Carlos Enrique Tapia
Migración México-EU
Desvaríos del autoritarismo
Miércoles 28 de Junio de 2017

A Salvador Adame Pardo, otro periodista víctima de la violencia delincuencial.

A- A A+

A) Enrique Peña Nieto desvaría. Amenaza a los espiados y después se desdice. Un tuit de uno de los periodistas de The New York Times, coautor del artículo que dejó al descubierto el espionaje del gobierno mexicano contra sus críticos, clarificó el desvarío: la Presidencia de la República le llamó para señalar que EPN no había dicho lo que había dicho.

Ya no parece increíble. Acorde con el periodista, se le dijo que EPN no “leyó sus tarjetas”. Un presidente que se enreda sin sus apuntes o el teleprompter es trágico, pues muestra que no puede pergeñar un mínimo discurso político coherente, pero también enseña lo que realmente piensa de sus críticos. El autoritarismo realmente existente.

El periodismo chayotero no puede ignorar que EPN reconoció la adquisición del software para espiar y el enojo de un mandatario que, al buscar victimizarse, pretende relativizar el espionaje que su gobierno realiza cotidianamente
El periodismo chayotero no puede ignorar que EPN reconoció la adquisición del software para espiar y el enojo de un mandatario que, al buscar victimizarse, pretende relativizar el espionaje que su gobierno realiza cotidianamente
(Foto: TAVO)

El trabalenguas refleja el enojo, el autoritarismo, a un hombre y un grupo en el poder que fueron pillados espiando a sus críticos, a quienes el gobierno mexicano desprecia. No hay mejor evidencia de que en México el autoritarismo es la vía gubernamental para negar, acallar, espiar y denostar a sus cuestionadores y una sociedad dolida.

La incomodidad presidencial es evidente. El periodismo chayotero no puede ignorar que EPN reconoció la adquisición del software para espiar y el enojo de un mandatario que, al buscar victimizarse, pretende relativizar el espionaje que su gobierno realiza cotidianamente. Tampoco que es un abuso contra las libertades en general.

B) El general Salvador Cienfuegos Zepeda, secretario de la Defensa Nacional, tiene razón al decir que corrupción e impunidad son un complejo fenómeno que daña la democracia y la economía, además de profundizar la desigualdad e incrementar la violencia; el problema, con todo respeto, es que el gobierno de Enrique Peña Nieto es principal protagonista.

Al respecto hubiese sido importante que clarificara al o los destinatarios de este discurso, pues las entrañas de la corrupción y la impunidad no están, necesariamente, en la sociedad civil, forman parte de las burocracias y estructuras de poder, son elemento esencial del autoritarismo que desvaría, es un problema de grupos incrustados en el poder político.

No solamente se le ha pillado al gobierno federal espiando a sus críticos, también han sido revelados probables actos de corrupción (OHL, Odebrecht, Pemex, Casa Blanca y una larga lista), en los que la impunidad es la principal razón de su persistencia. Las estructuras que alimentan corrupción e impunidad han sido repetidamente denunciadas, pero nada pasa.

C) “Camada de perritos simpáticos, analfabetas totales, histéricos”. Frases de Delcy Rodríguez, canciller de Venezuela, parte de los agrios intercambios de los integrantes del membrete llamado OEA en su asamblea en Cancún, organizada, a pesar de ser catalogada como “ordinaria”, para golpear a ese país. México, enviado de Estados Unidos.

Ambos países deberían avergonzarse; en México hay graves pendientes –desapariciones de estudiantes, asesinatos por doquier, periodistas asesinados y desaparecidos, fraude electoral– que no le autorizan a condenar a un país, y en el segundo, Trump es investigado por supuestos vínculos con Rusia que quizá le permitieron obtener la Presidencia.

La OEA siempre ha estado asociada a los intereses geopolíticos de Estados Unidos en América Latina y el Caribe, por lo que Venezuela, más que la situación prevaleciente en ese país, fue parte de la agenda de Cancún. El problema es que el gobierno mexicano está actuando como parte de los propósitos estadounidenses como moneda de cambio.

