Samuel Ponce Morales
La Conspiración
Mireles, la inesperada colecta
Viernes 16 de Junio de 2017

A- A A+

En una reunión en corto, realizada en algún lugar del Centro Histórico de Morelia, el ex vocero de las autodefensas michoacanas, José Manuel Mireles, se reunió con un grupo de académicos, líderes sociales, figuras partidistas y periodistas, cuyo común denominador, mayoritariamente hablando, son sus inclinaciones hacia una ideología más apegada a la izquierda.

Por citar algunos nombres, ahí hicieron acto de presencia especialistas en diversas áreas de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo (UMSNH), como Eduardo Nava Hernández, Andrés Solari Vicente, Hugo Villegas Santibáñez y Jorge Antonio Yeverino Juárez, quienes no pudieron evitar tomarse fotos con el hombre que dirigió una insurgencia en Tierra Caliente.

José Manuel Mireles, se reunió con un grupo de académicos, líderes sociales, figuras partidistas y periodistas, cuyo común denominador, mayoritariamente hablando, son sus inclinaciones hacia una ideología más apegada a la izquierda.
José Manuel Mireles, se reunió con un grupo de académicos, líderes sociales, figuras partidistas y periodistas, cuyo común denominador, mayoritariamente hablando, son sus inclinaciones hacia una ideología más apegada a la izquierda.
(Foto: ACG)



La mayor parte del tiempo del encuentro estuvo acaparado por el propio Mireles ante un bombardeo de cuestionamientos y algunos no tan breves comentarios de sus interlocutores. Eso sí, casi todos esperaban que Mireles les dijera qué hacer, más allá de tomar conciencia y de tener como objetivo principal recuperar la paz en el territorio michoacano.

Y ahí, a un lado del antiguo Palacio de Justicia y de la Plaza de Armas, el ex vocero de las autodefensas convocó a seguir luchando por la liberación de sus 43 ex compañeros que combatieron con él en contra del crimen organizado, que llegó a dominar gran parte del estado, y que se encuentran aún presos, los cuales en total deben pagar una fianza de 120 mil pesos.

Ante ello, un periodista convocó a los presentes a que si realmente querían respaldar el movimiento mirelista, cada uno, de manera voluntaria, aportara dinero a una cuenta para reunir lo más posible para el pago de algunas fianzas. Nadie dijo no, habrá que esperar.

La pipa de la paz



Bueno, todo indica que ha quedado atrás la controversia entre los poderes del Ejecutivo y Judicial del estado en torno a determinados señalamientos negativos sobre la procuración e impartición de justicia.
Lo anterior en razón de la reunión entre los titulares de ambos poderes, el gobernador Silvano Aureoles Conejo y el magistrado presidente Marco Antonio Flores Negrete, lo cual, sin duda alguna, dio un respiro a ambos.

Cierto, a través de sendos comunicados de prensa los dos poderes sólo dieron a conocer que trabajarán en forma coordinada, con base en las leyes y con mutuo respeto a sus correspondientes ámbitos.
Entre líneas suponemos que cada Poder hará una autocrítica para establecer si realmente las áreas de procuración de justicia están cumpliendo cuando menos lo mínimo que reclama el Nuevo Sistema de Justicia Penal.

Un diagnóstico que conlleve a que las fallas sean resarcidas lo más pronto posible, para evitar señalamientos como los que en su momento le hizo el titular del Ejecutivo al Poder Judicial y que éste rechazó tajantemente.

Derivado de la reunión de ambos titulares de los dos poderes, sus áreas de presa emitieron cada cual un comunicado que con sólo leer el primer párrafo nos habla de que fumaron la pipa de la paz, como se muestra a continuación:

1- Ejecutivo:
A fin de garantizar una procuración e impartición de justicia acorde con las demandas de la sociedad michoacana y las disposiciones del Nuevo Sistema de Justicia Penal, el gobernador constitucional, Silvano Aureoles Conejo, y el presidente del Supremo Tribunal de Justicia del Estado (STJE), Marco Antonio Flores Negrete, acordaron fortalecer el trabajo conjunto entre ambos Poderes.
2- Judicial:
Durante un encuentro realizado este día (ayer) entre Marco Antonio Flores Negrete, presidente del Supremo Tribunal de Justicia y del Consejo del Poder Judicial de Michoacán, y Silvano Aureoles Conejo, gobernador del estado de Michoacán, acordaron coordinación y respeto en el ámbito de sus respectivas competencias.

Nada es lo que parece



Desfasado pero bueno, el exhorto del Congreso del Estado, impulsado por el diputado Daniel Moncada Sánchez, para que el gobierno local de Morelia “resuelva a la brevedad” las necesidades planteadas por el Cuerpo de Bomberos de la capital michoacana, porque simple y sencillamente hace muchos días que están siendo atendidas, gradualmente, pero atendidas.

Conjuro



Después de no coordinarse y de faltarse al respeto, uno más que otro, finalmente los titulares de los poderes Ejecutivo y Judicial del estado, Silvano Aureoles Conejo y Marco Antonio Flores Negrete, respectivamente, acordaron todo lo contrario.

