambores de guerra

Paridad de género, una relación tortuosa…

Candidatos, el juego de la Auditoría

El ladrón que dejó de ser perredista

PRD, escupir para arriba

Salud, escupir hacia arriba

Un intento de debate senatorial

Fausto, con todo

Fausto sabe que tendrá que enfrentar una permanente guerra sucia

Lo mío no es necedad de seguir en la política: Fausto Vallejo

“No quiero saber nada del PRI”: Fausto

Maribel, focos rojos intempestivos

CNTE, ni a Zapata

Juntos hubiesen hecho historia

Gobernabilidad, independientes sin lugar

Campañas pálidas

Judicial, el otro poder…

De coaliciones y candidaturas comunes

Vuelta a la hoja del “matón”

¿El Loco Mireles?

Galimatías del PRI en Morelia

Violencia, esa percepción

Viene la guerra sucia

Cemide, sin tregua

¿Y los golpes financieros al crimen?

SPUM, el otro nepotismo

El plantón del IEM

Relevos en el gabinete, sin problemas: Gobernador

Tiripetío, carne de cañón

AMLO, cobijo al viejo PRI

Opera CJNG en Michoacán a través de franquicias

Orden en huertas de aguacate; no contra la producción sí contra del caos: Silvano

Mujeres en la política

Vandalismo partidista

Sobre los diputados chapulines

UMSNH, alerta roja

La perversión de los ex autodefensas

De polos a polos

El cinismo de Pichardo

El dilema del alcalde moreliano

En defensa del alcalde

Alfonso Martínez, arriba

El llamado del aplacado Silvano

Meade en Michoacán

PRD, hasta las de la casa

PRI, golpe al estilo castillista

Quién en la política interior

Marko, actitudes porriles

Independientes, la exclusión

Torres Piña vs García Conejo

Fausto, contracorriente

STJE, el amago sindical

La Conspiración

CNTE, las cifras que dicen más que las marchas

Un Vallejo contra Felipe Calderón

Yankel, el primero

CNTE, la lucha en redes

El Mosh

Un acuerdo incompleto

De Ostula a Paracho

El ocaso de Manuel Guillén

CNTE, métodos obsoletos

Sin vergüenza ante la Copecol

PRI en Michoacán, la lucha interna

“Si no se la comen, se la llevan…”

CNTE, bonos de qué, por qué…

El regreso de Fausto

Michoacán 2017, en finanzas el atorón

PRI, la lucha por Morelia

De Cristóbal a Godoy, pasando por Morón

PRD, la disputa por el Senado

UMSNH y el humo blanco

Morelia independiente

Congreso, reponer proceso

Las claves de la Ley de Seguridad Interior

Seguridad, hablar por hablar…

SPUM, la nomenclatura ataca

UMSNH, auditoría forense

Cabildo de Morelia, bajo la lupa

El reto del IEM, una App funcional

AMLO en tierras michoacanas

Michoacán, nadie con Meade

INE, menos recursos

Relatoría silvanista de un viaje a China

El Balsas, el otro bastión del crimen

STJE, la intromisión del Legislativo

Y nada de aquel martes…

UMSNH, la partidización

Nahuatzen, jugar con fuego

El aspirante presidencial michoacano

Represión elevada al amarillismo

PRI, por la joya de la corona

El STASPE, rehén de la CNTE

PRD, entre la limpia y la purga

Noche de Muertos, tradición y tecnología digital

Rumbo a 2018

Fiscal Anticorrupción, los sin padrinos

La gira en Estados Unidos

Universidades en crisis

El Frente, estocada a Morena y al PRI

Altozano

Protección a periodistas

De las autodefensas de Castillo a los “sicarios” de la Cocotra

¿Por qué a El Colegio de Michoacán?

El segundo hombre

Los cambios en el gabinete

El ABC de las candidaturas independientes

Cocoa, de la noche a la mañana

Descuidos de alcaldes

Ricardo Anaya, un peligro para el Frente

Pasalagua, tambores de guerra

Uriel López, independiente

Crimen en Altozano

Reaparecen los independientes