El argumento puede ser tachado de trivial o ideológicamente orientado, pero la historia de dicho organismo está pavimentada por el intervencionismo y el apoyo sin más a los intereses de Estados Unidos. Cuba, Chile, entre otros, lo ejemplifican. El gobierno mexicano, en aras de un supuesto TLCAN favorable, la hace bien de “perrito simpático”.

Obviedades. 1. A más de un mes de su secuestro, los restos calcinados de Salvador Adame Pardo, periodista michoacano, fueron hallados, pero prevalecen dudas sobre motivos y presuntos culpables, y se deja fuera el ejercicio periodístico entre las causas. 2. La “coalición” PRD-PAN no echará al PRI de Los Pinos, es el pago por administrar un estado quebrado y violento, y detener a AMLO. El PRD, “izquierda” que une a derechas y ultraderechas, apoyará en Morelia a Cocoa Calderón, y a nivel nacional a Ricardo Anaya o Margarita Zavala. 3. Vergonzoso que México promueva la intervención estadounidense, un golpe de Estado y a la ultraderecha envalentonada, en Venezuela, mientras el gobierno mexicano no resuelve el caso de 43 estudiantes desaparecidos, más de 100 periodistas asesinados, más de 100 mil homicidios, más de 200 mil desplazados, el fraude electoral en el Estado de México y Coahuila, entre otros. 4. Para el PRD michoacano la detención del alcalde de Jungapeo por supuestos vínculos con la delincuencia no afecta la imagen de su partido; lo mismo dijo de otro ex alcalde preso y condenado a quince años de prisión. 5. La CEPAL alerta sobre la creciente desigualdad en México: 210 mil personas poseen una cuarta parte de la riqueza nacional; lugar quince mundial con más personas que no se alimentan adecuadamente, cinco por ciento de las familias más acaudaladas concentra el 58 por ciento de la riqueza. El modelo económico actual genera esa desigualdad y los partidos políticos (PRI, PAN, PRD, PVEM y demás) no ofrecen nada diferente, sino profundizar las inequidades. 6. Como el gobernador michoacano, al celebrar la “garrotiza” propinada a los normalistas michoacanos en Aguascalientes, el presidente mexicano se sinceró al afirmar que había instruido a la PGR para procesar a quienes acusaban a su gobierno de espionaje. 7. No sorprende que PRD y PAN se unan para detener a Morena y preservar corrupción e impunidad, pero según las estadísticas, lo más que obtendrán es una cerrada elección en tercios en favor del PRI y sus trapacerías.

Sobre el autor
Antropólogo social, doctor en Historia. Colabora en Cambio de Michoacán desde 1996, con una breve interrupción en 2001-2003. Se especializa en estudios migratorios, en particular la historia y problemática actual de la migración México-Estados Unidos, Michoacán-Estados Unidos, y problemas relacionados con políticas públicas, desarrollo socioeconómico, tendencias políticas y partidistas, participación ciudadana. Por ello dedica también sus columnas a entender y analizar el rumbo social, económico, político y cultural de Michoacán y México en general, desde una perspectiva crítica y ciudadana.
Comentarios
Columnas recientes

Es el patriarcado, estúpido

Dreamers: sueño diferido

Historias interminables

Por la izquierda o la derecha

TLCAN: ¿Renegociar, modernizar o vuelta atrás

Espectáculos, negocios y narco

La vía México-Estados Unidos contra Maduro

Muerte migrante

¿Fe, esperanza y caridad?

Socavones

Murmullos y persecuciones

Migración internacional: el desfasado optimismo de la OCDE

Desvaríos del autoritarismo

Gobiernos fallidos, democracias fraudulentas

Normalizando la corrupción y el fraude

Corrupción, continuidad o alternancia

El otro Michoacán

Morelia, entre la inseguridad y el blof

México, país de feminicidas

Remesas, ¿el mantra de un desarrollo fallido?

