Samuel Ponce Morales
La Conspiración
Ejecutivo contra Judicial
Martes 13 de Junio de 2017
A- A A+

¿Quién o quiénes son los culpables de que los presuntos delincuentes aprehendidos salgan en libertad, como se han suscitado una serie de casos, los ministerios públicos o los jueces o ambos? Lo anterior es el espíritu de la controversia, polémica y hasta conflicto entre dos de tres poderes del estado, entre el Ejecutivo y el Judicial, iniciado por el primero y secundado por el segundo.

A nadie conviene esa situación, tampoco se trata de un borrón y cuenta nueva, más bien tanto en el área de procuración de justicia como en la impartición de justicia, más en la primera, debe evaluarse si los participantes están aptos o no para sus funciones, reforzar la capacitación, en su caso, y sancionar a los ignorantes, negligentes o fabricadores de pruebas.

Luisa María Calderón Hinojosa
Luisa María Calderón Hinojosa
(Foto: Carmen Hernández )

Incidencia criminal



Basados en informes del Sistema Nacional de Seguridad Pública, medios de comunicación locales y nacionales han situado a Michoacán como uno de los estados una incidencia que debiera preocupar en materia de homicidios dolosos y robo de vehículos. Pero, razón de la verdad, el panorama general no es como lo pintan.

En el desglose global de los delitos existen más indicadores positivos que negativos para la entidad, y eso, aunque en los medios no se cuenta, cuenta mucho si hablamos considerando todos los factores y no sólo unos cuantos. Es como ver dos árboles plagados y secos dentro de un tupido y verdoso bosque, y decir que nuestro entorno está devastado.
Pero para fundamentar esta postura, vamos por partes:

1- Si bien en materia de homicidios dolosos Michoacán ocupa el no nada honroso noveno lugar, en la incidencia de delitos en general estamos en la posición número 25. Es decir, somos la octava entidad con menos número de delitos cometidos a nivel nacional, por encima de entidades como Estado de México, Jalisco, Guanajuato, Querétaro, Guerrero y Ciudad de México.

2- En delitos de alto impacto Michoacán está en la posición 21, lejos del top ten, con una tasa de 24 delitos de alto por cada 100 mil habitantes, muy por debajo de Baja California (116), Querétaro (64), Colima (62), Ciudad de México (55), Aguascalientes (55), Estado de México (35), por citar algunos.

3- En índice de secuestro, de ocupar hace tres años los primeros sitios, hoy somos el lugar número 12, lejos de la incidencia que tienen estados como Tamaulipas, con 49 casos; Veracruz, con 46, y Estado de México, con 44. Además, comparado con los años 2013 y 2014, la incidencia bajó en más de un 70 por ciento. De 83 secuestros que ocurrían en 2014, en 2016 bajó a 18.

4- En materia de extorsión, donde la entidad era campeona, hoy el Sistema Nacional de Seguridad Pública sitúa a Michoacán en el sitio número 31, con un solo caso denunciado en el primer trimestre de 2017, bastante mínimo si se compara con la tasa que tienen Estado de México, con 250 casos; Nuevo León, con 172; Jalisco, con 159, o Veracruz, con 133.

5- Lo mismo sucede en robo a transeúntes, donde el estado se coloca en la posición número 23, es decir, escaló cinco posiciones en la última medición federal, la cual comprende el periodo enero-marzo de 2016 comparado con el mismo lapso de 2017.

En robo a transeúntes, la entidad se sitúa en el lugar 23, es decir, en esos tres meses registró 266 casos, muy por debajo de la incidencia que tienen Ciudad de México, con cinco mil 806 casos; Estado de México, con cuatro mil 21, y Tabasco, con mil 888.

6- En robo a casas-habitación la entidad tiene el lugar 22, lejos de los estados con mayor incidencia en este delito, y en robo a comercio es el sitio 25, es decir, escaló siete posiciones comparado con lo que tenía. En los tres primeros meses del año registró 338 casos, muy por debajo de lugares como Baja California, con dos mil 480; Estado de México, con mil 906, y Guanajuato, con mil 536 casos.

7- En delitos patrimoniales Michoacán se ubicó en el sitio 27. Se avanzó dos posiciones con respecto a 2016. Entre enero y marzo se registraron 753 casos, lejos de los índices que tienen Guanajuato, con tres mil 143, o Estado de México, con cuatro mil 471.

Es decir, no todo en la entidad son homicidios y robo de autos. Si queremos contar con un diagnóstico más preciso y objetivo sobre el lugar que tiene Michoacán en el delitómetro nacional hay que ver todo el bosque en su conjunto.

El resultado serán mejores diagnósticos y, por ende, un mejor diseño de estrategias para fortalecer lo que se ha hecho bien y replantear el plan de acción en aquellos rubros donde no se han dado los resultados esperados.

Decir en automático que Michoacán está mal es faltar a la verdad, al criterio y al análisis. Igual lo es referir que todo está bien y que es un tema superado. Se requiere pues un ejercicio de análisis justo, equilibrado, objetivo, para situar la situación es su exacta dimensión.

Nada es lo que parece



Sesgado para Michoacán será el I Foro “Las consecuencias de la deuda pública”, impulsado por la senadora de la República Luisa María Calderón Hinojosa, al menos así se vislumbra, pues en la convocatoria no hay figuras ni del Poder Ejecutivo ni del Legislativo, especializadas en el tema, pero bueno.

Conjuro



“Donde no existe respeto absoluto a la independencia y autonomía de los jueces simplemente no puede haber un Estado de Derecho”: Marco Antonio Flores Negrete, magistrado presidente del Poder Judicial del estado.

