Leopoldo Chassin Ramírez
La palabra andante
Entre la indiferencia y la impunidad
Lunes 12 de Junio de 2017

Primero se llevaron a los comunistas, pero a mí no me importó porque yo no lo era; enseguida se llevaron a unos obreros, pero a mí no me importó porque yo tampoco lo era; después detuvieron a los sindicalistas, pero a mí no me importó porque yo no soy sindicalista; luego apresaron a unos curas, pero como yo no soy religioso, tampoco me importó; ahora me llevan a mí, pero ya es demasiado tarde.

Martin Niemöller (1892–1984).

A- A A+

Muchas cosas están pasando y la indiferencia del Homo vale mater se hace evidente. Asimismo, queda al descubierto la impunidad con la que los mandones del dinero y sus súbditos, a los que colocaron al frente de los gobiernos, realizan casi a su antojo miles de tropelías.

Lo vemos en las recientes elecciones, en los compromisos incumplidos de los gobiernos federal y estatal, en los excesos del Ayuntamiento de Morelia, en el servilismo del Consejo Universitario... para donde usted voltee están presentes la impunidad, la indiferencia y el “qué bueno que no me tocó a mí ni a mi familia”. Mientras sigue campeando la impunidad de los que quieren más poder y dinero.

La “verdad histórica” sobre los desaparecidos de Ayotzinapa y los muertos de Tlatlaya y Nochixtlán
La “verdad histórica” sobre los desaparecidos de Ayotzinapa y los muertos de Tlatlaya y Nochixtlán
(Foto: Archivo)

Las elecciones



El circo electoral sigue tan fresco como una lechuga desde hace siglos. Aparentemente la “democracia representativa” goza de cabal salud, seguramente vivirá algunos años más pues les sigue funcionando a los dueños de la carpa y del dinero. ¿Acaso los gobiernos de Estados Unidos, Francia, España, Brasil, México o el país que le venga a la mente representa y obedece la voluntad y necesidades de la mayoría?
En México tenemos un ejemplo aún viviente: en las recientes elecciones en los estados de Veracruz, Coahuila, de México y Nayarit el circo electoral se hizo más que evidente: robo y compra de votos, gastos de campaña excesivos y mil artimañas más.

Es evidente que quienes participan en el circo saben de antemano que la sombra de la corrupción cobija a todos los que aspiran al poder, no en balde todos reciben sustanciosas millonadas. El “quítate tú para ponerme yo” sigue en la mente de los participantes. Así, derecha, centro e “izquierda” siguen montados en el carrusel por el poder.

El Congreso Nacional Indígena se apresta a aguarles la fiesta a los dueños del circo y a los que participan. Pretenden registrar a la vocera del Consejo Indígena de Gobierno y ni en sueños buscan obtener siquiera una representación en los congresos. El CNI utilizará como pretexto las elecciones para materializar la utopía de enterrar al sistema capitalista. Han dicho que no descansarán hasta enterrarlo, y para esto se requiere que los que siguen rezando al arribo de un mesías que indique el camino dejen de creer en ello. El CNI le apuesta a que los creyentes se revelen y se organicen en algo muy otro, que surja en forma colectiva, nadie abajo ni arriba de nadie, sin direcciones centralizadas y verticales. Sin duda algo nunca escuchado por los creyentes en los partidos políticos. Vea https://video.search.yahoo.com/search/video?fr=tightropetb&p=youtube+consejo+indgena+de+gobirrno#id=3&vid=3b678b58ad20a98aa08918ea1f80957a&action=click.

Las mentiras de los gobiernos



El mentir incluye al federal, estatales y municipales. La “verdad histórica” sobre los desaparecidos de Ayotzinapa y los muertos de Tlatlaya y Nochixtlán; los aumentos de precio en gasolina, gas, energía eléctrica; la inseguridad con miles de desaparecidos y asesinados, la salud en las finanzas públicas con más y más endeudamiento...

En Michoacán, el gobierno ha incumplido los compromisos de pagos con maestros y normalistas, la falta de medicamentos y servicio adecuado en los centros de la Secretaría de Salud... El Ayuntamiento de Morelia hace lo suyo con la multitud de obras superfluas: con andadores adoquinados en el Centro Histórico, del que no se sabe cuánto nos costará, y su parque lineal con costo de casi 70 millones de pesos... mientras se pretende construir una clínica en el poniente de la ciudad con costo de sólo 20 millones... ¿Y si mejor se le destinara más presupuesto a la salud y menos a lo no prioritario?, ¿y para cuándo se atenderán los problemas que padecemos a diario?

