Xuchitl Vázquez Pallares
Hasta siempre, Eva…
Jueves 29 de Junio de 2017
A- A A+

Eva Castañeda de Capiz partió el pasado sábado 24 del presente a reunirse con su amado compañero de vida: Efrén. Eva portaba el apellido de casada no como símbolo de “propiedad de”, sino como confirmación de que su amor era por siempre para Efrén, sus luchas e ideales. Eran uno, no puede concebirse al uno sin el otro.

Ambos desde muy jóvenes traían el ansía del conocimiento, de servir a los demás y hacer todo lo posible para que hubiera justicia en este país. Eran ambos revolucionarios en toda la extensión de la palabra.

Eva castañeda de Capiz, cofundadora de la Fundación Natalio Vázquez Pallares
Eva castañeda de Capiz, cofundadora de la Fundación Natalio Vázquez Pallares
(Foto: Especial)

Al saber de su partida, la madrugada del sábado, inmediatamente pensé se había ido con Efrén. Me dolió en el alma su partida. Eva es para mí más que una amiga. Trabajaba de secretaria de Natalio Vázquez Pallares (mi padre) cuando yo nací. Mi madre y ella llegaron a ser muy buenas amigas. La amistad y cariño que les brindaba a ambos lo heredé, y me siento profundamente agradecida y honrada por ello.

Desde pequeña mi padre me enseñó que la amistad forjada en la lucha por los mismos ideales crea lazos que muchas veces llegan a ser más fuertes que los que podríamos tener con quienes tenemos lazos de parentesco. Esta enseñanza la aprendí de manera vivencial hacia Eva y Efrén.

Eva siempre me brindó amor y apoyo incondicional, en las malas y las buenas; siempre me regalaba su sonrisa, cariño y consejo.

Me encantaba ir a su casa y platicar sobre sus múltiples aventuras en la lucha social, de cómo había conocido a Efrén, a mi papá, a mi mamá, de lo que hacían juntos, de sus anhelos y sueños.

Verla cocinar, regar sus plantas, verla siempre animosa cuando surgía un nuevo reto. Escuchar su análisis de lo que acontece en el país era siempre enriquecedor y un deleite.

Eva me dio muestras de su nobleza y amistad profunda e inalterable en varias ocasiones. Una de ellas fue cuando me apoyó y participó en el Simposium Académico que se organizó para conmemorar el XXV Aniversario Luctuoso de mi padre. Eva dio una magnífica conferencia sobre el compromiso y lucha de Natalio Vázquez Pallares para con las comunidades indígenas y el sistema de producción comunal.

Compartí con Eva alegrías y tristezas. A últimas fechas compartimos coraje y preocupación por lo que acontece en las comunidades y en el país todo.

Nunca olvidaré lo feliz que estaba cuando fuimos al notario para registrar la Fundación Natalio Vázquez Pallares, de la cual ella fue una de las fundadoras.

Recuerdo también cuando se celebró el 5 y 6 de marzo de 2011 el Consejo Nacional Indígena, al cual Eva nos registró a Natalia y a mí como asesoras de la UCEZ. ¡Cuántos sueños y anhelos compartidos!
Justamente hace casi un año, el 4 de julio de 2016, se le otorgó a Eva, la Presea Amalia Solórzano Bravo.

Al recibir la presea expresó: “Recibo este reconocimiento en nombre propio y de mi compañero de vida y lucha, Efrén Capiz Villegas. Ambos trabajamos codo a codo a favor de comuneras y comuneros. Estudiantes, maestros, comerciantes pobres e integrantes de colonias populares. México ha tenido grandes luchadores sociales. Muchos de ellos olvidados o en el anonimato, sobre todo los indígenas, quienes dieron su vida por este país, en la lucha de Independencia y posteriormente en el gran movimiento social que fue la Revolución Mexicana. Entre quienes participaron en esa lucha armada estuvieron dos de mis antepasados: mi tío Ramón Castañeda y mi padre Salvador Castañeda Guerrero, quienes no sólo vivieron esa época, sino que participaron personalmente en la mencionada lucha armada, el primero al lado del general Francisco Villa en el norte del país, y el segundo con el general Joaquín Amaro Domínguez.