Sobre el autor
Samuel Ponce Morales Michoacano por residencia, periodista empírico, posee dos premios estatales en crónica y en entrevista; ha sostenido charlas con la escritora Elena Poniatowska, el pintor Alfredo Zalce, el futbolista Diego Maradona, el fotógrafo cubano Alberto Korda, y el comandante sandinista Tomás Borge; ha transitado como reportero en Excelsior y El Universal, así como corresponsal de La Jornada; ha sido jefe de Información, de corresponsales y de multimedia, así como columnista de Cambio de Michoacán...
Comentarios
Columnas recientes

CNTE, contra la espalda y la pared

El diputado ex normalista

AMLO a favor de la federalización

UMSNH, incierto panorama

¿Michoacanos al TEPJF…?

Inició incómodo

¡Cuidado con los indígenas!

Morelia, ¡cuidado con la contaminación!

Ni desafío ni olvido

Silvano, a la orilla de la transición

Nahuatzen, mucho ruido

Morelia, la otra fiscalización

Y, la rebelión congresista

La oscilante ZEE de Lázaro Cárdenas

Morena, los federales

Y, ¿Michoacán?

Resentimiento anticongresista

AMLO, el eventual descobijo de Morena Michoacán

El oro de la discordia

Buenavista, Nahuatzen…

PRI, tarde y mal...

La conspiración

La Conspiración

La Conspiración

La Conspiración

En Michoacán hay 200 presos políticos

La Conspiración

La Conspiración

La Conspiración

Uruapan, el mejor calificado

Los efectos del relevo en Cultura

La conspiración

Indagar al independiente

74 legislatura michoacana

UMSNH, las posturas…

Entre Porfirio Díaz y AMLO

La pugna en el PRI Michoacán

Yeyo, al liderazgo morenista michoacano

Morena, por todas las canicas

El misterio moronista

Y, le faltó reelegirse

El tambalear de la zona económica

Rebelión en la Costa Sierra michoacana

PARES, mujeres congresistas

Encesta Michoacán y desafía a EU

El juego por el fiscal general

Morelia, el temor con Morón

Catapulta

TEEM, tiempo, tiempo…

La lucha de Cherán en letras

La prisa de los diputados locales

PRI, más que el PRD…

Morena, los ante precandidatos

AMLO, líneas gubernamentales

UMSNH, elecciones 2018

De trompetas y Trump-Etillas

Taretan

El debate anunciado

Morena, candidato de armas

Nurio, tambores de guerra

El perverso orgullo morenista

El polémico Morelos post mortem

PT, ¿jugando con fuego?

Candidatos, renuncias y sustituciones

La Nahuatzen se incendia

Mesa de Gobernabilidad, dos puntos, dos…

UMSNH, secuelas

ZEE de LC, otro mundo

Comunidad modelo

Los candidatos pendientes…

Meade, oxígeno puro

Tras los incendiarios…

Rumbo a las campañas locales

Plurinominales, tambores de guerra

Paridad de género, una relación tortuosa…

Candidatos, el juego de la Auditoría

El ladrón que dejó de ser perredista

PRD, escupir para arriba

Salud, escupir hacia arriba

Un intento de debate senatorial

Fausto, con todo

Fausto sabe que tendrá que enfrentar una permanente guerra sucia

Lo mío no es necedad de seguir en la política: Fausto Vallejo

“No quiero saber nada del PRI”: Fausto

Maribel, focos rojos intempestivos

CNTE, ni a Zapata

Juntos hubiesen hecho historia

Gobernabilidad, independientes sin lugar

Campañas pálidas

Judicial, el otro poder…

De coaliciones y candidaturas comunes

Vuelta a la hoja del “matón”

¿El Loco Mireles?

Galimatías del PRI en Morelia

Violencia, esa percepción

Viene la guerra sucia

Cemide, sin tregua

¿Y los golpes financieros al crimen?

SPUM, el otro nepotismo

El plantón del IEM

Relevos en el gabinete, sin problemas: Gobernador

Tiripetío, carne de cañón

AMLO, cobijo al viejo PRI

Opera CJNG en Michoacán a través de franquicias

Orden en huertas de aguacate; no contra la producción sí contra del caos: Silvano

Mujeres en la política

Vandalismo partidista

Sobre los diputados chapulines

UMSNH, alerta roja

La perversión de los ex autodefensas

De polos a polos

El cinismo de Pichardo

El dilema del alcalde moreliano

En defensa del alcalde

Alfonso Martínez, arriba

El llamado del aplacado Silvano

Meade en Michoacán

PRD, hasta las de la casa

PRI, golpe al estilo castillista

Quién en la política interior

Marko, actitudes porriles

Independientes, la exclusión

Torres Piña vs García Conejo

Fausto, contracorriente

STJE, el amago sindical

La Conspiración

CNTE, las cifras que dicen más que las marchas

Un Vallejo contra Felipe Calderón

Yankel, el primero

CNTE, la lucha en redes

El Mosh

Un acuerdo incompleto

De Ostula a Paracho

El ocaso de Manuel Guillén

CNTE, métodos obsoletos

Sin vergüenza ante la Copecol

PRI en Michoacán, la lucha interna

“Si no se la comen, se la llevan…”

CNTE, bonos de qué, por qué…

El regreso de Fausto

Michoacán 2017, en finanzas el atorón

PRI, la lucha por Morelia

De Cristóbal a Godoy, pasando por Morón

PRD, la disputa por el Senado

UMSNH y el humo blanco

Morelia independiente

Congreso, reponer proceso

Las claves de la Ley de Seguridad Interior

Seguridad, hablar por hablar…

SPUM, la nomenclatura ataca