En la Universidad Michoacana



En nuestra máxima casa de estudios tenemos al genuflexo Consejo Universitario aprobando iniciativas sin ton ni son, sin consulta, contrarias a la comunidad de trabajadores como las referentes a las pensiones y jubilaciones; el cobro de cuotas de inscripción y para los estudiantes aspirantes, la aprobación de un reglamento de ingreso que viola las garantías individuales establecidas en la Constitución y se convierte en un reglamento coercitivo.

En la última sesión del Consejo Universitario se aprobó un organigrama al estilo Cámara de Diputados y/o Senadores (fast track), sin discusión previa con los que dicen representar. De ahí que la valentía y ética de Víctor Hugo Garduño, director del Instituto de Investigaciones en Ciencias de la Tierra, y del profesor consejero de la Facultad de Filosofía, Mario Alberto Cortez, hicieron que intervinieran inconformándose con la forma y procedimiento en que se aprueban documentos en el órgano máximo de la Universidad Michoacana.

El Consejo Universitario ya encontró el caminito para aprobar lo que venga en gana al grupo en el poder. ¿La comunidad ha sido cooptada?, ¿debemos inconformarnos contra los usurpadores?

La indiferencia



En todos los casos anteriores (en las elecciones, en las acciones de los gobiernos, en la Universidad Michoacana) encontramos acciones, todas ellas reprobables como el robo y compra de votos, la desaparición y asesinatos de miles, los aumentos y el endeudamiento, así como las carencias y obras suntuarias. De igual forma la aprobación de reglamentos sin consulta. Nimia es la reacción de los afectados y los transgredidos.

El Homo vale mater pervive y de ahí que circo electoral, mal gobierno y representaciones espurias e ilegítimas sigan gozando de cabal salud.

¿Podremos construir un camino diferente al electoral que nos ha tenido engañados por tanto tiempo? ¿Seremos una sociedad de zombis?

Sobre el autor
Leopoldo Chassin Ramírez Profesor de medio tiempo de la UMSNH Colaborador de Cambio de Michoacán desde 1997 Inconforme social Simpatizante zapatista desde 1994 Utópico empedernido Amante de la tradición
Comentarios
Columnas recientes

Los 50 proyectos de AMLO

¿Arrancarán nuestros sueños?

¿Ganaron sus candidatos?

¿Y cuándo despertemos....? ¿Lo haremos algún día?

¿Sin deudas la Universidad Michoacana con la sociedad?

Unidad en torno a...

Afrenta, ultraje, mancillación al generalísimo y a la Nicolaita

¿Incongruencia y amnesia en el Consejo Universitario?

¿Idiotizada la intelligentsia en la Nicolaita?

La hidra capitalista y el Peje

¿Autismo en el Consejo Universitario de la Universidad Michoacana?

¡Prometer y prometer hasta vencer, después de los vencidos, nada de lo prometido!

Terrorismo en la Universidad Michoacana

¿Día Internacional de la Mujer? Una vacilada del sistema

¿Nuevamente perderemos once semanas de clase en la UMSNH?

¿Miopía en las micro parcelas del conocimiento?

La transparencia y la huelga en la Universidad Michoacana

La opacidad, la madre de los males en la UMSNH

Ya se fregó el ciclo escolar

Marichuy en Michoacán 20, 21 y 22 enero

El trío de tríadas

Cuarentena en la Universidad Michoacana

Un mes sin clases y sin salario en la Michoacana

Cuatro semanas sin clases en la UM

El INE y el big data

Las incongruencias de los gobiernos y Consejo Universitario

¿Hay un guardadito en la Universidad Michoacana?

Los gobernantes ya se van y las deudas se nos quedaran

Los achaques de la cumpleañera centenaria

¡Nunca más un México sin nosotros!

¿Dónde hallo a los nicolaitas?

Ejecutivo y Congreso agreden a la Universidad Michoacana

Primero transparencia, luego reforma universitaria

El maldito poder

¿Podredumbre e indiferencia en la Universidad Michoacana?

No intervención y autodetermonación

El principio de la sinrazón

Vientos y tormentas sobre la Michoacana

La danza de los millones

Obedecer y no mandar

“Izquierda” domesticada

La domesticación en la Universidad Michoacana

Sigue el fast track en la Universidad Michoacana

Los siete principios del CNI

Entre la indiferencia y la impunidad

Ni izquierda ni derecha, de enterrar al capitalismo se trata

La Michoacana vista desde arriba

La Universidad Michoacana hecha pedazos

La transparencia en la Universidad Michoacana

¿Qué universidad requerimos?