Desaparecidos, desplazados y deportados

Abuso de poder

La era Trump: frivolidad y dureza

Pueblos indígenas: pobreza, delincuencia, inseguridad

Mentes aviesas

Neoliberalismo o populismo

Irresponsables

Mando Único, campañas electorales, modelo educativo, mujeres

Retóricas perturbadoras

Movilidad social, salarios y desigualdades

Guerra antiinmigrante

El colapso de un modelo económico y la zanahoria migrante

Patetismo gubernamental y circo mediático

El odio como política y la oscuridad como subordinación

Rise up woman

Muros, austeridades y otras nimiedades

Patéticos y vacíos

¿Confianza, unidad?

Retórica migrante y antiinmigrante

Radicales, canonjías, transparencia, guerra esquizofrénica

Pendientes

Trump, presidente

Trump, presidente

Trump, presidente

La elección del miedo

Jodiendo a México

La migración mexicana en las elecciones estadounidenses

CNTE, normalistas, rechazados

Nuestras violencias cotidianas

Corruptos ¿todos?

Propaganda o estrategia

Propaganda o estrategia

El indiscreto encanto del odio y el miedo

La pifia

El colapso neoliberal

Violencias

Pensiones

Días de encono y mentiras

Un falso debate

Periodismo crítico bajo acoso

Vivir del pasado, mentir sobre el pasado

Autodefensas

Vivir del pasado, mentir sobre el pasado

Autodefensas

Populismo e impunidad

Desgaste local, desgaste global

La respuesta autoritaria de un gobierno agotado

Los peligros para México

Narcocorridos, violencia contra las mujeres, elecciones

Guerra sucia y farsa electoral

La confrontación

Las falacias de la sustentabilidad y la adaptación al cambio climático

Trump ¿presidente?

Mujeres, CNTE, Ayotzinapa, golpismo

Barbarie y esquizofrenia

Parabienes anticipados

Un alcalde “independiente”

Apagando fuegos

¿Peligro de extinción?

Migración México-EU

Oprobiosa utopía

Credibilidad

Clientelismo y populismo

Las ausencias de Bergoglio, las indulgencias gubernamentales

Francisco en el país de las apariencias

Milagros mediáticos

Indefensión

Corrupción y cultura

Chapoaventuras

Incertidumbres

18 de diciembre

Desafíos

Migración y remesas

Cotidianeidades

Barbarie contra barbarie

Pongámonos lúdicos

Ahí viene el lobo

Educación pública: La disputa por un bien público

Desigualdades y reformas

La otra crisis

Buenos (y no tan buenos) deseos del “nuevo comienzo”

Ayotzinapa, la infamia

Congruencias e incongruencias

Refugiados, desplazados, asilados, migrantes

Reformismo o populismo

La propaganda del fracaso

San Fernando, Tamaulipas, cinco años de una masacre

Dos años

Periodismo asediado

Retos

Morelia

¿El “nuevo comienzo”?

Vapuleados

Carta abierta a Silvano Aureoles Conejo

El Apocalipsis que no fue

Carta abierta a Felipe Calderón Hinojosa

México bárbaro

Faltas e incongruencias

Corrupción, ¿problema cultural o institucional?

Viernes de furia

“Uso excesivo de la fuerza”

60 días

Necedades de izquierda y derecha

El desprecio a la ciudadanía

Arrogancia y autoritarismo

Burlar la democracia

¿Ofensiva mediática?

Descrédito o política

Gatopardismo 6

Gatopardismo electoral 4

Gatopardismo electoral 3

Gatopardismo electoral 2

Gatopardismo electoral 1

¿Esperanza, unidad, paz?

Charadas

Élites políticas

Placebos y catacumbas

Otoño de ira

Moviendo a México

Otoño mexicano

26/09/2014 ¡Vivos se los llevaron, vivos los queremos!

El discurso de odio, practicando el odio

El fin del “mexican moment”

Ayotzinapa o los jóvenes bajo sospecha

La política migratoria de EPN ¿Parteaguas?

¿La crisis perpetua?

Educación y suicidio

Una cultura de la violencia

¿Eso es todo?

Michoacán, entre el caos y la debacle financiera