“En aquel entonces el anhelo del pueblo era hacer de México un país soberano, independiente, con justicia e igualdad. Donde la educación fuera laica, gratuita y de calidad, ya que un pueblo sin educación jamás tendrá un presente y/o futuro digno y libre.

“Estos mismos anhelos están vigentes, muchos de ellos no han sido cumplidos y muchos están en franco retroceso. Prevalece la injusticia, la impunidad y la indiferencia, motivo por el cual la lucha por su defensa debe continuar sin tregua.

“Desde esta tribuna exigimos a quienes son titulares de este cometido que cumplan plenamente, ya que de lo contrario se verán cercados por el pueblo, que reclamará el cumplimiento de lo prometido y no realizado.
“Dejo en sus manos el reclamo hacia nuestros gobernantes, que cumplan con lo que hayan prometido y que no han cumplido, que lo hagan porque el pueblo es justiciero, la vida misma ha de reclamar lo que en un tiempo prometieron y no cumplieron”.

Recuerdo cómo al escuchar su discurso algunos asistentes y parte del presídium se lanzaban significativas miradas, sobre todo cuando Eva, sin miedo y mirando de frente, mencionó la nefasta actuación como gobernador de Michoacán de Agustín Arriaga Rivera, quien persiguió y reprimió todo lo que oliera a cardenismo y/o lucha por los derechos civiles y anhelos de justicia.

Esa parte de la historia de nuestro estado, la pésima administración de Arriaga ha sido “olvidada desde la oficialidad” porque una parte de ellos son resultado y beneficiarios de ese grupo de poder y/o político.
Voces como la de Eva Castañeda retumban en el corazón de la patria y le dan vida, sobre todo en estos tiempos en que los valores parecieran haber sido olvidados.

Eva conjugaba en su ser lo que la mujer revolucionaria sintetiza: ternura y fortaleza. Gran amor hacia nuestra madre tierra y la humanidad y profunda indignación frente a la impunidad e injusticia imperantes. Total entrega a las causas nobles y justas, total entrega y amor por sus hijos, por el hogar forjado.

Aún me parece ver el brillo en sus ojos dulces, siempre atentos a todo lo que sucedía. En varias ocasiones tuve el honor de hacer escritos conjuntos. Aprendíamos de ambas partes y, sobre todo, razonábamos y analizábamos sobre lo que habría que escribir.

Era precioso estar en su casa, donde se mezcla el aroma de escritos y periódicos viejos con el aroma de las flores.

Las causas de lucha que dieron no sólo Eva y Efrén, sino muchos más, están vigentes. Las comunidades indígenas están siendo acosadas por el sistema económico y político imperante, dándoles la última estocada el crimen organizado. Los territorios son víctimas de la voracidad de todo tipo, llevando a las comunidades a una desintegración social y cultural nunca antes vista. La riqueza de las comunidades en cuanto a territorio, bosques, agua, lengua y cosmovisión están en alto riesgo.

Es una gran pérdida la muerte de quienes han luchado por un país y un mundo mejor. Sin embargo, todos ellos sembraron semillas en mentes y corazones, las cuales sin duda han de germinar tarde que temprano.

Hasta siempre, Eva. La lucha sigue.
vazquezpallares@gmail.com

Sobre el autor
Comentarios
Columnas recientes

Hacer realidad los sueños…

Por fin se valorará la historia y la cultura…

¿Buen Fin…?

El agua…

Desplazados por la pobreza e injusticias…

Mictlantecuhtli cierra círculos…

Tierra mía, mi tierra…

Vencer a la desesperanza…

A 526 años…

No se olvida…

Tormentas y enseñanzas de septiembre

México tiembla…

Héroes…

Inoperancia, corrupción e impunidad…

Leer, escribir, pensar, son actos de resistencia...

Ya no es ficción

¿Para qué más armas...?

El 8 de agosto de 1879….