¿Reforma Universitaria a ciegas?

Los partidos y el poder

Con el agredido y no con el agresor

¿Enfermita la UMSNH?

Transparencia sin tapujos

¿Consejo Universitario o Santo Oficio?

Ante jubilaciones y pensiones ¡Primero la transparencia!

Una de muros y grietas

¿Agoniza la Universidad Michoacana?

#VibraMéxico, a temblar México

¿De periodistas y periodiqueros?

Nadie sabe para quién trabaja

¿Cuántos más?

¡No te dejes engañar! El responsable: el capitalismo neoliberal

¿Y los ladrones?

Del dicho al hecho, ¿y para cuándo las acciones?

¿Presidenta indígena o presidente ladino?

Las enfermedades en la UMSNH

Ahora vienen por nosotros, los universitarios

10 semanas sin clase en la UMSNH

¿Qué es ser nicolaita?

Desalojo o capitulación en la Michoacana

¿Mano negra en la toma de la UMSNH?

¿Quién tiene cerrada la UMSNH?

Reprobada, la Universidad Michoacana

¿Es mucho pedir?

¿Los querrán hacer capitular por hambre?

¿Habita la transparencia en la Universidad Michoacana?

¿Educación de calidad?

La “ficha” en la Universidad Michoacana

CompArte Morelia

Los con y contra de la Reforma Educativa

Cuidar a la recién nacida

Se les hace bolas el engrudo

Sangre o tregua?

¿Diálogo o monólogo y retórica?

Mesa nacional de diálogo ¡ya!

¿Reforzar o debilitar al dique?

La Reforma Educativa, Televisa-banqueros contra la razón

Diálogo, ¿es mucho pedir?

Nos arrinconan, ¿y?

De subcultura y cultura

Las catástrofes siguen su marcha antinatural

Los sin tierra, trabajo, salud ni educación

¿Usted confiaría en quien viola la Constitución?

¿A quién sirve la Universidad Michoacana?

La corrupción y las mentiras en el Ramal Camelinas

La crispación ante la impunidad

Del yanquis go home al yankis come in

¿Guadañazo a las pensiones y jubilaciones en la Universidad Michoacana?

¿Hay trampa en la huelga de la UMSNH?

¿Cómo resistimos?

Francisco y Enrique, ¿aliados o en disputa?

Y la transparencia, ¿para cuándo?

¿Cerrarán el changarro de la UMSNH?

Silvano y Poncho, ponchados

¿Y por qué somos así?

A 22 años del “¡ya basta!”

¿Buen fin?

La misma gata nomás que revolcada

Escándalos en la Michoacana (Segunda parte)

Escándalos en la UMSNH

Adherente a la Sexta Declaración de la Selva Lacandona

La barbarie y sus cómplices

Terrorismo de Estado e impunidad

Las promesas y la deuda

¿El arte de la prudencia?

¿Un buen comienzo?

Déficit presupuestal (el desfalco)

Arriba y abajo

¿La UMSNH socialmente responsable?

Nos endeudaron, nos engañaron y se fueron

Y sigue la mata dando, los bancos siguen robando

De arriba, nunca, jamás llegarán la verdad y la justicia. EZLN

Del dicho al hecho hay mucho, mucho trecho

Encuesta de risa de la UMSNH

La hidra capitalista en su apogeo

El mundo al revés

¡Tras el ladrón!

¿La universidad contaminada?

Ganaron la sinrazón, la codicia, la indiferencia…

Con el agredido, no con el agresor

¿Quién prendió el cerillo?

¿Ganó su partido? ¿Perdió su partido?... Organícese, las cosas irán de mal en peor

¿A quiénes sirven los gobiernos y la Universidad Michoacana?

¿Votar? Mejor organizarse

El EZLN. La teoría y la práctica

Luis Villoro y Galeano

¿Y tú qué harás(emos)?

¿La dejaremos morir?

¿Caerás en sus trampas?

Otra travesura del EZLN

La Universidad Michoacana. ¿Laica o confesional?

Las jaurías tras los votos

¿También sin agua?

¿Qué fue de los que fueron de izquierda?

¿Estamos en el abismo?

¿Cómo hemos llegado hasta aquí sin darnos cuenta?

La transparencia y las jubilaciones en la Universidad Michoacana

¿Sólo elecciones? ¿Existen otros caminos?