Sobre el autor
Samuel Ponce Morales Michoacano por residencia, periodista empírico, posee dos premios estatales en crónica y en entrevista; ha sostenido charlas con la escritora Elena Poniatowska, el pintor Alfredo Zalce, el futbolista Diego Maradona, el fotógrafo cubano Alberto Korda, y el comandante sandinista Tomás Borge; ha transitado como reportero en Excelsior y El Universal, así como corresponsal de La Jornada; ha sido jefe de Información, de corresponsales y de multimedia, así como columnista de Cambio de Michoacán...
Comentarios
Columnas recientes

Uruapan, el mejor calificado

Los efectos del relevo en Cultura

La conspiración

Indagar al independiente

74 legislatura michoacana

UMSNH, las posturas…

Entre Porfirio Díaz y AMLO

La pugna en el PRI Michoacán

Yeyo, al liderazgo morenista michoacano

Morena, por todas las canicas

El misterio moronista

Y, le faltó reelegirse

El tambalear de la zona económica

Rebelión en la Costa Sierra michoacana

PARES, mujeres congresistas

Encesta Michoacán y desafía a EU

El juego por el fiscal general

Morelia, el temor con Morón

Catapulta

TEEM, tiempo, tiempo…

La lucha de Cherán en letras

La prisa de los diputados locales

PRI, más que el PRD…

Morena, los ante precandidatos

AMLO, líneas gubernamentales

UMSNH, elecciones 2018

De trompetas y Trump-Etillas

Taretan

El debate anunciado

Morena, candidato de armas

Nurio, tambores de guerra

El perverso orgullo morenista

El polémico Morelos post mortem

PT, ¿jugando con fuego?

Candidatos, renuncias y sustituciones

La Nahuatzen se incendia

Mesa de Gobernabilidad, dos puntos, dos…

UMSNH, secuelas

ZEE de LC, otro mundo

Comunidad modelo

Los candidatos pendientes…

Meade, oxígeno puro

Tras los incendiarios…

Rumbo a las campañas locales

Plurinominales, tambores de guerra

Paridad de género, una relación tortuosa…

Candidatos, el juego de la Auditoría

El ladrón que dejó de ser perredista

PRD, escupir para arriba

Salud, escupir hacia arriba

Un intento de debate senatorial

Fausto, con todo

Fausto sabe que tendrá que enfrentar una permanente guerra sucia

Lo mío no es necedad de seguir en la política: Fausto Vallejo

“No quiero saber nada del PRI”: Fausto

Maribel, focos rojos intempestivos

CNTE, ni a Zapata

Juntos hubiesen hecho historia

Gobernabilidad, independientes sin lugar

Campañas pálidas

Judicial, el otro poder…

De coaliciones y candidaturas comunes

Vuelta a la hoja del “matón”

¿El Loco Mireles?

Galimatías del PRI en Morelia

Violencia, esa percepción

Viene la guerra sucia

Cemide, sin tregua

¿Y los golpes financieros al crimen?

SPUM, el otro nepotismo

El plantón del IEM

Relevos en el gabinete, sin problemas: Gobernador

Tiripetío, carne de cañón

AMLO, cobijo al viejo PRI

Opera CJNG en Michoacán a través de franquicias

Orden en huertas de aguacate; no contra la producción sí contra del caos: Silvano

Mujeres en la política

Vandalismo partidista

Sobre los diputados chapulines

UMSNH, alerta roja

La perversión de los ex autodefensas

De polos a polos

El cinismo de Pichardo

El dilema del alcalde moreliano

En defensa del alcalde

Alfonso Martínez, arriba

El llamado del aplacado Silvano

Meade en Michoacán

PRD, hasta las de la casa

PRI, golpe al estilo castillista

Quién en la política interior

Marko, actitudes porriles

Independientes, la exclusión

Torres Piña vs García Conejo

Fausto, contracorriente

STJE, el amago sindical

La Conspiración

CNTE, las cifras que dicen más que las marchas

Un Vallejo contra Felipe Calderón

Yankel, el primero

CNTE, la lucha en redes

El Mosh

Un acuerdo incompleto

De Ostula a Paracho

El ocaso de Manuel Guillén

CNTE, métodos obsoletos

Sin vergüenza ante la Copecol

PRI en Michoacán, la lucha interna

“Si no se la comen, se la llevan…”

CNTE, bonos de qué, por qué…

El regreso de Fausto

Michoacán 2017, en finanzas el atorón

PRI, la lucha por Morelia

De Cristóbal a Godoy, pasando por Morón

PRD, la disputa por el Senado

UMSNH y el humo blanco

Morelia independiente

Congreso, reponer proceso

Las claves de la Ley de Seguridad Interior

Seguridad, hablar por hablar…

SPUM, la nomenclatura ataca

UMSNH, auditoría forense

Cabildo de Morelia, bajo la lupa

El reto del IEM, una App funcional

AMLO en tierras michoacanas

Michoacán, nadie con Meade

INE, menos recursos

Relatoría silvanista de un viaje a China

El Balsas, el otro bastión del crimen

STJE, la intromisión del Legislativo

Y nada de aquel martes…

UMSNH, la partidización

Nahuatzen, jugar con fuego

El aspirante presidencial michoacano

Represión elevada al amarillismo

PRI, por la joya de la corona

El STASPE, rehén de la CNTE

PRD, entre la limpia y la purga

Noche de Muertos, tradición y tecnología digital

Rumbo a 2018

Fiscal Anticorrupción, los sin padrinos

La gira en Estados Unidos

Universidades en crisis

El Frente, estocada a Morena y al PRI

Altozano

Protección a periodistas

De las autodefensas de Castillo a los “sicarios” de la Cocotra

¿Por qué a El Colegio de Michoacán?

El segundo hombre

Los cambios en el gabinete