Crímenes sin castigo….

Urge otro tipo de desarrollo…

Sueños que se hacen realidad…

Qué mundo este…

Crónica de un triunfo anhelado…

Tenemos que seguir...

Luz y Oscuridad…

Sin cultura política…

Es cuestión de seguridad nacional…

Porque Nurío…

El amor es la única manera…

21 de mayo…

Fechas memorables…

Desde 1886 para acá…

De interés nacional es saber…

Siria سوريا Sūriya

Mina de oro…

El mejor homenaje es lograr que haya justicia…

Óscar, Natalio y Rafael…

Flores para los grandes hombres…

Aves, flor y canto…

La codicia por el oro y riquezas…

Valorar nuestras raíces ancestrales…

Hagamos historia recuperando este país…

De la luna…

En lo pequeño y en lo cotidiano…

Materia de sobrevivencia y seguridad nacional…

Para prender la luz…

Magia y esperanza…

Sonaja de plata…

Todos somos autodefensas…

Nuestra casa, México…

Dos grandes, un anhelo…

Apuesto por la resistencia y la esperanza…

Recordar el porqué y para qué…

Advertencia a la humanidad…

Hablando del paraíso…

Más allá de la muerte…

A pesar de los pasares…

19 de octubre de 1970…

De despojos e injusticias…

Hemos de aprender…

Los muros hablan…

19 de septiembre de 2017…

Oaxaca no es Miami…

Y seguimos sin hacer nada…

No es ningún secreto…

Claroscuro…

13 de agosto de 1521…

A Emiliano…

¿Dónde quedó la responsabilidad?

Transa redonda…

El volcán que no es volcán…

El 6 de julio tampoco se olvida…

Hasta siempre, Eva…

Ciudadanos trabajando por un mejor país…

Obra de luz…

Parece pesadilla…

Hombres locos…

Por amor al arte…

No se puede matar la verdad…

Día de la Madres…

Motor de la historia

El conocimiento es luz

¿No hay dinero…?

Sobre lo sucedido en Arantepacua

Aprendamos de la historia

Sin concesiones

La desnacionalización

Mujeres

Se desató el capitalismo salvaje…

Hablamos

De lunas, migrantes y mentes luminosas

Queremos que las cosas ya no sean como son

Muros…

¿De verdad creyeron que nos iban a callar?

¿Qué se debió haber hecho?

No hay sueños imposibles

País petrolero sin gasolina ni dinero

Fechas y tradiciones milenarias

Áreas protegidas

Hasta siempre, Comandante

El imperio ataca

El mal sueño ha comenzado

Unirse para lograr otro mundo

El alma de México

La palabra y el arte, armas indestructibles

Cómo quisiera que estuvieras aquí…

Política energética

Sus políticas han fallado

Cuánta falta haces José María Morelos…

En aras de intereses económicos se está devastando al país

Al grito…

Totalmente justo

Derechos no respetados…

Con la misma piedra…

Incentivar el conocimiento

¡A sembrar!

8 de agosto de 1879

México Tenochtitlan, 691 años

La violencia pone en evidencia

La lucha sigue…

6 de julio de 1988…

30 de Junio, la noche de la victoria…

El hilo conductor, el reclamo de justicia

No más antidiversidad

Tenemos que hacer valer la libertad de expresión…

A Sagrario...

La energía que mueve al mundo

Semillas de conciencia…

Anhelo que aún vive…

Sin palabras…

¿Qué traen entre manos?

Esto no puede llamarse desarrollo

Panamá Papers…

Es importante conservar la memoria histórica…

Este 26 de marzo…

Hay muchos 18 de marzo por lograr…

De raíces profundas…

“Spotlight”…

La salud es un lujo

Cada uno de nosotros podemos y debemos cambiar las cosas…

La esperanza puede hacerse realidad…

Imagina la paz…

Arcas vacías…

Con tal de tener ganancias…

Dejemos atrás las telenovelas…

Los 6 de enero

Noche de la esperanza

Desigualdad abismal…

Evitemos su extinción…

COP21…